Españ-óleo

Así deberían de rectificar el gentilicio en los Diccionarios para describir a los nacidos en España.

 

La subida de la tarifa eléctrica, de nuevo, demuestra el descarado comportamiento de los últimos gobiernos y su supeditación a los poderes financieros a sabiendas que serán compensados con algún puesto de asesor en cualquiera de ellos, así ha ocurrido hasta el momento, no solo en las eléctricas, también se podrán situar en las peligrosas nucleares, en centrales de ciclos combinados o las apestosas de carbón, en la banca, en las de energías fósiles sea de gas o petróleo (cuando baja el barril de petróleo, no lo hace en la misma proporción el carburante al consumidor), en sus distribuidoras, en las de transporte o cualquiera relacionada con ellas con intereses cruzados, una verdadera tela de araña para esquilmar a la población con el consentimiento y apoyo de votantes enfermos de una miopía en la inteligencia que medican con promesas una y otra vez incumplidas.

Hay países con reservas de petróleos y otros sin ellas que apuestan por las energías renovables, en España nuevas leyes a su servicio las han monopolizado, y penalizan al particular que la posee, y la ceguera de la población solo culpa a una de ellas cuando suben los precios, estafan o cobran cláusulas suelos, siempre les ponemos una cara, cuando en realidad son todas las que han llevado a la ruina a muchos particulares de una forma u otra, en el caso de las eléctricas cobran por utilizar a quienes invirtieron en renovables, al menoscabar su porcentaje de beneficios al consumir menos esos antiguos clientes díscolos, ¿tendrán en cartera cobrarnos por el oxígeno consumido por respirar?, ¿nos venderán ozono?, el que destruyen con sus emisiones de CO2 por sus industrias, seguro que a alguna mente calenturienta se le habrá pasado por la imaginación.

España fue vanguardia de la energía eólica – solar, y paradoja de la vida el español como habitante de la Tierra es el único cuyo gentilicio rima con el Sol, pero hasta eso pretenden quitarnos por la supeditación al combustible fósil los distintos gobiernos sumidos al monopolio creado para la explotación del aire y el sol, dirigentes políticos y empresariales, patriotas de pastel y muy proclives a creencias religiosas de distinta índole, pero todas ellas con un libro base “La Biblia”, que contravienen continuamente, en este caso en Génesis 1:16, 17, 18, “E hizo Dios las dos grandes lumbreras, la lumbrera mayor para dominio del día y la lumbrera menor para dominio de la noche; hizo también las estrellas. Y Dios las puso en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra y para dominar en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.…”

“España fue vanguardia de la energía eólica – solar, y paradoja de la vida el español como habitante de la Tierra es el único cuyo gentilicio rima con el Sol, pero hasta eso pretenden quitarnos por la supeditación al combustible fósil los distintos gobiernos sumidos al monopolio creado para la explotación del aire y el sol, dirigentes políticos y empresariales, patriotas de pastel y muy proclives a creencias religiosas de distinta índole”

No soy economista, pero si el temporal de frío que ha sacudido a la parte sur oriental europea helando cosechas, cuya consecuencia ha sido la subida de precios de las verduras al quedar solo España para suministrar a Europa, los intermediarios se enriquecen al subir precios por el principio de: mucha demanda y poca verdura = aumento de precios. Por ese principio capitalista me hago una pregunta racional, ¿por qué? los distintos gobiernos no contratan o promueven energías renovables en todos los edificios públicos colocando placas solares o cualquier otra forma de energía, ello conllevaría una reducción en la electricidad, y por ende también de los combustibles sólidos o fósiles; pueden que se reduzca los ingresos del Estado en ese aspecto, ya que más del 50% son impuestos que pagamos todos, los llamados indirectos, pero esa supuesta pérdida se recuperaría siguiendo el mismo ejemplo: poca demanda y mucho combustible = bajada de precios, se recuperaría al repercutir en el transporte, en el bolsillo del ciudadano, en los gastos de muchas empresas; medidas que dinamizarían la economía al poder subir los sueldos, eso aumentaría el consumo y el gasto, siendo parte del proceso para la recuperación doméstica tan castigada por la avaricia de ciertos políticos en manos del Mercado (la araña), faz desconocida pero mente y cuerpo de empresas que forman la tela donde estamos envueltos. Proceso lento comparado con la voracidad que han empleado para sumirnos en el precipicio del inframundo de la miseria donde nos han ubicado, pero serviría para no estar supeditados a otros intereses, como han comprendido y apuestan países, siendo incluso la energía renovable  beneficioso para el Planeta Tierra como mecanismo por disminuir el sobre calentamiento. Todo ello si al nuevo Mefistófeles – Trump no se le ocurre una maldad más, ya hay voceros a las órdenes y gusto de los gobernantes que aplauden la llegada de este nuevo guardián del Averno, siendo patente el regocijo de las telarañas al ser él parte del entramado pegajoso.

Somos españoles, no queremos ser españóleos por deformación dependiente.

José Enrique Centén Martín
Nacido en Tánger (Marruecos) en 1952, de abuelos andaluces emigrados a Marruecos en los años de hambruna del XIX. Madrileño de adopción desde 1961. Sólo bachiller elemental, desde los quince años trabajando. Perseguido, encarcelado y amnistiado en 1976, siempre junto a los más desfavorecidos, es lógico. Entré en la Universidad por mayores de 25 años en el 2010, he estudiado Historia en la UCM, incluso he escrito un ensayo“El Estado participativo”, jubilado parcial desde el 19 de marzo de 2012.

José Enrique Centén Martín Escrito por el Ene 29 2017. Archivado bajo Nacional. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes