PRELUDIO

1
85

Tú y ella 

se hace vacío en las palabras.

 

Sólo el sonido escucha

el envestir de dos cuerpos

que orbitan equidistantes,

al unísono,

 

pidiendo al espacio

girar en el mismo instante.

 

Suplicando al tiempo

que no entre

por la puerta

                              donde todavía no viven.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí