Mi tesoro

Cuando John Ronald Reuel Tolkien escribió el Señor de los Anillos, y más concretamente cuando creo ese personaje de la Tierra Media con el nombre de Gollum, posiblemente tuvo una visión de futuro en la que aparecía Cristobal Montoro,

pues no conozco a ninguna otra persona o personaje de ficción que más se asemeje a ese estraño ser que alguna vez fue hobbit y que fue deformado y corrompido en mente y cuerpo por el poder del Anillo que lo esclavizó y cuya búsqueda incesante se convirtió en su máxima obsesión.

“Es mío”. “Mío propio”. “Es mi tesoro”, son sus frases, casi iguales que las que el ministro de hacienda pronuncia en sus comparecencias tanto en el Congreso de los Diputados como ante la prensa, cuando se trata de amenazar a determinados colectivos o incluso a la ciudadanía en general para que cumplan con sus obligaciones fiscales; porque es suyo, suyo propio, su tesoro, el poder arbitrario de poner en marcha amnistías fiscales para aquellos, que igual que él, habitan en esa zona siniestra donde la corrupción se ha convertido en algo sistémico; o sometiendo a inspección a rivales políticos, por el mero hecho de disentir de su política económica.

El Anillo proporcionó a Gollum longevidad antinatural, envenenando su mente durante quinientos años. Un anillo que en el caso de Montoro sería equivalente a esa cartera ministerial que le hace crecer su ego ante su detestada figura, no sólo por su físico poco agraciado, sino por su pose continua de hombre enfadado que oculta algo que no quiere ser descubierto. Sin embargo, algo atempera nuestra inquietud ante tan extraño ser, porque lo que hoy parece eterno, el paso del tiempo lo convertirá en algo fugaz, y como no hay mal que dure cien años, su  longevidad quedará muy lejos de la de los habitantes de Tierra Media, y antes o después su carrera política terminará, aunque duren más los beneficios personales que ha obtenido en su búsqueda de un anillo que solucione de por vida su situación económica.

“El Anillo proporcionó a Gollum longevidad antinatural, envenenando su mente durante quinientos años. Un anillo que en el caso de Montoro sería equivalente a esa cartera ministerial que le hace crecer su ego, ante su detestada figura”

No tendremos que aguantarle cien años, aunque el tiempo transcurrido viéndole moverse en los entresijos del poder se nos esta haciendo demasiado largo porque lejos de calmar los ánimos de un país gobernado por delincuentes, fomenta cada día más la desigualdad, convirtiendo la famosa frase de que “hacienda somos todos” en “hacienda somos unos cuantos”, en los que se concentra la presión fiscal para poder volver a llenar las arcas públicas que ellos mismos han esquilmado.

Y, como al final todo lo que se descompone termina oliendo, el hedor se ha hecho insoportable dentro del Partido Popular, sin que haya hecho falta remover mucho la basura para descubrir que entre tanta mierda también esta la de este Gollun arpío que, imitando a sus secuaces populares, también se ha valido de cargo para beneficiarse él y los suyos, como ha puesto de manifiesto  La Fiscalía Anticorrupción al haber presentado una querella contra la empresa Equipo Económico, fundada por el actual ministro y repleta de ex colaboradores suyos, por los presuntos delitos de tráfico de influencias y falsedad documental.

¿Dónde está el código ético del que tanto hablan los altos cargos del Partido Popular?, ¿Terminarán destituyendo al Fiscal que ha interpuesto la querella, al igual que se ha hecho con el que investigó al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González?, ¿quién será el próximo en caer?.

Como en casi todo, el tiempo nos dará una respuesta, aunque ya tenemos una, y es que, más que ante un partido político parece que estemos ante una organización criminal en la que cada cual arrampla con lo que puede; y de la que el Partido Socialista y Ciudadanos se han convertido, sin lugar a dudas, en cómplices por seguir permitiendo que nos gobiernen los que sin duda deberían estar entre rejas al haber convertido a España en un país saqueado y humillado.

 

Feliciano Morales

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Te puede interesar

Feliciano Morales Escrito por el Abr 28 2017. Archivado bajo Actualidad, Política. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Suscríbete al magazine por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.080 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 78.311 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

 

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes