SÍ A LA ASIGNATURA DE FILOSOFÍA

0

Parece ser que la Filosofía va a desaparecer en la educación obligatoria, a pesar de que durante 2.500 años ha sido la disciplina educativa por excelencia.

Desaparece como optativa de 4º de la ESO. La educación sin esta asignatura es una manera de anular la capacidad de pensar. Se desvanece la investigación de la naturaleza y estructura de la realidad en todas sus diversas formas, la disciplina intelectual más fundamental, porque reflexiona sobre la naturaleza y los fundamentos de todas las demás disciplinas.

Es primordial adquirir, no solo una variedad de cuestiones epistemológicas, morales, estéticas y sociopolíticas de trabajos filosóficos pasados ​​y contemporáneos, sino también los medios conceptuales para identificar qué hace que una pregunta sea filosófica, y no psicológica, científica, histórica o sociológica.

Los estudiantes deberían desarrollar las habilidades esenciales para la lectura crítica de textos filosóficos o de otra naturaleza: aprender a extraer y reconstruir una tesis o un argumento de apoyo a partir de un texto dado, además de desarrollar la habilidad de interactuar de manera constructiva con un autor; es decir, perfeccionar la capacidad de acceder conceptualmente a otro punto de vista, para identificar y apreciar por qué se adopta una determinada posición, aunque puedan plantearse más preguntas de las que responden. También, ser capaces de expresar ideas abstractas.

Todos deberíamos entrar en mundos culturales distintos a los nuestros, ejercer una comunicación clara y efectiva.

¿Qué puede enseñarnos Sócrates sobre las políticas de identidad? ¿Qué pensaría Carl Jung de la «conspiritualidad»?

Un viaje de comprensión de las ideas filosóficas clave y los argumentos que subyacen de una manera crítica y no dogmática, ayudan a ver por qué siempre hay dos lados en cada argumento.

Todos nadamos en el mundo de las ideas y filosofías, a menudo sin darnos cuenta de que las creencias inconscientes que sostenemos, fueron una vez inventadas y presentadas por un filósofo que ya no está entre los vivos.

La historia de las ideas puede ayudarnos a articular y examinar nuestros propios prejuicios, considerar el contenido, las fortalezas y debilidades de múltiples posiciones, y sopesar visiones alternativas.

La filosofía no se trata solo de un análisis seco. También trata sobre cómo vivir.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here