CLANDESTINOS

0

 

 


Somos felices bajito para que no nos oigan.
Estamos sitiados por anémicos culturales, necios y soberbios
Indolentes que no me dan ninguna pena.

No tengo moral mercenaria,
ni corazón en venta.

Aprenderemos más normas para desobedecerlas
Seguiremos siendo clandestinos de planeta
Compañeros de celda
Compañeros de cárceles
Que llaman estado
O país
O mundo.
Compañeros de sinceridad
No existen compañeros de verdad
Las verdades son “girables”
Las sinceridades son propias y de almas serenas.

Los inquisidores de clase rastrera
nos hablan de libertad y de derechos sin ningún pudor
mientras nos aplastan con sus pies en el cuello.

Nos sitiaron, en el extrarradio del mundo burgués
Acá estamos los que no existimos
los invisibles, los pelaos, los nadies
Somos los olvidados antes de nacer.

Espera un ratico
Voy a nacer de nuevo
Empezaré a ignorarlos
Empezaré a decir ¡NO!
La vida como único extremismo
La justicia social como camino.

Mis textos llenitos de sinestesias
de ironías y sarcasmo
Todo, para poder equilibrar la barbarie.
Me ausento de mí, sólo un instante.
Un momentico para ver el planetita desde fuera.
No pienso arrancar flores
Pienso hablar como un árbol con su sombra acariciadora de niños.
Oigo los gritos de agonía de los ríos
Me siento en un parque y lloro como un niño,
de impotencia y de vergüenza de esta especie humana
Las nubes lloran conmigo, mojando mi cara
para endulzar las lágrimas de mar que salen de mis ojos
Arriba en los cielos de nubes e infinitos
crecen las ideas que luego caen como lluvia de granizo
No quiero ser humo
Quiero ser fuego ardiente,
purificante de iglesias viles y putrefactas
el humo señalará mi posicionamiento
mi llama fogosa y calcinadora de fascismos.

Ando entre difuntos y algún vivo
Nadie mira a los ojos
Tienen miedo a convertirse en sal
o a que el otro, sea un espejo.
Recién levantadito
Me lavo la cara
Renuevo votos de lucha
Renuevo oraciones laicas y apostatas
Reacomodo todo lo que tengo que reacomodar
Por el pago de un día más que vivo
Linda liquidación diaria que desembolso sin usura.

Siento el corazón “latiente”
Con ganas de correr hacia el rio
A lanzar piedras que salten de alegría
Alegres ríos, alegres piedras, alegres niños libres y soñadores.
Juro ser culpable de querer ser feliz.

¡Por mí y mis compañeros!
¡La libertad primero!

2 de julio de 2021

 

De la obra del autor. Textos de Ahorita mismo.

OBRA DE ANTOLÍN PULIDO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here