¿POR QUÉ EMIGRAR?

Yo no he emigrado, pero algunos compañeros del máster sí lo han hecho, concretamente a Alemania, Brasil y Holanda. Mis padres marcharon, al igual que mis abuelos, todos a Alemania, pero mientras que mis padres llegaron a un país moderno, el de los años 70, la generación anterior se encontró, a principios de los 50, con los restos de los desastres de la Segunda Guerra Mundial.

Emigración gallega a América, siglo XIX

Sólo uno de mis bisabuelos emigró. Primero a la Cuba anterior a Castro y después a Florida. Decía que era una tierra riquísima y que le hubiera gustado llevarse a la familia para allá.

El motivo fundamental para emigrar de los compañeros de estudios y de mi familia fue puramente económico. También en todos los casos, salvo en el caso de mi bisabuelo, se fueron con un contrato de trabajo y con una residencia preestablecida. Todos han vuelto a casa, antes o después. La fortuna que hayan traído no la conozco, pero ninguno volvió con las manos vacías.

Escuchamos y vemos continuamente noticias magnificadas de los flujos migratorios, que haberlos los ha habido siempre, pero en este momento en el que todo se conoce mucho mejor, nos muestran hasta la más absoluta miseria. Antiguamente, muchas personas lo pasaban mal, pero mostrarlo no estaba bien visto.

Algunas personas cuentan su experiencia para concierciarnos, como este «MENA» (menor extranjero no acompañado):

Existen muchos problemas para llegar a Europa, y al llegar aquí se encuentran muchos más.

La mayoría de los emigrantes se mueven desde África a Europa, al igual que al otro lado del Atlántico lo hacen desde América del Sur a Estados Unidos y Canadá. Todos tienen una dificultad añadida muy importante: el cierre de fronteras. Se encuentran con un muro físico bien custodiado cuando no son patrullas fronterizas que separan niños de sus familiaas.

En los años 40 y 50 los trabajadores españoles que viajaban a Latinoamérica no «saltaban»  fronteras, ni eran perseguidos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-6.png
¿Por qué los africanos vienen a Europa?

¿Qué es lo que atrae a tantas personas de África a venir a Europa? No es el mismo viaje que hacen los españoles que emigran ahora, o el que hicieron mis padres, abuelos y bisabuelo. Pueden coincidir en el deseo de poder ganarse la vida.

Las ideas políticas, sociales o religiosas no tienen nada que ver en muchos casos. Salvo los que escapan de las guerras o de la represión política o religiosa, parece ser que el principal motivo es económico. Pero aquellos que emprenden el viaje, ¿de qué huyen o qué buscan? Lo que queda claro es que están tan desesperados que se jugan la vida en el camino.

Según los datos que constan en https://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php?title=Migration_and_migrant_population_statistics/es, más de la mitad de quienes tratan de llegar a Europa, poseían un trabajo cualificado y con sueldo en sus países.

El punto fundamental sobre las personas que emprenden el viaje es que son conscientes de la diferencia de la renta per cápita de su país respecto a Europa: de 8 a 11 veces menor. Unido a la visión de quienes han conseguido un empleo y mandan un tercio de su salario europeo a sus familias, que llega a ser todo un salario en su país, hace que no se planteen los riesgos del viaje y de los problemas posteriores.

Pero ¿compensa el riesgo de perder la vida por el camino? ¿Realmente saben el tormento que les puede esperar? Según algunos artículos de prensa, no son conscientes o no quieren serlo. El deseo o la necesidad les puede y se lanzan a un viaje que a pocos les sale bien, a otros le cuesta la vida y al resto les lleva a campos de refugiados o a sobrevivir detrás de las vallas de las fronteras.

Uno de los protagonistas de esta epopeya, cita los países que ha cruzado hasta llegar a España: de Camerún a Nigeria, de Nigeria a Níger, de Níger a Argelia, de Argelia a Marruecos y de Marruecos a España. «Tengo mi mente a España y da igual los años … El salto»…

Una vez en España o en Europa, si poseen dinero o quien los acoja, bien sea familiar o amigo, su situación mejora. Algunos pueden optar a regular su situación y buscar trabajo. De lo contrario su vida seguirá siendo miserable. Trabajarán, los que puedan, sin contrato y sin derechos y el resto darán las gracias si pueden llegar a ser vendedores ambulantes. Sobrevivirán como puedan.

Los extranjeros en España representan el 9.8% (2017) de la población y son casi el 10% de los autónomos. Destaca que los negocios establecidos por estas personas tienen un mayor porcentaje de éxito. Algunos expertos estiman que el motivo es porque se les exige más. Mi opinión es que ellos también se exigen más, no pueden fallar.

La posible solución al drama de la emigración ilegal, ¿es una quimera?:

  • Información, tanto de los peligros del viaje como de la situación que enfrentarán una vez llegado al país «soñado».
  • Formación para analizar si realmente compensa invertir ese esfuerzo, y muchas veces el poco dinero que poseen, en un viaje tan incierto. Comparar el viaje frente a la posibilidad de montar un negocio o pagar una formación que les permita obtener los ingresos mínimos para vivir sin pasar necesidad.
  • Ayuda de los países desarrollados a los no desarrollados para que obtengan la industria mínima necesaria para evitar este flujo de personas ilegales.
  • Leyes y medios para proteger a los migrantes de las mafias y de todo tipo de abusos. En el caso de no puedan alcanzar el país deseado que se les devuelva al suyo.

Por último, adjunto algunos enlaces para las personas que quieran profundizar más en el tema de la inmigración ilegal en Europa.

¿Porqué los africanos vienen a Europa?

https://byzness.elperiodico.com/es/emprendedores/20181218/negocios-lanzados-inmigrantes-tienen-exito-7207383

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here