Y bueno pues…

Anda por ahí, suelta y sin apenas escuchas, una canción del cumpleañero del veintisiete del mes en curso que tuvo a bien bautizar como “Canción Infantil para despertar a una paloma morena de tres primaveras” que viene a decir eso: ‘Y bueno…pues…’ .

Un día más; un año más que, sin apenas notarlo, se nos va colando. Con y sin contrabando. A usted, a mí, al de enfrente y al de detrás. Al de arriba y al de abajo. Le decimos ‘adiós, muy buenas… y que algo mejor nos empape hasta las trancas en la próximo’.

Siempre ha sido así. Siempre será tal. Queramoslo o no. O, lo que es peor, ni fu ni fa, y que la virgencica del llano nos deje como estábamos. Para todos los gustos y colores; que para eso andamos por estos parajes gentes para todo. Para el roto. Para el descosido. Para lo que fuere de menester. Y que Dios nos dé salud para contarlo.

Unos estaremos tristes por lo que nos falta. Otros por lo que nos ha sobrado. Otros porque nos ha faltado y sobrado en  profusión superlativa a la vez. Miraremos al cielo sin que tenga a bien oírnos ni siquiera de refilón. Como siempre.  Nos agrade o no.

Brindaremos con un  ‘adiós ayer’, y con un resuello de esperanza a  lo venidero.  A que nos resulte discretamente más grato.

En copa alta (no achatada) – un servidor jamás hizo escrache alguno al cava y sus deliciosas cataduras; ni tan siquiera le propició un guiño huelguistico a las fábricas de tales, ni tan siquiera un ‘ sorpasso’ de esos que la ‘Fondeu’ ha considerado opositor a palabra del año – con ese ‘chinchín atronador que romperá más de un cristal bohemio (de Praga, por supuesto) y consiguiente efusión de liquido elemento desparramado por allá donde el  azar decida, y que- indefectiblemente y sin compasión – nos pasará factura  mamá al día siguiente, cuando cierto regusto a resaca relumbre nuestro nuevo día- que será, a todas luces, neblinoso intenso con aires de marejada e hipersensibilidad timpánica y costosa apertura palpebral, amén del vuelo bajo del grajo con un frío del carajo -. Ni decir tiene… de la regañina por tantos multicolores papeles de serpentinas y confetis  que no dejan ver la tarima original del pisito en miniatura comprado con ‘clausula suelo’ invisible. Sin zapatilla amenazadora,- ¡eso sí!-; que para algo nos ha de servir  la mayoría de edad, una más que supuesta sensatez y un anual propósito de enmienda usando la razón que la iglesia nos presupone so pena de ser excomulgados de tan verdadera religión (un servidor está apuntado a todas…por si acaso) .

“… Unos estaremos tristes por lo que nos falta. Otros por lo que nos ha sobrado. Otros porque nos ha faltado y sobrado en  profusión superlativa a la vez. Miraremos al cielo sin que tenga a bien oírnos ni siquiera de refilón. Como siempre.  Nos agrade o no.  

Brindaremos con un  ‘adiós ayer’, y con un resuello de esperanza a  lo venidero.  A que nos resulte discretamente más grato “

Gayumbos rojo pasión. Copa en “uve” con algo de oro (de tenerlo), chinchín rompecopas, Uvas atragantadoras. Besos y abrazos por doquier. Y a otra cosa mariposa, y cada uno a lo que ha de hacer.

Los unos a ganarse el pan suyo de cada día a base de tertulias soporíferas y redundantes. Los otros a ‘faltar a clase’ en el hemiciclo como medida habitual e innegociable. Otros más a ‘piarlas’ nuevamente con oratorias gastadas y aburridas, en pos de enaltecer corazones, ya en parada irrecuperable.

Y algunos – los más- a encender el Sol, a pintar el mar, a hacer de viento haciendo  movimiento y baldeando  las malas compañas, los confetis, las serpentinas y el cava esparcido.

Y el gallo…a cantar. Un día más

A seguir tirando ‘palante’, que nos siguen empujando atrás. Y a ponernos a cocinar el nuevo día. Y a gritar de una y única vez a los que corresponda que sin nosotros y nuestra anuencia, jamás habrá “Milagro”.

En fin… Un feliz año naciente a todos. Sean amigos, enemigos o, sencillamente, desconocidos por el momento.

Sí. Feliz año naciente . Y a quien Dios tenga bien a dárselas, que no haga novillos san Pedro para la bendición preceptiva.

¡Amén!

Francisco R Breijo-Márquez
Doctor en Medicina, Profesor de Cardiología, Periodista (Boston. MA (USA). Redactor de Plazabierta.com
Titular Professor of Clinical & Experimental Cardiology.
Research Director at East Boston University (on voluntary leave), Hartford University (on voluntary leave) and Murcia University. C.S. Abanilla (currently).

Francisco R Breijo-Márquez Escrito por el Ene 1 2017. Archivado bajo Actualidad. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

3 Comentarios por “Y bueno pues…”

  1. Maria Isabel Breijo

    Y además la pura verdad, papaíto. Hemos recogido vidrios hasta la saciedad.

    • FR. Breijo-Marquez

      ¡Ya, hijita! Pero la lubina estaba superior; el cava exquisito y…los pajaritos cantan, las nubes se levantan y comieron perdices y fueron felices (o al revés)

  2. Marisa

    Con la comida que sobra en esa noche de nochevieja, añadida a la de nochebuena y la que haremos en los reyes, mucha gente comería por algunos días.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes