LA CREACIÓN DE LAS IDEAS

0
123

 

no depende del individuo único en el que se gestan, pues de hecho, se originan aleatoriamente dentro de la tremenda similitud que existe entre nuestros cerebros.
Cualquiera puede ser el elegido; una extraña maternidad que proclama la victoria de las mayorías y el total abandono de un racismo maníaco.

 

Sólo la muerte sesga este proceso; convirtiendo el olvido de una parte de la humanidad, en la más terrible pérdida de oportunidades que existe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí