LA NADA

 

Caronte cruza el río Estigia transportando en su barca las almas de los difuntos, óleo de Alexander Litovchenko. (1889) (Public Domain). Foto editada por Ángela Zapatero – plazabierta.com

 

La cábala casuística del pensamiento

degenera en una negritud de blancura azul purpurina.

Transportadas las almas, navega la Barca de Caronte

conduciendo a los  espíritus desencarnados hacia LA NADA.

 

El inconsciente, con su consciencia de NADA.

 

Pura, efímera, infinita, equidistante, silenciante …

 

En un tono cambiante…

 

En un espacio inocupado…

 

En palabras indefinidas… 

 

donde todo principio roza su fin

 

Donde todo fin llega a LA NADA.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here