LOS CONSTRUCTOS POLÍTICOS

2

Hace tiempo que no me dedico a esta noble tarea, aunque para mi cada vez más tediosa, noble porque cuando la crítica persigue desenmascare al «animal político» se está contribuyendo a una limpieza social necesaria. Animal  no en el sentido que lo concebía Aristóteles, cuyo significado literal de tal expresión  así como  la de «animal cívico» era en referencia al ser humano, el cual a diferencia de los otros animales posee la capacidad de relacionarse políticamente, es decir, crear sociedades y organizar la vida en ciudades, para lograr la convivencia adecuada y el progreso; sino en el sentido más peyorativo de la palabra, asemejando a los políticos, teniendo en cuenta tal y como se hace política hoy día, a una especia de pirañas que engordan a base de comerse al resto de peces que dicen representar​, de manera que, nada más lejos del Zoon politikón del filósofo.

Es decir, a pesar de vivir en sociedades organizadas en cuyos asuntos participamos en mayor o menor medida los seres  humanos, existe una deshumanización de la política, tanto en el modo de ejercerla como en el modo de soportarla, porque eso es lo que hacemos aquellos que  no estamos imbuidos, o mejor dicho, cegados por la falsa  iluminaria de nuestros políticos, aguantando pacientemente tanto desatino político cada vez más polarizado y votar más o menos estratégicamente para que ganen los menos malos, para seguir al final  como siempre, esto es,  con la misma precariedad económica, laboral, cultural, incluso ideológica, esta ultima en cuanto que las diferentes ideologías están  basadas en doctrinas caducadas de izquierdas y derechas, que de manera interesada  se fuerzan en  adaptar a situaciones cuya casuística es totalmente diferente al momento en que se concibieron; como un cóctel al que añaden determinados ingredientes de un pseudomodernismo, donde todo se etiqueta y cuyo resultado se vende en botes ideológicos a aborregados ciudadanos, algunos de ellos sedientos de sacar toda la equina de la frustración que llevan dentro provocada por su falta de perspectiva política y por la propia sociedad contaminada en sus valores, no contra quienes les tratan de engañar en esa transición  sino contra otros ciudadanos, que han comprado un producto idelógico diferente, o sólo por el hecho de pensar y cuestionar lo que se les pretende vender.

VALENCIA 9 10 2017 Politica 9 D OCTUBRE MANIFESTACION Valencia Miembros de ultra derecha y de la Cup se enfrentan durante la manifestacion de La Comissio 9 d Octubre FOTO MIGUEL LORENZO

No es baladí ignorar tales productos marketinizados maquiavélicamente, justificando cualquier medio o actuación para conseguir la rentabilidad política en los próximos comicios electorales, porque no darnos cuenta no sólo nos hará caer en el borreguismo mencionado, o peor aún, en la decadencia social cada vez más galopante, en la anemía de ideas, en las falacias de justificación de ideas o pensamientos en la opinión de la  mayoría, no en la razón o en verdades más o menos plausibles para avanzar como personas y, consiguientemente, como sociedad.

De ahí viene, la necesidad de ídolos de tantos hombres y mujeres, porque  no tienen la fuerza de interiorizar el mundo en el que viven, porque no tienen el control de la razón, sólo el impulso de sus vísceras de luchar contra algo o contra alguien, de dividir en vez de sumar. Para ellos el consenso no existe, sólo el ego de una vida fabricada a base comprar botes y botes y más botes de ideas ajenas que, si buenas fueran, no iría mal, pero que por su falta de originalidad y ajenas a la preponderancia de los valores humanos, no son más que una viscosa pasta de mezquindades.

No, no aguanto a los animales políticos, no aguanto a quienes les idolatran convirtiéndolos en semidioses, cuando muchos, la mayoría, no son más que mediocres gestores de lo ajeno subidos al carro de la buena vida como  garrapatas del poder…, incapaces de hacer autocrítica… incapaces de gobernar para todos… sólo fabricar constructos autómatas que les voten y les aplaudan.

 

2 COMENTARIOS

  1. Gran verdad dejas en el articulo Feliciano.
    Pregunto sobre ella. Crees que los que creamos a estos «animales Politicos» seremos capaces de librarnos de ellos?… y tenemos gente capacitada para ello sin caer en los mismos patrones?
    Saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí