Mujeres imprescindibles

 

Ocho de marzo… día internacional de la mujer… ¿Qué diferencia a la mujer respecto al hombre para que se la tenga que dedicar un día a nivel internacional?,

sólo se me ocurre una respuesta que engloba todas su virtudes sin resulta empalagoso: mujeres imprescindibles, como lo es el sol para que haya vida en nuestro pequeño planeta.

Pero, por este mismo razonamiento el hombre también sería imprescindible, ya que si ponemos, por ejemplo, la maternidad como forma crear vida, ésta no sería posible sin que el hombre pusiera de su parte, aunque nada se parece el hecho de copular con el de concebir a un hijo y tenerlo que aguantar durante nueve meses en seno materno, con lo bueno y lo menos bueno que ello supone; por lo tanto, si pusiéramos en un ranking una y otra función, la mujer nos adelantaría, como también lo hacen en otras muchas capacidades.

Sin irnos muy lejos del lugar donde habitualmente se concibe a los hijos, hay otra diferencias sustanciales que nos aleja de ellas como lo es el hecho de que mientras la sinapsis cerebral en los hombres tiene lugar en una parte del cerebro que fomenta actitudes como la actividad sexual, en el sentido más mecánico de la palabra, o  la agresividad, sin embargo, en el cerebro femenino destacaría las zonas destinadas a escuchar y a la empatía.

Otro ejemplo, sin querer resultar pesado, sería el alto nivel que tienen con respecto a los hombres en cuanto a la tolerancia al dolor, bastante más alto que el nuestro, lo que las ayuda a lidiar con la agonía de dar a luz o los dolores menstruales.

En fin, la lista de actitudes que nos diferencia a ambos sexos podría ser bastante más larga que lo previsto para este artículo, así lo afirman las investigaciones llevadas a cabo por la Doctora Louann Brizendine, profesora de neuropsiquiatría en la Universidad de California, plasmadas en su libro “El cerebro femenino” (RBA), en el que me ha apoyado para hacer las anteriores aseveraciones.

Sin embargo, el motivo por el que se encumbra a las mujeres en un día como hoy, no lo es tanto por nuestras diferencias físicas y psíquicas, sino por la subyugación y desigualdad de la que han sido objeto durante siglos con respecto a nosotros; abanderando con ello una lucha de carácter internacional para crear entre todos un legado histórico de estrategias, normas, programas y objetivos  para mejorar la condición de las mujeres en todo el mundo, promoviendo su participación en condiciones de igualdad con los hombres en el logro del desarrollo sostenible, la paz, la seguridad y el pleno respeto de los derechos humanos.

Se trata pues de un empoderamiento más que merecido de ellas y  conseguido por ellas, dentro de una sociedad que, por desgracia, en pleno Siglo XXI todavía sigue siendo machista en sus comportamientos, como lo es la desigualdad en el mercado laboral, dentro del cual los hombres siguen ocupando mayores puestos de dirección, aún no mereciéndolo o estando menos capacitados que ellas, o por percibir un menor salario que nosotros en un mismo puesto de trabajo.

“Se trata pues de un empoderamiento más que merecido de ellas y  conseguido por ellas, dentro de una sociedad que, por desgracia, en pleno Siglo XXI todavía sigue siendo machista en sus comportamientos”


Sí, hoy es un día dedicado a las mujeres corrientes que han luchado y siguen luchando por un mejor puesto en la sociedad, que no es otro que el que se merecen y tienen derecho, y tan simple como ser absolutamente iguales que los hombres. También estoy han pensando en aquellas pobres mujeres por su destino, pero seguro que valientes  en su vida que han perecido, objeto de violencia de genero por parte de sus parejas, de “medios hombres” que no saben que “mi mujer” no es sinónimo de posesión, ni de subyugación, ni de servilismo; sino de lucha en común por un proyecto de vida, así como de compartir, tolerar y de otras muchas acciones en común que se pueden y deben englobar en la palabra amor, empezando por el más absoluto respecto, elevado a un nivel casi sacro, a quien decidió un día compartir la vida con nosotros.

Dedicado a vosotras,  y especialmente a mi madre, que hoy cumple años.

 

 

 

 

 

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Feliciano Morales Escrito por el Mar 8 2017. Archivado bajo Actualidad, Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

1 Comentario por “Mujeres imprescindibles”

  1. Eva chiquita

    Muchas gracias Feliciano por tu artículo, da gusto levantarse por las mañana y que la gente te valore como lo que eres… y al resto de mujeres decirles que abanderen la lucha contra la discriminación de la que todavía estamos siendo objeto.

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes