INTANGIBLE

 

Imagen de roby0059 en Pixabay

No puedo en la traición
ser necesario,
o en el desinterés buscar consuelo;
curva de luz tangible
que deroga
la alegre castidad
de mi silencio.

Amo lo que no toco;
toco lo que no veo;
vivo de los prodigios
que regalan los necios.

Un lugar en la secta
para estar
con tus huesos.

Artículo anteriorCONTRA EL FATALISMO, LIBERTAD.
Artículo siguiente¿CRISIS Y UTOPIAS? – Video
Madrid, 4 de agosto de 1968. Madrileño de 4ª generación. Compagina su labor literaria, con la escultura y la pintura. Deportista y amante de la naturaleza, aprovecha cualquier excusa para huir de su Madrid e ir a cualquier sitio “con un poco de verde”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here