TRAZOS Y SEGMENTOS: ¿QUÉ ES LO MÁS CONVENIENTE? DEPENDE

2
4880

 

 

Depende, por supuesto, depende de qué cosa estemos preguntando, en qué contexto y a qué nos estemos refiriendo con respecto a esa cosa.

Si nos referimos a la salud física y, por ende, mental…,in corpore sano mens sana, pues está muy claro que aquel antiguo consejo de serenidad, tranquilidad y buenos alimentos, es lo más conveniente; o ¿depende?

Si nos referimos a la vida social, por ende, al mayor o menor grado de solitud o soledad que cada uno tenga en su vida, lo más conveniente es mantenerse en un término medio; es decir, relacionarse con los demás e interactuar con ellos en la medida en que esto no suponga una molesta pérdida de independencia o libertad y además nos enriquezca en cuanto a emociones y pensamientos positivos; o ¿depende?

Si nos referimos a la familia, pues lo más conveniente es proteger los lazos de amor y armonía aun renunciando a cotas de libertad e independencia; o ¿depende?

En fin, lo de más arriba no es más que una introducción para entrar en materia y seguir haciéndonos preguntas, que a la postre es mi deporte favorito y creo que el de todos vosotros, que acostumbráis a leer todos los días; porque ¿qué es leer, sino pensar mientras se lee? Y ¿qué es pensar, sino hacerse preguntas? Mis preguntas son muy sencillas y seguro que os las habéis hecho más de una vez, ahí van:

OS PIDO, POR FAVOR, QUE CONTESTÉIS A ESTAS PREGUNTAS SEÑALANDO COMO RESPUESTA: SÍ, NO, DEPENDE.

¡ A jugarrr… ¡

1.- ¿Debe un ser humano someterse a lo que el resto de seres humanos en su mayoría crean e impongan como correcto, aunque ese ser humano no considere que lo sea?

2.- ¿Debe un ser humano cambiar su libertad por bienestar material?

3.- ¿Debe un ser humano mirar hacia otro lado cuando miles de otros seres humanos están siendo masacrados, porque cree que no puede hacer nada?

4.- ¿Debe un ser humano atender antes a las necesidades de sus compatriotas o a las necesidades de otros que no lo son, siendo estas necesidades las mismas?

5.- ¿Debe un ser humano enfrentarse o combatir al poder establecido cuando dicho poder es despótico y tirano?

6.- ¿Debe un ser humano acoger, a los ladrones que llegan a robar a su casa, con paz y agasajo?

7.- ¿Debe un ser humano consentir que la paz de su mundo se vea amenazada por la irresponsabilidad de sus gobernantes?

Pues resulta que, aunque esas preguntas nos parezcan de respuesta evidente, esa evidencia sólo responde a nuestro sesgo ideológico, ético y moral.

Por ejemplo, habría quien, por raro que parezca, a la sexta pregunta respondería que si agasajas a los ladrones, como aquel monje budista hizo con el ladrón que robó sus pocas pertenencias, al final esos ladrones se volverán empáticos hacia sus victimas y les harán el menor perjuicio posible.

De otro lado, con respecto a la cuarta pregunta, habrá quién responda que no importa la procedencia del necesitado y que lo justo es atender a todos por igual; incluso citarán el evangelio diciendo: “Haz bien y no mires a quién?

En cuanto a la séptima pregunta, habrá quien diga que la única paz a defender es la que nos propiciamos a nosotros mismos y, por ende, a aquellos que nos rodean.

Asimismo, en relación a la primera pregunta, habrá quien diga que lo que piense e imponga la mayoría es democráticamente lo que hay que aceptar, aunque no sea lo que consideramos correcto.

A la tercera pregunta, habrá quién responda que, se mire hacia donde se mire, lo que es inevitable lo es y nada, desde la impotencia, se puede hacer.

La segunda pregunta es la típica pregunta que, dependiendo de la personalidad más o menos libre y libertaria de cada uno, se responda con un sí o un no rotundos y también con un “depende”.

Para terminar de responder nos queda la quinta pregunta. En este caso habrá quien diga que la vida humana es sagrada y no debe arriesgarse la propia, ni la ajena, en la defensa de la libertad y la justicia, sino que lo conveniente es esperar a que las cosas cambien de manera pacífica y por su propio peso; aquello de fluir como taoístas…

Bueno seguro que la mayoría de vosotros, habéis dudado al menos de una de vuestras rotundas respuestas al tomar en consideración los puntos de vista que más arriba se exponen.

Os diré que es un test de “personalidad” que mide el grado de radicalidad en los distintos sesgos ideológico/morales de los individuos.

Quienes no han estado de acuerdo con ninguna de las respuestas que más arriba se señalan como repuestas poco frecuentes, suelen ser personas muy convencidas de su ideología que no admiten otros puntos de vista…; pero bueno, eso no se puede tachar de correcto o incorrecto. Al final lo único verdadero es que no hay verdades absolutas cuando de opiniones se trata; porque todo depende…

También os diré que esas preguntas y la conclusión de este artículo corresponden a un trabajo libre (de campo) de mi autoría, que en una clase de filosofía, en la asignatura de Filosofía Moral y Política, nos propuso hacer el profesor, en relación al relativismo moral.

Mi trabajo concluía así:

La moral es a lo relativo como la suma de dos números naturales es a lo verdadero; aún así, desde mi sesgo moral, hay una regla inquebrantable: “no hagas a otro aquello que no te gustaría que te hicieran”.

Es una bonita canción esa de Jarabe de Palo, que me ayudó a escribir este artículo: “Depende”, todo depende…

 

2 COMENTARIOS

  1. En mi caso, teniendo en cuenta que soy gallego, mi respuesta a todas las preguntas es: depende. Pero, en todo caso, y tú ¿por qué lo preguntas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí