FACEBOOK y sus miserias

Arañafacebook
Que somos esclavos de nuestras vidas, obvio, excepto para los ciegos que no quieran ver, o para los que llevan ojeras que nada más les permite percibir el camino que tienen delante, sin panorámica, de forma obtusa y con los prejuicios de siempre. Y, dentro de esta esclavitud moderna, tal vez debería decir rancia-contemporánea, hay una, que cada día capta a más víctimas en sus redes, es FACEBOOK; hasta el punto que he llegado a convertirse en la red con más  usuarios autómatas e incapaces mentales no preparados para la información vertiginosa, a veces, manipulada o falsa que obtienen  a través de ella

 Son muchos los ejemplos que podría poner y, segura que ustedes conocen más, siendo, tal vez, el más cantoso el insulto descalificativo a quien publica algo que no va en su línea, vamos a denominar, de pensamiento; aunque dudo mucho que quien entra directamente en el insulto pueda pensar, y hasta incluso leer, ya que muchas veces se quedan simplemente en la imagen de una fotografía, también a veces manipulada, para que la mecha se encienda, y borregos, incultos, mal educados…, sin olvidarnos también de los indeseables ideológicos que profesan la violencia verbal por encima de todo, y que tanto abunda en la red social que más pisotea los derechos de sus usuarios, a los que parece controlar basándose en denuncias falsas, también de los mismos indeseables o primos hermanos, ya que en el caso de los denunciantes su actuación es más sutil. Y…, “zas”, viene FACE con sus jueces y ejecutores implacables que te cortan la cabezan sin ni siquiera decirte cuál es el motivo, sólo que: “ha incumplido Vd nuestras normas sociales”, o algo similar.  Bien, sí, he cometido, vamos a denominarlo -una infracción-, y por lo tanto lo normal es que, en su sistema justo, pague por ello;  pero, al menos díganme cuál es la norma incumplida y la pena que lleva inherente en caso de incumplimiento, o ¿lo hacemos al azar?, hoy me ponen una pena y mañana otra diferentes para los mismos hechos.

Pero, no. El TODO PODEROSO FACEBOOK hace lo que le sale del mismísimo arco del triunfo y una veces te bloquean por denuncias falsas de un indeseable intolerante y raquítico mental; otras por compartir sólo cinco o seis veces un post en diferentes grupos a los que perteneces. Si pertenezco a un  grupo o a varios, a los que me de la gana, mientras no se ponga un límite, lo lógico es que comparta mis cosas con ese grupo o esos grupos, siempre que no se salta de sus objetos o fines, pero para eso está su o sus administradores. Sin embargo otras veces de deja publicar, no se sabe cuantas veces y ni siquiera un toque de orejas. Juego al despiste, así te cazo cuando a mi me de a gana, pensará FACE. Me caza, ¿en qué?, informen al menos.

Lo lastimoso de todo esto, no es la propia RED SOCIAL, que también por lo expuesto, sino algunos de sus usuarios que por su conducta reprobable tenga que ser sancionados por no saber estar; dicho de otra manera, es bochornoso que nos tengan que tratar como a niños de escuela cuando personas adultas y mayores de edad, se presume, que deberían tener la suficiente madurez y compostura para saber estar. Pero, la vida es así, desgraciadamente el ser humano necesita de normas que lleven aparejadas penas, por él mismo puestas, por aquello de que la “ley sin espada no es más que palabra”, para controlar su propia actuación. Un absurdo, porque si somos capaces de darnos cuenta que necesitamos de normas por nos podemos descarriar con facilidad, ¿por qué no intentamos no descarriarnos?, actuando, al menos, lo más correctamente que sepamos o podamos.

Como yo también me he descarriado o me he ido, tal vez, por los cerros de Úbeda, volviendo a centrar el tema frívolo, o tal vez, no tanto, de la Red Social llamada FACEBOOK, cuya traducción no es otra que “cuadernos de cara”, pues su origen no fue otro que crear una red de interrelación de alumnos de una universidad a modo de book personal. Lo que pasa, es que con el tiempo, como en casi todas las cosas, lo que se piensa que puede ser bueno al final el hombre o mujer lo convierten en malo; no todos ni todas, para nuestro consuelo, el de unos pocos que deseamos desaparezca de esta Red Social dichos indeseables, quienes juegan sucio y violenta. Pero también, que FACEBOOK deje de actuar como censor basándose en denuncias falsas, sin ni siquiera dar una oportunidad al presunto infractor de sus normas sociales, para su defensa y, lo que es peor, que dicha censura se ponga en marcha por compartir en grupos, sólo y exclusivamente porque con ello se esta mermando sus ganancias a través de sus campañas de difusión y publicidad.

Si actuásemos con menos automatismo con el que solemos actuar, sería para que los usuarios limpios de esta Red Social y de otras parecidas, buscásemos una alternativa a esta forma de comunicación e interrelación, bien usando otras Redes, o bien contribuyendo todos a una limpieza de indeseables; primero mediante una actitud de  respeto a la opinión contraria y, segundo, mediante su aislamiento.

 

 “Si actuásemos con menos automatismo con el que solemos actuar, sería para que los usuarios limpios de esta Red Social y de otras parecidas, buscásemos una alternativa”

Pero sobre todo, también hagamos un pequeño esfuerzo en leer lo que se publica en un determinado post, porque a veces la foto no concuerda con la historia que se cuenta, como suele pasar en los perfiles de muchos usuarios donde se pone nuestra mejor foto y se publica nuestra mejor vida para dar envidia a nuestros propios amigos. Esfuerzo necesario y previo a cualquier opinión, a no ser que no queremos que se nos tome en serio o tengamos las mismas intenciones de aquellos indeseables. Aunque, allá cada cuál, cada uno se descalifica con sus propios actos, como aquellos intelectualoides de Wikipedia que quieren saberlo todo.

Finalmente, decirle a FACEBOOK que, haría mejor, en vez de utilizar cerraduras o candados para cerrar nuestras bocas, sólo con el objeto de hacer caja, que intente controlar a quienes están convirtiendo esta Red de “amigos” en un lodazal de insultos, de mentiras,  de violencia verbal, incluso de violación de derechos fundamentales o personales, frente a los cuales deberíamos perder el miedo y denunciar ante las autoridades competentes, sobre todo cuando se nos calumnia e injuria, con ese único ánimo de desprestigiar tu imagen.Vale ya. Por favor, seamos un pocos serios, ¿no os parece?, dejemos de comportarnos como adolescentes con la sangre hirviendo, controlemos nuestra verborrea.

Y, se me olvidaba, señores y señoras de FACEBOOK, quien están a la cúspide de todo este entramado de conexiones virtuales, no pierdan tanto tiempo en sus juicios sumarísimos,  y  dediquen poquito de tiempo para no perder o proteger los datos personales de sus usuarios, es decir, nuestros datos, que vergüenza. Si no son ustedes serios, tal vez deberíamos replantearnos continuar usando su RED, porque volver a recuperar nuestra confianza en ustedes no va a ser una tarea fácil.

 

 

Olga Sánchez Rodrigo

Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Te puede interesar

Olga Sánchez Rodrigo Escrito por el Abr 13 2018. Archivado bajo Actualidad, canal denuncia, Redes. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Debes estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Suscríbete al magazine por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.023 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 108.094 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

 

 

 

 

Galería de Fotos

TE ACONSEJAMOS ESTE LIBRO SI TE PREOCUPA SU SALUD

Se puede encontrar en: El Corte Inglés, FNAC, AGAPEA, Casa del Libro, Librerías Picasso, Carrefour y on-line en amazon.es

 

Remedios Naturales

8256 Remedios Naturales por José Enrique Centén Martín

Acceder | Designed by Gabfire themes