SOBRE LA SIMETRÍA

0
20

 

“Ignoro por completo la razón que nos mueve, que nos empuja a consumir simetría constantemente. Mi madre, por ejemplo, miente para ser simétrica –piensa que de esa manera, la muerte llegará más tarde y con una banda sonora bonita-.

Ella es un clásico que intento imitar para, por lo menos, conseguir un plus a la hora de embalsamar las estalagmíticas ideas que tengo sobre el aire de las ciudades y los retretes que no son blancos –que no son si no una proyección de una sexualidad claramente asimétrica-.

Sin embargo, no puedo admitir bajo ningún concepto que yo, individuo creado por la unión de un par, pueda ser una imagen sin semejanza que no encaje con el puzzle de cuarenta y seis oportunidades que ofrece el sindicato de los genes…”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí