‘Las Cabañuelas’. Tradiciones ancestrales

Great Ziggurat Of Ur

Manuel Briz

CABAÑUELAS 2017 2018

 

Muchas de las tradiciones antiguas se han perdido en el ocaso del tiempo, otras han perdurado a través de los poemas líricos de los bardos y solamente algunas se han conservado transmitiéndose de padres a hijos. En cualquier caso, las tradiciones definen la identidad de los pueblos así como las de los hombres que los habitan.  
D. Manuel Briz Sánchez, profesor, pertenece a ese privilegiado grupo de personas cuya memoria y práctica mantiene viva una de las tradiciones más ancestrales, quizá de las menos conocidas. Después de una ilustrativa y agradable conversación se puede dar respuesta a estas incógnitas:

¿Qué son Las Cabañuelas?

  • Es el método predictivo del tiempo desde la antigüedad más remota.

¿Cuál es su origen?

  • Surgió en Babilonia, en la ciudad de Ur, en una zona conocida como ‘la media luna fértil’, bañada por los ríos Tigris y Éufrates. Al ser una zona de aluvión y llana cuando venían las crecidas en primavera el agua se extendía inundando la región, dejándola preparada para la siembra. Las gentes vivían en casitas provistas de una terraza y en ellas había unas pequeñas torres a semejanza del zigurat, la torre mayor de la aldea. Era en las mini torres donde llevaban a cabo ofrendas a los dioses, como sacrificios de animales; en cambio a los difuntos les transportaban hasta la cúspide del zigurat porque creían que eran impuros y no podían ser enterrados ya que contaminarían la tierra, ni tampoco incinerados pues sería el aire el contaminado. Según sus creencias, los debían dejar a los cuervos para que les purificasen la carne. Después procedían a enterrar los restos en el foso de la misma torre que hacía las veces de osario. Los aldeanos que dormían en las terrazas y tenían por techo el nítido cielo observaron durante años las estrellas, llegando a distinguir hasta 6.000 (ahora solamente pueden apreciarse 1.000). A través de la observación y de los fenómenos atmosféricos que se alternaban en ciertos días del año (actualmente en agosto), se supone que llegaron a la conclusión del tiempo que iba a hacer el año siguiente. Fue así como comenzaron a sembrar los productos adecuados dependiendo de que éstos necesitasen más o menos agua.

 

 

Great Ziggurat Of Ur

Manuel Briz

Manuel Briz


¿Hay alguna referencia histórica de estos hechos?

  • Sin duda, dejaron constancia de ello en la escritura cuneiforme, inventada por los sumerios, propia de la mayor parte de los pueblos del antiguo oriente.

¿Cómo evolucionó o se llegó a expandir?

  • En aquella época Nabukadrezzar II invadió a tribus colindantes, hasta lo que hoy es Israel y Palestina. Como botín de guerra se llevaron prisioneros a cientos de judíos hasta la ciudad de Ur. Después de muchos años viviendo esclavizados por sus opresores, ocurrió un día que el rey Ciro tuvo unas revelaciones, para descifrarlas solicitó la ayuda de su astrólogo y al no convencerle le mandó decapitar. Entonces recurrió a un adivino israelita, quien supo darle una clara interpretación. El rey satisfecho y agradecido liberó a su pueblo. Los judíos que volvieron a Israel llevaban consigo el conocimiento de estas previsiones, las mismas que en los años de sometimiento habían aprendido. Pasaron los años y algunos grupos de judíos emigraron, dirigiéndose por el mar Mediterráneo hacia la península Ibérica. Entraron en Valencia donde una parte se asentó, otros se expandieron por el centro y el oeste. En la zona de Hervás compartieron sus conocimientos con los habitantes de la región.

¿Se sabe si se produjo algún conocimiento similar en alguna otra civilización del mundo?

  • Se sabe que en la época del descubrimiento de América los incas del Perú ya habían observado que cada 6 o 7 años surgían grandes masas de nubes que atravesaban los Andes, y cambiaban el clima durante esos años. Los españoles, como católicos, bautizaron a aquel fenómeno ‘El Niño’ en honor a que se producía en Navidad, y al otro fenómeno que le seguía de menor intensidad le llamaron ‘La Niña’. Los sacerdotes de los incas eran los depositarios de aquel conocimiento, el fenómeno llamado ‘El Niño’, dentro de los 18 meses del año pronosticaban el tiempo futuro dándolo a conocer a los habitantes, a cambio de ofrendas como sacrificios de animales. El nombre procede de los incas, uno de los meses se llamaba Caban, en la península Ibérica evolucionó a Cabanel. En el año 1.800 pasó a llamarse Las Cabañuelas.

Cabañuelas

Como dato curioso y para explicar estos fenómenos atmosféricos sólo hace falta recordar la historia bíblica del sueño que tuvo el Faraón de Egipto, éste soñó con siete vacas gordas y otras siete flacas que devoraban a las primeras y siete espigas gordas y otras siete espigas sin grano. José interpretó el sueño, habría siete años de cosechas abundantes y otros siete años de carencia.

¿Cómo adquirió usted este conocimiento?

  • Tenía 8 años. Estaba en casa con mi padre y mi abuelo, conversaban, entonces escuché decir que a mediados de febrero iba a nevar. Me llamó la atención, lo escribí en un papel y lo guardé en un cajón de la mesita. Transcurrieron los meses, un día de febrero mí madre levantó la persiana de la alcoba y me dijo: -Hijo, hoy no puedes ir al colegio porque ha nevado-. La noticia me hizo recordar aquella conversación, busqué el papel y al comprobar cómo coincidía el día de la nevada me quedé muy impresionado y pensé: -Pero qué listo es mi padre-. Desde ese momento mi curiosidad e interés por conocer Las Cabañuelas fue constante. Aprendí de mi padre, él me fue transmitiendo su conocimiento. Años después, estando ejerciendo de maestro en San Martín del Castañar, encontré a unos aldeanos que también tenían algunos conocimientos y juntos los compartimos. En un momento dado contacté con un experto en el tema, D. Manuel, del pueblo de Mora, (Toledo). Tenía formado un grupo de personas que dominaban y elaboraban el calendario de Las Cabañuelas en distintas regiones de España, entré a formar parte de dicho grupo, dispuse de un carné acreditativo, individual, a nivel nacional, y me convertí en el cabañuelista de la zona sur de Castilla y León. Las Cabañuelas se llevaban a cabo en agosto y D. Manuel (Mora) escribía cada año al finalizar el mes un libro con los pronósticos del año siguiente. Los beneficios recaudados se dedicaban a obras sociales.

  

¿Cuándo se elabora el Calendario de Las Cabañuelas?

  • En el mes de agosto. El día 1 representa a todo el año siguiente pero como es muy complicado se recurre mes a mes, entonces se comienza con el día 2 que corresponde al mes de enero, el día 3 a febrero y así sucesivamente, hasta llegar al día 13 que corresponde a diciembre. Hay años en los que estos 12 días son iguales.

¿Entonces cómo hacen para poder pronosticar con ciertas garantías de éxito?

  • En ese caso se recurre a las Cabañuelas Retorneras que empiezan al contrario, es decir, el día 14 corresponde a diciembre, el día 15 a noviembre y así sucesivamente, hasta llegar al día 25 que se corresponde a enero.

Para hacernos una idea de cómo se lleva a cabo tan complejo calendario D. Manuel nos pone un ejemplo:

  • Imaginemos que estamos en el día 2 de agosto, correspondiente a enero. Nos vamos de madrugada a un campo desde el que tengamos una visibilidad completa del nacimiento del sol, con las siguientes herramientas en nuestra mochila: unos prismáticos, el barómetro para medir la presión, el higrómetro que mide la humedad, una brújula, papel y encendedor. Una vez que sale el sol comprobamos si tiene cejo (anillo alrededor), unido a la dirección del viento (lo averiguamos con el papel y el encendedor) y las posibles nubecillas, nos podrán dar un pronóstico que dependerá, a la vez, de otros factores como la maraña (especie de nieblas en el horizonte de la salida del sol). Si el viento sopla solano será un mes de enero frío, seco y con alguna niebla. Estos detalles no son en absoluto determinantes, ya que hay fechas concretas en los meses del año que influyen para que el tiempo cambie. Aparte de lo que indiquen Las Cabañuelas.

Ejemplos de algún detalle y refranes:

  • Si enero es lluvioso julio será tormentoso.
  • En febrero sobre el día 25 ocurren los llamados fríos de la cabra o de la vieja. Según el refranero: Febrero, un día al sol y otro al humero.
  • Marzo es el mes de las nieblas, si éstas se dirigen hacia el sur, a los dos meses puede llover. La segunda parte del mes es ventosa. De ahí el refrán: marzo ventoso, abril lluvioso, hacen a mayo florido y hermoso.
  • En abril hay unos días siempre de muchos fríos. No hay abril que no sea vil, a la entrada al medio o al salir.
  • En mayo, sobre el día de San Isidro se suelen producir tormentas.
  • Si junio es nuboso, es de esperar un noviembre de frío y nieve.
  • En julio, el viento que haga por San Juan reinará durante varios meses.
  • En agosto, aparte de Las Cabañuelas, si el día 10 de San Lorenzo es húmedo el año siguiente será lluvioso.
  • Septiembre, ahí nos acogemos al refrán: año bellotero año nevero.
  • Octubre, el día 4 que es San Francisco suele aparecer la primera borrasca llamada otoñal, es el llamado cordonado de San Francisco. La luna llena de octubre siete lunas cubre, viene a explicar que durante los siete meses siguientes se producirá el mismo tiempo que hizo en los siete días que duró la luna llena.
  • Noviembre, el día 13, San Bricio, como haga ese día hará los días de Nochebuena y Navidad.
  • En diciembre, hay un período que es el de la Purísima, muy frío y de viento solano, aparte de que si hiela el 24 o 25 no lo hará en los mismos días de mayo y viceversa.

 

¿Qué tiempo se espera para estos próximos días?

  • En Nochebuena y Navidad, como el día de San Bricio, soleado, y su efecto se tiene que terminar el 26 o 27 cambiando el tiempo a borrascoso.

¿Hasta qué punto está afectando el cambio climático a estas predicciones?

  • Afecta muchísimo porque nos regimos por lo que vemos en la atmósfera. La contaminación está llena de pequeñas partículas de agua que se adhieren a los microscópicos corpúsculos y al ser arrastrados cientos de kilómetros de distancia son capaces de modificar la pluviosidad de la zona. Debido a estos cambios las previsiones se resienten bastante.
Agradeciendo a D. Manuel Briz Sánchez el tiempo que ha dedicado a compartir conmigo y ustedes, queridos lectores, la sabiduría de tan remota tradición, le emplazo para que nos deleite en un futuro próximo con otro tema de igual o mayor interés, invitación que gustosamente ha aceptado.
CABAÑUELAS 2017 2018

CABAÑUELAS 2017 2018

Montserrat Prieto

Solo soy alguien que nunca dejará de soñar con un mundo mejor. Que hace del aprendizaje una constante de su vida. Amante y defensora de la salud medioambiental, de los Derechos Humanos y de la Justicia. Escritora de cuentos y relatos

Te puede interesar

Montserrat Prieto Escrito por el Dic 27 2017. Archivado bajo Actualidad. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Suscríbete al magazine por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.054 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 84.624 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

 

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes