ELLA: UN LENGUAJE EN SI MISMO

0

 

Un microbio de proporciones áureas;
el batir de alas de un
colibrí, desencadenante
cíclico de mis tempestades
favoritas.

El encuentro de la búsqueda.

Un mapache intentando comer
gelatina.
Mi adorada
rosa de cuatro
espinas.

Muelle y vela,
ancla y timón,
pistón y escotilla.

Refugio, compañera de baile y puesta de sol.

Prisma de mi mismísima existencia,
agua de mi agua,
grafito y más grafito,
mucho más grafito…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here