TRAZOS Y SEGMENTOS: FLOR DE LIS…

0
25415

 

¿Es sólo un símbolo heráldico la Flor de Lis? ¿De dónde procede? ¿Qué significa? ¿Qué esconde?...

Son muchas las preguntas, tantas como respuestas. Para comenzar a estimular la curiosidad, decir que quizás sea un símbolo más arcaico que la propia historia conocida. Se la utilizaba en el antiguo Egipto como símbolo de realeza, su significado principal respondía a concentrar todos los poderes en una sola figura; la del faraón o la de la reina de Egipto. Los tres poderes: legislar, gobernar y juzgar; simbolizados por los tres pétalos de la flor.

Otro significado menos político y mucho más relevante o trascendente lo encontramos en su simbología de: vida, muerte y resurrección. Los difuntos en el antiguo Egipto eran enterrados con un lirio o Flor de Lis, que representaba la vida eterna en un continuo renacimiento.

Lirio sagrado de tres pétalos, triada que todo lo contiene, porque todo lo origina eternamente. El Padre, El Hijo y el Espíritu Santo. El cuerpo, el espíritu y la mente. La Madre, el Padre y el Hijo: Isis, Osiris y Horus; mucho después, María, Jesús y Dios Padre.

Dando un salto de la Edad Antigua a la Edad Media y el renacimiento, decir que: tanto en algunas dinastías de la realeza europea, como en el papado de la Iglesia de Roma, la Flor de Lis siguió teniendo su lugar como símbolo de poder.

Los Caballeros Templarios honraban a María Magdalena; la discípula preferida de Jesús, El Cristo; para ellos Magdalena estaba representada por la Flor de Lis. Algunas logias ocultistas del siglo XIX (probablemente herederas del viejo Temple) la consideraban una especie de talismán sagrado; una iniciación para el neófito.

En la portada de un libro de filosofía que trataba sobre la, tan conocida, Triada Hegeliana: tesis, antítesis, síntesis; curiosamente, aparecía dibujada una Flor de Lis.

Cómo no va a ser sagrada una flor que abre sus pétalos a la luz y los cierra a la oscuridad. Cómo va a carecer de significación una obra de la naturaleza que muere para después renacer del mismo bulbo.

Las imágenes de la Virgen María suelen llevar esta flor en su mano, como señal de pureza. La figura de Jesucristo es adornada a sus pies con lirios, en las procesiones católicas españolas, cuando va caminando al calvario, cargando la cruz.

El color violeta del lirio silvestre simboliza sabiduría; esa que emana de la comprensión de la gran obra, tras haber caminado desde la iniciación hasta la maestría.

No existe una flor con más simbolismo que la Flor de Lis. Escondida en el primer arcano del Tarot, en aquellas barajas que se precian de contener el verdadero simbolismo oculto.

La humildad de la flor que resalta el poeta diciendo: Mira ese lirio que pisas y a cambio deja su fragancia en tu pie…

La Flor de Lis, heráldica sagrada de todos los escudos de las casas nobles.

La Flor de Lis como mandala recurrente sobre el que el universo responde de su centro.

La Flor de Lis, símbolo en diversas culturas: la egipcia, la de la antigua Grecia, la europea, la india y la centroamericana.

Pero, curiosamente en la Francia del XVIII, la Flor de Lis era la marca que las esposas adulteras llevaban tatuada sobre su hombro izquierdo como castigo por su falta de lealtad. A veces estas mujeres eran primero tatuadas y después ejecutadas.

¡Cuántas lecturas de una sola flor, cuántos símbolos, cuántas historias y cuántos tratados se podrían escribir sobre ella!

Siempre me impresionó la belleza de un lirio silvestre. Es, junto a las margaritas y las amapolas, la flor más bella de las dehesas en primavera. ¡Qué Arco Iris componen esas flores nacidas de la mano del verdadero Jardinero!

Se me ocurre otra trilogía para esta flor; la imagino como símbolo del corazón, la razón y la acción.

El Templo de la sabiduría está flanqueado por dos columnas cuyos capiteles se cosen en la base de un triángulo equilátero. El frontal de este templo tiene grabados tres símbolos: Una Flor de Lis, un sol radiante y un corazón. El corazón está en el centro de la Flor de Lis y el Sol sale del pétalo superior. figura una inscripción en cada pétalo de la flor con tres nombres: Isis, Iris, María; la Trinidad sagrada femenina.

¿Quién dice que la verdad está oculta?; nada más lejos de la verdad. La Trinidad es visible con Iris; está descrita en el libro que porta Isis; María sostiene el lirio en su mano…

Ahora sólo falta componer la historia en el tiempo, con ese caer sagrado del grano de arena que pasa por el diminuto túnel, naciendo y muriendo, dando la vuelta al reloj para gloria de la eternidad.

Flor de Lis, la que lleva una virgen en su mano y una adultera tatuada en su hombro. ¿Qué eres Flor de Lis: la humilde reina de un manto de flores silvestres; el bordado de un heráldico escudo; el símbolo faraónico, real o papal del poder absoluto; la representación de lo imperecedero del alma…?

NO SÉ QUÉ ERES, FLOR DE LIS; PERO MI IMAGINACIÓN ME DICE QUE REPRESENTAS ALGO VERDADERO, QUE SIENDO UNO SE COMPONE DE TRES…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí