NUNCA MÁS HABLAREMOS DE ESTO

0
69

 

 
Me dijiste que nunca más hablaríamos de esto.
Te contesté “por respeto sellaré mi boca, te lo prometo“, pero nunca prometí que no escribiría de ello.
Son las penas del amor las que hoy añaden una nueva arruga a tu cara. Las que te hacen perder la razón por el dolor de tu alma. Las que te oprimen el pecho, las que te quitan el aire.
Te vas a tumbarte en la hierba a la orilla del río, quieres ver las estrellas del cielo. Quieres respirar porque te falta el aliento. Quieres recordar. Quieres llorar sin que nadie te vea.
Ay… amigo mío…, cuanto te queda por sufrir…, cuanto te queda por vivir. Cuanta gente te encontrarás en el camino. Habrá quien nada más se detenga porque eres peculiar como ese zorro que llevas dentro, habrá quien se quede porque te quiere amar
No te detengas, continúa tu camino, ha sido sólo un bache. La vista férrea hasta donde te  alcanza la vista y vete allí, no pares tu moto. Siente el aire en tu cara, en tus brazos extendidos al viento, y antes de llegar grita, grita hasta que te salga todo lo que tienes dentro.
… y piensa que el zorro sucumbió al Principito.
 
A mi amigo S.M., el caballero motero, quien sus pactos de honor los sella con sangre.
 

© El gato despistado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí