Archivos de categoría para: canal denuncia

(VIDEO) Noemí Otero. La condena de una mujer maltratada

 

Noemí Otero sufrió malos tratos durante más de quince años y ahora tiene que ingresar en la cárcel por cuatro años sólo por defenderse de su maltratador, después de múltiples ordenes de alejamiento que aquel incumplió.

NECESITAMOS TU AYUDA. participa en la campaña #IndultoNoemiOtero.. Comparte este video con el mayor número de personas posible porque cuantos más seamos más se oirá nuestra voz… EXIJAMOS AL GOBIERNO EL INDULTO… JUSTICIA YA

Carta abierta a Noemí

Noemí Otero Y Su Abogada, Sonia Gulías

Noemí Otero Y Su Abogada, Sonia Gulías

Estimada Noemí.

Cuando parece que la sociedad se haya habituado, desafortunadamente, a conocer a través de diversos medios de comunicación casos espeluznantes de mujeres maltratadas, de muchas cuyas vidas se han extinguido trágicamente a manos de sus asesinos, nos llega tu insólita historia.

He aquí que, precisamente, la experiencia que has vivido no difiere demasiado de las demás, los patrones de conducta suelen ser similares en todos los maltratadores, excepto porque tu caso es extraordinario. Produce escalofríos. ¿Cómo es posible que una víctima de malos tratos, como lo has sido tú durante largo tiempo, termine siendo sentenciada a varios años de cárcel? ¿Por haber actuado en defensa propia y no recordar con exactitud algunos detalles al padecer lagunas en la memoria? ¡Increíble! No puedo imaginar el tormento que has tenido que sufrir.

Es evidente que algo esencial se nos escapa, quizá sean pequeñas grietas en el sistema judicial pero algo profundo falla. ¿Quién puede explicar que unas leyes diseñadas para la protección de las personas acaben castigando a quien deben defender? Entramos irremediablemente en una contradicción inasumible. Un Esperpento, con mayúscula, como diría nuestro ilustre Valle-Inclán.

No solamente tu futuro depende del siguiente paso Noemí. Representas a todas las mujeres y también a los hombres de bien, a las maltratadas y a las no maltratadas. Creo sinceramente que cruzarse con un maltratador en el camino de la vida es una auténtica cuestión de fatalidad, de mala suerte más que de elección, por aquello de que: “nadie es lo que parece, sino lo que no se ve”. Siento un profundo respeto por las leyes y los magistrados que las imparten, lo cual no me impide opinar y estar en absoluto desacuerdo con una sentencia que considero totalmente injusta y demoledora.

“No solamente tu futuro depende del siguiente paso Noemí. Representas a todas las mujeres y también a los hombres de bien, a las maltratadas y a las no maltratadas.”

El mensaje que se envía a todas esas mujeres que viven cada día atemorizadas recibiendo palizas, humillaciones, vilipendio, que son dañadas física, psíquica y emocionalmente, es que se abstengan de utilizar la defensa propia porque pueden ir a la cárcel y más todavía si pierden retazos de su memoria. Al contrario de lo que ocurre con los agresores, éstos se verán reforzados en una conducta deleznable porque sabrán que no es tan fácil incriminarlos, continuarán impunemente con sus chantajes emocionales y lanzando unas amenazas que nadie, excepto otra víctima, podrá escuchar. Seguirán atormentándolas, golpeándolas, destrozándolas psicológicamente hasta el punto de despojarlas de su memoria, les conviene, es de lógica y demostrable por expertos en psicología, pisotearán su dignidad cuantas veces se les antoje manteniéndolas esclavas bajo el prisma de su yugo.

Quizá algunos de estos medio hombres tan agresivos y violentos hayan sido víctimas a su vez en algún momento de su vida, lo cual no les exonera en modo alguno y deben ser castigados por el daño, en muchas ocasiones irreparable, que provocan a su alrededor. Castigados y ayudados a ser reinsertados en la sociedad como mejores personas o al menos sin representar un peligro constante para las mujeres.

Resulta que hace una década de los hechos que nos interesan. Noemí, asumiste una dramática realidad. Tu espíritu quebrado se enfrentó valientemente a los temores almacenados en tu mente y en tu corazón. Aquellos miedos sembrados por un hombre transgresor, absorbente, controlador, violento y cobarde. Una pareja que horadaba tu autoestima y obviaba tus derechos más fundamentales para mantenerte oprimida. Enfrentaste la ardua tarea de recuperarte a ti misma, de restablecer la dignidad de la que, de manera ruin y miserable, fuiste despojada. Lo conseguiste, debes felicitarte por ello. Eres un digno ejemplo de superación para otras mujeres que tienen la mala fortuna de encontrarse en la misma situación.

“tu espíritu quebrado se enfrentó valientemente a los temores almacenados en tu mente y en tu corazón. Aquellos miedos sembrados por un hombre transgresor, absorbente, controlador, violento y cobarde”

Pero después de padecer tanta adversidad y sufrimiento, de haber superado infinidad de obstáculos logrando alcanzar una vida digna y bien estructurada, ahora peligra esa estabilidad conseguida con sacrifico y esfuerzo. Una sentencia que pende sobre tu cabeza como una espada de Damocles, amenazando tu vida y tu futuro. Y no lo comprendemos nadie, no porque carezcamos de conocimientos en leyes, que también, sino porque ningún ser humano de bien puede aceptar que la víctima de un maltratador sea castigada por ejercer su derecho a defenderse de sus agresiones.

Yo abogo por tu causa, como te dije anteriormente no solo es tuya, es sobre todo de todas las mujeres  y de los hombres de altura, valientes y arrojados que defienden la igualdad. Y abogo aun más en esta actualidad en que la ciudadanía vivimos con absoluta vergüenza ajena la corrupción de nuestros representantes políticos, cuyos despropósitos no cesan ni representan a nadie, que han desvalijado las arcas públicas, que no devuelven ni un euro de lo robado y han dejado desvalidos a los habitantes más vulnerables del pueblo, contratan los mejores bufetes de abogados y no acaban de cumplir con el castigo acorde a sus criminales actividades, bien porque han prescrito o porque consiguen rebajar sus penas hasta el punto de que muchos ni cumplirán cárcel; es en estos momentos de agitación social por la perversión de muchos de sus dirigentes cuando más se me antoja una especie de broma macabra la sentencia a tu persona.

¿Dónde ha quedado el castigo a las palizas que te llevaste? ¿Cómo se valora el daño psicológico? Esas lagunas que aun perseveran en tus recuerdos tardarán en cicatrizar porque las heridas emocionales no hay forma de cuantificarlas. ¿Quién te resarcirá de los desvaríos de un energúmeno? El proceso lento y durísimo por el que tiene que atravesar cualquier víctima de vejaciones y humillaciones hasta recuperarse del destrozo ocasionado a su autoestima, tan vital e imprescindible para el buen desarrollo del ser humano, es inimaginable.

Intento apaciguar mi congoja y si yo, que sólo soy lectora de tu historia e intento calzarme en tus zapatos aunque sea de forma imaginaria, no puedo sino rozar un ligero atisbo, presumiblemente, de tus sentimientos, no quiero pensar cómo estará siendo esta espantosa realidad para ti.

Noemí, alguien como tú que ha demostrado una fortaleza encomiable, avalada por amigos, familia, vecinos, gente cercana que te conoce y sabe cuánto has tenido que luchar para salir adelante, son la garantía de que eres una buena persona que merece ser restituida por encima de todo. No estás sola, conseguirás ese indulto que termine con esta pesadilla que nunca debió empezar. Mereces ser muy feliz.

Abogo por tu causa porque me parece de sentido común y de ley, de verdadera justicia, en la que creo firmemente. Tu coraje debe servir de ejemplo, debemos congratularnos y celebrar que estás viva, desgraciadamente otras mujeres no pueden decir lo mismo, sólo hay un trágico silencio como testimonio envolviendo sus tumbas.

Te envío con cariño mis mejores deseos, además de mi total solidaridad.

 

Montserrat Prieto

Solo soy alguien que nunca dejará de soñar con un mundo mejor. Que hace del aprendizaje una constante de su vida. Amante y defensora de la salud medioambiental, de los Derechos Humanos y de la Justicia. Escritora de cuentos y relatos

Noemí Otero, una mujer maltratada por su marido entra en prisión por defenderse

 

 

Suena mi móvil, me avisa de la llegada de un whatsapp, lo leo y dice: “estoy en shock, me ha dicho mi abogada que ingreso en prisión”.

Este es el mensaje que recibi ayer de Noemí Otero, la mujer maltratada durante más de 15 años por su expareja, y que, para defenderse pinchó a éste con un pequeño utensilio, siendo condenada a cuatro años de prisión.

Desde este medio hemos intentado ponernos en contacto con ella y la respuesta ha sido que no podía hablar debido a su fuerte estado de ansiedad. Lo entendemos y respetamos su silencio, pero, desde que nos preocupamos por este tema hace poco más de una semana relatando los hechos que la han llevado a dicha condena, no hemos podido dejar de pensar en ella, en su sufrimiento, en la injusticia de la condena que, en su mayor parte se debe a que su defensa por falta de medios económicos fue encomendada a abogados de oficio que, ni siquiera propusieron la práctica de las pruebas necesarias para demostrar su inocencia.

Esto es lo que suele pasar muchas veces cuando la garantía de la defensa en juicio y asistencia jurídica se encomienda a abogados del turno de oficio que, por una pequeña retribución por parte del Ministerio de Justicia le encomiendan por, poco más de 100 euros, encomiendan a abogados que están en el turno de oficio, y cuya inexperiencia en muchos casos y, en otros, por la falta de motivación económica, no se preocupan más allá que despechar la defensa encomendada de manera superficial. Esta es la garantía que el sistema judicial otorga a los pobres, cumplir con el expediente y poco más.

Cuando la defensa es retomada por Sonia, una abogada que de manera vocacional se dedica a la defensa de mujeres que han corrido o siguen corriendo la misma suerte que Noemí, pero ya es tarde. La sentencia ya está dictada y, aún a pesar, de solicitar la revisión del caso la respuesta es que ya es tarde por el tiempo transcurrido. Sólo queda la concesión de un indulto que se ha solicitado pero que no llega. ¿Será porque el gobierno nada más tiene tiempo para la defensa de los casos de corrupción que tienen dentro de su partido?, ¿Será porque pasan de los maltratos que muchas mujeres sufren en este país a manos de sus parejas, limitándose solamente a campañas de concienciación?. En definitiva, el indulto no llega y Noemí ingresa de manera inminente en prisión.

 

“La sentencia ya está dictada y, aún a pesar, de solicitar la revisión del caso la respuesta es que ya es tarde por el tiempo transcurrido. Sólo queda la concesión de un indulto que se ha solicitado pero que no llega.”

Condenada a prisión, como si no fuera suficiente el calvario que desde muy jovencita ha sufrido. Una doble condena, maltratos y prisión. Y la justicia no llega. Solamente el apoyo emocional de sus amigas, la lucha de su abogada porque se haga justicia. Los medios se han olvidado de ella, quizá acudan a la entrada de la cárcel el día de su ingreso buscando la carnaza que aumente su nivel de audiencia y luego si te he visto no me acuerdo, porque ya deja de ser noticia.

Ta vez  los amigos de su agresor que, continuamente se han estado burlando de esta mujer en foros de redes sociales, incluso amenazándola, motivo por el cual ha puesto varias denuncias sin ser resueltas; se froten las manos, se alegren de su ingreso en prisión, incluso, tal vez hagan una pequeña fiesta para celebrarlo, porque la crueldad de determinados hombres de medio pelo, peor que animales salvajes, no tiene límites.

¿Dónde están esas asociaciones de defensa de mujeres maltratadas?, ahora deberían salir a la palestra y luchar por ella, con ahínco  Sin embargo, el silencio es absoluto.

¿Dónde está esa sociedad que debería estar apoyando a este mujer en una manifestación multitudinaria?. Claro, Noemí no es mediática, o porque tal vez por defenderse de un enajenado en propia defensa ya no es tan inocente, a saber lo que hay detrás, pensarán muchos, como muchos también son los que meten la cabeza bajo el ala para denunciar maltratos que conocen. No es mi problema, ¿verdad?.

El caso, es que Noemí ingresa en prisión… Será que para la para la justicia o para el gobierno no es suficiente la condena que ya ha cumplido soportando paliza tras paliza. Será que a esta sociedad solamente le gusta hacer ruido cuando puede sacar algún provecho personal de ello, pero no cuando el problema no les afecta directamente, olvidándose que, realmente no es así, que estamos ante una lacra social cuya tolerancia por los demás debe ser cero.

 

 

 

Feliciano Morales

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

La condena de una mujer maltratada

El caso que les queremos exponer, aparte de injusto, constituye un drama humano que seguro que a nadie dejará indiferente, sobre todo, a todas aquellas mujeres que sufren o han sufrido en sus propias carnes, y nunca mejor dicho, la violencia a manos de sus parejas.

Se trata del drama de una mujer que durante más de quince años tuvo que soportar los malos tratos de su pareja y que, finalmente, para defenderse, con una pequeño utensilio -que al parecer utilizaba él para cortar la droga-, agredió a ese monstruo que durante tantos años descargo todo su ira y frustración a quien decía amar, lo que la ha llevado, de manera incomprensible, a que se le imponga una condena de cuatro años de prisión por un delito de lesiones, la cual todavía y, a pesar de ordenarse el ingreso en prisión el pasado mes de septiembre, todavía no ha tenido lugar a la espera de la concesión de un indulto o solicitado al Gobierno de la nación; y desde la consideración del órgano jurisdiccional encargado de hacer efectiva dicha condena que, por tratarse de una mujer intachable y sin antecedentes penales, decidió suspenderla cautelarmente por los graves perjuicios que le podría ocasionar su ingreso en la cárcel, aunque no se sabe el alcance temporal de dicha suspensión a depender de una decisión política.

Estamos hablando de Noemí Otero, vecina de Vigo, cuyo caso fue dado a conocer por diferentes medios de comunicación, entre ellos por un programa televisivo de máxima audiencia en el país, que permitió que esta sufrida mujer entrase en nuestro hogares, relatándonos unos hechos que habían ocurrido hace más de diez años. Fue Jorge Javier, presentador del programa Sálvame, de Tele Cinco, quien nos la presentó, y que, en una extensa entrevista consiguió que muchos reaccionaran ante lo que, a toda luces, es una injusticia.

Sin embargo, el sufrimiento de esta mujer ante la espera amarga de cumplir con su condena, que no se sabe si el gobierno suspenderá definitivamente, no cesa. Podríamos afirmar, después de hablar con ella y con su abogada, que la condena ya la está cumpliendo tras haber pasado varias instancias judiciales hasta llegar al Tribunal Supremo que consideró ajustada a derecho la dictada en primera instancia, sólo por el hecho de no recordar con precisón cada uno de los actos de maltrato,  así como por la falta de testimonios de vecinos y amigos que, posteriormente ante las cámaras de televisión, no dudaron en corroborar las palizas que Noemí sufría, por alguna de las cuales ya había sido condenado el maltratador y otras tantas no denunciadas o retiradas por su mujer después de interpuestas, por las que se dictaron las correspondientes órdenes de alejamiento e que él incumplía reiteradamente, pero que ella perdonaba una y otra vez, porque lo amaba, según sus palabras;  pero, sobre todo, porque tenía la idea distorsionada de que quizá era ella la culpable de tan ignominioso y humillante trato, sólo porque le recriminaba tal violencia o sus conductas, vamos a llamarlas poco decorosas.

¿Quién, sufriendo malos tratos continuados durante tan largo tiempo puede recordar cada uno de los pormenores de cada paliza?, ¿por qué quiénes dieron su testimonio ante los medios no lo hicieron antes durante el juicio?, ¿cómo pueden los jueces obviar en este caso el estado de necesidad, tal vez la enajenación mental transitoria que por las innumerables palizas recibidas  la llevaron a cometer los actos por los que la han condenado?, ¿dónde han dejado dichos jueces la legítima defensa?, ¿Cómo se puede culpabilizar a quien tras cometer los hechos juzgados,  llamó inmediatamente a la policía y familiares, incluidos los de él?, ¿dónde esta el “animus dóli” o el elemento intencional de tales actos?. No vamos a caer en el tópico de que en este país no existe justicia, auque en este caso, desde luego, no la vemos por ningún lado. De todas formas, son preguntas que dejamos en el aire para que cada uno con arreglo a su honesto y acertado criterio interprete los hechos y saque las conclusiones que quiera.

 

Ultima Concentración apoyo a Noemí el pasado miércoles

Ultima Concentración de apoyo a Noemí el pasado miércoles.

Noemí sigue reclamando esa justicia que no llega, quizá porque su caso no es tan mediático como otros para reclamar la atención del Consejo de Ministros, o también, quizá, porque la condenada, en este caso, no se dedica a la política en altas instancias, y su delito no es el de corrupción, o porque no es un personaje público de renombre.

Por ello, ella se siente agotada y sola, porque su caso ya no es noticia y los medios ya no pueden sacar el provecho de las audiencias; también, porque sus propios conciudadanos y poderes públicos locales o autonómicos no se implican con la energía suficiente para que su caso, el de una maltratada más,  no caiga en el olvido. Sólo los más sensibilizados y activistas contra los malos tratos siguen estando ahí como su aboga, que ella define como una gran persona y una excelente profesional, aspecto que hemos podido corroborar desde este medio al hablar con ella.

Hemos visto a una Noemí, derrumbada, sin esperanza, que necesita del apoyo de la sociedad en general  y, en particular, de sus vecinos y conciudadanos, para seguir luchando por esa justicia que esperemos llegue pronto, y que, permitiría al gobierno del PP del que muy poca gente ya se fía, aprovechar la oportunidad de demostrar que realmente están luchando contra los malos tratos y que no solamente se dedican a hacer campañas publicitarias.

 

 “permitiría al gobierno del PP del que muy poca gente se fía, aprovechar la oportunidad de demostrar que realmente están luchando contra los malos tratos y que no solamente se dedican a hacer campañas publicitarias”.

Desde este magazine pedimos auxilio a quienes nos leen, el apoyo que Noemí y muchas mujeres que están viviendo o han vivido una situación similar necesitan. Una forma de hacerlo, sería luchar activamente denunciando situaciones de las que, como la que hemos narrado, sean conocedores, o simplemente dejándola los comentarios de apoyo que demuestren que ella no está sola.

Volvamos entre todos a reactivar este tema, a terminar con este drama, difundiéndolo en nuestros perfiles de redes sociales, en nuestro entorno, entre nuestros amigos y familiares. Ella lo necesita, la sociedad entera lo necesitamos. Demostremos que somos personas de bien y que nos preocupan los horrores que sufren nuestros semejantes, los horrores que muchas mujeres sufren a manos de “medio hombres” cobardes, animales sin escrúpulos, salvajes que lo único que merecen es estar en la cárcel.

Indultonoemí

#indultoNoemiOtero

 

Ánimo Noemí, aunque a veces el peso de la carga que llevas encima no te deje levantar y te aplaste, sigue luchando, porque has demostrado lo mucho que vales, pero sobre todo, lo fuerte que eres.

 

 

 

 

 

Feliciano Morales

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Cuidado, tu privacidad puede estar en juego sin saberlo

1496670572 100133 1496670800 Noticia Normal
Sabías que alguien puede hacerte una foto con un móvil y, partir de ahí, saber quién eres.

Tal es la utilidad de las aplicaciones de reconocimiento facial que, si bien, nos pueden permitir identificar al infractor que se salta un semáforo o a un terrorista entre la muchedumbre, sin embargo este avance tecnológico puede entrar en colisión con nuestros derechos y libertades.

En febrero del 2016 una revolucionaria aplicación vio la luz y rápidamente dio la vuelta al mundo: se trataba del servicio de reconocimiento facial Find Face, de la empresa rusa N-Tech.Lab, la cual permite a cualquiera que descargue la aplicación subir una foto de alguien que le interese y, en segundos y con una exactitud de un 70%, identificar a la persona en cuestión en Redes Sociales como Facebook. Aparte de este fin lúdico, aplicaciones similares permiten otros usos del reconocimiento facial tales como el de seguridad de acceso a edificios e instalaciones, autorización de pagos,  además de otras de tipo mercantil como realizar contrataciones, identificando a las partes contratantes, entre otras muchas.

Los problemas que plantean este tipo de aplicaciones es que su uso indiscriminado puede acarrear problemas de privacidad. Por ello, resulta imprescindible  tener en cuenta la normativa sobre protección de datos establecida en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016 (Reglamento general de protección de datos), cuyo artículo 4-14) define como datos biométricos” aquellos datos personales obtenidos a partir de un tratamiento técnico específico, relativos a las características físicas, fisiológicas o conductuales de una persona física que permitan o confirmen la identificación única de dicha persona, como imágenes faciales o datos dactiloscópicos.

“Los problemas que plantean este tipo de aplicaciones es que su uso indiscriminado puede acarrear problemas de privacidad. Por ello, resulta imprescindible  tener en cuenta la normativa sobre protección de datos “


Así, el artículo 9-1 del Reglamento general de protección de datos dispone que queda prohibido el tratamiento de datos biométricos dirigidos a identificar de manera unívoca a una persona física, puesto que el tratamiento de fotografías se considera tratamiento de datos personales cuando el hecho de ser tratadas con medios técnicos específicos permita la identificación o la autenticación unívocas de una persona física.  Sin embargo, cuando se trata de usuarios de las RRSS, el hecho de que alguien esté siendo sometido a reconocimiento facial, excluirá la vulneración de sus derechos, por existir consentimiento expreso al tratamiento de la imagen, por lo que estaría dentro de las excepciones previstas en el artículo 2-2 de la citada Ley Orgánica 1/1982, y en el artículo 9-2-a) del Reglamento general de protección de datos, sin perjuicio de que el usuario habrá de ser correctamente informado sobre el tratamiento de sus datos personales, incluido los adquiridos de sus rasgos faciales.

Johannes Caspar, jefe de la oficina de Hamburgo para la protección de datos está siento muy crítico respecto a la privacidad de la función de etiquetado de fotografías de Facebook. Los usuarios etiquetan los nombres de sus conocidos en las fotos subidas a la red, y Facebook a continuación, realiza un análisis biométrico de cada imagen para en un futuro poder identificar automáticamente a la misma persona en otras fotografías en su sitio; siendo por ello que Caspar destaca que la citada Red Social necesitará el consentimiento expreso de los usuarios para el almacenamiento de esos datos, ya que es un requisito legal.

Por lo tanto, queda claro que la tecnología del reconocimiento facial puede invadir indiscriminadamente la privacidad de cualquiera y puede poner en riesgo la confianza de la sociedad en la tecnología, así como también puede llegar a violar derechos fundamentales como la libertad de expresión. Es por ello que, para atajar estos problemas, una de las cuestiones más urgentes sería regular el uso de esta tecnología, tanto por parte de las autoridades mundiales como por las millones de aplicaciones comerciales que utilizan el reconocimiento facial con fines lucrativos.

En cualquier caso, se recomienda a los usuarios de las RRSS el uso responsable de las mismas, mediante la configuración de privacidad de su perfil, además ser conscientes que sin su consentimiento expreso no podrá utilizarse este tipo de aplicaciones de reconocimiento facial, no siendo suficiente como dicen los responsable de Facebook  que la función de etiquetado de fotos “es totalmente compatible con la legislación comunitaria de protección de datos”, pues debe tenerse en cuenta la legislación interna de cada Estado, fundamentalmente cuando podamos estar en presencia de algún tipo delictivo, sin perjuicio del Proceso de transposición de Directivas.

En cuanto al uso por las autoridades, los ficheros de datos de carácter personal del Ministerio del Interior deben regirse por la Orden INT/2287/2014, de 25 de noviembre; y, en todo caso, el artículo 23-3 de la Ley 36/2015, de 28 de septiembre, de Seguridad Nacional establece que una situación de interés para la seguridad nacional en ningún caso podrá implicar la suspensión de los derechos fundamentales y libertades públicas de los ciudadanos, por lo que habrán de respetarse los derechos a la intimidad y a la propia imagen protegidos por el artículo 18 de la Constitución Española y la a Ley Orgánica 1/1982, de 5 de Mayo, de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen.

© Roberto Cortejoso Mencia

 

España y la Picaresca

Dedoacusador

Después de un largo recorrido (más de seis años)  la instrucción del caso de los ERE de Andalucía, la rama política será juzgada este invierno por los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Juan Antonio Calle, Pilar Llorente y Encarnación Gómez. El juicio se celebrará con cuatro sesiones semanales y empezará con las cuestiones previas, que se expondrán el 13, 14 y 15 de diciembre, y el 9 enero de 2018 comenzarán las declaraciones de los acusados.

Muchos ciudadanos de este país sienten que los responsables públicos que deberían velar por el interés general de todos, lo hacen para beneficio propio o del partido al que representan. Hemos pasado de la picaresca barata al expolio del bien común, los duros recortes nunca llegaron a sus bolsillos, ni al de los bancos, por supuesto.

Llevamos años viendo como las Instituciones del Estado caen en manos de personajes nada fiables, el dinero público es moneda de cambio para tapar todo tipo de corruptelas y financiar ilegalmente a los propios partidos, por este motivo no es de extrañar la desafección hacia nuestros representantes políticos.

Desde aquí no entraremos a desgranar los casos de corrupción, malversación y prevaricación que se instruyen o se juzgan en estos momentos, seria largo y tedioso, pero si queremos denunciar la escasa moral y dignidad de estos personajes y de aquellos que les dan amparo o sencillamente miran para otro lado.

Cuántos millones de Euros se han dilapidado o sencillamente engordan depósitos y cuentas corrientes en Paraísos Fiscales?. Lejos del control de la administración, aquel dinero público que debería servir para mejorar  el nivel de vida de los ciudadanos, lamentablemente termina dando buenos rendimientos económicos para aquellos que tenían que administrarlo; pues es de recordar que nunca fue suyo y que  el cargo que ocupan sea cual fuere no les da poder para mangonearlo a su antojo, se tienen que rendir cuenta y nunca mejor dicho.

Tenemos que empezar a ser críticos, a ser razonables a cuestionar y denunciar todo aquello que desde los Ayuntamientos, Consejos Comarcales, Diputaciones, Gobiernos Autonómicos y Gobierno Central, veamos con desconfianza, tenemos y debemos mostrarnos como auditores de lo público exigiéndole a quien corresponda las explicaciones necesarias sobre lo presupuestado y lo gastado, sobre lo que de verdad cuesta y lo que después se paga, hacerse responsable del bien común no es fácil, nadie lo duda, pero recordemos que a los cargos institucionales no se obliga a ningún ciudadano, es por voluntad propia. No podemos caer en la demagogia de que todos hacen lo mismo o que todos son iguales, ni todos hacen lo mismo, ni todos son iguales y es a estos representantes o cargos a los que tenemos que apoyar y ayudar.

“veamos con desconfianza, tenemos y debemos mostrarnos como auditores de lo público exigiéndole a quien corresponda las explicaciones necesarias sobre lo presupuestado y lo gastado, sobre lo que de verdad cuesta y lo que después se paga”


No ponemos nombre ni a instituciones, partidos políticos, agrupaciones, fundaciones y demás grupos que se sustentan con fondos públicos para no caer en la trampa de hacer favoritismos, ni de ver la paja en el ojo ajeno, la gravedad del tema nos parece enorme para señalar a unos e ignorar a los otros, pero no podemos permitirnos el lujo de seguir engordando “cerdos de dos patas” con dinero público.

 

 

José Sales Villar

Catalan de nacimiento y sentimiento, lo mismo que Español. Nacido un 28 de agosto del año 60 de un siglo pasado. Tecnico Especialista Superior en Sistema Mecanicos y Electromecanicos del Automóvil y en los últimos 12 años de servicio activo, coordinador jefe de Post-venta y Servicio Técnico en en Concesionario de Ford España .

Galicia arde por los cuatro costados

Galicia se quema debido a 146 incendios que están arrasando miles de hectáreas en sus cuatro provincias, habiendo ocasionado la muerte de cuatro personas; de los cuales permanecen activos 105, no dando abasto  los medios que están trabajando en su extinción tales como la Unidad Miliar de Emergencias y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, así como la Policía Nacional y la Guardia Civil, a los que se unirán más de 500 militares que desplazará a la zona en las próximas horas el Ministerio de Defensa, ello sin tener en cuenta la inestimable colaboración de vecinos que protegen su patrimonio con cubos de agua y mangueras de riego, incluso arriesgando su propia vida, a pesar de las evacuaciones llevadas a cabo en las zonas afectadas, alcanzando núcleos urbanos, siendo destacable el incontrolable foco que anoche penetró en las calles de Vigo.

La sobreexplotación de los recursos naturales, la sobrepoblación, la contaminación del medio ambiente y el comportamiento irresponsable de dirigentes políticos con recalificaciones urbanísticas y explotaciones expeculativas, descerebrados y terroristas ambientales son las principales causas de los incendios forestales en nuestro país.

En los de Galicia, claramente intencionados por los múltiples focos origen de los incendios, han sido calificados de crimen ecológico, así como de un atentado contra la naturaleza que también lo es contra la humanidad, una forma de terrorismo contra el cual deben tomarse medidas por los responsables políticos, por una parte, localizando y persiguiendo a los desalmados terroristas que prenden fuego, para que respondan ante la justicia y paguen con la cárcel por la destrucción de un ecosistema que nos hace cada día más vulnerables en un planeta donde la naturaleza va perdiendo terreno por la explotación inadecuada y abusiva de los recursos naturales,  y el uso del suelo para la expeculación inmobiliaria; y por otra parte, dotando de más medios humanos y técnicos la lucha contra el fuego, no sólo mediante actos de prevención, sino también para  poderlo detectar inmediatamente; terminando con el abandono de los montes, cuya falta de limpieza hace que el fuego se propague de manera vertiginosa, además de la necesidad de concienciar y educar más a las personas sobre la protección y cuidado del medio ambiente.

De lo que está ocurriendo en Galicia, aparte de los autores que han encendido la mecha, deberían responder quienes la han puesto ahí, que no son otros que los políticos que por su negligencia o, simplemente, por su falta de implicación en la protección de nuestra naturaleza, hace que todos los años tengamos que lamentar la destrucción de nuestro montes a lo largo de toda la geografía del país, a los que instamos para que de una vez por todas dejen apartados esos discursos de confrontación entre Administraciones Públicas con el único fin de “sálvese el que pueda” o pensando únicamente en resultados electorales. BASTA YA.

“De lo que está ocurriendo en Galicia, aparte de los autores que han encendido la mecha, deberían responder quienes la han puesto ahí, que no son otros que los políticos”



 

El juego de la independencia y los tontos útiles

 

Como se ha convertido en un clamor popular aquello de “no te calles indignate”, no haré esperar a quienes la pusieron en circulación aquel 15 de mayo de 2011, aquel movimiento ciudadano que hizo que muchos que estaban en un letargo indefinido espabilasen frente al abuso de poder y sustracción de derechos por los poderes públicos bajo las riendas, primero del PSOE y después del PP. Pero no voy a seguirles contando algo que ya saben, aunque algunos  de todo esto sólo se quedaron con el hecho de que los protagonistas de aquellas acampadas en las principales plazas de nuestras ciudades y pueblos, a imitación de los de la Puerta del Sol de Madrid, eran unos “perroflautas” o unos parásitos con melenas, camorristas, pendencieros y algunos calificativos más que ahora no se me vienen a la memoria, afortunadamente, pues me cuesta decirlos; siendo la causa de mi indignación la manipulación informativa del momento, manejada por los sicarios del Partido Popular y por lo que quieren quedar como mirlos blancos en el proceso independentista de Cataluña, cuando su comportamiento es más propio del de una mafia, que el de unos demócratas.

Pero, siguiendo con el argumento inicial, sobre la frase hecha por los campistas de la Puerta del Sol, no ve voy a callar ante lo sucedido en Cataluña, porque a diferencia de muchos que dicen sentirse dolido, cuando están sacando de esto una rentabilidad política; yo no siento dolor, sino indignación, hasta el punto que  oír las noticias, a los tertulianos y politiquillos de turno comentando lo acaecido en esta zona de España, o de Europa para que no se ofendan los independentistas, o del mundo para que no se ofendan los europeos, cosa que no es para menos teniendo en cuenta que hemos sido y seguimos siendo un grano en cierta parte del cuerpo para aquellos países de nuestro entorno cuya prosperidad difiere mucho de la nuestra, y no precisamente porque les haya tocado la lotería, sino porque llevan la democracia en las venas y no como nosotros para los que solamente es una palabra que manejamos a nuestro entorno, confundiéndola muchos con la libertad de hacer lo que les de la realísima gana.

Decir todo lo que me ha indignado del pasado 1 de octubre, así como los días que han servido de preludio de tan absurdo experimento de independentismo, y los que después están sirviendo para aumentar la brecha de la confrontación debido a declaraciones provocadoras de políticos y algunos periodistas vendidos incapaces de contener su verborrea; me llevaría varios días, por lo que quiero o pretendo limitarme a un solo aspecto de todo esto, como es el hecho de que los operadores que de uno y otro lado están manejando los hilos de esta crisis democrática, tomen por gilipollas  al pueblo soberano, a ti y a mí. Pero lo que aún más me cabrea es el hecho de que este pueblo soberano sea incapaz de pensar por si mismo, convirtiéndose en adoctrinados de aquellos, protestando sin saber por lo que realmente protestan y sus consecuencias.

Hablar de falta de democracia por el restablecimiento del orden constitucional  que ha sido violado por unos cuantos payasos a su antojo saltándose todas las reglas del juego, incluso a toda la oposición en bloque del Parlament, cual apisonadora que parece recordarnos a las mayorías absolutas de los que han ocupado la Moncloa, es desconocer su verdadero significado que, si bien se circunscribe al poder del pueblo, sin embargo, va más allá, pues no debemos olvidarnos del apellido que acompaña a tan digna palabra, vilipendiada por demócratas y no demócratas, que no es otro que el concepto de la representación.

Así, pese a quien le pese, estamos ante una democracia representativa, esa misma que ellos, los que nos mienten, utilizan para estar donde están, y que, no es otra cosa mas que la delegación por parte de los ciudadanos de su poder  en personas que han elegido en elecciones periódicas y libres; sin duda criticables debido al sistema de listas cerradas, con el que se corre el riesgo que quienes nos representan llegan a ser tan tontos y de tan poca talla, y no me refiero a sus vestimentas, sino a su incapacidad de gestionar lo de todos, a no ser que sea para sacar algún tipo de tajada, para lo cual normalmente están tan avezados que podría considerarse que han nacido así.

Por este motivo, me indigna ver a esa masa de personas, autómatas democráticos, adoctrinados si causa, que no son más que la voz de sus amos, cuatro iluminados independentistas, haciendo uso de una democracia, representativa, vendiendo humo y un concepto de libertad que ataca la base del sistema que entre todos hemos construido durante años.

 

No me refiero al derecho de cada individuo a pensar y pedir lo que consideren oportuno, pero no se puede hacer al estilo del golpe de Estado de 1981, con barricadas en la calle atentando contra la base de todo, la propia Constitución, utilizando incluso la violencia contra las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, rompiendo cristales de furgones de la policía, tirándoles piedras y palos, cual batalla campal de la que resultando heridos más 431 agentes y más de 800, civiles, sin que esto justifique, tampoco, la fuerza desmedida de algunos miembros de la policía, a esa misma policía que vitorearon como casi héroes en el desgraciado atentando en las Ramblas de Barcelona el pasado mes de agosto, y que ahora tratan de demonizar. Esa misma policía que mantiene el orden en nuestras ciudades, esa misma policía que se enfrentan a delincuentes peligrosos.

 

“me indigna ver a esa masa de personas, autómatas democráticos, adoctrinados si causa, que no son más que la voz de sus amos, cuatro iluminados independentistas, haciendo uso de una democracia, representativa, vendiendo humo y un concepto de libertad que ataca la base del sistema que entre todos hemos construido durante años”

 ¿A qué jugamos?, ¿A qué juegan Puigdemont y compañía?, ¿A qué juega Rajoy mandando el uso de la fuerza para solucionar un problema que se debería solucionar en una mesa, dialogando?, ¿A qué juega el rey, enarbolando su corona para oprimir la liberta de elección de un pueblo que, precisamente no le ha elegido a él?. ¿A qué jugamos el resto de españoles colocando banderas de España en nuestros balcones como una señal de lucha contra nuestros propios hermanos, entrando en el mismo juego?.

Ha llegado la hora de que pensemos antes de criminalizar a nadie, aquí no hay buenos ni malos, independentistas y españolistas, rojos y azules… Aquí hay un país fragmentado porque nuestros dirigentes no tienen ni puñetera idea de gobernar, sólo lanzar consignas para enfurecer a una masa que, por sus actitudes no solo demuestran su falta de madurez democrática, sino, sobre todo, su estupidez de creerse todo lo que les cuentan. Evidentemente, las cosas no son blancas o negras, hay muchos matices de grises que deberían examinarse. Pedir perdón ambas partes en el conflicto  y empezar de nuevo, con el asentamiento y temple que debería presumirse a cualquier persona medianamente razonable, pero sobre todo respetuosa con los derechos del contrario; a ver fórmulas que nos enriquezcan a todos como país, como una nación de naciones o nacionalidades, sin odios, sin rencores y malos rollos de los que, quienes son actores en este conflicto, se valen y explotan para sacar el máximo provecho personal o político. Basta ya… no es necesario que nos callemos, es más, no debemos hacerlo, pero hagámoslo bien, sobre todo, para que no nos tomen por gilipollas.

Olga Sánchez Rodrigo

Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Miserables, un lamento desde la tierra quemada

 

Confieso que he dormido mal. Confieso que España me duele porque a pesar de mi falta de nacionalismo anti, soy un ferviente nacionalista de lo mío, que incluye desde mi lugar de nacimiento hasta este universo que nos engloba. No me gustan las banderas, ni los bandos, cuando sirven para enfrentar a las personas, porque siempre he intuido que bajo cualquiera de ellas, englobados en las filas de cada una, hay buenas personas, que son las únicas que a mí me importan. Y el uso sistemático de banderas, la creación de bandos o de bandas, para el predominio de razones inconfesables me parece miserable. Por eso hoy España, esta parte de la humanidad que ocupa este territorio geográfico, me duele.

Hoy España, todas y cada una de sus partes, es un erial, un terreno baldío y desangelado habitado por una gran cantidad de miserables de todo signo que se creen triunfadores, y a los que lo único que les importa es reclamar su cuota de triunfo, el sacar la mayor cuota de beneficio, de ciegos y miserables adictos, para sus posiciones. Para sus miserables posiciones.

Creo que a estas alturas, en esta historia, en este momento, ya no quedan inocentes a los que salvar, y si quedan son inocentes manchados por los miserables que los han usado, en claro abuso de las funciones que les han encomendado con otro fin.

He pensado, por un momento, en enumerar a los miserables por su grado de responsabilidad en la vergüenza vivida ayer, pero me he dado cuenta de que es imposible escribir varias párrafos en un solo lugar. He intentado apartar las vísceras de lo que estoy escribiendo, pero son tantos los humores dañinos que se me acumulan, tantas las sinrazones y patochadas oídas, leídas, vistas, que es muy complicado.

“ya no quedan inocentes a los que salvar, y si quedan son inocentes manchados por los miserables que los han usado, en claro abuso de las funciones que les han encomendado con otro fin.”


Miserable es el gobierno. Miserable por débil, miserable por mentiroso, miserable por incapaz. Miserable porque arrastra a la miseria a todos aquellos que hemos confiado en que la ley debe de ser la razón en tanto en cuanto para eso se ha promulgado. A todos los que seguimos en esa idea pero nos parece miserable su falta de rigor, su falta de eficacia, su falta de previsión para garantizar su aplicación. Miserable porque teniendo los instrumentos y las instituciones a su servicio ha sido incapaz de cercenar una sedición desde su mismo comienzo instalado en su debilidad y su falta de iniciativa. Miserable por permitir sin utilizar todos los medios a su alcance, el día de ayer. Habrá quien piense que hablo de las cargas policiales, de las algaradas, no. Eso es justo lo que el gobierno nunca debió de permitir que sucediera. Habrá quien piense que hablo de diálogo. No, no existe el diálogo cuando una parte se instala en la ilegalidad y en la sinrazón. Hablo, con amargura, con mala conciencia, porque en este tema no hay otra, de que no ha cumplido lo que ha asegurado, que ha permitido el peor de los escenarios para defender nuestra razón.

Miserable el gobierno catalán. Miserable por mentiroso, miserable por manipulador, miserable por la utilización de sus representados, miserable por empecinado, miserable por reo de traición. Ha pervertido las palabras, ha manipulado los conceptos, ha adoctrinado a sus administrados, ha usado los poderes, las instituciones, para pervertir el orden que les ha conferido esa misma legalidad que pervierten. Miserable porque ha vaciado de contenido conceptos fundamentales para la convivencia: democracia, fascismo, votación, diálogo. Miserable porque es el primer impulsor de este despropósito. Miserable por permitir que el pueblo al que dicen representar esté sufriendo lo que a ellos les correspondería mientras ellos lo ven por la tele. Miserables hasta la náusea.

Miserables los Mossos, que han demostrado no ser más que una policía de parte, de partidos, de partidarios, olvidando su deber de mantener el orden público, haciendo dejación de sus obligaciones, de sus juramentos al orden legal que los contrata para su defensa. Miserables y traidores hasta convertirse en una de las patas fundamentales de la jornada negra vivida ayer. Les queda el consuelo de haber sido vitoreados y ensalzados por “sus” miserables.

Miserable el discurso de ayer del líder de oposición, lleno de guiños al engaño, lleno de afirmaciones que se negaban en el párrafo siguiente, plagado de escapismo político y oportunismo. Miserable por su falta de compromiso con el estado. Miserable por su afán de lograr rédito de una situación de emergencia. Miserable de puntería amañada, apuntando en una dirección y disparando a otra diferente. Miserable de falta de compromiso y falto de verdad en unas palabras imprescindibles en el momento.

Miserable Podemos. Convirtiéndose en una parte fundamental del problema. Miserable, populista y radical. Nada nuevo. Pero es vergonzoso, miserable, que piense que va a lograr rédito de una actitud taimada y frentista. Miserables pretendiendo desviar el problema y replantearlo en un ámbito absolutamente falso.

Miserable la CUP a la que no le importan las consecuencias de sus actos, miserables por sacar réditos del dolor ajeno, miserables como marionetas útiles de poderes internacionales contarios a las ideologías que ellos dicen defender. Miserables por no importarles el dolor de las personas a las que manipulan y ponen a los pies de los caballos. Miserables por organizar, dirigir y alegrarse de las algaradas callejeras en las que otros son los que ponen su integridad. Miserables todos los grupos anti globalización, anti sistemas, extremistas con los que comparten ideales.

Miserables los ciudadanos catalanes que permiten o fomentan la manipulación instalándose y difundiendo el odio hacia lo español en una clara demostración de profunda españolidad. Miserables los que les dan cobertura intelectual y los que manipulan la historia, las historias, las leyes y los fundamentos. Miserables y culpables de permisividad. Miserables por salir a la calle a defender una mentira, por salir a la calle a ser héroes de historieta romántica. Miserables por buscar la foto de su participación para poder contarlo. Miserables los que permiten poner en riesgo a sus hijos y  a sus mayores. Miserables y talibanes. Miserables y candidatos a que les sea retirada la patria potestad por energúmenos.

Miserables los ciudadanos catalanes que se quedan en su casa y callan y tragan esperando a que sean los demás los que les saquen las castañas del fuego. Miserables los ciudadanos catalanes que contribuyen con su silencio, con su miedo, con su falta de compromiso, al ruido de los que no piensan como ellos. Que permiten que su ausencia haga mayor la presencia de los otros.

Miserables los ciudadanos españoles, del resto de España, que han usado este conflicto para airear sus odios, sus rencores, sus más ancestrales apetitos de violencia y sus cuentas pendientes. Miserables, oportunistas y cobardes, jaleando y promoviendo rencor y violencia desde la seguridad de sus casas. Y traidores, traidores a España que es todo y no solo su parte.

Miserables los corresponsales extranjeros en busca de la carnaza que no sacan en su casa. Miserables que buscan la noticia sin importarles la información, la neutralidad o las razones. Miserables que se permiten opinar de un país que no es el suyo mientras en el suyo callan. Miserables y aprovechados que contribuyen al odio buscando solo aquello que les reporte tirada, beneficio, amarillismo. Miserables los que apoyan una ilegalidad que en su país jamás permitirían. Miserables y dañinos.

Miserables los tibios, los neutrales, los equidistante, “los que no toman partido hasta mancharse”. Miserables porque contribuyen a la confusión, porque buscan una superioridad moral que su misma posición desmiente, porque viven en la indeterminación de la que hacen su refugio del que solo salen para ser ganadores cuando alguien gana.

Miserables los que  viven en el odio y lo airean reclamando para sus razones lo que son otras sinrazones. Miserables por manchar, por engañar, por desvirtuar y contribuir con la confusión que esparcen a la multiplicación de los miserables.

Miserables los manipuladores de imágenes, de cifras, de noticias y de rumores, los que las esparcen sin verificar su verdad, los que las jalean y toman como propias sin importarles la verdad o el daño. Miserables, cobardes y delincuentes que alimentan con su miseria la miseria general.

Miserables los que han amanecido desde posiciones intolerantes, sectarias, impropias de la humanidad a la que dicen pertenecer reclamando para sí una verdad única que jamás ha existido ni nunca existirá porque la verdad no es algo que el hombre pueda alcanzar jamás. Manipuladores, intransigentes y esparcidores de rencores contrarios a los ideales más básicos de la humanidad.

Miserables todos aquellos que desde posiciones morales que debieran de contribuir al diálogo, a la tranquilidad, al acercamiento, contribuyen con sus posiciones a la difusión del odio tomando parte. Miserables los sacerdotes, los historiadores, los filósofos, los masones, los eruditos, los periodistas, los comunicadores que defienden por interés o por miseria moral, los despropósitos de cualquiera de las partes. Miserables indignos del lugar que ocupan o del prestigio que reclaman.

Miserables todos los que creen que puede haber sociedad fuera de la ey y los que creen que la ley tiene que someter a la sociedad. Los inmovilistas y los rupturistas, los unos y los otros.

Miserable yo, que lleno de dolor, lleno de razones me veo obligado a defender aquello en lo que no creo y situarme frente a los que el corazón me acerca. Miserable por no poder aportar más que palabras, más que reproches, más que lágrimas, de frustración, de incapacidad, de dolor por todos los miserables.

Hoy España, todas y cada una de sus partes, es un erial, un terreno baldío y desangelado habitado por una gran cantidad de miserables de todo signo que se creen triunfadores, y a los que lo único que les importa es reclamar su cuota de triunfo, el sacar la mayor cuota de beneficio, de ciegos y miserables adictos, para sus posiciones. Para sus miserables posiciones.

“Hoy España, todas y cada una de sus partes, es un erial, un terreno baldío y desangelado habitado por una gran cantidad de miserables de todo signo que se creen triunfadores,”


Lloremos como cobardes las miserias que hemos cometido como ciudadanos. De algún lugar nos llegarán las carcajadas.

Rafael López Villar

Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Posverdad: la realidad paralela

Fuente: Social Media & eLearning

A veces las palabras esconden oscuros presagios: nacionalismos, supremacistas blancos, xenofobia, machismo, tea party, millennials,  precariedad, vulnerabilidad de mujeres, inmigración, alt right, posverdad…y nombres propios, Trump, Le Pen, Putin, Kim Jong, Maduro… que alimentan estos malos augurios.

Todos los dictadores necesitan una base social sobre la que asentar sus carencias ideológicas, y que mejor base social que aquella que sustentan movimientos políticos marginales o minoritarios, de inicio, y con un claro contenido ideológico radical, normalmente de extrema derecha, que pretenden romper la pluralidad, Franco utilizó a la falange y ahora Trump se vale de la Alt Right,  grupo cuyo activismo se da a través de internet, donde sus miembros permanecen en el anonimato y son  la mayoría de ellos jóvenes anti-establishment y sin jerarquía ni líderes.

Las redes sociales han contribuido a una nueva cultura y las ideas han cruzado y cruzan fronteras a una velocidad de vértigo y ese vértigo ha llevado a una juventud, que se siente desheredada por el sistema, a compartir rabia, experiencias y anhelos, ante una situación en la que se consideran  traicionados por una clase política, financiera y sindical, cada una con su parte alícuota  de responsabilidad, que les han robado la luz al final del túnel, dejándolos huérfanos y al socaire de los populismos. Y asi surge, como un valor al alza, lo incorrecto como argumento contra lo políticamente correcto.

“Las redes sociales han contribuido a una nueva cultura y las ideas han cruzado y cruzan fronteras a una velocidad de vértigo y ese vértigo ha llevado a una juventud, que se siente desheredada por el sistema, a compartir rabia, experiencias y anhelos, ante una situación en la que se consideran  traicionados por una clase política”

Estamos ante un cambio de ciclo complejo por la aparición de estas nuevas, ya no tanto, formas de comunicar a través de las redes sociales, donde a veces la identidad es ficticia, lo que permite un mayor grado de contestación y promoción de ideas, que por su cruda exposición de la realidad calan en los sectores más desprotegidos, sectores marginados pero con un grado de formación impensable en otros momentos históricos tan reivindicativo cómo el que estamos viviendo. Este hecho hace que estos movimientos vayan asentándose con mayor rapidez y con una solidez tal que han llegado a modificar el arco parlamentario en países como España.

La realidad ha mutado hacia espacios ideológicos radicalizados, de ahí el esfuerzo, quiero creerlo asi, del líder socialista Pedro Sanchez por posicionar al PSOE en el escenario ideológico que le corresponde, un partido de izquierda sin los afeites con que el sistema financiero ha venido maquillando a las socialdemocracias europeas. Ha llegado un momento en que la ciudadanía no distinguía, apenas algunos matices, las políticas conservadoras de las progresistas y ocurre como con los cangrejos ermitaños, que ocupan las conchas de caracoles muertos para protegerse, a esto se llama tanatocresis, que consiste en el aprovechamiento que realiza una especie de los restos, excrementos, esqueletos o cadáveres de otra especie con el fin de protegerse o de servirse de ellos como herramientas. Pues bien ambos partidos, conservadores y progresistas, han institucionalizado la tanatocresis, es decir se han usado mutuamente como protección ante posibles adversarios, tanto por la derecha como por la izquierda, de tal forma que el ganador permitía al perdedor cierto grado de “utilidad” para asi tener siempre a mano una tarjeta de invitación por si había que cambiar de concha protectora. Es decir por si la bancada azul cambiaba de inquilino.

Estas tendencias vienen acompañadas de nuevos lenguajes, el lenguaje de la posverdad, término aceptado recientemente por la RAE y que definen cómo: aquella información o aseveración que no se basa en hechos objetivos, “sino que apela a las emociones, creencias o deseos del público”, es decir un lenguaje alternativo en el que la verdad pasa a ser algo secundario, el lenguaje como instrumento de manipulación de la opinión pública y a través del cual el rumor se convierte en noticia de primera plana, permitiendo la aparición de una constelación mediática, paralela a unos medios de comunicación que cotizan a la baja,  mientras simultáneamente suben los nuevos “gatekeepers”, aquellos que tienen el poder de decidir si dejar pasar o bloquear la información y que tienen su laboratorio en los motores de búsqueda y redes sociales, sitios web, editoriales y canales informativos, que terminan repitiendo afirmaciones posfácticas sin argumentación. La posverdad como mentira emotiva.

En nuestro país Mariano Rajoy se equipara a Donald Trum en EE.UU y Nigel Farage en Reino Unido en la utilización de la posverdad como una potente arma de divulgación política, no solo de su ideología, sino de sus políticas excluyentes y de claro signo proteccionista de las elites financieras. El desprestigio de la verdad como estrategia política del poder institucional. No importan si un hecho ha sucedido o no, importa que alguien crea que ha sucedido.

Para el sociólogo Félix Ortega la manipulación de la información hace que el público no pueda conocer qué es verdad y qué falsedad. Esto se debería a la transformación de la comunicación política en propaganda, la pérdida de principios éticos por el periodismo actual y su sometimiento a intereses totalmente particulares así como la puesta en escena de los políticos hacia el espectáculo, la manipulación y la fragmentación de la ciudadanía.

No obstante seguimos confiando en la fortaleza de las instituciones como garantes contra este tipo de manipulación, y repetimos como un mantra frases como, ¡¡¡es un gobierno en minoría¡¡¡ , ¡¡¡la fortaleza está en el congreso¡¡¡, ¡¡¡la oposición controlara las políticas que vayan contra al interés general¡¡¡. El gobierno de Rajoy nos ha demostrado lo equivocado de estos planteamientos conformistas y la historia está para recordarnos los horrores a que llevan la manipulación  de la voluntad popular a través de la propaganda política y el uso de la posverdad como herramienta de adoctrinamiento ideológico. En la Europa de los años 30 del siglo pasado existía el mismo grado de conformismo con respecto a políticas semejantes. “Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”. Este pensamiento fue compartido por el nazi Goebbels, el fascista Queipo de Llanos, Lenin…

Según Mark Twain: “La historia no se repite, pero rima”.

Sergio López

Esteponero del 52 y observador de la actualidad. Blogista independiente. Ex de muchas cosas y de casi todas orgulloso. Enfermero militante y político en las barricadas, dos vocaciones al servicio del ciudadano.

Cayendo en la Misandria

Es lo que se desprende de la utilización del lenguaje cuando hablan de Feminismo, práctica iniciada por los Sindicatos y posteriormente por los partidos políticos, incluso se ha sumado al carro el Partido Popular el que nunca se había pronunciado ni participado en manifestaciones de tal signo, o en la defensa del Feminismo, doctrina y movimiento social que pide para la mujer el reconocimiento de unas capacidades y unos derechos que tradicionalmente han estado reservados para los hombres.

Repasemos la Historia, en el Antiguo Régimen la desigualdad jurídica de los miembros de la sociedad era la norma. Nobles y clérigos gozaban de privilegios (exención fiscal, monopolio de los altos cargos públicos, leyes y tribunales especiales) vedados a la gran mayoría de la población (el tercer estado o estado llano). Así como otra característica clave era la ausencia de derechos políticos (voto) y libertades (expresión, reunión, religión). En el caso de las mujeres se incrementaba a todo lo anterior su función social, que se circunscribía a lo doméstico, a las labores de la casa, de la procreación y del cuidado de los hijos; y su subordinación legal al hombre, padre o esposo.

El movimiento feminista moderno surgió en Gran Bretaña y en EEUU, en la primera en 1870, impulsado por mujeres de clase media de ideas próximas al liberalismo, era un movimiento netamente sufragista, siendo el primer país en lograr el voto femenino Nueva Zelanda, en 1893.

En 1931 el parlamento español concedió el sufragio femenino gracias a la lucha de Clara Campoamor, y el 19 de noviembre de 1933 pudieron acudir a las urnas, mucho antes que en Francia e Italia (ambas en 1945).

Tras la guerra civil, el Estado franquista decidió liberar a las mujeres del taller y la fábrica, a las profesionales de clase media les cerraron todos los puestos de trabajo. Se suprimió la educación mixta, se creó la Sección Femenina de la Falange, encargándose de enseñar a la mujer su verdadero papel. Durante el desarrollo económico de la 2ª mitad de los 60, se adoptó en algo la incorporación legal al trabajo, que duró hasta la muerte del dictador y muchas ya trabajaban en la economía sumergida por necesidad, dado que la mayor parte de la normativa laboral vigente contenía la condición del abandono del trabajo al casarse, así como la  prohibición de que las mujeres ejercieran profesiones, como abogada del Estado, notaria o diplomática, o en las Cortes franquistas, donde no había mujeres.

El feminismo como tal surgió en España en la década de los 70, por la lucha emprendida por las mujeres para conseguir sus derechos,  con demandas sociales como la eliminación de la discriminación civil para las mujeres casadas o el acceso a la educación, al trabajo remunerado (…).

Volvamos a la Historia, en julio de 1855 se inició en Cataluña por la nueva clase social que soportaba unas condiciones laborales muy precarias (jornadas de 15 h. diarias, ruidos, temperaturas extremas, ambiente cerrados, despido libre, rebajas salariales en época de crisis, miserables condiciones en la vida familiar, contratación de niños en las minas por su facilidad y pequeñez para introducirse en pequeños reductos, contratación de mujeres principalmente por su carácter sumiso). Huelga que consiguió: Libertad de Asociación, horario laboral estable, limitación despido libre, fin de la contratación de niños hasta cierta edad, educación obligatoria hasta los 9 años -de esta manera se evitaba el abandono de los niños y las madres estaban obligadas a su cuidado-), así como el inicio de reivindicaciones para superar y mejorar las condiciones sociales de la clase trabajadora.

“El feminismo como tal surgió en España en la década de los 70, por la lucha emprendida por las mujeres para conseguir sus derechos, demandas sociales como la eliminación de la discriminación civil para las mujeres casadas o el acceso a la educación, al trabajo remunerado (…).”

Gran victoria de la nueva clase social que emergió en todos los países -el Proletariado-, e inicio del sindicalismo que se materializaría inmediatamente, que defendía a hombres y mujeres, aunque éstas ya tuviesen un lapsus de tiempo temporal para el cuidado de sus hijos siempre que estuviesen casadas, aunque sin remuneración. Por ello no comprendo la utilización sistemática tanto por sindicalistas y políticos del género masculino y femenino en su locuciones públicas cuando se puede considerar muchos de dichos términos, neutros.

Los Sindicatos tienen una meta como es la de conseguir beneficios e igualdad de toda la clase trabajadora sin distinción de sexos. Los políticos cumplir con la ciudadanía en las promesas predicadas en sus programas.

En este artículo se pueden observar la aparición de neutros claramente femeninos para definir a ambos géneros, pero existen muchos más, como policía, nacionalista, maquinista, judoca, futbolista…, ningún varón se siente ofendido por estos términos femeninos, ni los tachan de sexistas.

Nadie de ningún género debe sentirse ofendido por utilizar nuestro rico lenguaje donde el neutro (masculino y femenino) es muy importante, son palabras que no tienen contraposición con otra del género opuesto. Pero personajes públicos lo utilizan de manera zafia para que no le tilden de utilizar lenguaje sexista y ser señalado como misóginos, sin caer en la cuenta que tienden a enardecer la misandria, término referente a la aversión hacia los varones o la tendencia ideológica o psicológica que consiste en despreciar al varón en todo lo considerado como masculino, incluso en el idioma.

José Enrique Centén Martín

Nacido en Tánger (Marruecos) en 1952, de abuelos andaluces emigrados a Marruecos en los años de hambruna del XIX. Madrileño de adopción desde 1961. Sólo bachiller elemental, desde los quince años trabajando. Perseguido, encarcelado y amnistiado en 1976, siempre junto a los más desfavorecidos, es lógico. Entré en la Universidad por mayores de 25 años en el 2010, he estudiado Historia en la UCM, incluso he escrito un ensayo“El Estado participativo”, jubilado parcial desde el 19 de marzo de 2012.

Buscar con ahínco la muerte

Tal vez sea un problema de la prensa, tal vez. O tal vez sea problema de una errónea concienciación respecto a cierto tipo de cuestiones que afectan a minorías, tal vez. El caso es que ponerse a denunciar, a describir, a comunicar, cierto tipo de comportamientos desde una óptica diferente a la mayoritaria presupone que te van a caer desde todas partes.

Y eso es lo que sucede cuando se denuncia una actitud inadecuada de una minoría protegida respecto a una mayoría pretendidamente abusiva. No importa la verdad, no importa el fraude cometido por ese o esos integrantes de la minoría, automáticamente la maquinaria lincho mediática se pone en marcha para escarmentar, machacar, hundir en la miseria al osado cronista que se sale sin recato de la verdad sin paliativos.

Con esta introducción podría estar hablando de feminismo, de refugiados, del colectivo LGTB, de la violencia de género o de maltrato animal, y a todos ellos les cuadra la introducción porque en todos ellos se da el comportamiento de la defensa a ultranza del individuo que abusando de su condición minoritaria conculca las normas de convivencia con el absoluto desprecio que su pretendida impunidad le proporciona.

Pues, no, de ninguno de ellos. De ninguno de esos enumerados colectivos de comportamiento coercitivo estoy hablando.

Serían las 11 de la mañana, de esta mañana de sábado, cuando me ponía en camino entre A Guarda y Bayona, poblaciones ambas de Pontevedra. Veinticinco kilómetros de costa y paisaje espectacular con un trazado, sobre todo en sus últimos tramos, de curvas incómodas y rectas inexistentes. Un carril bici acompaña a la carretera, casi siempre en paralelo, durante todo este trayecto. Carril bici, curiosamente, solo utilizado por los peregrinos que eligen para llegar a Santiago la variante de la costa del camino portugués. Peregrinos y algún padre de familia en bicicleta con sus hijos en el mismo tipo de vehículo. ¿Y los ciclistas? Por la carretera. Por una carretera que prácticamente no tiene arcenes, con curvas, con cuestas, con un ancho justamente amplio para contener el carril de ida y el de vuelta y con escasos espacios para adelantar desde Cabo Silleiro hasta Bayona.

“¿Y los ciclistas? Por la carretera. Por una carretera que prácticamente no tiene arcenes, con curvas, con cuestas, con un ancho justamente amplio para contener el carril de ida y el de vuelta y con escasos espacios para adelantar”

 

 


El colmo de la experiencia, el no va más del comportamiento incívico, se nos aparece en las proximidades de la entrada a la autopista. Un pelotón de entre cuarenta y cincuenta miembros circula agrupado impidiendo con su volumen y comportamiento ninguna posibilidad de adelantarlos. Los conductores que tienen la desgracia de coincidir con esta caravana de incívicos se encuentran resignados, si o si, a hacer los últimos kilómetros al mismo ritmo que el más lento del pelotón.

Pero lo peor aún está por llegar. Poco antes de entrar en Bayona la carretera repica levemente y el pelotón se estira, se fracciona, sin llegar a marcar una distancia mínima que permita maniobrar a los vehículos. La estrechez de la carretera, su sinuosidad, el tráfico en sentido contrario y la distancia entre ciclistas hace imposible el adelantamiento. El velocímetro de mi coche, que marca por exceso, indica veinte kilómetros por hora. Serán diecisiete o dieciocho. De repente algunos ciclistas que habíamos adelantado anteriormente empiezan a adelantarme por ambos lados, por un arcén prácticamente inexistente o sobrepasando la línea continua de mi izquierda. Sin respetar la distancia mínima que al parecer es necesaria para sobrepasarse. Delante de mí una grúa con un vehículo cargado toma una curva a la derecha y un ciclista me sobrepasa y se zambulle sin pausa en el lateral de la grúa. Imposible que quepa. Cabe y aparece por la izquierda del siguiente vehículo invadiendo el carril contrario y obligando a los que vienen a pegarse al límite al borde de la carretera. Para los ciclistas todo vale. Si algo sucede, si cuando me está sobrepasando yo me veo obligado a hacer una maniobra, o tengo un contratiempo mecánico, y lo golpeo yo seré el culpable, sin necesidad de juicio, sin posibilidad de veracidad o de defensa. Yo seré el individuo ese que golpeó a un ciclista.

No sé. No tengo claro si el comportamiento de estos individuos es una temeridad, una inconciencia o la búsqueda con ahínco de la muerte. Para mí en todo caso son tipejos que con su forma de actuar, con su desprecio por las normas, ponen en cuestión mis derechos y, si por desgracia se golpean contra mí, incluso mi libertad y la paz del resto de mi vida.

 

Rafael López Villar

Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Susana en el país de las maravillas

DENUNCIA DE P.D.S.A. Los pacientes ingresados en hospitales sevillanos se tienen que llevar el ventilador de sus casas para soportar las altas temperaturas.

Un hospital, Virgen del Rocío, en Sevilla. Una temperatura que supera los 40 grados a la sombra, y los enfermos condenados a cocerse en sus habitaciones a no ser que lleven de su casa su propio ventilador. Mientras tanto, la señora presidenta, Susana Diaz que en su vida ha trabajado, la mandamás de la Comunidad Autónoma, se cruza de brazos, convirtiendo y permitiendo el desmantelamiento de un sistema público de salud puntero en España mediante su privatización a favor de sus amiguetes. La misma persona que dijo que resolvería los problemas de refrigeración de los colegios andaluces, seguramente con cubitos de hielo en las clases, o con abanicos de papel hechos en clase de plástica por los propios alumnos, mientras ella y los suyos están bien a gusto con el aire acondicionado en sus despachos que pagamos todos.

Uno de los mejores sistemas de sanidad de Europa reducido a ventiladores en las habitaciones, no sólo en el hospital indicado, sino en todos los hospitales públicos sevillanos considerados  punteros en enseñanza e investigación universitarias, antes que los políticos que han gobernado la Comunidad se los cargaran por su incapacidad de gestionar lo público, eso sí, sacando el mayor provecho personal de sus cargos. Valga como ejemplo el hospital citado financiado por el SAS según la Ley 10/2016, de 27 de diciembre, del Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Andalucía para el año 2017, siendo el primero en el ranking Deuda Pública, ascendiendo a 4.162.050.097€, ocupando el octavo puesto Sanidad con 9.237.634.884 €.

Blindaré por ley la sanidad pública, para evitar privatizaciones”. Todos los políticos llenan de promesas sus campañas electorales y cuando llegan al cargo, se olvidan de sus palabras. La autora de tal afirmación no es otra que Susana Díaz, presidenta de Andalucía y autoproclamada defensora número uno de los servicios públicos. Vaya chasco, cuando lo que ha hecho es todo lo contrario, pisoteando los derechos de los andaluces y su dignidad.

En España se ha ido introduciendo auspiciado por el Ministerio de Sanidad y otros entes como el autodenominado “Foro de la profesión médica”, FACME o la Asociación de Directivos Sanitarios (SEDISA) quienes agrupan a gerentes y directores de centros hospitalarios públicos y privados, que son los realmente beneficiarios de esta “alianza ultraliberal” para la privatización del Sistema Sanitario Público. Como la poderosa organización denominada “Club Gertech” compuesta por gerentes y altos directivos sanitarios y con el patrocinio de grandes empresas tecnológicas y farmacéuticas (Philips, Medtronic, Roche, NecCorporation o Citec-B) especialmente de EE.UU. y China. Este economicista modelo de gestión de los servicios sanitarios públicos utiliza las Unidades de Gestión Clínicas como fórmula para fraccionar los centros sanitarios convirtiéndose a la larga en múltiples empresas controladas por directores políticos con autonomía para disponer de una cartera de servicios para vender a otros servicios y centros, creando un mercado sanitario.

““Blindaré por ley la sanidad pública, para evitar privatizaciones”. (…) La autora de tal afirmación no es otra que Susana Díaz, presidenta de Andalucía y autoproclamada defensora número uno de los servicios públicos. Vaya chasco, cuando lo que ha hecho es todo lo contrario, pisoteando los derechos de los andaluces y su dignidad.”

 

Foto de una de las habitaciones del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla). – 17/07/2017


¿Hasta cuando seguirán pisoteando nuestros derechos utilizando eufemismos como el blindaje, a no ser que este venga referido a sus salarios?.

Ésta es la gestión socialista de la sanidad pública en Andalucía con una nueva fórmula mercantilista de transformación de la salud pública en gestión clínica va sustituyendo conceptos como el de paciente por consumidores o clientes; que en casi nada difiere de la implantada por el PSOE y el PP a nivel estatal. Todo ello apollado por Ciudadanos. Es así como ellos entienden el gobierno de progreso en nuestra tierra

¿Cuántos spiriman hacen falta?, ¿cuantas mareas blancas hacen falta para denunciar este estado de abandono que, unido a la privatización de muchos serivicios para enriquecer a los amigos de turno?, están desmantelando lo publico.

Estamos ante un insulto al pueblo porque atenta contra su bien mas preciado: su dignidad. La sanidad pública no es de los médicos, ni de los profesionales sanitarios en general, ni de los políticos. La sanidad pública es del conjunto de la ciudadanía. A ver si se entera de una vez el defensor del pueblo andaluz aunque más bien le daríamos otro cargo mejor: HUMILLADOR DEL PUEBLO ANDALUZ

¿Por qué nadie dimite ante tanta incompetencia?

Javier Arias-Javier Mauri (P.D.S.A.)

 

 

 

 

 

 

Blindar las pensiones en la Constitución

Por el Pasado. Una victoria en el Presente. Para ganar el Futuro

En los últimos años hemos asistido al deterioro de las Pensiones Públicas y la pérdida de su poder adquisitivo. Vivimos una situación de alarma social por el peligro que corre uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad, un eje de solidaridad intergeneracional e interterritorial. No solo son un derecho, un símbolo de progreso y una conquista democrática, sino que suponen un colchón para miles de familias.

Por eso hay que protegerlas por encima de cualquier correlación de fuerzas, sin importar cuál sea el color del gobierno o la situación del país. Toda la ciudadanía se merece que las Pensiones Públicas sean tratadas como la columna vertebral del Estado social, un derecho que debe permanecer al margen de toda disputa.

Con este objetivó se creó la MERP, para promover una reforma de la Consttución que prohíba la privatización del Sistema Público de Pensiones y la degradación de su poder adquisitivo.

Cientos de organizaciones, miles de profesionales, activistas y ciudadanos y ciudadanas en general, constituyen ya un amplio movimiento social pre- sente en todo el país, que, sin distinción de ideologías, credos religiosos

o siglas partidistas, une a quienes creemos que ninguna diferencia política o criterio técnico debe estar por encima del blindaje constitucional de las pensiones.

Por eso, los y las abajo rmantes, instamos al Gobierno y al Congreso de los Diputados a que se atienda la reivindicación de la MERP, promoviendo: “Una reforma de la Constitución que incluya la prohibición expresa de que cualquier gobierno, actual o futuro, pueda tocar, recortar o privatizar, total o parcialmente, el Sistema Público de Pensiones. Un artículo que recoja como obligación constitucional el mantenimiento del poder adquisitivo real de las pensiones, y por tanto la imposibilidad de que ningún tipo de me- dida, ya sean recortes, subidas de impuestos, copagos, aumento de las tari- fas de los servicios básicos o cualquier otra pueda afectar a las pensiones”.

Y llamamos a toda la sociedad a sumarse a la recogida de 2 millones de rmas para Blindar las Pensiones en la Constitución, y a apoyar también las mociones que la MERP está presentando en todos los ayuntamientos y Parlamentos Autonómicos del país. Tocar las pensiones es cruzar una línea roja que no debemos permitir.

      50 AYUNTAMIENTOS por el BLINDAJE CONSTITUCIONAL de las PENSIONES

En los últimos meses, la MERP nos hemos dirigido a casi cien ayuntamientos para presentar una moción que llama al Gobierno y al Congreso de los Diputados a apoyar una única reivindicación, el blindaje constitucional de las Pensiones. Nos hemos reunido con todos los grupos en cada ayuntamiento, proponiéndoles que aprobasen esta moción en el pleno municipal por amplia mayoría, cuando no por unanimidad.

El resultado es que la moción ha sido aprobada en 50 ayuntamientos de muy distinto signo político. Grupos municipales de polos opuestos han votado juntos para blindar las pensiones en la Constitución. De esta manera, hemos recibido el apoyo absolutamente mayoritario de todos los grupos municipales con los que nos hemos reunido.

 

Nuestro agradecimiento por ser los primeros 50 ayuntamientos.

Comunidad de Madrid: Móstoles, Leganés y San Sebastián de Los Reyes. Cataluña: Hospitalet, Terrassa y Molins de Rei. País Vasco: Portugalete, Llodio y Etxebarri. Andalucía: Dos Hermanas, Alcalá de Guadaira, Mairena de Alcor, El Viso e Ibros. Comunidad Valenciana: Torrent, Gandia, Paterna, Alcoy, Sant Vicent del Raspeig, Ontinyent, Villena, Crevillente, Nules, Cocentaina e Ibi. Galicia: Santiago de Compostela y Oleiros. Castilla y León: Aldeamayor. Aragón: Zaragoza, Huesca, Teruel y Utebo. Región de Murcia: Cartagena y Librilla. Asturias: Oviedo y Gijón. Navarra: Pamplona, Burlada, Villava, Berriozar, Valle de Egüés y Barañain. Islas Canarias: San Cristobal de La Laguna, Arona, La Orotava, Agüimes, Tacoronte, Santa Brígida, Santa Cruz de La Palma y Tegueste.

 Las instituciones que hasta ahora han aprobado la moción de la MERP representan a 12,7 millones de ciudadanos y ciudadanas, el 27,2% del país 

LA MOCIÓN de la MERP EN TU AYUNTAMIENTO
Para que tu ayuntamiento apoye el blindaje constitucional de las pensiones ponte en contacto con la MERP (contacto@merp.es) Nos reuniremos con los grupos municipales y presentaremos la moción de la MERP en el ayuntamiento

No dejes de ver los siguientes enlaces

Organizaciones de la MERP

 

Animales, animalistas y bestias

Muerte toro de lidia

¿Qué le parecería a cualquiera de ustedes si al perro que tiene en casa desde hace años como uno más de la familia lo torturaran hasta la muerte?. Seguramente que les sentaría bastante mal, y amen de la correspondiente denuncia, ni siquiera quiero imaginar que harían si se encontrase con el asesino/maltratador. Lo mismo podríamos decir de cualquier otro animal que forme parte de nuestras vidas.

Pero, ¿qué pasa si el animal torturado y asesinado es un toro?. He aquí el gran conflicto, no sólo porque  los intereses en juego son bien distintos, desde un interés económico, en cuanto al negocio que genera los festejos taurinos, hasta el hecho de considerar un arte la lidia hasta su sacrificio, bajo la justificación de que el toro bravo ha nacido para eso, pues no creo que nada ni nadie nazca para morir a manos de una persona.

Así pues, bajo la premisa que no me considero una activista en contra de la tauromaquia, pero tampoco una defensora de la misma, quiero centrarme en determinadas actitudes que desde uno u otro punto de vista no son justificables bajo ningún concepto.

Algunos pensarán que mantener esta posición ecléctitica no beneficia a nadie y que quizá lo haga por no mojarme o evitar conflictos, lo que comúnmente solemos denominar “saber nadar y guardar la ropa”. A este respecto, nada tengo que decir.  Que cada uno piense lo que quiera, faltaría más, aunque viendo a lo que me voy enfrentar no dudo que me lloverán, no sólo las críticas desde una y otra postura, sino la intolerancia basada en la falta de argumentos y sustentada en el insulto.

Así, de la misma manera que no puedo entender que un ser humano se alegre o desee la muerte de otro, sólo por el hecho de ser torero, también se me hace cuesta arriba el tolerar las actitudes violentas de los aficionados a los toros contra los activistas que pretenden la erradicación de la que se ha venido en llamar la fiesta nacional. Todo ello, basado en un denominador común, la radicalización de posiciones que, en vez de buscar soluciones basadas en el entendimiento, por aquello de que “hablando se entiende la gente”, prefieren la confrontación y la violencia.

Twits festejando la cogida y muerte del torero Victor Barrio

Tan deplorable son ambas posturas que me cuesta justificar la lucha contra el maltrato y la muerte del toro cuando quien lo hace está usando de la misma forma la violencia, sino física, sí verbal, llegando a la provocación, aunque disfrazada de protesta pacífica, eso sin valorar la de aquellos animalistas con falta de coherencia que después de acudir a reivindicar los derechos del animal no les importa meterse en el bar de la esquina a comerse un pincho moruno o de geta, o cualquier otro cuya materia prima proceda del animal. Quizá porque consideren más ortodoxo freír el cerebro de una res en el matadero  que atravesarle el corazón con una espada, después de haberle picado sin consideración, provocando un gran boquete en su espalda, y de clavarle tres pares de banderillas.

No, no puedo admitir el maltrato animal, pero tampoco puedo justificar la lucha contra el mismo basada en el insulto o en cualquier manifestación de odio contra quien se dedica a ese maltrato, porque actuar de tal manera, mediante la incitación al odio y a la violencia de cualquier tipo, lo que esta dejando entrever son los instintos más básicos del ser humano; pero también la infracción de las leyes que hacen posible la convivencia entre los individuos que formamos parte de una comunidad. Todo lo cual nos lleva a una sola conclusión que consiste en saber encauzar las protestas contra el maltrato animal, no contra los maltratadores directamente, porque si así lo hacemos nos estaremos tomándonos la justicia por nuestra mano, y todos sabemos que ocurre cuando quien juzga es el pueblo en la plaza pública.

 

“Todo lo cual nos lleva a una sola conclusión que consiste en saber encauzar las protestas contra el maltrato animal, no contra los maltratadores directamente, porque si así lo hacemos nos estaremos tomándonos la justicia por nuestra mano, y todos sabemos que ocurre cuando quien juzga es el pueblo en la plaza pública”


Así pues, tanto la protesta de los defensores de la tauromaquia como de los que viven de ella, debe ser en contra de quien dicta las normas, si estas se consideran injustas, que en el caso del maltrato animal lo son; pero tampoco podemos obviar que la parte contraria tiene derecho a manifestar y defender sus derechos e intereses legítimos, si es que los tiene, o se considera poseedores de ellos.

Nadie puede negar que es una constante en las relaciones humanas el hecho de que la violencia lo único que engendra es más violencia, puesto que una de las virtudes de la que solemos carecer el ser humano es la templanza, necesaria para que la racionalidad aflore cuando al que tenemos enfrente muestra una conducta irracional o violenta, o en contra de la propia naturaleza, salvo que queramos montar la marimorena, por aquello de que llamando la atención se nos hará caso.  Espero que quienes persisten en ello no tengan que lamentar en ningún momento ninguna desgracia humana irreparable. Espero, igualmente, que quien defiende el maltrato del toro o de cualquier otro animal, no sufra ningún mal. Y, finalmente, espero que nuestros gobernantes den solución a lo que sin duda constituye un conflicto social grave, que parece aflorar los instintos más básicos del ser humano que, aún dudando de su superioridad, buscando la confrontación lo convierten en el peor de los animales.

 

De todas formas juzguen ustedes

 

 

Olga Sánchez Rodrigo

Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Suscríbete al magazine por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.057 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 95.011 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

 

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes