La sombra de Felipe González

Permitidme que os enseñe un video

Felipe González y las puertas giratorias en 1982

Felipe González y las puertas giratorias en 1982

Publié par Spanish Revolution sur samedi 19 novembre 2016

Han pasado treinta y seis años,  y este señor sigue manejando los hilos dentro del Partido de la rosa, de esa rosa llena de espinas y que tanta sangre esta causando dentro de su seno. Sangre de militantes de base que ven frustradas sus expectativas al permitir que en este país gobierne la derecha, de ver como quien debía ser la referencia dentro del partido esta intoxicado por una droga que quien la prueba se convierte en un ser pérfido y egoísta.

No es de extrañar que este señor vea en Pablo Iglesias, en el de ahora y en el de antes, la imagen de lo que él fue en su día, de ahí ese rechazo, porque no querrá recordar que existen unos valores sociales que hacen que se avergüence en lo que se ha convertido.

Que casualidad que aquel que condenaba las puertas giratorias no se haya bajado de ellas desde que se convirtiese en expresidente del gobierno.

Pobre familia socialista, mis primos hermanos, con un patriarca convertido en uno más de esos que no hacen la vida nada fácil al obrero, en un hombre gordo de los manjares que muchos no alcanzamos ni siquiera a oler, y no me refiero sólo a la comida, sino a una forma de vida propia más de un burgués que de quien tiene que levantarse todos los días a las seis de la mañana para cobrar al final de mes un salario que ni siquiera llega a superar la quincena del siguiente, ni siquiera mileurista.

“Que casualidad que aquel que condenaba las puertas giratorias no se haya bajado de ellas desde que se convirtiese en expresidente del gobierno.”


Repelente persona que bien merece ser considerado más un socio-listo que  un socialista, ¿a santo de qué?… Una imagen acartonada, un busto que nos recuerda que venimos del mono aunque en su caso menos evolucionado… un ricachón, no por méritos propios sino por servirse de la política en su propio beneficio. ¿Cómo puede un homínido así atreverse a dar consejos dentro de su partido, manejando los hilos desde la sombra?, ¿cómo pueden ciertos socialistas venerar su persona y ponerla como ejemplo?, ¿ejemplo de caradura o de sin vergüenza?

Este es Felipe González, con más sombras que luces, quizá sólo una, pero entonces era un simple abogado laboralista con una chaqueta de ante desgastada, cuando no le daba vergüenza levantar el puño izquierdo  para honrar a todos los obreros del mundo mientras cantaba la internacional. ¡Arriba parias de la tierra, en pie famélica legión!, que contraste… el ahora y el ayer, socialistas y no un partido aburguesado que comulga con un sistema en el que la justicia social abunda por su ausencia, demonizando la lucha social, único camino que nos dejan, porque ni siquiera cumplen con el mandato representativo asumido de sus votantes, quizá porque el humo que vendieron se ha esfumado.

 

 

Olga Sánchez Rodrigo
Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Olga Sánchez Rodrigo Escrito por el Mar 17 2017. Archivado bajo Actualidad, Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

1 Comentario por “La sombra de Felipe González”

  1. miguel Ángel

    Estoy totalmente de acuerdo.Dolorosa ha sido la decepción causada.Lo teníamos por un mito y en Diablo enemigo,se ha convertido.Vergonzante y sonrojante es ahora ver sus imágenes de joven,instandonos y advertirndonos de las puertas giratorias y de los poderes encubiertos,(Ibex,35),esos que no se presentan a nada,y quieren mandar en la oscuridad,esos de los que te has hecho amigo de alma.!!!Traidor estoy seguro que tendrás tu merecido!!!!

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes