Patrimonio Nacional

Muchos pensaron que con la abdicación del actual rey emérito acabarían los escándalos que rodeaban y han rodeado a tan ilustre persona, y lo que considerábamos como simples cotilleos de los habituales de la prensa rosa, aunque cada día son más amarillentos los documentos que aparecen,

no sé si por el lugar a la sombra en un húmedo almacén en el que han estado guardados o por el contenido de cuernos y recueros, no de inocentes ciervos colgados en las paredes del palacio de caza de Riofrío, sino de esos otros de los que dicen que duelen mucho al salir, pero a los que con el tiempo te acostumbras cuando son otros los motivos que mantienen el matrimonio vivo, distintos al amor.

Tal vez, fueron las “razones de Estado” las que llevaron a que el entonces rey D. Juan Carlos de Borbón fuese espiado y grabado por el  CESID, servicio secreto anterior al CNI, ante un posible escándalo por  un divorcio real debido a los amoríos extraconyugales del  Jefe del Estado, como el  confirmado en dicha grabación con Marta Gayá, hija de una acaudalada familia mallorquina, que se casó muy joven y se divorció al poco tiempo, y que actualmente esta involucrada en promocionar artistas jóvenes, viajando muy a menudo a Miami, y de la que todos los medios hablan que es una gran señora.

Sin embargo, con el paso del tiempo, esa casa que estuvo blindada a los periodistas para no dejar escapar el tufillo de las acciones innobles entre sus reales miembros, hoy parece que empieza a estar más desprotegida que nunca, no sólo porque tales grabaciones oficiales, de las que la casa real tiene una copia, hayan salido a la luz, sino porque cada día es menor el apoyo con el que cuenta esta institución tras las andanzas del cuñadito y la infanta Cristina, bajo la creencia popular de que D. Juan Carlos era conocedor; aunque en monarquías bananeras como la nuestra, cualquier cosa es posible, como que se graben por los servicios secretos las infidelidades de Su Magestad, pero no las trampas de algunos de sus miembros.

Situaciones como estas son las que me hacen pensar que en este país somos capaces de aguantar todo lo que nos echen encima, y no estoy hablando precisamente de pétalos de rosa en forma de ayudas sociales o de unos servicios públicos básicos gratuitos, y cada vez de mayor calidad; sino todo tipo de agravios a nuestro noble comportamiento cívico que a la mayoría nos hace dudar si hacienda somos todos o solamente los gilipollas a los que se ha dado en llamar ciudadanos corrientes.

todo tipo de agravios a nuestro noble comportamiento cívico que a la mayoría nos hace dudar si hacienda somos todos o solamente los gilipollas a los que se ha dado en llamar ciudadanos corrientes.”

Me acuerdo de aquel “Lo siento mucho, me he equivocado. No volverá a ocurrir” del rey emérito tras la polémica por su accidente durante una cacería de elefantes en Botsuana; actitud que me resultó tan patética como ya lo era para mi su autor desde hace mucho tiempo, desde aquel momento en que el dictador Franco le propuso como sucesor a la Jefatura del Estado. Aunque más patético es que sigamos manteniendo a gente como esta, a sus sucesores y herederos, sólo por el mero hecho de haber nacido en una determinada cuna. Pero esto es la “marca España”, juegos de príncipes y princesas, de reyes y reinas, algunas venidas del pueblo, de amoríos e infidelidades, de juicios y condenas por ganar dinero fácil y por ser miembros de la familia real… una marca que nos hace distintos a muchos de los países de nuestro entorno, pero digna merecedora de una película de Berlanga.

Feliciano Morales Martín Escrito por el Mar 15 2017. Archivado bajo Actualidad, Nacional. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

1 Comentario por “Patrimonio Nacional”

  1. ARCADIO VILLAR

    Cada uno con su vida puede hacer lo que le de la “real” gana, ahora bien, el problema es que la casa real siempre ,y por lo tanto el propio rey, ha vendido una imagen que no es cierta de un “rey perfecto” un “rey ejemplar”, por lo que considero que los cuernos no sólo se los ha puesto a su mujer, sino al resto de los españoles al haber vendido a la opinión pública una imagen que no es real.
    Por lo demás estoy de acuerdo con el artículo en que esta institución debería suprimirse previo referéndum.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes