El Ménage a trois de la investidura.

¿Qué se puede decir que ya no se haya dicho?. Lo inevitable tardará poco en suceder, y con ello las consecuencias de los lamentos para unos y el alborozo para otros.

Así es la vida, unas veces se gana y otras se pierda, aunque en el caso de los de abajo, casi siempre, la balanza se incline hacia el mismo lado; hacia el más difícil de sobrellevar. Y todo gracias al sentido patriótico de unos cuantos que han decidido cohabitar en beneficio de todos los ciudadanos. ¿Que más podemos pretender?.

Ha llegado la hora, como he dicho en otras ocasiones, que los ciudadanos tengamos más amplitud de miras, evitando pegarnos como una garrapata a los nuestros, aunque sean los peores; porque de eso se trata la lealtad y el sentido de Estado que se presupone a un buen patriota. Ha llegado el momento en que todos pleguemos velas en aras a la gobernanza de este país, que tanto necesita. Y que tanto nos desacredita ante nuestros socios europeos.

Pero, como también he dicho en otras ocasiones, no soy ni patriota, ni pretendo serlo, -si por patriota se entiende el que tiene que pasar por encima de cadáveres, de ideologías, de personas, para imponer un hegemónico orden-. Y de la misma forma que me abro ante ustedes en cuanto a mi sentido político, me creo en el derecho de abrir la podrida envoltura de quienes van a permitir un desastroso gobierno de Rajoy, bajo la careta de patriotas, sólo por el mero hecho de tener una izquierda dividida e incapaz de llegar a acuerdos, para que de una vez por todos, la balanza de la que he hablado al principio se incline hacía el lado de la prosperidad para los que clamamos justicia social y una democracia real.

Por otro lado, presiento que ese inevitable Ménage à trois entre Rajoy, Rivera y Pedro Sánchez, como he dejado caer antes, no obedece a un sentido patriótico, ni mucho menos, ya que si así fuese ¿por qué darle el gobierno a Rajoy y no a Pedro Sánchez?, ¿Por qué no dejar gobernar a la izquierda –PSOE y Unidos Podemos-?. Tal vez la respuesta esté que, entre los muchos  que apoyan a Iglesias, la mayoría, lo hagan bajo la disposición de abrir las puertas y ventanas en las instituciones, cosa que a los que han estado o están gobernando en ellas, no les debe convenir.

“presiento que ese inevitable Ménage à trois entre Rajoy, Rivera y Pedro Sánchez, (…) no obedece a un sentido patriótico, ni mucho menos, ya que si así fuese ¿por qué darle el gobierno a Rajoy y no a Pedro Sánchez?…”

Y es que el paso del tiempo se convierte en la mejor aliado para conocer a las personas: sus deseos, sus complejos, sus necesidades, sus traumas, sus ambiciones, y hasta algún que otro desliz. Tiempo que en nuestro caso ha demostrado que la corrupción ha sido una práctica permanente tanto en el PP como en el PSOE, allí donde gobiernan o han gobernado -y no les voy a citar las cifras de imputados y condenados que pueden ver en Google -; y el tercero en discordia, porque sus ansias de poder le enferman de no pillar cacho.

imágenes investidurasEn fin, aquí se trata, por si alguien no se ha dado cuenta a estas alturas de la película, no de un sentido patriótico, sino de un sentido de seguir formando camarilla entre los de siempre para sacar provecho en su propio beneficio o en el de su partido, amigos, conocidos y familiares, sino, respóndame: ¿por qué todavía no se han sentado a hablar Pedro Sánchez con Pablo Iglesias?, ¿Por qué no demuestra de una vez el Sr. Sánchez que es un Socialista de los de verdad, situado a la izquierda?. Tal vez porque alguien ya le haya marcado cual debe ser el sendero a seguir… Ese mismo que engañó a los de Suresnes en el 74 y que sigue engañando ahora bajo un disfraz de socialista de pro o pijo socialista. Así que, como sucederá lo inevitable, ojalá me equivoque, nos tocará seguir el camino que hemos seguido siempre, que no es otro que el de la lucha hasta el final, por la justicia social y la igualdad real entre las personas, entre pueblos y naciones. Tal vez  sea una utopía, pero nos mantiene ocupados y nos hace sentir que no somos lacayos de quienes ostenta el poder.

Feliciano Morales Martín
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Feliciano Morales Martín Escrito por el Ago 16 2016. Archivado bajo Feliciano Morales, Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes