15 DE MAYO DE 2011, EL DÌA

0

 

 

 

Escrito el día que se menciona.

Hoy, 22 de mayo del 2011, me he levantado con una extraña sensación en el estómago, un nudo en la garganta y ganas de gritar, de moverme. Hoy me he levantado exultante de felicidad y esperanza.

Hoy, el mundo que llevo soñando desde que tenía diecisiete años, ese mundo utópico y autogestionario, solidario y liderado por la colaboración anónima, desinteresada y socialmente concienciada, está viviendo en algunas plazas del mundo.

Pero, como el hombre es ante todo humano, y no sabe ser feliz sin ser consciente del miedo  a lo efímero, a lo temporal de toda actividad humana, empiezo a barruntar y a entrever las patitas de los zapadores que intentan apropiarse de este  movimiento  para servirse de él.

La sociedad es plural, y los movimientos sociales deben de evitar ser partidarios en ningún tema, ni político, ni religioso, ni moral. Los puntos iniciales, las bases sobre las que se ha edificado el movimiento, han sido un éxito porque son comunes a cualquier ciudadano que quiera vivir en una democracia real y no en una partidocracia como la que sufrimos actualmente, y en eso caben gentes de derechas, de izquierdas, jóvenes y mayores, cristianos, mahometanos ateos y budistas,… es un movimiento que suma no que resta, que aglutina no que impone.

Hay quien se queja de que no se ha pronunciado sobre la república, la iglesia, la sexualidad o la abolición del capitalismo. Yo no dudo de que cada uno de los que creemos en este movimiento tenemos nuestra idea sobre esos temas y que justo por eso el movimiento no debe de tener ninguna, como no debe de tener líderes con cara y voz. El día que suceda alguna de estas cosas el movimiento ya será otra cosa.

Mañana debe de ser el primer día de trabajo real de un movimiento que debe de aglutinar la conciencia ciudadana de lo que no funciona y trasladarla a las esferas políticas para su corrección, para su impulso. Un movimiento que debe erigirse en el censor de aquellos que hasta hoy han actuado desde la impunidad de sus cargos y prebendas, de la corrupción del objetivo democrático

Y cuando se haya conseguido el primer objetivo, un hombre un voto para los representantes que elija, separación de poderes, erradicación de corrupción, entonces será el momento de escuchar otras demandas, de corregir otros errores, de seguir luchando por otra civilización más próxima al individuo y menos alienante en aras las masas y los números.

Quiero ser ciudadano, quiero ser individuo, quiero ser libre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here