EL CONTEXTO Y NATURALEZA DEL PECADO EN EL HOMBRE, NO ES COSA SERIA…

0
270

 

Hey Satan! payed my dues
Playing in a rocking band
Hey Momma, just look at me
I’m on my way to the promised land.
¡Oye, satanás! pagué mis deudas
Toco en una banda de rock
¡Hola, mamá! Mírame
Estoy de camino a la tierra prometida

Highway to Hell | AC&DC | escrita por Angus Young, Malcolm Young y Bon Scott.

En el anterior artículo, reflexionaba sobre la igualdad del hombre y dios a través del Logos.
Dicen las tradiciones semíticas, que la serpiente embaucó a Eva para que mordiera el fruto
del árbol prohibido y ésta a su vez a Adán, el primer hombre… y es qué, si nos atenemos a
la tradición, las mujeres tienen un retorcimiento…

Pero Eva, condenada a sangrar y a parir con dolor, no fue la primera mujer creada por dios.
Lilith, que así se llamaba la primera, fue hecha de barro y del insufle divino de altísimo,
igual que Adán.

Ella debía tener carácter, porque quería copular con Adán, y recordemos que carecían del
mandato de multiplicarse, no en la casta y sumisa postura del misionero, sino encima de él,
cómo debe ser. Y esto no agradó al estrenado hombre, quien herido en su orgullo apeló a
dios y éste la expulsó del Edén y, haciendo de su capa un sayo, se tiró a todo cuanto ángel
caído había sobre la faz de la tierra dando lugar a toda una legión de vampiros y malignos,
constituyendo el particular santoral de Lucifer.

Imagínense sin sangrar y pariendo sin dolor… Pero nosotros somos Verbo e inventamos la
epidural. Lo de la sangre, qué les voy a decir.

Lucifer comandante en jefe de las tropas de ángeles, comandadas por Asmoleo, Leviathan y él mismo, se enfrentaron a la corte y coro, querubines y serafines, tronos, virtudes y
potestades, y leales arcángeles y ángeles en un intento de golpe de estado celestial, dicen
ahora qué por envidia al hombre, para subvertir el orden cósmico, y colocarlo en su sitio.
Yo creo qué, fue más un reclamo de cariño de quien antes se llamaba Luzbel hacia su
superior, que algo serio. ¿Qué Arcángel en su sano juicio, se enfrenta a un dios omniscente,
omnipotente y omnipresente? pues ya hay que ser tonto del haba, digno del diván de
Lacán. Pero claro, si eres el más guapo del parque, al final te gusta la o él qué más pasa de
ti, y claro está, se hacen estas tonterías que nos complican la vida a todos por la
eternidad… para bien o para mal.

Y bueno, como ocurre desde tiempos pretéritos dios los cría y ellos se juntan y la unión
entre todos ellos y Lilith, desterrados extramuros del Edén, sin dolor, sin sangre, sin el
mandato de crecer y multiplicarse, ni falta les hacía… pues a dedicarse a tentar al ser
humano con las cosas que solo el aburrimiento eterno hace después de pecar con el tercer
enemigo del hombre: la carne.

Y dios no tiene otra solución, después de diluvios, destrucción de ciudades, confusiones de
lenguas etc… qué encarnarse, sufrir las tentaciones, hacer apóstoles, predicar la palabra,
autoinculparse de ser Rey en otra dimensión a la romana, ser crucificado por su propio
pueblo, sufriendo un calvario y resucitar… siglos habemus de discusiones sobre la trinidad,
la virginidad, la mujer, la predestinación… La que lía, como el título del Delibes, “el príncipe
destronado”. Me refiero a Luzbel claramente, cuya actitud infantil de niño mimado nos ha
apartado del lenguaje de los pájaros. Papageno lo hablaba y en el libreto de Der
Zauberflöte, él entrega la batuta al director.

Salvando las distancias temporales y geográficas, los Vedas hindús, describen una batalla
celestial tremenda, de esas que llevan durando en la memoria del hombre al menos seis mil años, entre dos bandos que disputaban el devenir humano. Claro, Brahma ganó y mantuvo su reinado sobre lo manifestado, que para eso es el que permanece en la memoria de un pueblo heterogéneo y extenso de mil cuatrocientos millones de almas, el cual lo alaba sin descanso para honrarlo de mil formas, con las que el pueblo lo venera, adora, desea y se organiza socialmente.

Vamos, como nosotros, pero sin complicarse tanto en disquisiciones sobre quien tiene el
mando o quien es el patrón, que para el caso es lo mismo. Aunque sea del JCFY46, el que
manda, manda. Y eso lo sabemos bien los gallegos de mar:

“Onde hai patrón, non manda mariñeiro”.

En los Campos de Madrid, cuando la noche es plena y el café me acompaña con sus besos
amargos.

P.D. Tómenselo con humor y disfruten benditamente de la vida, si lo desean, encomiéndese
a alguna santa o santo, sean comedidos y no pequen según sus creencias… y si no lo
logran, pongan los altavoces a tope con la canción que encabeza el artículo, asuman que
somos hijos del pecado y que “todos pecamos”, y libérense del sufrimiento de quien no es
perfecto. Recuerden que el Génesis, fue el último libro canónico escrito, aunque figure
como primero. Todo es símbolo (y arquetipos)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí