Héroes y villanos.

peso del dinero

En nuestra edición anterior en la sección de economía al hablar del valor del dinero explicamos, hicimos referencia al tema de la inflación, subida generalizada de los precios en una economía o territorio determinados.

 

Pues bien, en España, los precios subieron en octubre un 0,7% con respecto al mismo mes del año pasado, la mayor subida interanual registrada desde hace más de tres años, según el INE. Concretamente, los precios no subían tanto en tasa interanual desde agosto de 2013, cuando se elevaron un 1,5% por encima de los del mismo mes de 2012.

evolucionprecios

Según el organismo estadístico, una vez más, han sido la luz y los carburantes los que tiran de los precios, no porque suban con fuerza, sino porque el año pasado por estas fechas caían a plomo: la electricidad, un 6,4% internanual y los carburantes, un 15,3%. Por su parte, el Índice de Precios al Consumo o IPC IPC armonizado con el resto de la UE, se situó en el 0,5%, cinco décimas por encima del mes anterior.

peso del dinero

Según el organismo estadístico, una vez más, han sido la luz y los carburantes los que tiran de los precios, no porque suban con fuerza, sino porque el año pasado por estas fechas caían a plomo: la electricidad, un 6,4% internanual y los carburantes, un 15,3%. Por su parte, el Índice de Precios al Consumo o IPC  armonizado con el resto de la UE, se situó en el 0,5%, cinco décimas por encima del mes anterior.

El  IPC mide la variación de precios de los bienes y servicios necesarios para la vida cotidiana de los hogares y familias. En concreto, se miden mensualmente los precios de una serie de productos a los que se llama cesta básica. En esa cesta se excluyen e incluyen productos según varíen los usos y costumbres de los consumidores.

¿En qué nos afecta el IPC?

La importancia del IPC es que mide la variación de nuestro poder adquisitivo. Si suben los precios, podremos adquirir menos bienes y servicios con nuestros ingresos, por lo que se dice que perdemos poder adquisitivo: somos más pobres, aunque ganemos lo mismo.

Muchas empresas, y el Estado, ofrecen a principios de año a sus empleados o pensionistas un aumento de salarios con relación a lo que ha subido el IPC del año anterior.

Mucha gente piensa erróneamente que le han subido el sueldo, cuando si el incremento es igual a la subida del IPC, lo único que está haciendo es mantener su poder adquisitivo, porque podrá comprar lo mismo que al año anterior. Si la subida salarial es mayor que el IPC ganamos poder adquisitivo, y si la subida de salarios es menor que la subida del IPC hablamos de congelación salarial y de que perdemos poder adquisitivo.

¿Cómo afectan las subidas de los precios al poder adquisitivo?.

Por tanto, podemos decir que las subidas de precios nos afectan en tanto en cuanto no aumenten nuestros salarios para compensarlas. Aún así, como los precios suben sin parar y las subidas de salarios se hacen a principios de año, para mantener nuestro poder adquisitivo será necesaria una tasa de inflación baja o moderada que no haga que la velocidad de las subidas de precios anule las subidas salariales. De otro modo, siempre estaríamos perdiendo poder adquisitivo.

Los agentes sociales van a negociar en las próximas semanas la subida salarial para 2017. Aunque todavía no hay cifras concretas, ha trascendido que los sindicatos podrían proponer a los empresarios una horquilla que iría desde el “suelo irrenunciable” del 1,5% hasta un máximo del 4%. El objetivo de los representantes sindicales es que los convenios reflejen subidas por encima de la previsión oficial de inflación para 2017, que es del 1,5%, para que los “permitan ganar poder de compra a todos los trabajadores”.

Los sueldos deben subir, desde luego, pero como hemos indicado en anteriores ocasiones, las restricciones impuestas por la Unión Europea indican todo lo contrario. Además de producirse la subida no sería suficiente  para garantizar una recuperación de las economías domésticas, máxime cuando se prevé una subida de impuestos, con el consiguiente incremento de la presión fiscal.

Es cierto que la economía española crecerá este año alrededor del 3,4%, y seguirá creando empleo neto, aunque precario. Sin embargo, la persistencia de un abultado endeudamiento público y privado hace patente su alta vulnerabilidad a cualquier potencial shock adverso interno o externo.

Las familias y las pequeñas y medianas empresas han realizado un considerable esfuerzo de desapalancamiento, pero el conjunto de las Administraciones Públicas no lo ha hecho, lo que se refleja en la imparable tendencia alcista de la deuda. Por lo tanto, la recuperación está «cosida con alfileres» y es frágil.

En definitiva, serán los trabajadores los que vuelvan a soportar la economía del país, ya que una subida desmesurada de sueldos provocarían un incremento de los costes empresariales, lo cual redundaría en destrucción de empleo.

 “la recuperación está «cosida con alfileres» y es frágil.”

“serán los trabajadores los que vuelvan a soportar la economía del país,”

Como siempre estamos en una historia de héroes y villanos. Los héroes las familias que han soportado y siguen soportando las consecuencias de la crisis económica y los villanos, un gobierno que sólo hace hincapié en la parte más débil, además de grandes empresas y grandes fortunas que no pagan conforme a sus beneficios.

Feliciano Morales Martín
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Feliciano Morales Martín Escrito por el Nov 26 2016. Archivado bajo Actualidad, Economía. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes