ANTIEDADES

0
39

 

Es la dependencia, la base de todo el excremento que se acumula en este presente de rotos premolares. Brueghel el viejo, estaría de mí orgulloso, al ver que transmito fielmente su mensaje: viejos del mundo, uníos, pues vuestra ilusión, no escatima en tiempo, ni en frívolas palabras; convierte la existencia en viento y el viento, en ese hilo musical que tanto gusta al fracaso.


Tumbado bajo un metro de tierra no homologada, descubro mi enfermiza dependencia por todo aquello que repta y se oculta; larvas, raíces, crisálidas e imagos: pequeños vagabundos de días adormecidos en un sillón de media tarde.


Brillan los ojos en el suelo encerado. Eso es bueno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí