HIDRAS URBANAS

0

Las serpientes anidan
en los palacios de invierno.
Hidras urbanas y venenosas
atacantes de menesterosos.
Las ratas cuidan de los ogros
por unas pocas migajas de pan.

Buitres merodean
los botaderos
de los pobres famélicos.

Perros rabiosos
llenos de polvo blanco,
salen a las calles con placa a morder
a quien lucha contra la pobreza.

Colas del hambre llenas de sumisos castrados
del gen del combate
hacen grande al que sólo es rico.

En los barrios pobres
no hay autopistas
que lleguen al techo del cielo.
Sólo hay caminos parcheados
llenitos de socavones y baches
con alambres de concertinas
para separar la chusma de la gente bien.

El populacho siempre huele a metro o autobús,
a repollo y a colonias baratas.

Que pasen unos cuantos
a limpiar el culo a los ancianos de los poderosos,
otros pocos, a limpiar sus mierdas
y trabajar en sus plantaciones de algodón 3.1

Un niño se sube encima de unos libros
y alza la mano para tocar el cielo,
Gloria Fuertes le ayuda
y queda la señal de su mano en una nube
nube, que algún día se convertirá en agua.

En las afueras de los paraísos
No hay parques lindos,
sólo montañas de basura
de los privilegiados,
los despilfarradores de comida,
los que viven en mansiones
con platos de porcelana fina.

Las mariposas, sólo son gusanos con alas.
Las flores, órganos sexuales muertos
y los reyes magos son los padres.

Los cainitas viven en sus grandes casas
Llenas de enciclopedias vacías
que hacen juego con las cortinas.

Vendedores de principios, madres e hijos
y asesinos de hermanos.
Hacen carrera en los pasillos
de las colmenas de las reinas
que hacen trampas y póker
en las cotizaciones de bolsa.

Piojillos juegan a las apuestas
e invierten sus ahorrillos
en los castillos del señor feudal
de escudo heráldico compuesto.

Después, se inventan una crisis
y te desahucian de la vida y de tu casa.

Te venden entierros lujosos
Te venden lápidas doradas
para que nadie sepa que tu vida
fue una mierda, esperando una lotería.

Unos apuestan por una quiniela,
Otros se esfuerzan por lamer culos
Otros por ser sumisos calladores
y los más libres apuestan por ser felices.

Hay desconfiados que viven en su cárcel de toxicidad
son esclavos de sus compras
son esclavos de sus fachadas
son esclavos contentos
de los fustigadores que engordan.

“Servidumbre voluntaria”
Niños hacen escaleras con libros
Para llegar al cielo
Para llegar a la sabiduría crítica y valiente
Para llegar a comprender donde no está la felicidad
Para inventarse caminos nuevos y lindos.

En sus cascos suena
«Stairway to Heaven»
Para no oír la música del flautista ladrón de pobres,
que sale en todos los canales televisivos.

La riqueza que brilla no son piedras
son ojos soñadores.

La riqueza que llena
es saber vivir los momentos.

La vida es una incertidumbre
la disfrutes o no, te va a matar igual.
Sé libre y da besos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here