Spain. System Error

error de sistema

Duelo a garrotazos (Goya)

El ministro de industria dimite por sus trapicheos en paraísos fiscales, al Sr. Aznar se le sanciona y se le hace una declaración complementaria por no declarar adecuadamente todos sus ingresos a la Agencia Tributaria,

lo cual debe considerarse en su caso como un agravante por su triple condición de inspector de hacienda, expresidente del gobierno y del mirlo blanco que ha pretendido dando lecciones de pureza y transparencia política, cuando en realidad ha resultado ser como todos a los que se ha pillado con las manos en la masa en su Partido y también en otros,  dignos merecedores de ser calificados como mafiosos. Pero la cosa no termina aquí. Los que dijeron tener las manos limpias, resulta que las tienen igual de sucias que aquellos contra quienes se querellan, y es que nada bueno se puede esperar de un sindicato de ultraderecha que entre sus filas tienen a los herederos del franquismo. Y no nos olvidemos de aquel que mostró arrepentimiento por su desfalco en el Banesto, pero sin propósito de la enmienda pues ha vuelto a las andadas.

Cuadro de Goya Duelo a Garrotazos

Duelo a garrotazos (Goya)

España  no ha aprendido de sus errores, ni mucho menos, seguimos casi igual que en el 36, la derecha y la izquierda, los rojos y los azules, los buenos y los malos, falacias y más falacias; y ya que estamos conmemorando el  IV centenario de la muerte de Cervantes, padre del castellano, un país de Quijotes y Sancho Panzas, o lo que es lo mismo, los que alzan el puño ante las injusticias de cualquier tipo y los que siguen tumbados en el sofá de su casa o sujetando la barra del bar,  bien porque se han dado por vencidos o porque están enganchados a la televisión basura o a los partidos de fútbol que no les hacen pensar. Si, en este país siempre nos hemos movido en los extremos, incapaces de llegar a acuerdos, incapaces de unirnos en la lucha social por nuestros derechos.

 Y dónde dejamos la crítica, eso si, nunca constructiva. Los españoles no sabemos que es eso, sino todo lo contrario, somos expertos en la crítica mordaz, la mayoría de las veces destructiva, con argumentos “ad hominem”, es decir, dando por sentada la falsedad de una afirmación desacreditando a la persona que defiende una postura señalando una característica o creencia impopular de ella, como el decir que los políticos son corruptos porque todos los ciudadanos o la mayoría lo son al intentar aprovecharse de las bondades de un estado social.

“y es que en un país en el que se vuelve a votar a un partido político que en su actuación está próximo a la “cosa nostra”, algo no va bien”

Aunque algo si hay de cierto en ver reflejados en los políticos y en sus partidos a la sociedad, como es el hecho de que cada uno tiene lo que se merece, y es que en un país en el que se vuelve a votar a un partido político que en su actuación está próximo a la “cosa nostra”, algo no va bien, y, evidentemente quienes no lo están son los ciudadanos que les votan aún siendo conocedores de su despotismo, de su arrogancia, de su suciedad, o lo que es peor, de su forma de gobernar “manus militari”, llevándose por delante sus derechos y libertades  por los que hubo personas que derramaron su sangre y hasta perdieron su vida, plasmados en ese texto constitucional que cada mes de diciembre ellos veneran como el borrego de oro del libro del Éxodo, pero al que luego escupen con su políticas y sus actuaciones indignas.

¿Hacia donde vamos?, no se sabe. Tal vez hacia el fin de un sistema decadente, deshumanizado, o para que todos nos entendamos, lleno de ponzoña hasta las cejas. Un sistema que está empezando a dar error en su funcionamiento, tanto a nivel nacional como internacional. Tal vez necesitemos otra revolución francesa, de donde salga una nueva forma de hacer política, basada en los derechos sociales; pero para esto se necesita gente valiente y generosa, ciudadanos  de pro que se impliquen en el cambio y por el cambio, sin pedir como contraprestación sillones en el poder. No basta con sustituir la camisa blanca y corbata por la camisa remangada de grandes almacenes, no basta con arengar a la gente indignada necesitada  de mesías con consignas de épocas pasadas, aprovechando movimientos sociales para crear partidos donde si no estas de acuerdo con la cúpula te largan, donde su estructura es la misma que la de los partidos que critican; pero lo que es peor, cuando lo que utilizan es el diálogo de la imposición, provocando la confrontación y no el acuerdo. Son los denominados  “pijos de izquierdas”.

Feliciano Morales

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Te puede interesar

Feliciano Morales Escrito por el Abr 17 2016. Archivado bajo Actualidad, Política. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

3 Comentarios por “Spain. System Error”

  1. D.D

    El sistema se viene abajo, empezarón los NACIONALÍSMOS a cerrarse tras sus intereses.La recesión económica vino para quedarse por largo tiempo, el tiempo suficiente para resquebrajár y destruir lo poco qué queda del Bienestar Social, y la sistémica corrpción está haciendo estragos.Bruselas manejando a la UE a su antojo, desponjándola de su autodeterminacion y robando su Soberanía

  2. Oliva Lamas Teijeiro

    Bueno en la Revolución Francesa fue el pueblo el que echo a los franceses de España y ahora tendremos que hacer lo mismo para echar a toda esa gentuza que no se va a ir por las buenas , por lo tanto iniendonos todos los ciudadanos como una piña es la única forma de echar a todos esos ladrones que nos están haciendo la vida imposible . Se puede lograr si se hace así uniendonos el pueblo , luchando contra sus políticas.

  3. Apreciada Oliva Lamas creo que estas equivocada en cuento a lo de la Revolución Francesa la cual fue un movimiento político, social, económico y militar, que surgió en Francia en 1789; el mismo que trajo como consecuencia el derrumbe de la monarquía absolutista, que hasta entonces había regido en Francia, a la vez que originó el establecimiento de un gobierno republicano democrático y asimismo, la iniciación de una nueva época llamada como La época contemporánea. La revolución francesa difundió por el mundo los ideales de libertad y fraternidad, así como el de la soberanía popular; y divulgó, primordialmente el conocimiento de los derechos fundamentales del hombre y del ciudadano.

Dejar un comentario

Suscríbete al magazine por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.054 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 84.624 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

 

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes