CONTEMPORÁNEO

Quizás sea porque los términos «moderno» y «contemporáneo» se refieran esencialmente a lo mismo, creemos que esto también se aplica al arte. Lo cierto es que, si bien el arte contemporáneo propone claridad en términos de lo que podemos reconocer como obra de arte nueva, o al menos más reciente, y que transmite un tema o un estado de ánimo de nuestro tiempo, su definición ha resultado ser un poco un poco difícil de precisar.

“Estudié Pintura y Procedimientos Contemporáneos de la Imagén PCI en la Escola Massana de Barcelona y dibujo con el escultor y pintor Grau Calabria en Mataró”.

Los períodos que fomentan la experimentación y la ruptura con la tradición y el arte tal como lo conocíamos hasta finales del siglo XIX, son los del arte contemporáneo, significativamente más específico que el moderno, tanto estéticamente como en sentido.

El arte de “hoy”, parece que no es tan nuevo, se inció en la década de 1960 con nuevos medios, nuevos temas y formas innovadoras de visualizar, crear y presentar obras de arte en entornos inusuales: Happenings, Performance Art, Video Art, Street Art, fotografía digital y, más recientemente, realidad aumentada e inteligencia artificial, por nombrar solo unos pocos.

Se podría decir que el arte contemporáneo se ha ido infiltrando lentamente en la historia hasta que finalmente tomó el relevo para reinar todavía hoy, probablemente hasta que alguien como Dan Jordan se corone en arte “Post-Contemporáneo”, si es que no lo ha hecho ya.

“Vivo en Mataró, pero estuve en Berlin, Maimi, Santo Domingo y en Cuba”.

El arte siempre ha resultado resbaladizo tanto para los estudiosos como para los espectadores y artistas. La obra de Dan Jordan incorpora imágenes de la naturaleza, acciones de los seres humanos presentadas como la apariencia sensible destinada a representar su afinidad esotérica con las ideas primordiales, transformando su pintura el inconsciente en una serie de símbolos milenarios que se pueden interpretar de manera elemental.

Dice un crítico de arte que Dan Jordan es el poeta del color, de la Pintura Neoclásica Expresionista Simbólico Modernista.

Medalla de Honor 2017 BIANCOSCURO ART MAGAZINE ITALIA

A menudo, el arte urbano y el graffiti se asocian a fachadas pintarrajeadas y vandalismo. Desde el Street Art, Dan Jordan se lanzó hacia otros territorios. Porque la cultura contemporánea está en constante crecimiento y en transición en importancia y significado. El arte callejero fue una forma local para compartir su estilos, técnica y código, una forma de comunicación tanto para los ciudadanos como para los viajeros en un lugar específico. Fue también una forma de expresión única en un mundo posfotográfico. Debido a las distintas mezclas que ocurren en todo el mundo en diversas formas (que varían según la cultura y subculturas), hay una gran cantidad de información y lecciones interesantes que aprender y descifrar.

The Cheshire Cat Street Art:

El Gato de Cheshire es un personaje ficticio creado por Lewis Carroll en su conocida obra Alicia en el país de las maravillas. Tiene la capacidad de aparecer y desaparecer a voluntad, entreteniendo a Alicia mediante conversaciones paradójicas de tintes filosóficos.

Koi Fish Graffiti:

La historia de los peces Koi es muy singular y se debe, fundamentalmente, a la fascinación del mundo oriental por su belleza. Es tal la importancia de estos peces que en escritos chinos y coreanos del siglo IV ya aparecen referencias sobre ellos. Y no es para menos: según las leyendas, los peces Koi que lograban nadar río arriba y remontar las cascadas se convertían en dragones. Pero, lejos de la mitología, la realidad es que se debe a los agricultores del arroz el mérito de haber comenzado con su crianza: se dieron cuenta de que había unas carpas más coloridas que eran más vulnerables para los depredadores y, movidos por su belleza, comenzaron a criarlas buscando unas pautas comunes de color. Algo que se transformó, sobre todo en el Japón de comienzos del siglo XX, en un hobby. Buscando este equilibrio de colores, la nomenclatura de estos peces responde precisamente a las gamas cromáticas que presenta: común (de colores anaranjados y rojos), Ochiba (que presentan una combinación de azul y naranja en sus escamas), Kumonryu (con la cara blanca y el resto del cuerpo pigmentado en negro) o Tancho (completamente blancos y con un círculo rojo sobre la cabeza, motivo por el que Japón lo ha adoptado como su pez oficial).

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here