BUFFON: NATURALISTA Y MATEMÁTICO

0

►«La Naturaleza es el trono visible de la majestad divina».

►«La verdadera gloria del hombre es la Ciencia y la Paz la verdadera Felicidad».

►«La edad es un simple preconcepto aritmético».

▬ BUFFON

El célebre naturalista, biólogo, geólogo, filósofo, cosmólogo, escritor y matemático francés GEORGES LOUIS LECLERC, CONDE DE BUFFON (1707−1788) pretendió recapitular todo el saber humano sobre el mundo natural en su obra, en 44 volúmenes, “Histoire naturelle. Su enfoque influyó en la “Enciclopedia” de Diderot y D’Alembert y sus ideas también lo hicieron sobre las siguientes generaciones de naturalistas, sobre todo en Lamarck, Cuvier y Darwin.

Tras estudiar en el colegio de jesuitas de Dijon, BUFFON se licenció en Derecho en 1726, pero al preferir las ciencias, partió para estudiar Matemáticas y Botánica hacia Angers (1728), donde leyó a Newton con gran afición y siguió cursos de Medicina. Lamentables acontecimientos de su vida le obligaron a refugiarse en Dijon y en Nantes, y después a viajar a La Rochelle, Burdeos,Toulouse, Béziers y Montpellier, y luego a Italia por Turín, Milán, Génova, Florencia y Roma.

Al regreso, BUFFON fue elegido miembro de la Academia de Ciencias Francesa con solo 27 años, y poco después Guardián de los Jardines Reales (más tarde “Jardin des Plantes”) en París, a partir de 1739, donde con 32, se le pidió que hiciera una descripción metódica de las colecciones conservadas en el gabinete real, lo que promovió su dedicación a la Historia Natural, durante el resto de su vida, entre París y Montbard. BUFFON transformó los jardines reales en un Museo y centro de investigación y consiguió ampliar de forma considerable el parque con numerosas plantas y árboles procedentes de todo el mundo. En 1773 le fue otorgado el título de Conde de BUFFON.

Su obra más célebre es “Historia natural, general y particular” (“L’Histoire Naturelle, générale et particulière, avec la description du Cabinet du Roi”, 1749−1788), presentada en 36 volúmenes, con 8 volúmenes adicionales, publicados tras su muerte. Esta obra engloba el conocimiento del mundo natural de su tiempo, las grandes visiones de conjunto y las hipótesis acerca de la estructura del mundo, de la organización gradual y las transformaciones sucesivas de la materia inanimada o viviente, incluyendo por tanto una completa descripción de sus características mineralógicas, botánicas y zoológicas.

Pero el verdadero BUFFON debe buscarse en ​“Les époques de la Nature” (1778) cuando contaba ya 71 años, que constituye su testamento intelectual y una síntesis de todos sus trabajos. En la introducción afirma que quiere anotar los cambios sucesivos de la Naturaleza. Establece siete épocas según los hechos, los momentos y las tradiciones. Soslaya los tropiezos que le ofrecían los textos religiosos, y ante los presumibles conflictos con la jerarquía eclesiástica, a fin de evitar aparecer como un iconoclasta, termina por afirmar que la interpretación del Génesis bíblico no debe ser literal, sino que los seis días de los que habla Moisés son precisamente las seis épocas por él descubiertas.

BUFFON comenzó a interesarse por las Matemáticas por su gran admiración hacia Newton. Cuando volvió a  Montbard se dedicó con pasión al Cálculo de Probabilidades y a las ciencias físicas y desarrolló su concepción del método científico.

Entre los matemáticos se conoce a BUFFON por dos contribuciones: tradujo al francés (1740) el “Método de fluxiones” de Newton, y planteó y resolvió el “Problema de la aguja” (1757), que lleva su nombre, que vincula una probabilidad geométrica con el número π.

El clásico problema de “la aguja de BUFFON”, planteado en 1733, reproducido por él mismo y resuelto en 1757consiste en lanzar una aguja sobre un papel en el que se han trazado rectas paralelas distanciadas entre sí de manera uniforme. Se puede demostrar que si la distancia entre las rectas es igual a la longitud de la aguja, la probabilidad de que la aguja cruce alguna de las líneas es igual 2/π.

BUFFON también se mostró interesado en el “Problema de San Petersburgo”, planteado por los hermanos Bernoulli (Nicolaus y Daniel), en su “Ensayo de Aritmética moral” (1777), publicado en el volumen cuarto de un suplemento a la “Historia natural”. BUFFON dio varias razones para considerar dicho juego como intrínsecamente imposible. En dicho Ensayo introdujo una nueva rama de la Teoría de probabilidades, la que estudia los problemas probabilísticos basados en consideraciones geométricas.

A los 70 años, BUFFON expuso su famoso método del cálculo del número π con “la aguja de BUFFON”, principio del “Método de Montecarlo”, introducido por Von Neumann en el siglo XX.

BUFFON fue uno de los primeros científicos en defender sus puntos de vista libre de cualquier influencia teológica y abrió la senda hacia la profundización de ciencias como la paleontología, la geografía zoológica y la psicología animal. Su magna obra contribuyó de forma decisiva a establecer un marco intelectual sobre el que trabajaron numerosos naturalistas posteriores, Darwin entre ellos.

 

Artículo anteriorPUNTOS DE VISTA
Artículo siguienteLA CARROÑA SOCIAL
(León, 12/1953) es Catedrático de Matemáticas desde 1977. Ha sido profesor de la Universidad de Barcelona y de la Universidad Politécnica de Cataluña. Su interés se centra en dimensión cultural de la Matemática y su función en la Historia del Pensamiento, sobre lo que ha publicado 12 libros, numerosos artículos y ha impartido cursos, seminarios y conferencias en Universidades de España y LatinoAmérica y en Centros de Profesores sobre Historia, Filosofía, Epistemología y Didáctica de las Matemáticas. Es también coautor de Libros de Texto. Desde hace un tiempo también publica periódicamente en las redes sociales y en prensa digital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here