CUBA 2021

0

Se estima que alrededor del 60% de la población mundial, unos 4.000 millones de personas, vive gobernada de manera autoritaria, autocrática y despótica

Es paradójico que la crisis cubana gire alrededor de la calificación del regimen político que impera en Cuba, aunque la crisis sea una consecuencia de este regimen, pero no por la naturaleza del propio regimen sino por la aversión de EE.UU, el llamado exilio cubano radicada en Miami, la OTAN, la geopolítica de la zona y todas esas cosas que ponen de acuerdo a los que mandan, pero a los que mandan de verdad, cuando se ven amenazados. Ya se pusieron de acuerdo cuando Salvador Allende y eso que no era comunista, pero también molestaba.

Regímenes totalitarios, dictaduras, en una palabra limitación de los derechos ciudadanos, un partido único y un personaje que encarna los valores patrios, el lider, un lider con poderes ilimitados que puede ser militar, religioso o ambos a la vez y que controla el ejército, prohíbe la diversidad de opinion y cuyo medio de comunicación autorizado es el oficial y sin posibilidad de que los ciudadanos puedan votar a sus representantes y alguna que otras cosillas más. Indudablemente Cuba reúne muchas de esas condiciones.

Lo que está claro es que actualmente y atendiendo a la acepción latina de totalitarismo, el poder lo ostenta un solo partido político,  Cuba es un gobierno totalitario. Sí es o no una dictadura lo dejo a su mejor saber y entender, yo tengo mis dudas, conceptualmente hablando, con Fidel y Raúl Castro quizás lo fuera, pero no veo a Díaz-Canel, elegido Pte. del partido comunista cubano en el reciente congreso del PCC de Abril de 2021, con el “liderazgo” para ser un dictador, que no digo que le haga ascos.

El pueblo cubano idolatra la revolución, al menos su doctrina y su legado, por lo que supuso para el pueblo la restitución de su dignidad, lo que tengo mis dudas es sí siguen con el fervor revolucionario inyectado en vena, quizás lo más mayores, la juventud pone también en la balanza, aparte de la doctrina, el bienestar y la posibilidad de elegir su propio destino, cuentan con el ejemplo de sus mayores, Fidel, Raúl, Ernesto, ellos tuvieron la opción de elegir; el dilema es la opresión y la opresión no son los tanques como con Allende, la opresión es el bloqueo que lleva al hambre y a la desesperación. Cuba no es autosuficiente y necesita de políticas de cooperación, pero claro no tiene petróleo, ni diamantes, ni cualquiera de esas bagatelas que hacen que el Dow Jones baile al ritmo de los que mandan.

En la pulcra Europa nos desayunamos todos los días sin que pongamos el grito en el cielo con casos flagrante, Polonia o Hungría, en los que se vulneran derechos ciudadanos, pero claro es la geopolítica, igual que en el sultanato de Omán, Arabia Saudí o Qatar, dónde se aplican matices para enmascarar esos pecadillos contra los derecho humanos clasificándolas como, semidictaduras o dictablandas, por aquello de la conveniencia geoestratégica. Paradójicamente todos ellos en las antípodas del comunismo.

En absoluto comparto la violencia de Estado para someter a la población y creo en la necesidad de una Cuba cuyos ciudadanos puedan decidir su destino en libertad. Porque cuando a un pais se le aísla para someterlo los únicos que pasan hambre son los ciudadanos de a pie, el pueblo llano; ocurrio en España en la década de los cuarenta del siglo pasado. Creo que a los cubanos no se les debe embarcar otra vez en el Granma o acantonarlos en Sierra Maestra, los cubanos deben elegir su destino en paz, sin el intervencionismo histórico de EE.UU.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here