LO LLAMAN DEMOCRACIA, ¿PERO LO ES?

2

Poderes económicos, Partidos políticos, Judicatura y Medios de Comunicación son las cuatro patas sobre las que se sostiene un proyecto de derechas y que los partidos que actualmente responden a ese criterio (VOX, C’s Y PP cada vez más escorados hacia la ultraderecha) están tan encantados con esa posición que ni siquiera ocultan ese status, que podría parecer denigrante, pero ellos lo consideran una posición ganadora…

La «modelica» transición no fue tal como se vendió entonces. Un monarca nombrado ”a dedo” por el mismo general golpista que trajo el régimen dictatorial, enemigo de la democracia, y que lo crió a “sus pechos”. Este monarca que primero traicionó a su padre, que debería haber sido el rey legítimo heredero de la corona (de no haber sido porque la República había modificado el acceso a la Jefatura del Estado, en la que los reyes no estaban legitimados para ejercer el cargo ya que no habían sido elegidos por el pueblo. Tanto el padre como el hijo carecían de legitimidad para el ejercicio del cargo, a no ser que lo ejercieran en nombre del Régimen autoritario. El Borbón designado, después traicionaría al general golpista pues juró unos principios que poco tiempo después abandonaría.

Este monarca, que venía con una mano delante y otra detrás pues su peculio particular no daba para mucho y que más bien “trabajó” para su propio interés según todos los indicios, de manera al parecer un poco alegal, pues su fortuna tributaba fuera de España, contra todo sentido (al menos patriótico). Una conducta un tanto irregular que se contradecía en los términos con los que él se pronunciaba: “la ley es igual para todos”, pero él no participaba de ese criterio. Esta parte está sub iúdice, si es que alguna vez se va a juzgar, pero está más que visto y no es necesario incidir más…

Los partidos de lo que se llamó Transición más bien parecían una segunda edición del turnismo de la Restauración sagasta-canovista con su secuela de corrupción… No voy a hacer en este artículo un desglose de todas las aberraciones políticas, corruptelas y demás agravios a la ley cometidos por los dos partidos (PSOE-PP) incluido el Pujolismo (CiU) que se han turnado (o apoyado en el caso de CiU) en el poder durante la Transición, pues sería muy prolijo y vergonzante y que por otra parte ya se ha explicado suficientemente por otros medios, y no es el objeto principal de este escrito…

Estos mismos partidos con sus dirigentes a la cabeza (presidentes del Gobierno y ministros), no veían nada mal que, una vez concluido su período de gestión en las altas magistraturas del Estado, se fueran a cobrar pingües retribuciones en lo que se ha venido a llamar “puertas giratorias” por una no acreditada asesoría a en los consejos de Administración de eléctricas, gasistas y otras grandes firmas de los poderes económicos. Todo indica que las empresas gratificaban a los que “enchufaban” por sus “desvelos” para mejorar las actividades de las empresas, que en román paladino empresarial significa más beneficios en última instancia. Todavía no se han visto ninguno de los informes que estos “aprovechados” hayan elaborado que justifiquen sus elevadas remuneraciones. Ni se las va a ver. Los fulanos de marras entraron en los consejos con la exclusiva idea de “pillar”, de ostentar cargo y de favorecer con su presencia la imagen de las empresas donde pillaban cacho. ¡Menudo morro! No hago una enumeración de los agraciados, pero los hay de los partidos del bipartidismo (PSOE-PP) y alguno de CIU y del PNV, entre ellos los ínclitos expresidentes José Mª Aznar y Felipe González. Sinvergüenzas, no, … ¡Y nos lo hemos tragado todo, todito!

Una justicia ultraconservadora con un muy alto porcentaje de activos ultras, algunos provenientes de la justicia del régimen franquista y de otro lado unos medios de comunicación, que responden a las empresas que se enmarcan en el IBEX 35, capitalismo procedente en su mayor parte del franquismo, desde el más primitivo que ayudó al golpismo militar y otros que se fueron añadiendo, pero se similar textura política, demasiado pegados al Establishment político con sus correspondientes vicios de funcionamiento procedentes de ese mismo régimen.

La judicatura que ha tolerado- mediante un “apaño” de la libertad de expresión o de opinión- el ejercicio de la mentira, la calumnia, la difamación, el falso testimonio…  se han tolerado los bulos, las fake news inconsistentes contra los que se consideraban enemigos del statu quo político, económico reaccionarios heredados del pasado régimen y vigentes en el presente.

La derecha más vil y reaccionaria (política, económica, jurídica y mediática) ocupa el poder casi de manera omnímoda. Y no está dispuesta a hacer ninguna concesión.
Todo a favor de la parte ultraderechista a la que la democracia le importa un comino. Se hartan de decir que el gobierno es ilegítimo, sin ningún reparo. No lo reconocen. Todo les vale para tumbar la legitimidad de las urnas.

Ni la democracia, ni los problemas sociales, ni nada que tenga que ver con los deseos de las gentes más desfavorecidas. La ultraderecha pretende acabar con todo lo social a base de su destrucción. Sólo le interesa el beneficio de los más poderosos. Ahí no tienen tasa. El neoliberalismo que predican. el más cruel y espantoso se yergue delante de nosotros y la mayoría de los medios de comunicación, como ya se ha dicho, no hacen otra cosa que blanquearlo y bendecirlo.

No es que uno quiera ser pesimista, la evidencia corrobora que lo que hay por delante: no es ni más ni menos que una traslación del pasado dictatorial, apenas se han avanzado unos metros y más allá no van a permitir las fuerzas conservadoras un ulterior avance. El revival del ultraconservadurismo al que asistimos no deja de ser más de lo mismo de lo ya vivido en el régimen franquista, que ahora trata de imponerse por las urnas o sin las urnas.

Este país, y me refiero a España, está necesitado de un cambio profundo de estructuras y de mentes Con esa economía dirigida acomodada y entroncada con otros poderes del Estado, la del IBEX35, con los actuales partidos de la oposición con fuerte tufo ultraderechista, con la actual judicatura protectora de esos políticos y con los actuales y corruptos medios de comunicación no se puede ir muy lejos. De la monarquía y su adscripción política ni hablo. Todo está atado y bien atado. Conforman toda una suerte de jinetes del apocalipsis que planean sobre los pobres españolitos, que alguna vez creyeron que la democracia era de verdad y que el franquismo había pasado a mejor condición. ¡Pa chasco!

Nada se puede hacer si no es consentido por los que ejercen el poder-de-verdad en esta España que hemos heredado. Una herencia terrible y no deseada por muchos españoles de bien.
Termino parafraseando un slogan del 15M: traído de aquella canción de la Polla Records ¡Lo llaman democracia y no lo es! de su álbum: Ellos dicen mierda, nosotros amén.

¿Volvemos a la casilla de salida?

2 Comentarios

  1. P.S. Alguien dirá que se me ha olvidado citar a dos instituciones inportantes que conforman el Satu Quo vigente: la SMICAR (Santa Madre Iglesia Católica Apostólica y Romana) con la Confederación Episcopal a la cabeza y las FFYCCSE, o sea el Ejercito y las policias del Estado. Dos puntales muy vistosos de lo que venimos llamando y que conforman la ultraderecha hispana. Ciertamente no las he olvidado. Si bien no todos los miembros de estas dos corporaciones son ultraderechistas, pero sí una buena parte de sus respectivos colectivos (mayormente los reservistas, jubilados y sus eminencias más conspicuas). Estas dos serían los flancos del conjunto de las cuatro patas citadas. En efecto están ahí y no las he citado por no hacer más largo el artículo. Estaban implícitas y a nadie se le oculta su importancia estratégica. Lo raro con con esta «peña» tan numerosa, las fuerzas de izquierda y aliados hayan sido mayoritarias en las últimas elecciones para conformar el actual gobierno.

  2. Tu análisis, amigo Jesús, creo que es correcto, pero también creo que el tiempo y las circunstancias políticas y sociales están enseñando algo a estos estamentos. Del ejército a causa de la edad van desapareciendo los elementos fascistas, aunque de vez en cuando llegue un coletazo franquista. La iglesia, gracias a Dios?, va perdiendo influencias. Los partidos políticos,al menos han aprendido que la corrupción da mucho dinero, pero pocos réditos políticos y el que menos aprende es el capital, siempre, antes y ahora se lleva el gato al agua y la conclusión es fatídica, ya que la desigualdad social sigue al alza y es el mayor problema social que tenemos. Y en cuanto a los jueces, en su mayoría con un elevado status social, no se les puede permitir que formen un status político como quieren otorgarles los partidos de derechas para su propio ventajismo. En conclusión, todavía hay mucho que mejorar en esta nuestra deficiente democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here