ARQUÍMEDES EN LA HISTORIA DE LA CULTURA (y 9)

Genio e ingenio al servicio de las Matemáticas (5) Arquímedes en los Congresos Internacionales de Matemáticos

0
3690

 

  • El primer epitafio  científico de la historia en  la  tumba  de  Arquímedes

►«La geometría estática de Euclides se convierte en geometría cinética con Arquímedes, quien llenó la sima platónica abierta ente la razón pura y la experiencia, y, apoyándose en ésta, descubrió métodos generales para calcular las áreas y volúmenes de las figuras curvilíneas

— Francisco Vera. Breve Historia de la Geometría, Losada, Buenos Aires, 1963. cap. IV, pág. 65.

►«Entre todos los escritos de Arquímedes, EL MÉTODO es el que demuestra claramente lo que podría llamarse la modernidad del siracusano, no sólo porque justifica plenamente su calificativo de precursor del cálculo integral, sino porque es en él donde su intuición e imaginación matemáticas alcanzan el nivel más alto

— José Babini. El Método de Arquímedes. Eudeba, Buenos Aires, 1966. Contraportada.

Los hechos relatados por Plutarco, que han contribuido a mitificar la relación obtenida por Arquímedes entre la esfera y el cilindro circunscrito:

  • «La esfera y el cilindro circunscrito a ella están en la relación de 2 a 3, tanto en volumen como en superficie tota»,

fueron ratificados por Cicerón  cuando  fue a Siracusa como cuestor (magistrado con función financiera) de Sicilia. Cicerón se propuso encontrar la tumba de Arquímedes, quien siglo y medio después de su muerte era prácticamente ignorado por sus conciudadanos, lo que consiguió gracias a la identificación de la inscripción,  como describe, junto con un panegírico sobre el sabio, en sus Tusculanas V.23 [64–66]:

« [64] Siendo yo cuestor  de Sicilia, descubrí el sepulcro de Arquímedes, del que se había perdido todo rastro, ignorado por los siracusanos (que incluso negaban que existiera), rodeado de zarzas y espesos matorrales. Yo conocía ciertos versos senarios, que, según una tradición, estaban grabados sobre su sepultura, y en estos senarios se decía que en la parte superior del monumento había grabado una esfera con un cilindro. […]. [65] Un día investigando el terreno que hay alrededor de la Puerta de Agrigento, encontré una columna que no sobresalía mucho de la maleza donde estaban grabadas las figuras de una esfera y un cilindro. […].

[66]. De esta forma la más célebre de las ciudades griegas, y en cierto momento incluso la más sabia, ignoraría el sepulcro del más genial de sus ciudadanos […]. ¿Puede haber en el mundo un hombre que tenga algún comercio con las Musas, es decir, con Cultura y Ciencia que no prefiera encontrarse en lugar de este matemático que en el de aquel tirano? […] Mientras uno alimentaba su espíritu con la investigación de teoremas, disfrutando del ejercicio de su fuerza inventiva, el del otro se complacía en matanzas e injusticias».

Parece ser que «Cicerón restauró la tumba Arquímedes lo cual significo casi la única aportación de un romano a la Historia de la ciencia geométrica» [Carl. B. Boyer: Historia de la Matemática, Alianza, Madrid, 1986, pág.179].

Después de la conquista, la ciudad de Siracusa entró en una decadencia irreversible, hasta el punto de ignorar, como hemos visto en el relato de Cicerón, al más ilustre de sus personajes.

Tras el hallazgo de Cicerón, la tumba fue olvidada de nuevo, se perdió su localización y desapareció toda huella que permitiera su reubicación. Sin embargo, como recuerdo de la hazaña arqueológica de Cicerón, existe en Siracusa, cerca de Acradina un lugar que llaman «La Tumba de Arquímedes» pero la atribución tiene un valor simplemente simbólico.

No obstante, hace unos años un estudioso de Siracusa anuncio, que según el relato de Cicerón, estaba seguro de haber encontrado la verdadera tumba de Arquímedes, incluso ofreció un informe del presunto descubrimiento en un opúsculo titulado precisamente «La tumba de Arquímedes». El evento suscitó en su momento cierta polémica con trascendencia en la prensa, pero quizá al no ser demasiado fiable, el tema ha vuelto a perder interés.

La inscripción geométrica en la tumba de Arquímedes constituye el primer epitafio científico en la Historia de la Cultura.

 

Arquímedes en los Congresos Internacionales de Matemáticos

Como se sabe la Medalla Fields es el premio de mayor prestigio en el ámbito de la matemática; suele decirse que la medalla Fields es el equivalente al premio Nobel de la matemática. Es un galardón destinado a los trabajos de matemáticas de calidad excepcional. Cada cuatro años la Unión Matemática Internacional  concede dos o más medallas, en los congresos internacionales de matemáticos, a investigadores de menos de cuarenta años.

La medalla Fields debe su origen a la celebración del  VII Congreso Internacional de Matemáticos (ICM) en Toronto en 1924, donde John Charles Fields propuso la creación de un premio internacional que se concediera coincidiendo con la celebración de los ICM. La propuesta fue aprobada por el ICM de 1932 celebrado en Zurich y los premios se concedieron por primera vez en el ICM de 1936 celebrado en Oslo.

Pues bien, Arquímedes es un protagonista destacado de los Congresos Internacionales de Matemáticos porque tanto la efigie del sabio como el anagrama consignado en su tumba con el primer epitafio científico de la historia de la ciencia aparecen en la medalla Fields que se entrega en estos congresos.

Arquímedes en las Medallas Fields

de los Congresos Internacionales de Matemáticos

Anverso y reverso de las Medallas Fields.

En el anverso de las Medallas Fields aparece la imagen de Arquímedes y la inscripción:

TRANSIRE SUUM PECTUS MUNDOQUE POTIRI.

Supérate a ti mismo y comprenderás el mundo.

En el reverso aparece la inscripción:

CONGREGATI EX TOTO ORBE MATHEMATICI OB SCRIPTA INSIGNIA TRIBUTERE.

Congregados matemáticos de todo el mundo, la dedican por sus insignes escritos.

Las inscripciones se deben al profesor G. Norwood de la Universidad de Toronto.

La medalla muestra también en su reverso, bajo unas hojas de laurel, la legendaria inscripción una esfera inscrita en un cilindro, dibujo que según Cicerón estaba grabado en la tumba de Arquímedes.

Las medallas fueron diseñadas por el escultor canadiense Dr. Robert Tait McKenzie, quien escribió en referencia a su concepción:

► «Siento una cierta complacencia en haber dado al mundo matemático una versión de Arquímedes que no aparece decrépito, calvo y miope, sino que tiene la buena presencia y el porte seguro del hombre que desafió el poder de Roma».

En el Congreso Internacional de matemáticos, celebrado en Madrid en agosto de 2006, Arquímedes fue, además, un protagonista estelar, porque la ocasión histórica lo merecía, a través de una nueva e impresionante edición crítica, en idioma castellano, de algunas de las obras del sabio siracusano (los dos libros de Sobre la Esfera y el Cilindro, Sobre la Medida del Círculo y Sobre la Cuadratura de la Parábola) presentes en ciertos manuscritos griegos de la Biblioteca del Monasterio de El Escorial, emprendida por la Real Sociedad Matemática Española, el propio International Congress of Mathematicians (ICM-06) y el Patrimonio Nacional.

La edición ha incluido una reproducción facsímile de los manuscritos griegos conservados en el Monasterio de El Escorial, y una traducción al castellano anotada y comentada. Un ejemplar de esta edición especial fue el regalo institucional de protocolo que la Organización del Congreso Mundial entregó a los conferenciantes plenarios e invitados del evento.

Junto a la cualidad para evocar la obra de Arquímedes en su contexto científico y cultural, esta edición tiene la capacidad de ser asequible al lector actual con interés en aprender directamente de los clásicos, conservando todo su sentido histórico. Y ello sin requerir los conocimientos imprescindibles de historia de las matemáticas para asimilar la dimensión histórica de la obra, ni los suficientes rudimentos de griego que permitan leerla en la lengua original de Arquímedes. El segundo tomo, con una edición crítica, intenta paliar una u otra circunstancia. Consta de dos partes: unos estudios preliminares y la traducción anotada.

ARQUÍMEDES  EN EL CONGRESO INTERNACIONAL

DE MATEMÁTICOS (ICM06) MADRID 2006

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí