Matemáticas

© Nieves Laguna

Hace unos días me levanté con un pensamiento que a lo largo del día fue tomando forma. Para esto me han ayudado mucho las circunstancias actuales de mi vida y lo sucedido en mis últimos tiempos.

Este pensamiento es el de que la vida es como un problema de matemáticas en el que se debe identificar, analizar e interpretar los datos disponibles con la suficiente atención para recoger los puntos importantes en pos de solucionarlo eficaz y correctamente, porque si no, te pierdes en un cúmulo de fórmulas que te harán dar muchas vueltas hasta llegar al resultado acertado.

Este resultado algunas veces es claro y meridiano, pero otras, la gran mayoría de las veces, hay que buscarle y es en esta búsqueda donde se utilizan todas las fórmulas que uno conoce y si no.… se las inventa. El caso es llegar a la solución.

En estos problemas existen las constantes; que normalmente son la familia y los mejores amigos. Las variables; que son los amigos temporales, los que vienen, los que van, los que se quedan, los que se cruzan, los que por alguna razón entran para enseñarte algo que no habías visto, una variable con la que no contabas y que luego, después de encauzarte en el camino para llegar a la solución, desaparecen por donde vinieron. Están las incógnitas, por supuesto, a mí las que más me gustan.

Puedes visualizar todo problema en conjunto, pero no lo entenderás a menos que comprendas todas y cada una de las variables que lo constituyen y sus posibles derivadas.

Tenemos las parábolas que son aquellas circunstancias y/o personas que no saben ni por donde van, indecisos, que normalmente te hacen perder el tiempo e intentan arrastrarte a su infortunio y su infravaloración que tienen de su propio ser, no aguantan que tú seas feliz, o estés centrada/o.

Las raíces cuadradas y las derivadas son las más difíciles de interpretar, son personas cerradas que se aferran a tu existencia para salir de su vida de mediocridad como si les fuera la vida en ello, te absorben toda la energía, te alagan, hacen lo posible para que tu les prestes toda tu atención y cuando les has resuelto su problema, si te he visto no me acuerdo. Normalmente las raíces cuadradas y las derivadas son las que más dolores de cabeza y anímicos te producen.

Están los descartes, estas situaciones y/o personas hay que desecharlas de inmediato de tu vida. Sólo te traerán amarguras. Algunas veces las ves nada más leer el problema, otras tardas un poquito más, según lo vas desarrollando, pero en cuanto la encuentres hay que descartarla y seguir con tu vida, con tu problema matemático.

Están los problemas matemáticos simples, como las sumas, las restas, las multiplicaciones y las divisiones en las que sabes a ciencia cierta el resultado. Pero hay problemas que, por su complejidad, o bien no se resuelven nunca, o cuando te llegan no estás en el momento adecuado para ponerte a resolverlos, estos es mejor dejarles pasar, o apartarlos a un lado hasta que, o bien te encuentres con la suficiente fuerza como para atajarlo, o que se canse por si solo y desaparezca.

También hay problemas que no tienen solución, no la busquéis, no les deis más vueltas, es que no se puede, no hay forma humana de solucionarlos.

Toda regla tiene su excepción y cada excepción tiene su regla.

“También hay problemas que no tienen solución, no la busquéis, no les deis más vueltas, es que no se puede, no hay forma humana de solucionarlos.”

La fórmula matemática perfecta es la del círculo, pero es muy difícil llegar a ella y mantenerla. Vivimos en un mundo con pocos círculos, sin aristas y muchos cuadrados, triángulos, trapecios, rombos, rectángulos, y demás polígonos cada uno con su fórmula matemática… que tela marinera.

Toda, exactamente, toda la vida está regida por las matemáticas y por la vehemencia y pasión que cada uno ponga en la actuación para la resolución de sus problemas, aunque tengas que ponerte a contar con los dedos de las manos, pero recordar que algunas veces, sólo algunas veces, en muy rara ocasión 2+2 igual no son 4.

COLABORADOR Escrito por el Feb 13 2017. Archivado bajo Vida. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes