TU ABOGADO. División propiedad horizontal

división PH plazas de garaje

división propiedad horizontal

PREGUNTA de Ramón Velázquez

Ostento la propiedad, en régimen de proindiviso, de 1/12 partes del garaje para aparcamiento con capacidad para 12 vehículos y cuyas plazas están bien delimitadas y sin variar considerablemente su superficie las unas de las otras, en un edificio sometido a la Ley 49/1960, de 21 de julio, de Propiedad Horizontal. No obstante, viene siendo costumbre desde tiempos inmemoriales, pues no hay acuerdo expreso al respecto, que cada trimestre la ocupación de las plazas rote entre los propietarios. A los efectos del artículo 17.3 de la Ley 49/1960, modificado por la Ley 19/2009, de 23 de noviembre, de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficacia energética de

los edificios y, en relación con el artículo 4 de la antedicha Ley 49/1960, propuse a la Junta de Propietarios de la Comunidad para su estudio y resolución, sortear y dividir las plazas entre los doce propietarios que tienen cada una de las doce partes del mencionado garaje, pues es mi intención adquirir un vehículo eléctrico y necesito instalar en el aparcamiento del edificio un punto de recarga para el mismo, contando con la oposición tajante y unánime de todos los vecinos presentes en la asamblea alegando que se lleva funcionando así desde hace más de 25 años.

CUESTIONES QUE SE SUSCITAN: 1ª.- Puesto que procede la acción de división a la que se refiere el artículo 4 de la Ley 49/1960, ¿No se estaría lesionando un derecho fundamental y vulnerando un interés legítimo con la negativa sistemática por parte de los vecinos de esa Comunidad? 2ª.- En todo caso,

¿Podría entenderse que se estaría modificando el título constitutivo y quizás los estatutos (sin modificarse desde hace 25 años), requiriéndose la unanimidad para adoptar el acuerdo a tenor del artículo 17.1 de la Ley 49/1960? 3ª.- ¿Se puede hacer valer el derecho vulnerado ante la jurisdicción civil (Juzgado de Primera Instancia) con presencia de abogado y procurador? 4º.- Consideran alguna otra forma de hacer valer la mi pretensión y poder asignar individualmente las plazas de garaje referidas?

RESPUESTA

La propiedad horizontal puede definirse partiendo de dos preceptos básicos: Según el artículo 396.1 del Código Civil: «Los diferentes pisos o locales de

un edificio o las partes de ellos susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida propia a un elemento común de aquel o a la vía pública, podrán ser objeto de propiedad separada, que llevará inherente un derecho de copropiedad sobre los elementos comunes del edificio, que son

todos los necesarios para su adecuado uso y disfrute».

 

 

Según el artículo 3 de la LPH: «En el régimen de propiedad establecido en el artículo 396 del Código Civil corresponde a cada piso o local:

 

  1. El derecho singular y exclusivo de propiedad sobre un espacio suficientemente delimitado y susceptible de aprovechamiento independiente, con los elementos arquitectónicos e instalaciones de todas clases, aparentes o no, que estén comprendidos dentro de sus límites y sirvan exclusivamente al propietario, así como el de los anejos que expresamente hayan sido señalados en el título, aunque se hallen situados fuera del espacio delimitado.

 

  1. La copropiedad, con los demás dueños de pisos o locales, de los restantes elementos, pertenencias y servicios comunes».

 

Así pues, la propiedad horizontal es un tipo de copropiedad especial porque en ésta se yuxtaponen dos tipos de propiedad: la propiedad privativa o exclusiva de cada uno de los dueños sobre los pisos y la propiedad común o copropiedad sobre los elementos comunes del edificio.

Aunque uno de los principios que rige el condominio es de que nadie está obligado a permanecer en él, por lo que en todo momento, cualquier comunero puede solicitar la división de la cosa común (cuando ello es posible), en su defecto la atribución a uno de los condueños, o su venta en pública subasta cuando no hubiese acuerdo entre los comuneros sobre lo antes indicado; sin embargo, el artículo 4 de la LPH, establece que: «La acción de división no procederá para hacer cesar la situación que regula esta Ley. Sólo podrá ejercitarse por cada propietario proindiviso sobre un piso o local determinado, circunscrita al mismo, y siempre que la proindivisión no haya sido establecida de intento para el servicio o utilidad común de todos los propietarios» –el subrayado es nuestro-.

Además, hemos de tener en cuenta que regulación de la comunidad en la propiedad horizontal se rige por las siguientes directrices: en primer lugar por la voluntad de los interesados, siempre y cuando lo permita la Ley; en segundo lugar por las Disposiciones Legales especiales, entre las que se encuentran el citado artículo 396 del Código Civil y la LPH; en tercer lugar por las reglas de la copropiedad; y en cuarto y último lugar por aquella normas Jurídicas supletorias.

Por ello, en el caso que nos ocupa hemos de partir del hecho de que el artículo 4 de la LPH, sienta la no procedencia de la acción de división para hacer cesar la situación de comunidad regulada en esta norma. Por ello, si en el momento en que se constituyó la propiedad horizontal se incluyó algún piso o local (en nuestro caso el garaje) con el carácter de proindiviso dentro de los elementos comunes con la finalidad de prestar un servicio o utilidad común de todos los propietarios; únicamente será posible su división cuando se obtenga el acuerdo unánime de la Junta de Propietarios, puesto que lleva implícita la modificación del título constitutivo de la propiedad horizontal (artículo 17.1º de la LPH).

 

SERVICIO JURÍDICO plazabierta.com Escrito por el Mar 5 2016. Archivado bajo Tu abogado, Vida. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes