UN PSOE CON RUMBO AL A DERECHA

0
116

Dicen que si pierdas la formas pierdes la razón, pero como toda afirmación que pretende ser absoluta admite matices. Desde luego que bajo ningún punto de vista es admisible el insulto, pero, a veces, no queda otra alternativa que utilizar un adjetivo que describa a la persona que lleva a cabo una acción o representa una conducta del todo inaceptable y en ocasiones más, como es el caso del lamentable espectáculo que esta dando dentro del PSOE.

He querido dejar pasar estos días desde la dimisión de Pedro Sánchez, con el objeto de templar mi opinión de lo que considero un tomadura de pelo a los ciudadanos en general, y en particular a los simpatizantes, votantes y militantes del PSOE, aunque a estos últimos prefiero dejarlos al margen porque como dice el refranero español: “quien tiene cama y duerme en el suelo no hay que tenerle duelo”, lo que en otras palabras viene a significar que, quien admite el posicionamiento que está adoptando este partido con su apoyo a la investidura de Rajoy, ocasionando la dimisión de su Secretario General, y no pide automáticamente la baja como afiliado, limitándose únicamente al lamento, es que no es un socialista de verdad, sino, al igual que Felipe González, un burgués acomodado al que le importa más bien poco la clase menos favorecida integrada en las siglas de su partido,  los obreros, a quienes Rajoy y su partido se han encargado de pisotear atentando contra su dignidad y modo de vida, eliminando muchos de los derechos sociales por los que algunos socialistas de verdad dieron su sangre y su  vida.

Si Pablo Iglesias, me refiero al padre del PSOE, levantase la cabeza, seguro que encabezaría una revolución contra los traidores que hay dentro de su partido,   capitaneados todos ellos por aquel, que actuando bajo las riendas del poder económico ha convertido el socialismo en este país en una pantomima cuyos actores desprenden el mismo olor que la rancia derecha. Me refiero a ese Felipe y otros históricos del partido,  cuyos logros no son más que una traición a quienes hemos luchado desde el inicio de esta farsa amparada por la Constitución de 1978, por la justicia social y la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, pero sobre todo por la dignidad y el bienestar de los trabajadores.

“No es no”, gritaban el día en que este amigo del fascismo y su amiga Susana Diaz, moviendo los hilos dentro del partido se han cargado a quien por cumplir con su palabra se negaba a la investidura de un presidente que por sus logros ha merecido el calificativo de “don Tancredo”, no por agarrar el toro por los cuernos, nada más lejos de su actitud cobarde, sino por su comportamiento como un monigote a las órdenes de una vieja Europa que sólo protege a los ricos desalmados que han convertido a los trabajadores en peones de un ajedrez, tras los que se esconden unos reyes de papel couché y unos gobiernos en alternancia que han llevado a España a lo que es hoy, un país dividido y empobrecido.. pero sobre todo sin dignidad y con menos soberanía. Un país saqueado y humillado.

foto manifestación sede PSOE
Manifestaciones a la puerta de la Sede del PSOE en Ferraz. MADRID.

“No es no”, gritaban el día en que este amigo del fascismo y su amiga Susana Diaz, moviendo los hilos dentro del partido se han cargado a quien por cumplir con su palabra se negaba a la investidura de un presidente que por sus logros ha merecido el calificativo de “don Tancredo”, no por agarrar el toro por los cuernos, nada más lejos de su actitud cobarde

No soy amigo de Pedro Sánchez, ni tampoco enemigo, nunca me ha gustado ni su porte ni su pose de niño guapo con mochila a la espalda, que vino a refundar un nuevo partido socialista ante la vergüenza de su caída frente a una izquierda, en estos momentos la única, representada por Unidos Podemos, a cuyos votantes, más de cinco millones,  ha despreciado e ignorado desde el momento en que  le ofrecieron a formar gobierno tras las elecciones del 20D, y que ha seguido despreciando tras las del pasado 26J; aunque he de reconocer que, aún haciéndolo mal y no siendo santo de mi devoción, ha demostrado la coherencia que otros, la llamada corriente crítica, entre los que se encuentran los históricos del partido, no han demostrado, porque siguen  siendo la fuerza motriz de las puertas giratorias, la corrupción, y el enriquecimiento cada vez mayor, de los más ricos.

“No es no”, aunque para los que están acostumbrados a sacar tajada de la política, ya sabemos que no les es difícil dar la vuelta a la chaqueta amparados en un patriotismo que lejos de salvar al país de la situación en la que se encuentra, lo único que persiguen es que aquellos peones a los que antes me he referido antes caigan frente al despotismo del dinero… y que, por ello, no merecen otro nombre mas que el chaqueteros traidores.

En definitiva, sin remedio el PSOE ha iniciado de nuevo un nuevo rumbo, en este caso  hacia la derecha más radical que ha existido en España, salvo en los tiempo de Fuerza Nueva, y otros movimientos neo-fascistas, con repetición de políticas que auguran una nueva recesión económica que algunos califican como una nueva crisis económica, donde siempre perdemos los mismos, los de abajo, un pueblo que de soberano no le queda nada más que un derecho al voto limitado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí