LOS NOMBRES DE LA NIEBLA

0
92

Tiene la niebla nombre

De sonido quejumbroso,

Que una vez pronunciado

Se va diluyendo en su seno

Y al extinguirse el sonido

Sigue resonando lento,

Denso, untuoso,

En ese dintel que limita

A la vida y el silencio

Tiene la niebla nombre

Que al pronunciarse nos moja

Ciñe, rodea, abraza, empapa,

Se introduce en los rincones

Y los va llenando sin pausa

De presencias incorpóreas,

De palabras pronunciadas

Sin saber si son oídas,

De mundos a flor de piel,

De miradas interiores

Porque el horizonte les falta.

Tiene la niebla nombre

Que parece nombrar los sueños

Universos, fantasías, cuentos.

Que da certeza a lo incierto

Y pone en duda lo cierto

Que trae al alma el pasado

Hace al futuro inconcreto

Y al presente tan escaso

Que no dura ni el momento

Tiene la niebla nombre

Que es llamada a los muertos,

A habitar entre sus jirones,

A medrar en su vientre espeso,

A vivir mientras ella viva

Haciendo cuerpo en su cuerpo.

Y cuando el final se anuncie,

Cuando se levante el viento,

Volverse de nuevo secretos,

Refugiarse otra vez en los nichos

En los que ahora yacen sus cuerpos,

Y filtrarse, como ya hicieron,

En los rincones que evocan

Los lugares en que vivieron.

Tiene la niebla un nombre

Que solo saben invocar,

Cuando se ausenta la vista,

Y el horizonte se mueve

Al tiempo que nos movemos,

Cuando con puño etéreo llama sin que pueda oirse

Golpeando  las puertas del puerto,

Cuando la frontera del mar solo es sonido y viento,

La sirena del faro,

La campana del barco,

El retumbar entre montes

Del tañer que toca a muerto

 

 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí