Everest. Los alpinista que no volvieron (2ª parte).

Fotografía de Pemba Dorje, AFP/Getty Images

No hay que olvidar que un tercio de los muertos en el Everest, eran sherpas.

Los sherpas viven en las faldas del Everest, lo que explica su incomparable resistencia a la altura. Alrededor del Everest viven algo más de 12.000 sherpas, bendecidos por el boom turístico que estalló tras la conquista del techo del mundo en 1953 por Edmund Hillary y el sherpa Tenzing Norgay.

Los sherpas trabajan como guías y porteadores y cobran unos $2.500 por hacer cima, toda una fortuna en Nepal.

foto Appa SherpaAppa Sherpa, batiendo el récord de ascensiones al subir a la cumbre por 19ª vez.

En los últimos años, son ellos los que colocan la mayoría de las cuerdas fijas y ya visten como los occidentales; botas, buzos de pluma y material de calidad, ya que con lo que cobran ahora se lo pueden permitir.

Reconocen que no escalan montañas por el placer que mueve a los occidentales, sino para ganarse la vida y salir de la miseria que hay en su país.

Los sherpas son trabajadores, acarrean los bultos, montan los campamentos de altura, fijan cuerdas, cocinan o rescatan a los que se encuentran en apuros. Los sherpas son hombres fuertes, bendecidos por su aclimatación natural a la altura, que les permite moverse con soltura allí donde la mayoría de occidentales apenas puede caminar.

 

“Los sherpas son trabajadores, acarrean los bultos, montan los campamentos de altura”


rescate Everest por Sherpas

Sherpas realizando un rescate.

La peor y última tragedia en el Everest sucedió el 18 de Abril del 2014, cuando un alud acabó con la vida de 16 sherpas, dejando malheridos a otros 6.

El mayor accidente sucedido en la historia del Everest hasta la fecha. A 5.800 metros, en el conocido como Campo de Palomitas de Maíz, llamado así por la forma de los enormes bloques de hielo esparcidos. Cuando las víctimas se encontraban a 150 metros del final de ese peligroso tramo, se produjo una avalancha provocada por un enorme bloque de hielo.

recuerdo difuntos

Descansen en paz.

http://www.imaginario.es/las-tumbas-del-monte-everest-lo-que-nadie-te-ha-contado-antes/#

http://tracklander.blogspot.com.es/2012/03/los-cadaveres-del-everest.html

Dos historias del Everest

De todos ellos, escaladores y sherpas, sólo podemos decir una cosa, murieron intentando hacer realidad su sueño y otros por hacer lo mejor posible su trabajo. Los primeros aunque no lo consiguieron, han alcanzado la grandeza del monte que les ha dado sepultura. Hombres y mujeres valientes, grandes alpinistas que no sólo permanecen en el recuerdo de quienes sí han alcanzado la cima, algunos compañeros de expedición, sino también de quienes lo han intentado y lo siguen intentando; imposibles de olvidar por su hazaña, aunque fallida, no como un recuerdo rememorativo sino  como una realidad inmortalizada en estatuas humanas congeladas, que saludan a quienes hasta allí, la zona de la muerte, consiguen llegar. Descansen en paz.

 

Everest. Los alpinista que no volvieron (1ª parte).

 

Feliciano Morales

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Te puede interesar

Feliciano Morales Escrito por el Jun 2 2016. Archivado bajo Deportes. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Suscríbete al magazine por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.054 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 84.624 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

 

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes