LA EMPRESA ES UN EQUIPO, NO UNA FAMILIA

0

Quien piense que una empresa es como una familia, se equivoca. Pero, si no somos amigos ni somos familia, ¿qué somos?

La sola idea es absurda. Los peligros del «pensamiento familiar» envuelven decisiones como las de no “relevar” a los que no cumplen o a los que no llegan por su falta de capacidad o de formación. Esto último suena duro, pero cuando llevas mucho tiempo haciendo el trabajo destinado a otro trabajador, lo ves claro.

Me he topado con algunos compañeros difíciles y con otros tóxicos (que no solo causan daño, sino que también transmiten su comportamiento a los demás). Son personas infelices en el trabajo o que tienen dificultades en su vida personal.

¿Has etado alguna vez frustrado con algún compañero de trabajo?

Getty Images

Recuerdo que, recién llegada a la universidad, el profesor Lacasta nos advirtió contra ese error: “no vayan ustedes al trabajo a hacer amigos. Sean profesionales”.

Debemos convercernos a nosotros mismos y demostrar a nuestro equipo, compañeros o a los trabajadores asalariados que somos un negocio, no un Clan o una pandilla.

Un buen ambiente en el lugar de trabajo es primordial. Pero observar una lealtad “familiar” en la toma de decisiones, puede afectar a la capacidad que como empresa debe aplicarse a los cambios del mercado, las condiciones financieras,  los clientes o a las relaciones entre compañeros de trabajo.

Aceptar comportamientos inaceptables no cuadra tampoco. Por tanto, emular a una familia no es ideal para la cultura corporativa, que habría de construirse en torno a un propósito singular. Cualquier práctica o actividad que no haga avanzar al equipo hacia el objetivo es una distracción.

Sí, he sentido que algunos de mis colegas estaban consumiendo mi energía con sus quejas; entraban en mi despacho y me sentía abrumada: no necesitamos escuchar los secretos oscuros y profundos de todo el mundo, ni necesitamos ver gatitos en Facebook, ni escuchar quejas de otros departamentos, a menos que se relacionen específicamente con nuestro trabajo.

¡Qué dificil es crear un límite sin ser grosero y decir lo obvio: estoy trabajando para trabajar!»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here