Hacia una ciborgantropología económica

 

 
En pleno siglo XXI, el proceso abierto de constante evolución hacia la facilitación del trabajo, hace posible un desarrollo tecnológico sin precedentes en la historia de la humanidad. Ante este avance imparable de las nuevas tecnologías basadas en la inteligencia artificial, se vislumbra un panorama nada organizado de no diseñarse modelos de producción y sistemas de gestión fiscal acordes con lo que se nos avecina.

No obstante, toda nueva incorporación al ya basto ecosistema de herramientas virtuales, provoca cambios, no sólo en el modelo económico, sino también en todo aquel usuario de estas mismas tecnologías. Cambios a tres niveles: Cognitivos, emocionales y  relacionales.

Parece obvio suponer que el sistema de comunicación que el usuario establece con su computadora, bien gestionando su empresa, su agenda de amistades o sus viajes, provoca un nuevo tipo de relación que llamaremos mejor conexión entre quien lo usa y la máquina. Esa conexión es la que hace posible que el usuario cree nuevas realidades virtuales que influirán en la construcción de aquellas otras realidades cotidianas lejos de su procesador.

“Parece obvio suponer que el sistema de comunicación que el usuario establece con su computadora, bien gestionando su empresa, su agenda de amistades o sus viajes, provoca un nuevo tipo de relación que llamaremos mejor conexión entre quien lo usa y la máquina”


Ineludiblemente, esto ocasiona cambios en su estructura cognitiva, los cuales dependerán del tipo y de la calidad de la conexión que el usuario entable con su mundo virtual ofrecido por las nuevas tecnologías. Si esas conexiones son positivas tendremos un usuario con una realidad cotidiana más rica, ya que dicha conexión será de tipo simbiótico. De no ser así, estaremos hablando de una conexión dependiente nada buena ni enriquecedora.


También parece claro que al existir cambios cognitivos también habrá cambios emocionales, en donde nuestros receptores sinápticos de serotonina se dispararán del mismo modo cuando usamos esa tecnología que cuando alguien nos da un abrazo, pongamos por ejemplo.

Por último los cambios relacionales se refieren al tipo de contacto que mantenemos con la máquina no es un acto de comunicación propiamente dicho, sino más bien de tipo conectivo. De esta forma tendemos a una sociedad más conectada, más cohesionado y mucho más global.

Todo ello, entendido a nivel individual, debe generalizarse a un plano más amplio, incluso salir del plano psicológico y abordar el plano económico. En este sentido un usuario que está gestionando su empresa a través de las nuevas tecnologías, estará creando nuevas realidades virtuales tan auténticas como las cotidianas, de igual modo que estará generando cambios en su sistema emocional y cognitivo y, por último, estará creando nuevas forma de conexión. Lo cual nos lleva a pensar que se precisan más estudios sobre estos cambios, para evitar se generen estados de dependencia.

Por último, los nuevos modelos económicos han de tener en cuenta que quien está detrás de la pantalla son personas con todo un bagaje comportamental y  de experiencias que condicionan su percepción de las cosas.

En resumen, podemos indicar que el nuevo usuario de las nuevas tecnologías actuales y, aquellas que están por llegar, bien podría ser un usuario ciborg el cual, no solo se relaciona con una máquina para gestionar su empresa o gestionar su ocio, sino que podrá tener implantes para que dicha conexión sea tan virtual como real de una forma más rápida y más segura, creando nuevas realidades y conexiones más complejas. Nos encontramos pues ante un nuevo tipo de usuario que deberá integrar sus nuevos esquemas cognitivos virtuales en aquellos que utiliza para crear su realidad cotidiana.

A este nuevo campo de estudio hoy virgen, bien podemos llamarle

CIBORGANTROPOLOGÍA ECONÓMICA.

©  Francisco Javier Martín Mauri.- Doctor en Psicología.

15, junio 2018

 

Te puede interesar

COLABORADOR Escrito por el Jun 25 2018. Archivado bajo Actualidad, Redes. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

NO ESPERES MÁS… SUSCRIPCIÓN GRATUITA INDEFINIDA

Sólo tienes que dejarnos tu correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 9.626 suscriptores

Un libro que no te puedes perder

Jairo Junciel desgrana las peripecias de Aníbal Rosanegra para evocar un tiempo cuajado de intrigas, reyertas y aventuras, en un orbe en el que resuenan los nombres de Quevedo, Hernán Cortés o Calderón de la Barca. Rigurosamente documentada e inspirada por la obra de grandes autores del género como Alejandro Dumas, Rafael Sabatini o nuestro Arturo Pérez-Reverte 
Más AQUÍ »

 

Dos Rombos.

 

 

 

No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente, dijo Virginia Woolf. Julia rompe las arquitectónicas barreras del prejuicio, y nos ofrece una visión sin tabúes sobre sí misma, el amor, la sensualidad y la vida.

Compendio de Relatos y poemas eróticos ilustrados con 48 fotografías en Blanco y negro y color.

Autora: Julia Cortes Palma

Lo puedes adquirir aquí

Estadísticas del sitio

  • 142.875 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

Ofertas especiales curso 2018-2019
Llámame +34 620174039

Restaurante El Rubio. c/ Caseríos del Sur.Piedrahíta, Ávila. España. Teléf: +34 920 36 02 10  haz clic aquí

Galería de Fotos

TE ACONSEJAMOS ESTE LIBRO SI TE PREOCUPA SU SALUD

Se puede encontrar en: El Corte Inglés, FNAC, AGAPEA, Casa del Libro, Librerías Picasso, Carrefour y on-line en amazon.es

8256 Remedios Naturales
Por José Enrique Centén Martín

Acceder | Designed by Gabfire themes