LA SONRISA, TUS DIENTES Y TODO LO DEMÁS

 

La boca es una de las partes más íntimas del cuerpo, una de las más difíciles de limpiar y una de las más complejas de ver por dentro.

 

«Odontología» a fines del siglo XIX:  estamos agradecidos de vivir en un momento diferente … Imagen: News Dog Media

La Dra. Paula Niedenthal, investigadora y profesora en la Universidad de Wisconsin, realizó un estudio sobre el “misterio de la sonrisa”, y de cómo la percibe la gente. Argumenta que las sonrisas no son simplemente la expresión de un sentimiento interno. De hecho, son solo la parte más visible de una fusión íntima entre dos mentes (añadiría que cuando sonríes estando solo lo haces para tu propio «Yo»).
Se ha estudiado la sonrisa cuidadosamente durante décadas, principalmente desde el exterior. Pero hay mucho más en una sonrisa que la contracción de los músculos zigomáticos principales de nuestras mejillas, que hace aparecer ese característico dibujo en las comisuras de nuestras bocas.

«Una sonrisa no es esta cosa flotante, como un gato de Cheshire, está unida a un cuerpo», dijo la doctora. A veces los labios se abren para revelar los dientes; a veces se quedan sellados. A veces los ojos se arrugan. La barbilla se levanta con algunas sonrisas y cae en otras.

Así lo contaba la doctora Niedenthal en este post de The New York Times:

http://liespotting.com/2011/01/more-to-a-smile-than-lips-and-teeth-2/

La boca es muy pequeña. Es por eso que se siente tan extraño que un dentista inspeccione nuestra dentadura, ya que todo lo que entra se percibe mucho más grande de lo que realmente es: un cepillo de dientes o un bocado de tu comida favorita pueden ocupar fácilmente todo su espacio. ¿Sabías que un adulto promedio solo puede abrirla unos 42 milímetros de ancho? Ahí radica la dificultad para una inspección adecuada cuando se somete a un examen dental.

Hace años, los arqueólogos descubrieron momias antiguas con bandas de metal envueltas alrededor de sus dientes. Este hallazgo insinúa que fue el primer cable de ligadura, que ahora se usa en ortodoncia para fijar el arco al ala. Posteriormente, se encontraron en tumbas fenicias prótesis, y entre 400-500 a. C., la investigación sugiere que Hipócrates y Aristóteles meditaron sobre formas de enderezar los dientes y corregir diversas afecciones dentales. Se cree que en América los implantes dentales más antiguos colocados in vivo, pertenecen a los mayas. Abulcasis, Córdoba (936), describió lo que sería un proceso de reimplantación dentaria. Durante el Renacimiento, Ambroise Paré (1517 – 1590), recomendaba, el uso de prótesis de dientes tallados en marfil, las cuales irían unidas a los restantes dientes gracias a alambres de oro.

Prótesis fenicia de Gaillardot y prótesis fenicia de Torrey, (Ilhadeatlantida.tripod, s.f.).

Más sobre la historia de la ortopedia dental:

https://es.slideshare.net/MarcioRosalesJauregui/historia-ortodonica

A la mayoría de las personas no les gusta ir al dentista. Hay algo desagradable en tener la boca abierta mientras alguien rasca y raspa nuestros preciosos dientes.

Nos importa nuestra hermosa sonrisa. Se da mucha importancia a la estética pero hay algo más importante: la salud.

El Dr. Juan J. Alió es un experto en ortodoncia: “si tienes una mala oclusión y no te la tratas, si muerdes mal, puedes llegar a generar contracturas con dolor cervical y también, desviación en la posición de tu mandíbula inferior. El tratamiento con brackets te puede ayudar. Recomponer tu forma de morder puede ser la llave para una vida mejor, sin dolores y sin problemas digestivos. Si muerdes mal y masticas peor, tu aparato digestivo se resiente, lo sufre. Digestiones pesadas, gases, incluso diarreas. ¡¡¡Dale importancia a tus dientes y a la forma que tienes de morder”!!!

Dr. Juan J. Alió: www.clasor.com

Parece ser que los psicólogos están comenzando a conocer los secretos de las sonrisas, que los artistas descubrieron hace siglos. Puede que algún día sea posible entender por qué la sonrisa de Mona Lisa es tan poderosa. Es misteriosa.

¿Qué esconde tu sonrisa? ¡Tantos dientes!
Esconden todo tipo de emociones: tristeza, vergüenza, miedo, lo que sea, la sonrisa todo puede ocultarlo.
Pero también puede haber en ella autenticidad, conectividad e incluso fortaleza.
¡Hay razones para sonreír!

Si no sonries porque tus dientes están mal, para eso también hay solución…

Ortodoncia: técnicas y reducción del tiempo del tratamiento:

 

https://www.youtube.com/watch?v=oZZ3rp1iY4U

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here