Las coactivas medidas populistas de Carmena

Parece que al equipo del gobierno municipal en el Ayuntamiento de Madrid se le ha ido la olla con eso de obligar a circular a las personas por el centro en un determinado sentido. ¿Será qué desde que les ha cortado el grifo Montoro se aburren al no tener en que dar?.

¿La siguiente medida cuál va a ser, que salgamos de casa y volvamos a una hora determinada?, ¿que vayamos en patinete o que los días pares sólo salgan a pasear por el centro aquellos cuyos apellidos vayan de la A a la L, y los impares los de la M a la Z?

¿Qué va a pasar con la gente que no quiera pasear ni comprar en las tiendas del centro, sino que simplemente quieren desplazarse de un sitio a otro por cualquier motivo eligiendo para ello el camino más corto?, ¿qué va a pasar con los discapacitados, para los cuales ya es un esfuerzo el deambular por la vía pública?, ¿y con los que hacen el reparto a pie?.

¿En qué se ampara esta medida, jurídicamente hablando?, ¿qué tipo de ordenanza o reglamento municipal la regula?.

Nos metemos continuamente con el gobierno de Rajoy por sus medidas coactivas, pero cuando se trata de defender lo indefendible y se es progre, de izquierdas, ecologista, y algún “ista”  más, y de Podemos, parece que meterse con Carmena y los suyos es poco más que un sacrilegio. Pues miren ustedes, como a mí nadie me va a decir como tengo que ser, ni donde tengo que estar, y nadie me va a dar lecciones de democracia y libertad, voy a jorobar a aquellos que están acostumbrados a encasillar a la gente, llamando facha o utilizando cualquier otro insulto contra quienes no piensa como ellos; porque qué casualidad que una servidora aunque se considera de izquierdas no está de acuerdo con tonterías como estas, faltaría más que tenga que pensar como aquellos que se han apoderado de la izquierda de la misma manera que de la derecha lo han hecho los del Partido Popular, sobre todo algunos jóvenes que parece que han inventado ellos el mundo, y algunos menos jóvenes que buscan en el citado partido la lanzadera a la política que no consiguieron en el que militaban antes.

 

“Nos metemos continuamente con el gobierno de Rajoy por sus medidas coactivas, pero cuando se trata de defender lo indefendible y se es progre, de izquierdas, ecologista, y algún “ista” más, y de Podemos, parece que meterse con Carmena y los suyos es poco más que un sacrilegio”

No me imagino a la gente que circula por la Gran Manzana en New York, haciéndolo en un solo sentido porque a Bill de Blasio se le ocurra, y miren que por allí se forman aglomeraciones, de personas, vehículos y hasta de mascotas, entre otros motivos porque supera a Madrid en más de 5 millones de habitantes; sencillamente porque sería una sandez como lo es aquí, como la copa un pino.

Siempre en Madrid y en Navidad, han existido aglomeraciones, recuerdo aquellas películas en blanco y negro, como la de “la familia y uno más” en la que aparece la plaza mayor con multitud de personas que  buscaban en las casetas allí instaladas algún motivo navideño, y nunca por motivos de seguridad se le ha ocurrido a ningún Alcalde obligar a los viandantes que circulasen en un determinado sentido, entre otras cosas porque salvo unos pocos mal educados, el resto solemos ceder el paso a la gente que circula por nuestra derecha; es algo casi instintivo que hemos aprendido de nuestros mayores y, aunque así no fuese, hay cosas que cuando se prohíben sin razón lógica, formando parte de manera natural e innata  de la libertad del individuo como es pasear, el que venga alguien, encima utilizando a las fuerzas del orden público, diciéndotela como lo tienes que hacer, a más de una se nos antoja como una medida caprichosa e incluso arbitraria

Pero, sobre todo, ¿qué persigue el equipo de Carmena con esta media?, ¿mayor seguridad ciudadana o vial?; venga ya. Que se lo digan a más de uno o de una que les han quitado la cartera subiendo o bajando por unas escaleras mecánicas o abandonando el andén del metro, cuando la salida esta en una única dirección. Además, ¿quién me garantiza que ante una avalancha, que casi siempre se produce en un mismo sentido, no se corre igualmente peligro?.

También podía referirme a otra medida que está haciendo que los parkings hagan una extraordinaria caja, o lo que es lo mismo, el mes de agosto en noviembre y diciembre, como es el hecho de prohibir aparcar también zonas céntricas los días en que la polución de la capital de España se dispara por las nubes cubriendo la ciudad con una boina visible a cientos de kilómetros, Medida que tampoco considero demasiado eficaz, entre otras cosas porque el que es un incivilizado lo va a seguir siendo, y así ha sido en relación a muchos que  han parado su vehículo donde se establece esta prohibición, haciéndolo con el motor en marcha y los cuatro pilotos de intermitencia encendidos, por si acaso aparece el vigilante de la zona ORA poder esgrimir que lo han hecho temporalmente para hacer una gestión, algunas veces consistente en tomar una caña y su pincho, que en ocasiones ha durado más de hasta media hora, echando igual de humo a la atmósfera, aparte de aumentar el consumo de combustible. ¿No sería mejo,r en vez de adoptar medidas coyunturales como ésta, que son pan para hoy y hambre para mañana, rebajar el coste del transporte público durante todo el año, incluso hacerlo gratuito en casos extremos de contaminación?.

Igual diría del corte de tráfico en vías céntricas, pero necesarias para el normal desenvolvimiento del tráfico con cierta fluidez. Arterias necesarias en cuanto que comunican zonas distantes de la ciudad, obligando a los vehículos a desvirarse por vías menos angostas que lo único que ocasiona son atascos que incrementan la contaminación.

Estoy convencido que no es fácil gobernar, entre otras cosas porque dar gusto a todos es imposible, pero adoptar medidas de dudosa eficacia a lo único a lo que conduce es a que pensemos que quienes las adoptan no saben muy bien por donde se andan, o que lo único que pretenden es parchear lo que necesita de una solución a largo plazo, máxime cuando está en peligro la salud de las personas. Y aquí también tiene mucho que ver el gobierno de la Comunidad Autónoma y de quien ocupa la Moncloa, quiénes en vez de fomentar las energías limpias y renovables, se empeñan en cobrar impuestos que gravan aquella y que a lo único que conduce es dejar a las familias menos favorecidas económicamente más desamparadas de lo que actualmente están. Y es que los políticos lo único que buscan es la rentabilidad política, estrujando los bolsillos de los contribuyentes para cumplir con alguna que otra promesa electoral estrella que les permite continuar ocupando el sillón en próximos comicios electorales. Y lo mismo me da la derecha, que la izquierda…, que el centro, aunque este último no exista.

 

 

Olga Sánchez Rodrigo

Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Te puede interesar

Olga Sánchez Rodrigo Escrito por el Dic 5 2017. Archivado bajo Actualidad, Nacional. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

5 Comentarios por “Las coactivas medidas populistas de Carmena”

    • Gracias David por ilustrarme, pero hay una gran diferencia, en el ejemplo que tú pones se hace recomendación a las personas, es durante un momento muy concreto (mientras dura la procesión y por este motivo). En las de Madrid no se recomienda, se obliga de forma coactiva por agentes de la autoridad, y la medida se extiende hasta después de las navidades.

      • David

        Lee el artículo completo. En Italia son obligatorias, por ejemplo. pero no encuentro diferencia en la práctica entre recomendación y obligación cuando una autoridad me propone una medida. El resultado es el mismo, al final circulas por donde propongan.
        Lo de la temporalidad de la medida, tampoco es tan así. Ni es permanente puesto que es a partir de las horas que mas acumulación de gente hay, ni van a ser permanentes una vez acabadas las fiestas.
        Igual estamos mezclando con la peatonalización de la Gran Via, que esa
        si se propone como permanente y de lo cual yo y los comerciantes, estamos muy de acuerdo. A más, yo cerraba la circulación de vehículos dentro de la M30.

  1. Francisco Javier González Ogando

    Esta medida no es populista, es absurda y dictatorial, pero es una magnífica analogía de eso en lo que han convertido izquierda y derecha, es la demostración gráfica perfecta: Ambos conceptos reducidos a simples direcciones obligatorias. Ni nuestros gobernantes de uno u otro signo se plantean una sola cosa con sentido, ni el pueblo se plantea llamarles estúpidos cuando son los de su dirección. Murieron las ideologías reflexivas, triunfa el fanatismo más futbolero. Viva Messi (o Ronaldo), aunque el equipo pierda, el solo gane más que todos los socios del club, y encima no pague sus impuestos. Somos carne de cañón. Pero… Carmena, jamás pensé que tú pudieras convertirte en ese cañón.

  2. Rafael López Villar
    Rafael López Villar

    Son coercitivas, son populistas, son absurdas, son perjudiciales, para el comercio, para la libertad individual, para el turismo, para los residentes, y solo obedecen a un concepto ideológico de imposición del pensamiento único tan afecto a determinadas sensibilidades. Y, por no dejarme nada, a un intento de hacer antipática la navidad como fiesta popular. Parece que no soy demasiado partidario.

Dejar un comentario

Suscríbete al magazine por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.080 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 78.378 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

 

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes