LA PERSPECTIVA DEL TIEMPO

Los chascos

 

 

Diccionario mediante, un chasco es

(Voz onomatopéyica.)

  1. s. m.Decepción, desengaño o sorpresa que produce un suceso o una contestación inesperados o adversos.

Si lo dice el diccionario… Pero ¿Qué es adverso? ¿Por qué es adverso?

“Tío, me he declarado a la chica que me gusta, y me ha dicho que no, vaya chasco”

Tía, me han rechazado el currículum en la empresa que me daría el sueldo que quiero”

Casi todo el mundo se desanima en estos casos, y mucha gente pone un THE END a la historia que quería comenzar, ante una, dos o tres negativas por parte de la parte interesada en el asunto… 

Es normal, en la mayoría de los casos estamos educados para “conservar la dignidad” en el caso de una negativa, y salir con la cabeza alta (y la autoestima en los pies) por la puerta de atrás.

¿No será que no hemos tenido paciencia para ver el final de la historia? ¿Qué, por miedo al “CHASCO”, por temor a “HACER EL IDIOTA” nos hemos desvinculado de nuestro deseo en cuanto hemos oído o interpretado una negativa a conseguirlo, ya sea por parte del exterior, o de algunas de las “sabias” voces del interior?

Así es, amig@s. El temor a hacer el ridículo, el vernos a través de los ojos de los demás como que nos hemos estrellado… Esa famosa escena en la que, rodilla en suelo nos declaramos en un restaurante, y ante la negativa y posterior huida de la interfecta, miramos a los que nos están mirando y decimos “¿No os fastidia que os pase esto?”

Nos aterroriza tanto hacer lo que consideramos un ridículo a ojos de otros, que rápidamente nos alejamos de nuestro deseo, y nos aseguramos de no volverlo a intentar.

No es así. La autoestima no se pierde por intentarlo las veces que haga falta. Lo que baja la autoestima hasta subsuelos inalcanzables es DEJAR DE PERSEGUIR lo que queremos. Y lo que la eleva hasta el cielo, lo consigamos o no, es saber que hemos puesto toda la carne en el asador.

Y os digo más. La actitud que genera ese discurso interior de “lo merezco, y voy a hacer todo lo posible por conseguirlo me digan lo que me digan desde fuera” se refleja en el exterior… Esa energía se siente, y abre muchas puertas que parecían cerradas, e incluso desoculta puertas donde parecía que solo había paredes.

Y si no se consigue, todo ese tiempo que has empleado en fortalecerte, formarte, trabajarte interiormente… Todo es premio te lo llevas tu. Y, lejos de deprimirte, sales tremendamente renovad@ de la experiencia, con una enorme confianza en tus capacidades, que sin duda te serán de gran utilidad en el siguiente proyecto…

…Que, probablemente sea el que de verdad te conviene.

Mirad la historia en su conjunto, con perspectiva… Recordad que solo vosotr@s podéis poner el THE END a la historia que queréis comenzar… 

Solo vosotr@s, y nadie más.

¡Y sed felices!

 

¿Quieres ver esto con Humor? Pincha aqui

Enlace a la Web

Grupo de Facebook ToDo a ZeN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here