CULTURAS IMPUNES

no impunidad redes sociales

hombre y mujeres

Acabo de leer el artículo diario de Ussía en la Razón. Escribe sobre cómo una tal Mariló Montero – a quien desconozco – debió poner una denuncia en el juzgado de guardia a un “marxista transformado en psicópata” (o algo así) que no es otro que Pablo Iglesias, el de Podemos.

Por no sé qué tipo de agravio hacia la mujer citada en uno de sus medios preferidos para transmitir sus más íntimos y agrios pensamientos acerca de todo lo que se menea y le resulte ingrato; en una red social llamada Twitter (término éste que, por más que lo intento traducir al castellano, no encuentro relación con ningún significado plausible).

A pesar de leer al tal Ussía diariamente en la contraportada de su diario habitual, la mayoría de las veces estoy en desacuerdo con sus vertidos, pero ello no quita mi reconocimiento a su prosa periodística. Ni me pongo, ni me invita a poner cual hoja de perejil cayendo de un burro al articulista. Es más, en algunos de sus escritos estoy con él hasta el corvejón.

Otros articulistas, una vez leídos dos o tres veces –por aquello de cotejar– me resultan tan malos y aburridos que me limito a pasar de página y a otra cosa mariposa linda. Muchos de tales son camaradas en algún que otro diario cuyas páginas compartimos.

Cita, el autor Ussía, en su escrito a un tal “juez Pedraz” poniéndole a caldo calentito por no haber considerado delito unos “tuits” (¡joder con la palabreja!) , de un tal Zapata respecto a Irene Villa (damnificada por ETA) y los ‘ceniceros’ -o algo parecido- de los judíos quemados en los campos de exterminio nazis. Por pura curiosidad había leído tales ‘tuits’ del señor concejal madrileño y, la verdad, tampoco los veo como para ser el individuo ‘reo’ de muerte, escarnio ni capirote.

Si los judíos –a los que admiro y admiraré siempre por su inteligencia- fueron tristemente quemados en hornos crematorios por criminales fanáticos, lo normal es que se transformasen, los pobres, en ceniza; y todo recipiente que recoja y acumule ceniza deben llamarse ceniceros. Así de simple y sin ningún otro ánimo lo escribo. Otra cosa es poner a tales recipientes nombres más o menos eufemísticos por mejor que puedan sonar (verbigracia, urnas mortuorias y similares) y que tal denominación sea de “obligado cumplimiento so pena de hoguera y crucifixión”.

Particularmente, lo que me sentó como un tiro de tal señor Zapata, fue su actitud en la explicación y solicitud de perdón a la hora de su rueda de prensa al respecto: cerviz cabizbaja, ojos de cordero recién degollado y las típicamente trilladas frases de “se me ha sacado de contexto”, “no fue esa mi intención” y demás chorradas que no sirven para nada, ni aun con ese perdón concedido que normalmente nunca se termina de perdonar.

Todo esto viene a colación – aprovechando que el Segura pasa por Murcia (ya está bien del Pisuerga) y que en diciembre estaré en La Habana (Cuba) hablando sobre la “Muerte súbita cardíaca” junto a los más excelsos expertos mundiales sobre el tema, poniendo puntos sobre íes respecto a la definición actual de la misma: «todo lo inesperado es súbito, pero no todo lo súbito es inesperado».

Dada mi edad, que si no muy alta si está lo suficientemente plena, he llegado a conocer distintas ‘tendencias culturales’ con más o menos impacto y más o menos duración. Por tanto, creo saber que, por más susto -cuando no vergüenza y tristeza de ánimo- que me produzca algún que otro disparate brusco, rápido y en todos los morros, si es desde personas esperadas, no me ocasionan tanta zozobra, por más súbitas que fueren. Me callo, me ruborizo un poquito, sonrío por lo bajini y me largo sin contemplaciones.

He vivido, al menos de roce, tendencias culturales diversas, desde el pasotismo más recalcitrante, acompañado de papeles envolventes de ciertas sustancias mezcladas con tabaco e insufribles citas falseadas de los autores más contraculturales, hasta la cursilería más insoportable, que utilizando las mismas maniobras demonizan las sustancias inhalables citadas. Lo que ha venido y viene a denominarse “culturetas”, analfabetos, ignorantes y –lo que es peor para ellos- ignotos en el más amplio sentido de la palabra, vaya.

No obstante mi permisividad a tales ‘tendencias culturales’ (¿culturales?) todavía hay cosas que me resultan intolerables por más que intente cubrirlas de tupidos velos y estúpidas alfombras.

A modo de ejemplo, los insultos, amenazas, vituperios, execraciones y todo lo que sigue, que muchos personajillos se permiten hacer y derramar en las todopoderosas redes sociales -y algún periódico que otro, en sus comentarios a pie de página- disfrazados con el más repugnante “anonimato”.

Y esto es cultura (¿cultura?) ‘trending topic’ ( de tendencia en la cresta, vamos) vigente e impune totalmente  en los tiempos que nos rondan.

… los insultos, amenazas, vituperios, execraciones y todo lo que sigue, que muchos personajillos se permiten hacer y derramar en las todopoderosas redes sociales- y algún periódico que otro, en sus comentarios a pie de página- disfrazados con el más repugnante “anonimato”.

confrontación feminista

confrontación sexista

Sin ir más lejos –que podría, pero me falta folio -un amigo y co-director de un periódico en alza ha tenido que rectificar y retirar banales escritos de una señora (¿señora?) autodenominada líder “feminista” – señora, en pro de la buena gramática castellana, el antonimo de “machismo” (macho) es “hembrismo” (hembra) y no “feminismo” (femenino) que es el antonimo de “masculinismo” (masculino), de existir el término- porque el artículo de tal amigo, daba de lleno contra sus ideologías (de tener ideas la tal señora, claro).

En tal artículo (“A propósito de feminismo” fue el título), el director y amigo no sólo hacía una critica al “feminismo” (hembrismo, repito…hembrismo en todo caso) más encendido y descerebrado, sino que era una verdadera apología a la Mujer todo él.

Bueno…pues por no soportar más bombo ni platillo insultante en su mollera, tuvo que retirar tales estulticias venidas desde tal ¿señora? que se proclama y presume de ser : «Acupuntora, Nutricionista y “Segundo” –repito, “segundo”- premio de no sé cuales juegos florales de no sé qué pueblo en fiestas patronales».

Hasta dónde uno sabe, tales ‘tendencias culturales’ están siendo el pan nuestro de cada día y con una impunidad que hiede. Estando o no de acuerdo; compartiendo o no ideas, Ussía –repito mi admiración por su prosa- y otros tantos parecidos, al menos se identifican y se someten al premio o escarnio respecto a sus escritos plasmados públicamente. Los puedes leer o pasar solemnemente de ellos, pero no se esconden ni se amparan en la coraza galapaguera que les concede el puñetero anonimato.

Contaría en este escrito lo que a un servidor – a sabiendas de con quién se jugaba el cutis – le ocurrió no ha mucho con una de estas ignoradoras e ignotas feministas de salón que tanto daño están haciendo a verdadero movimiento feminista, al que respeto con todas mis fuerzas.

No por ser ejemplo es anécdota aislada. Fui a cenar con la tal ‘feminista de carné’; los dos solitos; pedí la cuenta al camarero –llamado “Perdona”, como todos- comentándole que hiciera cuentas separadas. El pollo que armó en pleno restauran fue de órdago: Que los “caballeros” siempre invitan a las “señoras” acompañantes y no sé qué disparates más. A grito pelao. Y, claro,  me entró la risa floja. Porque a pesar del súbito pollazo, era totalmente esperado para mí; de hecho fue provocado para demostrar la coherencia ideológica de la susodicha militante.

Estoy pues –y muchos de ustedes también, que lo sepan– nadando contracorriente en una cultura de risión, advenediza, insultante y escarnecedora con el más probo de los no comulgantes con sus ruedas molineras. Y lo que es peor…ante una Cultura impune.

P.S.- Aquí estoy y me quedo. Preparado para que me pongan el el potro paritorio. Pero que sea con educación, por favor, que estoy muy frágil hoy.

 

Francisco R Breijo-Márquez

Doctor en Medicina, Profesor de Cardiología, Periodista (Boston. MA (USA). Redactor de Plazabierta.com
Titular Professor of Clinical & Experimental Cardiology.
Research Director at East Boston University (on voluntary leave), Hartford University (on voluntary leave) and Murcia University. C.S. Abanilla (currently).

Te puede interesar

Francisco R Breijo-Márquez Escrito por el Jul 30 2016. Archivado bajo Actualidad. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

17 Comentarios por “CULTURAS IMPUNES”

  1. Rosa Torralba Millán

    Desde cuando los caballeros siempre han de invitar a las señoras?…No salgo de mi asombro,no me importa quién pague, me trae al fresco, lo asombroso es que esto se decida dependiendo de lo que cada uno “lleve entre las piernas”…y perdón por la expresión pero…las cosas son como son..

    • Francisco R Breijo-Márquez
      Francisco R Breijo-Márquez

      Señora Torralba (usted si que lo es) yo no hice tal comentario de los “caballeros”. Lo hizo la susodicha militante. Y…no se asombre, yo me lo esperaba y por eso lo hice. No le cuento de otra susodicha “militante” en mi apartamento porque soy muy comedido, tímido y me ruborizo. Este tipo de militantes dañan mucho al verdadero “Movimiento Feminista”. Pero mucho…

  2. Rosa Torralba Millán

    Desde cuando los caballeros siempre han de invitar a las señoras?…No salgo de mi asombro,no me importa quién pague, me trae al fresco, lo asombroso es que esto se decida dependiendo de lo que cada uno “lleve entre las piernas”…y perdón por la expresión pero…las cosas son como son..

  3. Rosa Torralba

    Ser o no ser….según conviene en cada momento.

  4. Arcadio Villar

    No te esfuerces Francisco R., el fanatismo suele nublar lo sentidos… y hace que las personas, incluso, lean y no asimilen lo que leen.
    En cuanto a lo de Feliciano, lo que denunciaba en su artículo se materializó con las super-feministas que le crucificaron.
    Excelente artículo y excelente forma de transmitir. Enhorabuena por este nuevo fichaje.

  5. María Isabel Breijo

    No sé de donde sacas el tiempo para escribir fuera de tu oficio. Me ha encantado. Y sabes que sin ser feminista si que soy una mujer en mayúsculas.
    Gracias papá.

  6. Olga Santisteban

    Podría parecer una verdad de perogrullo, pero cada vez escribe mejor, Sr. Breijo. Me mató de la risa ese final y créame, no soy feminista, y aunque hago valer los derechos de las mujeres, soy fiel defensora del respeto a las diferencias, y por supuesto que entre hombres y mujeres las hay, y sabes… me encantan esas diferencias que me hacen sentir mujer. : Me encanta sentir la gentileza de los caballeros, aunque me bata con ellos al mismo nivel en el plano intelectual. Me encanta el refinamiento, la educación, que me halen la silla en el restaurant, me abran la puerta del auto, me regalen flores, bombones, perfumes y demás… las mujeres somos diferentes a los hombres, si, y también somos diferentes entre nosotras y precisamente esa diferencia es la que nos hace bellas, si no… que aburrido fuera el mundo, ¿no? Un abrazo desde Cuba, esperando su próxima venida al 2º Congreso Latinoamericano sobre Muerte súbita cardíaca, del que usted es Presidente de Honor.¡Qué honor para todos los cubanos…y cubanas!

  7. Lourdes Sandino

    De acuerdo totalmente con Olga. Desde Miami, un abrazo a toda España.

  8. Teresa Marques Sánchez

    Quiero felicitar a Francisco R Breijo por tan buen artículo. Sin histrionismo, llamando a las cosas por su nombre, y a plazabierta.com por tan buen fichaje. Aprovecho para decir que todas esas personas que se montan una vida paralela en las redes sociales, que dista mucho de la real, parece ser una tendencia muy común, posiblemente porque su mediocridad les impide moverse en otros foros, comportándose como pseudo intelectuales baratos o baratas, que no son ni feministas, ni dios que lo fundó, verdaderos descerebrados y descerebradas que hacen un daño terrible, como cierto artículo acerca de los medicamentos, cuya autora dista mucho de ser una profesional de la salud, y si lo es, una osada inconsciente, por el daño que pueden hacer utilizando información sesgada y manipulada, máxime cuando iba enfocado a personas con problemas emocionales o de salud mental.
    Ahora bien, respecto a esta última cuestión debería tenerse más cuidado por los directores de este medio en no publicar cualquier cosa

  9. Gracias Teresa por tu comentario, sólo informarte que ese artículo al que te refieres bajo el título “medicamentos asesinos” fue retirado a las pocas horas de tu publicación. Pedimos disculpas por ello, haremos un esfuerzo porque situaciones como ésta no vuelvan a suceder.

  10. Francisco R Breijo-Márquez
    Francisco R Breijo-Márquez

    Magnífico comentario el de la señora Teresa Marques Sánchez.
    A la articulista de tal escrito (Medicamentos asesinos…¡que miedo!) ya le contesté, creo.
    En realidad, no me merece ni pena ni pizca de alegría el mantenerla en un candelero que no le corresponde ni de lejos. Mi artículo solo intentó rozar, no tanto el nombre como el desmán.
    Le agradezco también -cómo no – sus palabras para con un servidor.

  11. Teresa Marques Sánchez

    Si, tienes razón Francisco, únicamente te hacía ese comentario porque tú artículo rezuma cultura y un saber estar, pero sobre todo un sentido común aplastante, no los de tal señora que parece una bomba de relojería por su incontinencia verbal.
    Por otra parte, me alegro que dicho artículo haya sido quitado de la web, de sabios es rectificar. Por lo demás, lo que tú dices Francisco, a otra cosa mariposa; pero me alegro mucho de que tal articulista no este en este ya en el magazine, personas así son un lastre, pero sobre todo porque es de muy poco estilo y de una gran inmadurez marcharse de un sitio que te ha dado un espacio para publicar sus artículos, haciendo tanto ruido y vanagloriarse que yéndose ella el periódico quedaría vacío de contenido: ¿en qué lugar está dejando al resto de colaboradores de plazabierta? ¿qué se cree esta señora de postín, que por haber escrito un libro que no se encuentra en ningún lado, sabe más que nadie. En fin. A pesar página. Yo espero más artículos como éste, su gran ironía que encanta.

Debes estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión

Suscríbete al magazine por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.056 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 95.589 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

 

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes