Los ratones no se equivocan

Ellos saben que no solo los gatos negros traen mala suerte, en España tenemos otras especies, los naranjas que tenían unas líneas rojas que realmente era azuladas, los rosas cuyas líneas rojas han perdido tonalidad tornándose en ese color indescifrable llamado rosa “pastel”, hipócritas que consideran un triunfo suyo el haber subido 50€ el salario base,

a ese mísero peculio insuficiente para miles de asalariados, pero calla sobre la Reforma Laboral, y con desfachatez aprueban el techo de gasto presentado por el gobierno para el 2017 o, considerar también un triunfo el “pasteleo” conseguido con la reforma para combatir la Pobreza Energética que ahoga a miles de ciudadanos, a los que antes ignoraban, repudiando el programa de los morados e incluso criticándolos en su actividad en el triste caso Reus. Y los incumplidores de promesas, los azules, los que nunca pactarían con independentistas pero negocian con algunos de los afines ideológicos económicamente ciertas propuestas, o dan orden de minimizar su estrategia catalanista al aceptar que ninguna institución como el TC pueda suspender cautelarmente a representantes de la Administración, todo ello ante la necesidad de solo un puñado de votos para aprobar los Presupuestos Generales, despreciando al resto de los partidos de la Cámara.

Pero la desvergüenza de estas especies, es el ignorar las declaraciones de la hermana del VI de los Felipes, digna representante de esa dinastía que lo único que les ha interesado desde hace más de trescientos años es enriquecerse, al declarar “estoy deseando que esto acabe para no volver a este país”, propio de realezas que desean tener país, súbditos, privilegios, pero nunca Patria. No solo son silentes estos partidos también “sus medios”, y como consentidores no toman medidas para anular la protección en Suiza a esa despreciable persona y su familia a la que mantenemos con nuestros impuestos.

… Pero la desvergüenza de estas especies, es el ignorar las declaraciones de la hermana del VI de los Felipes, digna representante de esa dinastía que lo único que les ha interesado desde hace más de trescientos años es enriquecerse, al declarar “estoy deseando que esto acabe para no volver a este país”

También dicen que hay libertad de expresión, cuando la Ley Mordaza es la espada de Damocles para la ciudadanía, libertad de expresión ejercida por ellos únicamente, propagando lo bien de como lo hacen para lograr acuerdos y aprobar los Presupuestos Generales aún más restrictivos que los del 2016, con una postura común, ninguno se reúne con el partido morado, ese que no pide subvenciones a los bancos en campañas electorales que tienen bien agarrado de los bajos a los silentes mediante condonación de deudas y ejerciendo a través de “sus medios” de prensa escrita, radio y Tv, con subvenciones camufladas, mediante anuncios, una exacerbada crítica continua y constante a los morados por cualquier asunto, como los debates internos, cuando son debates, no enfrentamientos. Mientras se atribuyen como un éxito la Sentencia del Tribunal Europeo sobre las cláusulas suelo y su labor para la devolución de lo estafado cuando antes callaban, condenaban, perseguían o encarcelaban a miembros de las PAH. Ya no hablan de la Gürtel, o los Eres como la corrupción de partidos, sino de unos cuantos sinvergüenzas que se aprovecharon de ellos. Pujol desaparecido desde hace mucho tiempo, ¿que tendrá grabado de los azules y rosas?, Bárcenas, Alfonso Rus, Ortiz, Camps, Fabra, Baltar y muchos otros se han diluido en las rotativas. Tampoco hablan del rector de universidad que consiguió la cátedra copiando, y miembro destacado de un partido. Pero cuando supuestamente invitan a los morados en los medios controlados por la Banca, es para que un tropel de supuestos periodistas les acosen con una batería de preguntas en el momento que hablen de su programa y propuestas, como la Ley de dependencia, Reforma constitucional, eliminación de aforados, Ley de Amnistía, Prestaciones sociales equiparación de sueldos con la Europa llamada rica, donde dicen que estamos. La estrategia es cortar cualquier referencia molesta a la Dictadura Financiera de forma estudiada, golpear con preguntas sin fundamento y reiteradas: Venezuela, Irán, cuando los tribunales ya han declarado falsas todas ellas, pero no les importan, para ellos los morados son como un saco de boxeo donde rinden pleitesía a sus amos, y un medio para confundir a la opinión pública que por desgracia no son como esos vertebrados del título, a los ciudadanos los ofuscan con la pretensión de hacer creer que el único gato que trae mala suerte es el morado. Cuando en realidad el morado podría ser ese sillón donde poder recuperarse de todo lo perdido en los últimos ocho años.

José Enrique Centén Martín Escrito por el Ene 2 2017. Archivado bajo Política. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes