SPAIN IS DIFFERENT

0
110

España es diferente. Si, ya se, esto es una frase de promoción comercial del país creada por el franquismo, pero que desgraciadamente refleja, retrata, plasma con asombrosa fidelidad, una realidad ancestral que parece que últimamente está exacerbada.

Yo veo con cierta perplejidad añorante, y supongo que cualquier español con sentido crítico, como en los países del mundo, más allá de nuestras fronteras, la gente se pelea con la misma bandera. Es verdad que esto puede crear una cierta confusión a la hora de darse mamporros, o pegarse tiros, pero todo sea por el bien del país. En España no.

Para que en este país nuestro podamos pegarnos con soltura, lo primero es hacernos con una bandera, un himno y, si es menester, hasta con una historia nueva. Una vez convenientemente equipados el siguiente paso es reivindicar lo nuestro, y considerar intolerable lo de los otros, aunque sea lo legal. Es conveniente que quede claro que no hay razón posible más que la nuestra, y que los otros, los fachas, los rojos, los españoles, los vascos, los catalanes, los monárquicos o los republicanos, no son más que unos usurpadores de nuestra razón, que no puede por más que ser la razón última de todos.

Estoy harto, hasta los mismísimos, de que ciertos personajillos vengan a recontarme la historia. Estoy harto, hasta los mismísimos de revisiones históricas desde la ética actual. Estoy harto, hasta los mismísimos, de que haya personas que se ofenden por ver una manifestación una bandera ilegal mientras ellos lucen con orgullo no disimulado otra tan ilegal como la que les ofende. Estoy harto, hasta los mismísimos, de escuchar tras unas elecciones como el fin último de las mismas es denigrar y “dejar fuera de la instituciones” a los representantes de la mitad de los votantes. Estoy harto, hasta los mismísimos, de que me mientan, de que me etiqueten, de que me escamoteen el pensamiento positivo y me ninguneen por no pertenecer a ninguna razón última y definitiva.

Lo aviso, estoy en un tris de hacerme una bandera, componer un himno y lanzarme a la calle convertido en un nacionalista patrio renunciando a mi proverbial nacionalismo galáctico. No hay nada más español que la falta de respeto hacia los demás y la falta de educación. No hay nada más español, que estar contra el resto de los españoles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí