LAS DILIGENCIAS

0

La diligencia: forma de viaje rápida, eficiente, peligrosa y miserable.

The Deadwood Coach, 1889 . Fotografía de John C. Grabill

Entre 1789 y 1860, la población de los Estados Unidos creció de aproximadamente de 4 millones de personas a más de 31 millones. Su territorio se extendió hacia el Medio Oeste en 1787 a través de la Ordenanza del Noroeste, por el río Mississippi y al oeste hasta las Montañas Rocosas después de la Compra de Luisiana en 1803.

Hasta finales de la década de 1840, la emigración estadounidense a California fue un simple goteo, pero dos eventos en 1848 abrieron las compuertas:

A principios de febrero, el Tratado de Guadalupe Hidalgo puso fin oficialmente a la guerra entre México y Estados Unidos, cediendo más de la mitad del antiguo territorio de México a Estados Unidos. Esto incluyó lo que ahora es todo el suroeste desde Texas hasta California, y también partes de Wyoming y Colorado.

Aunque la gente en ese momento no lo sabía, apenas una semana antes de la firma del tratado, James Marshall, mientras construía un aserradero para el capitán John Sutter en Coloma, California, vio oro en el agua cerca del molino. Ese agosto, su descubrimiento se convirtió en los titulares de los periódicos del este, y la fiebre del oro estaba en marcha.

La población de California se disparó, al igual que la necesidad de conectar a esta población con el resto del país, a través del correo de EE. UU.

Ruta por Panamá

El primer correo de los Estados Unidos viajó a California en barco de vapor, a través del istmo de Panamá, en 1848. Las rutas marítimas a través de Panamá siguieron siendo un vínculo vital en el sistema de correo de la nación hasta la finalización del ferrocarril transcontinental en 1869.

En la década de 1850, el Congreso autorizó cuatro rutas de correo que unían a los nuevos colonos de California con el resto de la nación por tierra, no porque aportaran beneficios económicos, sino porque ayudaron a construir y unir una nación. Los contratistas de correo y los transportistas fueron pioneros en encontrar o crear las mejores rutas de viaje y construir estaciones de suministro que luego facilitaron el camino para los emigrantes que se dirigían al oeste.

Ruta central: de Salt Lake City a Sacramento. Woodward y Chorpenning acordaron salir de cada extremo de la ruta una vez al mes y completar el viaje en 30 días. Chorpenning comenzó al este de California el 3 de mayo de 1851 y llegó a Salt Lake City el mes siguiente sin demasiados problemas. Sin embargo, Woodward no tuvo tanta suerte, fue perseguido por los indios. Solo la rapidez de su caballo lo salvó.

Ruta de George Chorpenning desde Salt Lake City a California

El clima también representaba un gran peligro. Tres transportistas en dirección este lograron atravesar la nieve profunda en las montañas ese invierno, pero tardaron dos meses llegar a Salt Lake City. Llegaron a pie; sobrevivieron comiéndose sus propias mulas, que se habían congelado hasta morir en las ventiscas.

Desconcertado por las sierras nevadas, Chorpenning redirigió el correo para evitar las montañas. Desde San Francisco, envió el correo al sur en un barco de vapor a San Pedro, cerca de Los Ángeles, y luego por tierra a Salt Lake City a través del Mormon Trail, hasta julio de 1854.

Chorpenning contrató a John A. “Snowshoe” Thompson, noruego y leyenda local por transportar correo a través de fuertes nevadas con esquís de fondo, en ese momento llamados «raquetas de nieve», para entregarlo. En diciembre de 1858, Chorpenning entregó el segundo mensaje anual del presidente James Buchanan al Congreso a la costa oeste en un tiempo récord. Lo hicieron en 17 días. Al menos un historiador cree que el concepto del Pony Express puede haber surgido de aquella carrera rápida.

Ruta de St. Louis y Memphis a San Francisco, septiembre de 1858 a marzo de 1861

En 1857, el Congreso autorizó la contratación del transporte y del correo desde algún lugar del río Mississippi (a elección del contratista) a San Francisco. Debía transportarse utilizando «buenos coches de cuatro caballos o carros de resorte, adecuados para el transporte de pasajeros».

Aunque la Guerra Civil interrumpió el servicio en el sur, el transporte a California continuó tanto en diligencia como en barco de vapor, hasta la finalización del ferrocarril transcontinental en 1869.

Las rutas a California se establecieron principalmente sobre objetivos nacionales: «la extensión del comercio, la expansión de la población y el desarrollo de los diversos recursos del país.

También en 1857 se abrió la Ruta San Antonio a San Diego, otra arteria hacia el oeste. El primer correo salió de San Antonio el 9 de julio de 1857 y tardó en llegar 38 días. Las mulas escaseaban. Los indios habían atacado uno de los carromatos de Woods, llevándose 2, por lo que pidió prestadas 36 al oficial al mando en Fort Davis, que luego se convirtió en un enemigo permanente cuando no devolvió todas, como había prometido.

San Antonio a San Diego, junio de 1857 a septiembre de 1858

Para desalentar los ataques de los indios viajaban en grandes grupos. A veces, los vehículos y las existencias se podían cambiar de una estación a otra, otras veces no. En raras ocasiones, los carros eran tirados por caballos y viajaban a buena velocidad. Más a menudo, las mulas hacían el trabajo. A veces, los pasajeros tenían que caminar para aliviar el exceso de trabajo de los animales. Durante el viaje de Phocion Way, en un momento dado, los pasajeros no solo tuvieron que caminar, sino que también tuvieron que ayudar a empujar la diligencia por una montaña.

¿Cuál fue la fecha del último servicio conocido de diligencias comerciales ( no turísticas ) regulares  en los EE. UU.?

La llegada de los ferrocarriles marcó el final de la era de las diligencias en Texas. Las líneas  continuaron operando desde los extremos de los ferrocarriles hasta las áreas fronterizas a las que aún no llegaba y continuaron prestando servicios en las áreas rurales.

Uno de las grandes compañías de Texas, C. Bain and Company, operó desde principios de 1876 hasta la década de 1880 con una ruta de San Antonio a Fort Concho, conectando con otra línea desde Ben Ficklin a El Paso y Mesilla, Nuevo México. También operó entre San Antonio y Laredo. Sin embargo, todos los operadores  se dieron cuenta de que los ferrocarriles les dejarían fuera del negocio.

A principios de la década de 1880, la era de las diligencias prácticamente había terminado, aunque hubo algo de servicio en las áreas rurales después de 1900. Sin embargo, este no fue el final de la diligencia, ya que continuó utilizándose en áreas sin  ferrocarril durante varias décadas más. Al final, fue en realidad la introducción del automóvil lo que enterró a diligencias a principios del siglo XX.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here