Archivos de categoría para: Actualidad

Los pros, los antis y los tontis

Muchas veces es más difícil desmontar una mentira evidente que refrendar una verdad palmaria. Y es que aunque el dicho diga que las mentiras tienen las patas cortas, o que se coge antes a un mentiroso que a un tonto, hay mentiras que duran siglos y mentirosos que, como la tortuga del cuento, son especialistas en carreras de relevos cortos y oponentes propicios.

De nada sirve la evidencia histórica, de nada sirve la lógica, si a quien tienes enfrente lo único que manejan es la verdad única e incontestable de un pensamiento impermeable a la razón y a los hechos. De nada sirve argumentar contra aquellos que pueden considerar un asesino en serie al primero que utilizó un útil para cazar o condenan a los Picapiedra por fomentar el mal trato animal por la escena de la costilla de brontosaurio en la entradilla de la serie.

La “postverdad”, esa mentira pacata y mojigata que permite a individuos, instituciones o grupos sociales o políticos, analizar cualquier hecho de la historia con los valores que a ellos les parecen los correctos, obviando los que imperaban en el tiempo analizado. Esa mentira mendaz y, habitualmente, puritana que sirve solo a los que tienen un pensamiento único y ni admiten ni toleran que pueda haber otro, otro matiz u otro concepto de una sociedad perfecta. Esa mentira mentirosa e ideológica que menciona a Orwell mientras lo pone en práctica con los hechos e ideas que no coinciden con su concepto de orden universal. Esa mentira fascista y antifascista que convierte en enemigo a todo el que discrepa, en discusión todo debate y en obsesión todo principio.

“Esa mentira mendaz y, habitualmente, puritana que sirve solo a los que tienen un pensamiento único y ni admiten ni toleran que pueda haber otro, otro matiz u otro concepto de una sociedad perfecta.”

Porque, y pertenece al orden más elemental del universo, toda acción tiene una reacción, y eso no es solo aplicable a la física de móviles, y no hablo de teléfonos, si no que sucede en sociología, en arte y en política, sobre todo en política. No hay nada más fascista que un antifascista, y viceversa. Porque, y eso se conoce desde la más antigua antigüedad, el alfa y el omega coinciden, Ouroboros se muerde la cola y no tiene principio ni final, y viene a enseñarnos que los extremos se tocan hasta tal punto que sus objetivos, métodos y concepciones son tan intercambiables que apenas los separa un matiz difícil de explicar, de evaluar, de distinguir. Y además se necesitan, se retro alimentan, se justifican.

“No hay nada más fascista que un antifascista, y viceversa. Porque, y eso se conoce desde la más antigua antigüedad, el alfa y el omega coinciden, Ouroboros se muerde la cola y no tiene principio ni final… “

Todo nacionalismo es fascista, sostienen los antifascistas mientras promueven un anti nacionalismo absolutamente fascista. Todo anti nacionalismo es comunista, sostiene los fascistas amparados en un discurso de pensamiento único que habría firmado Lenin. Todos los fascistas y antifascistas, todos aquellos que promueven un ideario único y sin fisuras, todos los que pretenden educar a una sociedad a su imagen y semejanza, todos los violentos, tengan la justificación que crean tener, todos aquellos incapaces de pensar por sí mismos ni de dejar que los demás puedan hacerlo, son un peligro para la humanidad y su progreso.

Y toda esta reflexión compartida y no impuesta ni única que me sale hoy del alma se debe a… Se debe a un par de noticias apenas relevantes aparecidas en la prensa y a alguna conversación mantenida últimamente que son significativas de ese mundo intolerante, árido para el pensamiento fértil y mono neuronal en el que pretenden, bajo la excusa de una salvación o un progreso que solo ellos desean, imponernos los unos y los otros, los pros y los antis, los totalitaristas de todo cuño.

Han matado a Apu. Ese estereotipo de tendero indio que regentando “El Badulaque” nos hacía el mundo de los Simpson aún más rico, más diverso, más inteligente y más divertido. Han matado a Apu por ser un estereotipo los incapaces de entender los estereotipos, de entender el humor, de entender la inteligencia ni de, por supuesto, practicarla. Han matado a Apu unos tipos con la excusa de que ofendía al colectivo de indios. Y por el mismo motivo matemos a Peter Sellers en El Guateque, matemos al Manolito de Mafalda, matemos a Charlot y matemos a cualquiera que sea capaz de reírse con cualquier personaje de los Simpson, de los Picapiedra, con Manolo e Irene, con Pepe Gotera y Otilio o con el Botones Sacarino porque es un comic que ofende al colectivo de los botones. Hay que ser imbéciles, y me sale del alma.

Hace años leí una obra de Orson Scott Card, el del “Juego de Ender”, titulada “Observadores del Pasado: La Redención de Cristóbal Colón” en la que, en una pingareta histórica, se responsabilizaba a Cristóbal Colón del esclavismo en América y todo consistía, para evitarlo, en conseguir que fueran los portugueses los que descubrieran el continente. Y yo pensando que habían sido los portugueses, los ingleses y los holandeses, sin olvidar a ciertos árabes y norteafricanos en origen, los que se lucraron principalmente de tan execrable actividad.

Cuando el otro día leí que, a petición de un representante de una tribu norteamericana, uno de los siete u ocho que han dejado vivos los colonizadores ingleses, entre otros, en esa zona no colonizada por España, se retiraba la estatua de Colón como genocida, me pregunté, es una forma de hablar, en que está pensando el mundo. Que disparate tan… tan está recorriendo el mundo y obnubilando las mentes para que las víctimas busquen justificación a su situación, más bien a su falta de situación y casi de existencia, en alguien que lo único que hizo fue navegar y encontrar, posiblemente por casualidad, otras tierras en unas condiciones que seguramente el tal portavoz puede que hasta desconozca.

Curiosamente los auténticos verdugos de las prácticamente extintas tribus indias de Norteamérica, cuando no definitivamente extintas, siguen manteniendo sus estatuas, sus calles y su popularidad intactas. Claro que en ese caso hay toda una sociedad que no toleraría que le toquen a sus “héroes”, en tanto que en el caso de Colón hay media sociedad española dispuesta a apoyar su defenestración por el simple hecho de ser español y por no respetar los derechos humanos, esos que no existían entonces, no él, que nada tuvo que ver, si no aquellos colonizadores que a continuación fueron visitando el continente recién incorporado a las cartas de navegación y a los atlas de tierras conocidas.

Y es que no hay nada más falso, más mendaz, más irrespetuoso e intolerante que la postverdad, que la verdad interpretada fuera de ámbito y de tiempo. Y si además falsea hechos y consecuencias ya no solo es pos verdad, es mentira.

“… no hay nada más falso, más mendaz, más irrespetuoso e intolerante que la postverdad, que la verdad interpretada fuera de ámbito y de tiempo. Y si además falsea hechos y consecuencias ya no solo es pos verdad, es mentira” 


Charlaba el otro día sobre el tema con un argentino de apellido italiano, si pudiera hablar de estereotipos diría que seguramente psicólogo, que reclamaba a los españoles la devolución de las riquezas que se llevaron de su tierra. ¿?. “Su tierra”. Blanco, de origen italiano, y ¿me hablaba de su tierra refiriéndose a aquella en la que sus antepasados asentaron sus reales en tierras que antes eran de alguna tribu indígena? Bueno, ni intenté razonar esta parte de la historia, solo le comenté que ya había escrito a Change. org solicitando la devolución de las riquezas que se llevaron de la península los fenicios, los cartagineses, los griegos, los romanos, de los romanos sobre todo el oro de Las Médulas y del Miño, para poder hacer frente a la devolución del que nosotros nos trajimos de América. Podía haber ido un poco más allá y solicitar que todos los que tuvieran ascendencia celta, o íbera, o visigoda, o vetona o…  fueran expulsados de España, y que se enterraran todas las ruinas de pueblos colonizadores que llegaron y casi nunca pacíficamente ocuparon nuestro territorio para así eliminar de la memoria colectiva e histórica tan ignominiosos actos como los que cometieron: El exterminio de varias tribus luso galaicas, el genocidio de Numancia, y tantas más. Pero me he dado cuenta de que posiblemente yo también estaría entre los expulsados. En realidad yo y todos los habitantes actuales de la península.

Si no recuerdo mal, y creo que no, en un solo país de Sudamérica hay más indios que en todo Estados Unidos, sin mencionar las loas, estatuas y homenajes a auténticos exterminadores de indios americanos como el general Custer o el Gobernador Kieft. Más de trescientos setenta mil indios muertos en cuarenta años en territorio de los ahora Estados Unidos de Norteamérica. Pero esos no son españoles, y por tanto la postverdad no los revisa, ni a los amos de la postverdad les interesan.

Pues eso, que ha muerto Apu, que Colón, inventor de la esclavitud y promotor del genocidio americano, ha sido defenestrado y que si en España hemos sobrevivido a por lo perverso y retorcido de nuestra historia, es porque somos españoles. Los demás, santos. Perdón, perdón, ciudadanos defensores de los derechos humanos, sí, de aquellos que aún no existían. Mataban, saqueaban y exterminaban pensando en ellos, fijo.

Un saludo a todos los pros, a todos lo antis y a todos los tontis de este universo de personajes sin seso.

Rafael López Villar

Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Viva la Anarquía

 

 

Nunca me han gustado mucho las normas. Recuerdo que en mi juventud siempre decía que aquellas estaban hechas para incumplirlas, con el tiempo de das cuentas que las normas son necesarias y, no sólo estas, sino, por desgracia el castigo por incumplirlas.

El “contrato social” de Thomas Hobbes  como un convenio o pacto social necesario para que los derechos naturales pervivan en nuestra relación con el resto de seres humanos, sacrificando parte de los mismos para hacer posible la convivencia social, es una manifestación de que  “El hombre es el lobo del hombre”, Homo homini lupus, a diferencia del lobo que es gregario protegiendo a su manada, el hombre es segregario, tiende a romper, a imponer sus normas, sólo hay que ver  los horrores de los que ha sido capaz la humanidad para consigo misma, de ahí la necesidad de las Normas.

La imagen de la justicia siempre se ha presentado como una mujer, más reflexiva que el hombre, que tiene los ojos tapados con una venda, en su brazo izquierdo la balanza y en el derecho una espada, cuya lectura para los que nunca se hayan percatado de esta imagen, reflexionado o leído sobre ella, es porque, por una parte que la justicia debe ser imparcial en sus juicios de ahí sus ojos tapados, la balanza representa la medida de la justicia inclinándose a favor de quien cumple las normas y, la espada, como representación de la fuerza coercitiva de la Norma, por aquello que “la norma sin espada no es más que palabra”.

Muchas veces, creo que al igual que la mayoría de los mortales, nos hemos preguntado por el sistema político perfecto y, la respuesta, según la experiencia social a los largo de la historia es, ninguno, ni siquiera la tan ensalzada y reverenciada democracia. Bueno, sí, hay uno que, por utópico, no es materializable porque supone una progresión del ser humano imposible como es el autogobierno, la anarquía, que representa la ausencia total de estructura gubernamental en un Estado, imposible por el carácter segregario del hombre al que he hecho mención antes.

Si tuviese que definirme como ser político, diría que en mis principios soy una anarquista o una ácrata recalcitrante, sin color e ideario político, con pensamientos contradictorios que torturan mi existencia, creo que un poco esquizofrénica como lo es la sociedad en general, imperfecta sobre todo, aunque intentando ser lo más coherente posible con mis ideas, que no ideologías. Esto hace que no entiendo a aquellos de mis semejantes que se mantienen siempre en el mismo sitió, como petrificados, porque creo en la evolución del ser humano, de sus pensamientos, de sus creencias, fruto de la reflexión y el estudio continuo.

“… en mis principios soy un anarquista recalcitrante, sin color e ideario político, con pensamientos contradictorios que torturan mi existencia, creo que un poco esquizofrénico como lo es la sociedad en general, imperfecto sobre todo….”

Las normas se hacen necesarias al igual que quienes aplican esas normas, los que someten a juicio a quienes no las cumplen como forma de mantener el orden social. Desde la policía que detiene a los infractores hasta los jueces que los juzgan, elementos imprescindibles en cualquier sociedad, continuamente cuestionados por conductas aisladas que suponen, en ocasiones, un abuso de autoridad, motivo por el cual también deben ser controlados, juzgados y castigados, pero sin entrar en el histerismo que se entra cuando son ellos los infractores de la norma, descalificando a todo un gremio o profesión, dentro de los cuales hay excelentes profesionales y servidores públicos y, sin olvidarnos, que ellos aplican las normas, que no las hacen.

Necesitamos sosiego social, necesitamos calmar nuestros ánimos, evitando la confrontación, el querer quedar por encima de los demás. Es difícil, máxime cuando son nuestros representes políticos los que en vez de dar ejemplo fomentan el enfrentamiento, el insulto, la descalificación de su opositor, convirtiéndolo en su enemigo en vez de verlo como una persona que piensa de forma diferente.

Pongamos todo nuestro esfuerzo para quitar la careta a todos esos elementos sociales que poco a poco van sembrando cizaña, lobos con piel de cordero, tontos útiles cuyo único fin es medrar al lado de los que ejercen el poder. Seres muy peligrosos porque nunca dan la cara, actúan por detrás, con buenas palabras, para imponer el criterio que su “amo” quiere. No son capaces de pensar por ellos mismos, juzgan continuamente en la sombra para no ser cazados, estando más pendientes de la conducta negativa de los demás que de las suya propia, nunca hacen autocrítica, son fanáticos y totalitaristas porque se creen en la posesión de la verdad.

Cuidémonos también de aquellos que ejercen el “buenismo”, los que quieren quedar bien con todo el mundo, porque son seres turbios, cobardes que retroceden cuando ven un problema en su entorno para no implicarse en él. Son seres insolidarios, egoístas que sólo buscan en los demás la alabanza en vez de la crítica. Son retorcidos en sus manifestaciones diciendo o haciendo las cosas a medias, confundiendo la no implicación social con la buena educación. Suelen ser mentirosos profesionales para no ser cazados en su debilidad humana o en aquellas conductas que saben son reprobables socialmente.

Seamos equilibrados y reflexivos en nuestros juicios, juzguémonos primero a nosotros mismos antes de juzgar a los demás, intentemos progresar como seres sociales, aunque esto es imposible si no evolucionamos interiormente, sino intentamos buscar en nuestro fuero interno todo aquello que nos impide evolucionar o nos mantiene presos de ese primitivismo inicial de quien no quiere pulirse como persona, actuando por impulsos, por imitación de otras conductas, porque están vacíos de razón, de personalidad.

Quizá así poco a poco vayamos evolucionando y consiguiendo que las norma externas no sean tan necesarias ni tan represivas. Mientras tanto no nos quejemos de ellas, blandiendo banderas de libertad a las que se les ponen nombre reivindicativos, siendo agitadas la mayoría de las veces por personas con ideas totalitarias, radicales, no porque ataquen el problema desde la raíz, sino porque atacan a quienes  no piensan como ellos sin ni siquiera escucharlos.

Mientras llegue ese momento, sólo gritaré VIVA LA ANARQUÍA, como un sueño que nunca se hará realidad, porque la perfección humana no existe, aunque sí podemos luchar por ella, aunque nada más sea porque las utopías hacen feliz al ser humano.

Olga Sánchez Rodrigo

Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Andalucía apuesta por la derecha rancia

Cuando un gobierno se perpetúa en el poder al final termina oliendo mal, siendo preciso para evitar que la alcantarilla se llene de ratas una renovación cada cierto tiempo. Eso es lo que ha pasado en Andalucía en las elecciones autonómica celebradas en el día de ayer, donde el arco de la derecha acumula más escaños que la izquierda,  aunque las ratas siguen estando presentes.

Se ha producido una hecatombe del PSOE, castigado en las urnas, quizá, por el cabreo de los andaluces que siempre les había mantenido en el poder, ante un partido dividido a pesar de la imagen contraria que han pretendido aparentar Susana Díaz y Pedro Sánchez, pero, también por una corrupción que tenía cercada a aquella por el tema de los ERE´s, del que se han valido sus opositores para ganar votos.

De nada ha servido a Susana Díaz el adelanto de las elecciones cuya finalidad era evitar el desgaste del PSOE así como la inestabilidad política galopante en el resto de país, tal y como afirmó ella al decir en uno de sus mítines que: “Mi tierra no merece la inestabilidad que hay en el resto de España”, aunque su verdadera intención no era otra que rentabilizar el empuje de su partido tras la moción de censura evitando el ruido instalado en Madrid.

Al final, el tiro le ha salido por la culata a la Sra. Díaz y, lo que pretendía ser un barómetro para el adelanto de las elecciones generales, sin embargo, se ha traucido en un traspiés que ha minado las filas socialistas. El “sanchismo” no ha calado en la sociedad andaluza al igual que en el resto del país debido a la  ingobernabilidad marcada por un gobierno en minoría que necesita el apoyo constante de Unidos Podemos que, como ha manifestado Pablo Iglesias no es un cheque en blanco, además de la imposibilidad de sacar adelante unos presupuestos imprescindibles para la gobernanza del país, eso, sin contar con la mala gestión del tema catalán.

“Al final, el tiro le ha salido por la culata a la Sra. Díaz y, lo que pretendía ser un barómetro para el adelanto de las elecciones generales, sin embargo, se ha traucido en un traspiés que ha minado las filas socialistas”

En definitiva, el PSOE que había convertido a Andalucía en su fuero no ha logrado convencer a los ciudadanos de esta Comunidad Autónoma, perdiendo la confianza manifestada en las urnas.

Además, la irrupción de la extrema derecha representada por Vox cuya principal bandera ha sido acudir a los elementos patrios, ha restado votos a los dos partidos mayoritarios, con un  descenso de votos aunque con menos repercusión en el Partido Popular, también acostumbrado al manejo de dichos elementos aunque con un carácter  descafeinado cuando se trata de hablar de la inmigración, la homosexualidad y de todo aquellos que Vox demoniza con actitudes xenófobas y homófobas, aparte de fascistas, o pretendiendo la unidad de España sin sometimiento a organismos o instituciones supranacionales, habiendo aglutinado de esta manera en su seno a aquellos franquistas recalcitrantes y señoritos andaluces que se han sentido maltratados por la pseudo izquierda socialista

Sí, era necesario una renovación del gobierno de Andalucía, aunque los resultados no han sido favorables a una pretendida democracia social que ampare a los que menos tienen, es decir, a los menos favorecidos por ese sistema neoliberal que defiende la derecha española, cuya pretensión siempre ha sido dividir a la sociedad entre los que tienen y no tienen, entre pobres y ricos, quizá también propiciado por una pseudo izquierda socialista que siempre se ha movido entre dos aguas, pero que, al final siempre termina yendo de la mano de la banca y los poderosos.

Muchos nos tememos que estamos ante un parlamento andaluz fragmentado, cuyo mérito ha sido y será hacer mucho ruido para tapar su ineficacia, la de todos los partidos, al igual que en el resto del país.

En definitiva, Andalucia ha apostado por una derecha rancia, aunque, quizá tan rancia como la izquierda socialista.

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Director-Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

No hay amor

Llegó a casa taquicárdico, tiró la colilla de su cigarro al suelo del parqué y se sentó en el sofá como el paciente que espera en urgencias, silenciosa figura de cuatro.

Agarró un mechero bic, grande, azul cielo, ovalado como la mirada cómplice del compañero de mus que tiene tres cerdos y un as.

No tenía gas. Tampoco quería bajar a comprar un nuevo fuego así que, encerrado en su cueva puso a prueba sus huellas digitales, primero la del dedo obeso mórbido de la mano derecha. Su insistencia hizo desaparecer dos números de su dni. Luego pasó a su mano izquierda, dedo progre.

Salía un humo fino que ascendía fatigado escalador con gran pájara.

No había fuego ni blanco y negro en aquella habitación donde el calor del color amarillo se diluía a pocos metros de una sombra encogida ya, sin posibilidad de fotosíntesis para la hoja marchita de la paciencia.

Nacho Ciencafés

Salmantino en Madrid. La mitad escribiendo. Cambiando la vida a cañonazos, pero siempre desde castillos en el aire.

Mi abuelo

 

Cuando era niño, todos los Domingos del mes de Abril, mi abuelo, aquel hombre grande, de nariz aguileña, que se me fue una tarde de septiembre de hace ya ocho años, a lo grande, como siempre había vivido, me llevaba a su pequeño santuario.

“¡Si yo lo único que quiero es morirme en el otro milenio! ¡No me jodas que no lo voy a conseguir, Carlos!” –me decía mientras me apretaba la mano con todas sus fuerzas, me miraba con la valentía del que sabe lo que le aguarda y me sonreía con la tranquilidad del que ama y es amado-.

Mi madre me dejaba en su casa, pronto, sobre las nueve y media.”Así por lo menos Papá no estará solo los Domingos –le decía mi madre a sus hermanos-, que un niño hace mucha compañía.

“Hola Papá, aquí te dejo el niño, llévalé al parque y que no se me manche mucho, eh!”.

“Sí, sí hija, tranquila, tú vete, que luego sobre las ocho ya os acerco yo al nieto ¡Adiooosss!”

Se había quedado viudo hacía apenas dos años.

Mi abuela…, aún la recuerdo con su cara guapa, como de muñequita de porcelana, sus mofletes de angelote de Murillo y sus ojazos negros, como dos hermosos azabaches.

Siempre había estado enferma y, un día de invierno, voló junto con las hojas secas que el viento arrastró aquel cuatro de febrero. Elevó sus alas de Ángel y subió tan alto que ahora apenas llego a ver su rostro entre las burbujas de la gaseosa.

-Bueno Carlitos –el abuelo miró su reloj- yo creo que tu madre ya se ha metido en el Metro, qué, ¿Nos vamos?

-Sí abuelo, vámonos –le respondía yo entusiasmado- que mamá ya irá por lo menos por “Pirámides”.

-¡Pues hala! Espera que eche un “pis” y me peine un poco, que un hombre siempre tiene que salir a la calle bien meado y sobre todo, sobre todo hijo, muy bien peinado, que aunque no lo parezca es muy importante –decía él mientras se levantaba de un sillón rojo chillón que tenía en el cuarto de estar, desde que yo recuerdo-.

-Venga Carlitos, a la calle, ¡Que Madrid nos espera!

Y era entonces, cuando tras cerrar la puerta y descender andando los siete pisos del número veintitrés de la calle de Mercedes Arteaga, saludar a algunos vecinos “hombre Gregorio, buenos días, pero que bien te veo, estás cada día más joven ¿Y este niño, tan rico! Este es el de Mari Carmen, ¿A que sí?, anda chaval dame dos besos que yo conocía a tu madre desde que era como tú.”-, comprar el “YA”, enfilar la calle del Radio y girar a la derecha, mi abuelo y yo encontrábamos el Santuario de que hablaba.

El “Bar La Perla”. No había sitio como ese en el mundo entero.

Al abrir la puerta, un delicioso olor a chocolate y a churros recién hechos lo inundaba todo.

-Hombre Goyito, ¡A los buenos días!, bueno, Goyito  y compañía. Hola Carlitos, ¿No le das un beso a tu tia Patro?

-¡Pues claro que sí, Patro! –le respondía más contento que unas castañuelas-

Y me metía detrás de la barra, le agarraba por la cintura y ella me llenaba de besos y carantoñas.

La Patro era, la dueña de “La Perla”, una mujer de unos cincuenta y bastantes años, alta, morena, “Y con una delantera, mejor de la del Real Madrid, eh Carlitos” –me comentaba mi abuelo al oído algunas veces, cuando ella no miraba-.

También era viuda, desde hacía por lo menos veinte años. Lo único que tenía era aquel bar, los recuerdos de su Mariano y el tremendo cariño que todo el barrio tenía por ella. No tenía hijos y, para ella, el ver entrar a un niño por la puerta de su local era una total bendición.

-Bueno caballeros, que les pongo, hoy invita la casa, que me siento yo espléndida.

-Hombre, Patro ¡Muchas Gracias!, -respondía mi abuelo- como se ve que me quieres bien, ¡Ay, si tuviera quince años menos te iba a cortejar yo como te mereces!

-Anda quita Zalamero, que no eres más que un liante –decía ella algo avergonzada-. Bueno tú, Goyito un café y dos porras y aquí para Carlitos ¡Te apetece un buen chocolate caliente con media docenita de churros?

-Vale Patro, estupendo.

-¡Pues que marchen! además hoy, mira, me voy a hacer también yo uno y así os hago compañía.

Y los tres durante más de una hora, hasta más o menos las once de la mañana, dejábamos pasar el tiempo entre historias de la Guerra, recuerdos del Pueblo de Patro, alguna lagrimita lanzada al viento y cinco o seis chistes verdes que mi abuelo siempre contaba.

-Pero hombre, Goyito, no cuentes esas cosas delante de tu nieto que apenas tiene nueve años. -decía Patro mientras me tapaba las orejas con aquellas manos tan suaves-.

-¿Y qué más da? –respondía mi abuelo- los hombres, desde bien pequeños tienen ya que saber como es por dentro una mujer, sino que? Mira ahora que cada vez hay más “mariquitas” y eso es que en su casa nadie les ha contado nada de nada.

-¡Ay, que hombre éste! –comentaba Patro entre un suspiro-.

Y yo me los quedaba mirando a los dos sin que se dieran cuenta. Se querían. Ojalá, la Patro fuera mi nueva abuela.

-Bueno Patro, nos tenemos que ir –mi abuelo miraba el reloj- que si a éste no le da el sol en el parque, después mi hija me hecha la bronca. Luego por la tarde cuando deje a éste en casa de sus padres me acercaré a ver si sigues tan guapa.

-Bueno, bueno, pero portaros bien y tú Carlitos, dame un buen beso y cuida de tu abuelo que es un “golferas”.

-¡Sí Patro!

Y los dos salíamos por la puerta camino del Parque.

No estaba muy lejos, como a diez minutos. Mi abuelo se sentaba a leer la prensa y yo a jugar en el columpio, con algún “Madelmán” que me había traído o sencillamente me sentaba al lado de mi abuelo a que me leyera alguna noticia de interés.

-¡Anda, mira ésta!  –el abuelo se recolocaba las gafas- “F.H.I, de 45 años fue detenido la pasada noche en los alrededores de la venta del Batán, al intentar emborrachar con coñac a unos de los toros que iban a ser lidiados al día siguiente en la plaza de Carabanchel y……..” ¡Pero que mundo Carlitos, que mundo!

El resto del día pasaba plácidamente. Regresábamos a su casa y comíamos en la mesa de la cocina.

-A ver que ha traído hoy tu madre… ¡Hombre, croquetas, que buenas! y después, ensaladilla Rusa, estupendo. Hala, vamos a poner la mesa y a manducar que son las dos y ya hace hambre…

Comíamos, hablábamos, reíamos juntos. Mi abuelo era un tío grande.

Luego un rato de siesta “La siesta es sagrada, pero igual de sagrada que la reliquia de un santo, no lo olvides”, hasta las seis.

…Bueno Carlitos, tengo que llevarte a casa, haz un pis y péinate, ¿vale?

Cogíamos el metro y…

Hoy, aquí sentado, muchos años después, aquellos días han venido a mi memoria como un viento fresco con olor a hierba.

Y el recuerdo de mi abuelo, de aquel hombre fuerte, lleno de vida y alegría estará conmigo para siempre.

Carlos Muñoz

. Madrid, 4 de agosto de 1968. Madrileño de 4ª generación. Compagina su labor literaria, con la escultura y la pintura. Deportista y amante de la naturaleza, aprovecha cualquier excusa para huir de su Madrid  e ir a cualquier sitio “con un poco de verde”.

¿Quiénes somos?

 

 

PLAZABIERTA.COM es un proyecto social sin ánimo de lucro que tiene como finalidad potenciar la libertad de expresión y el fomento de la cultura en sus distintas vertientes, dando la oportunidad a todas las personas que lo deseen a escribir en nuestro MAGAZINE, CONVIRTIÉNDOLO EN ALGO VUESTRO.

Somos una comunidad sólida, dinámica, flexible y que nos adaptamos al cambio, con intereses diversos, dispares y comunes, que entendemos la creación de contenidos de calidad como la base del futuro de la información en internet. Nos ilusiona el proyecto de un canal comunicacional independiente y con criterio, y ponemos lo mejor de cada uno en nuestra tarea.

Venimos, las personas de esta comunidad informativa, de diversos campos de modo que la diversidad de ópticas se fomenta y se valora como signo de pluralidad y diversidad. Sólo el criterio de calidad (con lo que ello representa) incardina el proyecto.

Vamos hacia una nueva forma de hacer y tratar la información. SIN CENSURAS

TÚ PUEDES FORMAR PARTE DE NUESTRO EQUIPO. ¡¡¡ANÍMATE!!!. Mándanos un e-mail a contacto@plazabierta.com indicándonos tu línea de colaboración de las indicadas a continuación o solicitando la información que precises. También puede mandarnos directamente a este medio tus publicaciones.

YA HEMOS ALCANZADO MAS DE 150.000 PERSONAS QUE NOS SIGUEN, PERO QUEREMOS LLEGAR A MÁS POR ESO TE NECESITAMOS.

Estas son nuestras líneas de colaboración:

  • Participar en la redacción de artículos de opinión, crónicas, entrevistas, relatos, cuentos, poesías o cualquier otra manifestación literaria.
  • Ser entrevistado, dando a conocer una situación, actuación o proyecto del que formes parte y quieras difundir.
  • Aportación de fotografías, videos,  ilustraciones, viñetas o cualquier otra expresión gráfica o artística.
  • Enviándonos cualquier noticia de actualidad que afecte a tu entorno social o personal.
  • Participar en la redacción  y edición de contenidos del magazine, para ello es preciso una disponibilidad al menos durante una o dos horas de lunes a viernes
  • Difusión de nuestras publicaciones en redes sociales o en otros medios colaborativos.
  • Acuerdos de colaboración con otros medios.
  • Aportándonos ideas para mejorar nuestro contenido tanto visual como literario.
  • Difusión de tus libros, obras de arte o cualquier otra manifestación cultural.
  • Ayuda económica en concepto de donación.

Toda colaboración debe ser desinteresada debido al carácter altruista de este medio informativo y cultural.

EL EQUIPO DE EDICIÓN Y REDACCIÓN.

 

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Director-Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Ser padres. Todo un reto

 

 

 

 

Cuando tenemos un hijo, una hija, no nacen con un libro debajo del brazo. No existe un manual de instrucciones que nos indique como tenemos que comportarnos como padres y enseñarles adecuadamente…. En el video que te mostramos a continuación el Dr. D. Francisco Javier Marín Mauri nos ofrece unos consejos de cómo tenemos que comportarnos como padres.

 

Francisco Javier Marín Mauri

Doctor en psicología clínica por la Universidad de Sevilla, Técnico Superior en prevención de riesgos laborales, locutor profesional de radio y tv, productor de radio, Máster en mediación de conflictos sociales, hipnoterapeuta.

Gibraltar Español !!!!

 

 

 

El acuerdo alcanzado con el Reino Unido acerca de Gibraltar que el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no tardó en vender en rueda de prensa como un gran logro, tildándolo incluso de histórico, parece ser papel mojado al carecer, según los expertos, de valor jurídico, es decir, que no es vinculante. Vamos, para que nos entendamos, nos encontramos ante una nueva mamarrachada a la que nos tiene acostumbrados este excelente vendedor de humo, número uno en marketing político.

Cuál será el próximo globo que explotará en las narices de Super Pedro???

Frustración, no… indignación de estar gobernado este país por inútiles, antes, ahora y, sino lo remediamos los propios ciudadanos, también mañana, pasado y al otro.

 

Angela Zapatero Sanchez

Busco la esencia de las cosas cuando dibujo. Autodidacta que explora nuevas técnicas. Me apasiona el arte en todas sus manifestaciones. Vivo inmersa en mi locura y eso me hace feliz.

Noticias inesperadas

 

Sentado en un viejo butacón desvencijado, con la pierna derecha sobre la izquierda y hojeando un periódico, Tomás deja que el tiempo resbale lentamente por su espalda.

 

Es mediodía. Afuera, en la calle, el monótono ruido del tráfico le trae entre asfalto y ruedas, el fugaz recuerdo de la última vez que vio en mar….

 

Como una flecha, un rayo de sol se cuela por uno de los agujeros de la persiana medio bajada, clavándose en un calendario que de mes en mes duerme, iluminando el número “DOCE, MIERCOLES”…Levanta la cabeza y se queda mirando fijamente al frente, con los ojos perdidos hacia dentro, intentado averiguar en su mente porqué, no puede pasar de la página treinta y dos del diario que tiene entre sus manos..

 

Lo intenta una y otra vez, pero no puede, el viento helado del terror entra en su cuerpo impidiéndole dar la vuelta a la hoja y continuar con la noticia que estaba leyendo…Su reloj digital de pulsera, con dos Bip-bip, le avisa de que el tiempo ha descendido ya hasta sus piernas, que aún permanecen cruzadas..son las tres y media.

 

Observa el calendario y el día que el sol pinta de luz….curiosamente es hoy….Doce, miércoles…..Los minutos empiezan a gotear en el suelo, haciendo bajo sus pies un pequeño charco de agujas de reloj……Las tres y media, sólo faltan unos minutos.

 

Aquella Mañana se levantó pronto a pesar de que era su primer día de vacaciones. Había salido a la calle y tras comprar el pan y “El Diario de Castilla”, su periódico favorito en el quiosco de la esquina, regresó a casa canturreando, se preparó un café con leche, sentándose luego en el sillón, dispuesto a leer las noticias frescas de la mañana.

 

Al ver la portada, Tomás se sorprendió bastante cuando descubrió  la fecha del diario “Jueves, trece de agosto de 2009.”…..”Vaya!, que cosa más curiosa!!!. Menuda bronca que le van a echar al de maquetación cuando vean que han puesto la fecha de mañana….!!!”, pensó para sí, mientras iba directamente a la penúltima página, donde está la programación de televisión….

 

Sorprendentemente también en aquella sección la fecha estaba cambiada y los programas que se anunciaban eran efectivamente los de jueves…..

 

“Pues…esto sí que es curioso” –volvió a pensar casi en voz alta-…..

 

…Los minutos pasan lentos e inmóvil espera que la habitación se llene de tiempo perdido y que la fatídica hora que se le mantiene atado en el presente pase de una vez por todas….

 

Ha sonado el teléfono, pero Tomás no tiene valor para levantarse….

 

Como casi todas las personas de este país, Tomás abrió el Periódico por las páginas centrales yendo directamente a la sección de sucesos….

 

Fue allí en la página treinta y uno en donde el miedo y el estupor empezaron a echar raíces, atándole completamente…..

 

Bajo el titular: “El asesino de la soga vuelve a matar” Tomás comenzó a leer al principio indiferente lo que allí se decía….:

 

“Una vez más el asesino de la soga vuelve a actuar en España. En esta ocasión ha sido nuestra propia localidad la elegida para sumar una víctima más a la ya larga y macabra lista de asesinatos de este despiadado monstruo. Fue ayer, entre las tres y media y las cuatro de  la tarde de ayer, cuando T.M.F, de cuarenta y un años de edad, que se encontraba en su casa, en el número siete de la Avenida de Pablo Núñez, fue atacado salvajemente, siendo estrangulado hasta la muerte….”

 

Tomás dejó de leer pasmado….Y un sudor gélido comenzó a brotarle del cuerpo como una fuente….Aquello tenía que ser una broma de mal gusto, de muy mal gusto…..T.M.F…Tomás Martínez Fernández….el número siete de la calle de Pablo Núñez……ERA EL MISMO!!!….aquello no podía estar sucediendo….

 

Abrió y cerró los ojos varias veces, intentando que las letras de aquella noticia hablarán de cualquier otra cosa, pero no, se referían a él……

 

Tomás aún así continuó leyendo….

 

“….Se desconoce aún como el asesino entró en la casa, pues la víctima vivía en un sexto piso y la puerta de la casa estaba cerrada con llave…..”

 

-Soy yo, soy yo!!! –gritó desesperado- yo vivo en el sexto piso!!!!…….

 

Son las cuatro menos dos minutos…..y una esperanza brota de los ojos de Tomás….

 

-Sólo quedan dos minutos, dos para las cuatro y todo habrá acabado, seguiré vivo y todo habrá sido algo extraño, nada mas que eso…..

 

El artículo se cerraba, tras decir que el cadáver del hombre había sido descubierto por la portera de la finca que viendo que T.M.F. no había sacado la basura al descansillo, había llamado a la puerta y no obteniendo respuesta alguna y asustada llamó a su marido que poseedor de una llave maestra de los todos los pisos, abrió el apartamento encontrándose con la brutal escena del crimen, con las siguientes palabras:

 

“…Curiosamente la víctima se encontraba leyendo en el momento de su asesinato, la pagina número 32 de la edición de ayer este diario, dedicada como nuestros lectores saben a sucesos. Coincidencia del destino, sin duda”……

 

…Miró su reloj digital una vez más….

 

-Un minuto para las cuatro….en un minuto estaré salvado….estoy en la página treinta y uno y no en la treinta y dos….nada de lo que pone aquí sucederá, nada……

 

El monótono ruido del mar de coches continúa….

 

Tomás está a punto de respirar tranquilo….sólo unos segundos….

 

De nuevo suena el teléfono…una, dos veces….

 

-Debe de ser mi madre…

 

Se levanta lentamente del butacón, sin darse cuenta de que inconscientemente ha soltado el periódico.

 

Este cae al suelo, como una hoja en otoño, lentamente, yendo a posarse en el  mar de agujas de reloj y abriéndose exactamente por la página número treinta y dos….

 

El pánico le atenaza….su sangre se ha congelado….y el teléfono sigue sonando….

 

Tras él, alguien tensa una soga blanca y muy gruesa….Sólo quedan unos segundos para las cuatro…unos segundos….

 

Se da la vuelta encontrándose de frente con la histriónica sonrisa de la muerte que mirándole con ojos desquiciados le llama….ven, ven Tomás…..

 

Quiere gritar, pero ya no puede….Una serpiente se ha enganchado a su cuello.

 

Mientras, su reloj digital anuncia con dos bip-bip,  que son las cuatro de la tarde….

 

El teléfono, cansado ha dejado de sonar….y tras los interminables hilos, el rencor de un descansillo sin basura, ríe a carcajadas.

Carlos Muñoz

. Madrid, 4 de agosto de 1968. Madrileño de 4ª generación. Compagina su labor literaria, con la escultura y la pintura. Deportista y amante de la naturaleza, aprovecha cualquier excusa para huir de su Madrid  e ir a cualquier sitio “con un poco de verde”.

Una triste, una castrante, una interesada indiferencia

Las cosas cambian y no precisamente para bien. Tampoco es cierto que cualquier tiempo pasado fuera mejor, no, pero tengo la sensación de que nuestra forma de entender el mundo, eso que pomposamente llamamos civilización, está en un declive imparable.

Y no lo digo por los problemas económicos, que si, ni por los problemas éticos, que también, ni siquiera por los problemas bélicos, lo digo porque la constante intoxicación, el recorte de libertades y derechos, la manipulación política y la crisis de valores inducida por una educación interesada en formar borregos en vez de personas, hacen que sea previsible una caída al lado de la cual la del imperio romano no fue si no agacharse a coger una flor.

¿En qué foro internacional me he documentado? ¿De qué grandes expertos beben mis opiniones? De la calle, de la comparación del mundo que viví con el que vivo, de la percepción de un deterioro sordo, de un desánimo que va creando incomodidad, de un cabreo subyacente que antes o después tendrá que reventar por algún lado y, como siempre que revientan las cosas, que dios nos pille confesados.
Pero como el movimiento se demuestra andando voy a poner un ejemplo de lo que intento explicar. Si quien lee esto se toma un poco de molestia en verificar mi ejemplo comprobará que al mismo nivel popular, callejero, cotidiano hay muchos más.

“¿En qué foro internacional me he documentado? ¿De qué grandes expertos beben mis opiniones? De la calle, de la comparación del mundo que viví con el que vivo, de la percepción de un deterioro sordo, de un desánimo que va creando incomodidad, de un cabreo subyacente”

Recuerdo que en tiempos de mi niñez, finales de los cincuenta, principios de los sesenta, mi abuela, y mucha otra gente humilde, tenía su pobre de cabecera, un señor que una vez al mes se pasaba por la puerta de su casa y recibía una dádiva, alguna vez en especie, las más monetaria, que nunca era excesiva. Mi abuela le preguntaba por sus asuntos, charlaban un par de minutos y este señor se despedía hasta el mes siguiente. Era un pobre reconocido, esto es con reconocimiento de pobreza e imposibilidad verificada de poder trabajar para ganarse la vida. Por aquél entonces no existían los beneficios sociales ni los sueldos de inserción y a los pobres se les llamaba así, pobres o mendigos y no “jomeles” por si se ofendían.

Corrían ya mis treinta años, o sea los ochenta del siglo pasado, cuando en una esquina de Serrano con Victor Andrés Belaunde de Madrid abría diariamente su despacho un mendigo, y lo nombraré a él por poner un ejemplo pero había muchos más, que se acercaba al coche con un cubito de playa, que si llovía se ponía en la cabeza, y me comentaba su necesidad de ropa o de pagar el alquiler de una habitación, o me invitaba a un café, que por supuesto pagaba yo, o me comentaba sus visones de posibles negocios lucrativos, y siempre, siempre, con una sonrisa, una frase ingeniosa o dándote unos panfletos en los que como enviado de la confederación de planetas analizaba “en profundidad” los males de la sociedad y pronosticaban la pronta e imprescindible intervención de la civilización extraterrestre en la que él sería reconocido como enlace y elegido.

Nunca vi que nadie sintiera la necesidad de subir las ventanillas, poner el cierre de seguridad ni ninguna otra acción evasiva con respecto a este buen hombre.

Una vez, estaban cercanas ya las navidades, me comentó que sería un buen negocio vender unos décimos de lotería mientras “paseaba por su esquina”, como él solía decir. A la semana siguiente le llevé un par de billetes y se los di para que los vendiera. Al cabo de unos días me entregó el dinero de los billetes y “mi parte” de los beneficios que yo recogí sin rechistar y que le di como aguinaldo al día siguiente porque sabía que él se sentiría orgulloso de haber hecho un negocio, y también lo suficientemente necesitado como para no rechazar “mi parte” devuelta no como renuncia a mi participación si no como donativo a su labor como “enviado”. Pocos meses después dejé de verlo y me lo encontré por casualidad en otra esquina diferente. Me contó que las cosas se estaban poniendo chungas, que había gente nueva muy rara y que su “trabajo” se estaba volviendo peligroso. Ya no volví a verlo.

Desde entonces a aquí raro es el semáforo en el que no te sientes asaltado, intimidado moralmente, y en ocasiones casi físicamente (peor si eres mujer), agredido por una ingente turba de pretendidos indigentes que, de malos modos en muchas ocasiones, pretenden coaccionarte para que compres algo inútil, te dejes hacer una limpieza innecesaria de cristales, pagues por escuchar un ruido generado por un instrumento musical, o simplemente dejes alguna moneda. No me llegaría el sueldo de un mes para recorrer Madrid durante un día si accediera a todas las pretensiones. No me llegaría toda mi capacidad moral de sufrimiento si pensara que todos ellos son verdaderos necesitados. No me llega toda la rabia del mundo cuando veo ciertas actitudes rayanas, cuando no ciertamente insertas, en el delito ante la absoluta pasividad de los agentes del “orden” ocupados en otros menesteres más lucrativos para los administradores.

Hace ya años paseando por Goya con mi familia, encerrado en mi cápsula de proximidad familiar, algo llamó mi atención. Una señora mayor sentada en un banco parecía pedir, como una pedigüeña más, y como a una pedigüeña más mi mirada la había borrado del paisaje al pasar, pero algo debió de llamar mi atención, no sé el que. Salí de mi capsula y me volví. Era, efectivamente, una pobre señora, bastante mayor, con carencias físicas y apenas un hilillo de voz, que pedía que alguien le parara un taxi. “Si yo llevo dinero, pero no me atrevo a salir del bordillo para pararlo”. Le paré un taxi y la ayudé a subir. Nunca me he sentido más miserable, más inhumano, más triste, suponiendo lo que nos espera.

Alguien debe de estar trabajando en nosotros para provocarnos una triste, una castrante, una interesada indiferencia hacia nuestros semejantes. Y con éxito.

Rafael López Villar

Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Una política de pasquín

Es tanto el ruido que temo volverme loca. Franco, Gibraltar, Cataluña y la madre que los parió a todos. Pero, ¿esto qué es?. Cada día un tema de esos que calientan la sangre a los españolitos y españolitas que parecen no tener otra cosa que hacer que discutir de política, aparte del hablar del tiempo, de fútbol y del Sálvame.

No es que esté mal hablar de todas esas cosas, el problema es cuando nos encasquillamos en lo mismo, en las cosas superfluas, cuando el ruido no nos deja oír o nos distrae de lo realmente importante. Y, no es que diga yo que los temas antes citados no tengan importancia…, coño, pero ya está bien, erre que erre… machaconamente, un día y otro… Pero, no se discute, acaso de vez en cuando, y cuando los medios tienen a bien porque salte la liebre de lo que realmente nos afecta a los ciudadanos, que es el trabajo, el salario, la vivienda y los servicios públicos asistenciales y sociales.

Antes teníamos que soportar al barbas del tic del ojo y el seseo, diciendo de vez en cuando frases inconexas como “España es una gran nación y los españoles muy españoles y mucho españoles” y, ahora a un fantoche de mucha prestancia, verbo fácil y sonrisa con hoyitos incluidos en sus mejillas que, vende humo y se vende al primer postor político para mantenerse en la Moncloa, da lo mismo que sean independentistas catalanes o vascos que estén dando “por saco” al resto del país…, y no es que diga yo que estos no tengan derecho a reivindicar su independencia, como si quieren reivindicar el arca de la alianza o el santo grial, pero un poco de por favor… que se ajusten a las normas del juego, a lo que una democracia real y formal exige, que no es otra cosa que el respeto a la Norma Suprema a la Constitución, pero sobre todo a la inteligencia y a la tranquilidad de los ciudadanos, contribuyendo al sosiego democrático, actuando como verdaderos políticos y no como instigadores de la violencia y la confrontación.

“Antes teníamos que soportar al barbas del tic del ojo y el seseo, diciendo de vez en cuando frases inconexas como “España es una gran nación y los españoles muy españoles y mucho españoles” y, ahora a un fantoche de mucha prestancia, verbo fácil y sonrisa con hoyitos incluidos que, vende humo y se vende al primer postor político para mantenerse en la Moncloa”


¿Dónde esta el incremento del sueldo mínimo interprofesional?, ¿por qué se oponen a él los partidos de la derecha como PP y C´s?. El citado fantoche que va de romería en romería, o lo que es lo mismo, de país en país sin poner el culo en el sillón de su despacho, vendiendo el mismo humo que nos vende a nosotros y huyendo de los problemas reales que acechan a los ciudadanos normales y no los privilegiados, sabía que no contaba con el apoyo para sacar adelante unos presupuestos en los que se plantea el aumento del referido salario, sin hacer ningún esfuerzo en la negociación con sus oponentes, lo que convierte esta medida en un instrumento de marketing político de una pseudo-izquierda que ya huele a rancio, del que es especialista. ¿Cómo va a jorobar a las empresas del IBEX, con las que tan buena relación siempre han mantenido los socialistas y la derecha de este país?.

Del empleo no hablemos y de la situación económica menos aún, nada a cambiado, tal vez a peor pues cada vez son más las noticias de grandes empresas que abandonan España y los pequeños negocios que cierran a diario, de autónomos que se les reajusta su cotización para pagar más a la larga. Ni se fomenta la economía desde una política de reajuste que beneficie a productores, consumidores y, por supuesto, a los trabajadores, ni se fomenta la creación de empleo, y no hablemos de los servicios públicos que si merecen algún elogio es el del esfuerzo de los servidores públicos que con escasos medios intentan dar el mejor servicio que pueden, y no todos. Claro, que no hay dinero para hacer políticas más sociales y, no lo hay por el derroche político en un pasado no muy lejano, pero también en el presente, con duplicidades de competencias entre administraciones públicas, inversiones en infraestructuras mal planificadas, en sueldazos de políticos, dietas, aparte del dinero robado por corruptos profesionales de distintos colores y tendencias.

Da lo mismo que nos pongamos gafas tridimensionales o del color que ustedes deseen, azules, rojas, moradas… la película sigue siendo la misma… política de pasquín… de distracción…

Discúlpenme, que he dejado el café a la mitad en la barra del bar, me he apoderado de todos los periódicos que había y los demás clientes, casi amigos con los que coincido todos los días se están cabreando porque les he privado de su pasquín favorito,  y es que quiero enterarme de lo de Gibraltar y por más que leo no me entero de nada.

Buenos días y al tajo… que tenemos que subir el país que esos deslenguados e ineficaces políticos expertos en mítines, que no en gestión, se están cargando día a día.

Y si alguno o alguna se ha cabreado porque se sienten aludidos o porque todavía siguen apoyando a esos botarates, pues que se rasquen que yo todos los días me tengo que rascar el bolsillo para poder llegar, no a final de mes, sino a mediados. Y, ya saben, cada loco con su tema, los franquistas al Valle de los Caídos, los azules, rojos y naranjas a seguir haciendo el juego a los del IBEX, los de las barras rojas y amarillas con estrella de cinco puntas sobre un fondo azul, junto a los de Bildu, a su secesionismo violento, y los morados a sus primarias manipuladas que llegan las locales… a montarla en las redes con su sacrosanto Pablo Iglesias llamando fascista a quien no piense como ellos, ese mismo que vive con su Irene en un Chalet de la Sierra Madrileña, el mismo que dijo que él era de barrio, claro no entendimos bien, no nos dimos cuenta del tiempo verbal.

Miren ustedes… yo con esta gente no comulgo ni comulgaré.

Epílogo: Hay dos tipos de personas: los que tienen y los que no tienen, y estos sólo están al lado de los que no tienen para mantenerse en el poder y medrar al lado de los que tienen. Nada más saben sacar palabras que la gente quiere oír de sus chisteras de payasos.

 

 

Olga Sánchez Rodrigo

Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Elogio de la rebeldía

Mi madre siempre me calificó de niño y adolescente de “rebelde sin causa” y “abogado de pobres y causas perdidas” y ciertamente esa rebeldía corresponde a un estado de inmadurez y, por tanto, un proceso de aprendizaje en la vida. Con el tiempo aprendes que la rebeldía precisa de causas y motivos. Y que estos no pueden ser imaginarios, sino que deben de responder a situaciones objetivas de injusticia y desigualdad.

Con el tiempo descubrí que era un marxista sin haber leído a Marx. Y concluí que en nuestra sociedad las desigualdades tienen un origen económico, aunque este se disfrace en ocasiones en cuestiones de identidad… color de piel, sexo, religión, lengua, nacionalidad, etc. También que la riqueza y la pobreza se heredan independientemente de la voluntad personal. Ello hace que estemos sociológicamente en estratos sociales diferentes y confrontados por intereses: es lo que tradicionalmente llamamos lucha de clases. Y esta se da, también, independientemente de la voluntad subjetiva de los individuos que conformamos dichas clases, consciente o inconscientemente.

El capitalismo –lejos de ser un redistribuidor de la riqueza como algunos ingenuos pretenden, afirmando y confundiendo avances tecnológicos con sistema político y económico– ha acentuado las diferencias sociales. La riqueza mundial está en estos momentos más concentrada que nunca en la historia de la humanidad.

Los valores de la ilustración, libertad, igualdad y fraternidad, emanan de una revolución que es consecuencia de la aparición de una nueva clase social que es la que marca el inicio del actual sistema político/económico, y no al revés. También la separación/división de poderes en la organización política de los nuevos estados. Ciertamente, la consagración de una democracia formal en esos nuevos estados no es garantía en sí de la igualdad y la justicia social que los valores ilustrados reclaman: bien por los sistemas electorales deformantes de la voluntad popular y bien por la capacidad de generar pensamiento de las elites dominantes o bien por injusta distribución de la riqueza que el capitalismo implica. Es decir: existe alienación; tanto en el concepto marxista de separación de la propiedad de los medios de producción, como en el concepto más psicológico de enajenación o desarraigo mental de la realidad social percibida.

“Los valores de la ilustración, libertad, igualdad y fraternidad, emanan de una revolución que es consecuencia de la aparición de una nueva clase social que es la que marca el inicio del actual sistema político/económico, y no al revés.”


Es evidente que en las sociedades más industrializadas, y a lo largo del siglo XX, se conformó el llamado “estado del bienestar”, que generó clases medias y una clase trabajadora “acomodada”. Podemos incluso debatir de las causas estratégicas y sociopolíticas que generan ese “estado del bienestar” y de las causas de su desmantelamiento actual. España, a pesar de los 40 años de dictadura franquista con un fuerte desarrollo capitalista, se incorpora en el 78 a los sistemas democráticos europeos. Es decir, es evidente que el capitalismo puede perfectamente pervivir, incluso mejor, durante las dictaduras; por lo que confundir capitalismo y democracia formal es más que inaceptable.

Podemos plantearnos si es posible caminar hacia una sociedad más justa, socializante, con una democracia formal, y posiblemente no lleguemos a un acuerdo; pero aunque la democracia formal se pueda considerar una “dictadura de la burguesía”, ello no impide considerarla preferible a un sistema totalitario, donde esa dictadura correspondería a la burguesía u otra clase social minoritaria.

Existen en el mundo sociedades donde el conflicto social es insufrible para las clases trabajadoras y donde la opresión de los poderosos sobre el pueblo es inaceptable. Son sociedades donde la rebeldía toma la forma de rebelión, dado que la motivación de esa rebelión es ética. Tal es el caso de Palestina y el antiguo Sahara español. U otras como en Hispanoamérica, donde la vida de las personas no está garantizada, como es el caso de la marcha de hondureños hacia EEUU con tintes muy distintos, y dignos de estudio, a los de una huida desorganizada en otros lados del mundo donde son la situación económica o política el detonante y dicha emigración se produce de forma espontánea. Y digo tintes distintos porque esa marcha es más que emigración, es una protesta, un movimiento político, más allá de la subjetividad de los mismos integrantes.

La rebeldía y la rebelión en España

España es un estado democrático y de derecho, le pese a quien le pese, homologable a los demás países europeos, en lo bueno y en lo malo, en sus aciertos y en sus errores. A modo de ejemplo: a mí no me gusta el sistema electoral español y lo he denunciado repetidamente; pero lo prefiero, con sus defectos, al sistema francés o británico, claramente mayoritarios.

Así pues, no es aceptable la rebelión del nacional-secesionismo contra el estado. No es aceptable ni éticamente –los motivos aducidos son falsos y el relato falaz– ni legítimamente: ¿Cómo se puede rebelar una institución contra aquella otra que le da sentido y legitima? La Generalitat y el Parlament existen porque la Constitución Española del 78 los declara y ampara. Y lo hace tomando como precedente otra Constitución Española, la de la II República. Las referencias a la Generalitat anterior son ahistóricas aunque sean homónimas. No hay legitimidad ni legalidad en esa rebeldía. No es una rebeldía de los oprimidos en Cataluña, es una rebelión de sus elites.

” ¿Cómo se puede rebelar una institución contra aquella otra que le da sentido y legitima? La Generalitat y el Parlament existen porque la Constitución Española del 78 los declara y ampara”

Los oprimidos hoy en Cataluña mayormente hablan castellano, se sienten españoles y son trabajadores, su rebeldía es la misma de los que luchan por la igualdad en toda España. Nada que ver con el nacional-secesionismo de Puigdemon y Torra.

En España no hay soberanías originarias, a no ser que nos retrotraigamos a los Reinos de Taifas. Ya en nuestra primera Constitución, la de 1812, se declaran nulos lo fueros territoriales.

Así pues, los detenidos preventivamente, por su probabilidad de fuga, a los que la fiscalía ha calificado sus delitos como rebelión, han de ser juzgados dentro del ordenamiento jurídico establecido y serán los jueces los que determinen si ese fue su delito y el grado del mismo. Luego, cada cual podrá opinar en uso de su libertad de expresión. En mi caso, no hay duda: hubo rebelión y hubo violencia.

Lo que es del todo inaceptable es intentar forzar al Estado a saltarse el sistema de división de poderes. Resulta muy penoso observar la poca visión de estado que en estos momentos mantiene el gobierno al forzar a que la Abogacía del Estado rebaje las peticiones a los delitos de sedición… Un gesto que nadie le ha agradecido, es más parece que les mordieron la mano extendida, a tenor de las palabras de Torra.

Por otro lado, resulta llamativa la teatralidad manifestada por los nacionalistas, rasgándose las vestiduras ante una más que esperada petición de la fiscalía. Es evidente que manejan arteramente los mecanismos de marketing y publicidad que tan buenos resultados les dan, teniendo, como tienen, al gobierno español en un ¡ay ay! continuo. Como se ha podido ver con el paripé de los presupuestos.

Desencallar el problema de Cataluña es desencallar el problema de España y viceversa. El sistema de partidos, la partitocracia, está en crisis. Hay que romper con las inercias. Se precisan cambios de calado, se precisa renovar el sistema. Pero eso solo será posible con un cambio de las reglas del juego de poder, es decir un cambio constitucional, cosa bastante improbable con los mimbres actuales. ¡Es un pez que se muerde la cola!

¡Hay que empezar a votar distinto! ¿No?

Adendas

– Incomprensible el harakiri del Tribunal Supremo al fallar contra los ciudadanos en el tema del impuesto a las hipotecas. Aunque uno se pregunta si es un servicio al gobierno de Pedro Sánchez, que se permite dar un golpe en la mesa al anunciar la reforma por decreto ley para que el impuesto de la hipoteca lo paguen los bancos… Dos pájaros de un tiro: Nos cargamos la retroactividad que una sentencia favorable a los ciudadanos habría supuesto, cerrando el paso a demandas millonarias de devolución de lo pagado indebidamente, y le regala al gobierno el papel de Robin Hood justiciero que tanto necesita… ¿a cambio de que? ¡A saber! Yo creo que “se han cubierto de gloria”. Porque ahora está en entredicho su ecuanimidad, y eso los nacionalistas no lo van a desaprovechar… ¿Que no? ¡Al tiempo!… Lo dicho acaba de anunciar la Generalitat que presentará demanda contra miembros del supremo por la sentencia. Que cómodo para los nacionalistas ponerse al lado de los españoles a los que desprecia… coste cero, beneficios de imagen todos.

– Lo decía hace un par de semanas: ¿A qué jugamos? Prorrogados los presupuestos, toca subir el salario mínimo y otras promesas por decreto ley o por ley. Pedro, no nos marees más con tanto teatro. Please.

– Y anuncian reforma de ley de educación blindando competencias de comunidades autónomas en temas lingüísticos. No es que la actual haya servido para mucho, pero lo que se anuncia… Seguiremos hablando.

La rebeldía, la necesaria rebeldía de cada día.

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Director-Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

El secreto de la masonería

No hay peor ignorancia que la del ignorante que no quiere aprender.

 

Permítanme mis queridos lectores empezar con esta frase porque los ignorantes de muchas materias, entre los cuales me incluyo, tendemos a opinar de cosas que no sabemos o de las cuales tenemos una escasa formación o conocimiento, apenas unas pequeñas referencias que hemos leído de aquí o de allá, algunas veces escritas también por otro ignorante que quiere hacerse notar como pseudo erúdito en la materia, plagiando o utilizando cítas bibliográficas y haciéndolas suyas.

Es por ello que, pretendo abordar un tema que frecuentemente viene siendo denostado, primero por desconocimiento y después porque la no muy lejana influencia del franquismo que, pretendió junto a la iglesia servil del régimen de aquel tiempo, eliminar su presencia en este país, donde el nacional catolicismo formaba parte del ideario político con la intención de manipular a las personas en sus creencias, penetrando de esta forma en su fibra más sensible, en su alma o fuero interno.

Esto ha pasado con la Masonería, una organización esencialmente de carácter iniciático y humanista,  existente a nivel mundial en cuyo seno acoge a libre pensadores, perseguida durante el franquismo que llegó a decretar su exterminio presentándolos ante una sociedad clerical y temerosa del régimen como personas malvadas, hablándose de “El contubernio judeo masónico”, excomulgados por la iglesia hasta 1983, aunque el emérito Papa Benedicto XVI llegó a decir que la Masonería “es pecado”, con igual o peor opinión su sucesor Francisco I.

La Ley especial para la represión de la Masonería, el Comunismo y otras sociedades clandestinas, de 2 de marzo de 1940, consideraba como delito pertenecer a la Masonería, castigando con penas de reclusión menor o mayor en caso de existencia de agravantes, incluso podía perderse la condición de funcionario o empleados público en empresas públicas o privadas y, en el caso de los militares el acusado era juzgada por un Tribunal de Honor. El resto, eran juzgagos por un tribunal nombrado por el mismísimo Franco, formado por un presidente y cuatro vocales, dos de ellos letrados, un general y miembros de la FET y de la JONS, en definitiva, un tribunal politizado y no independiente o neutral.

Entre los años 1939 y 1975, aproximadamente  16.000 españoles perdieron la vida acusados del delito de masonería. En el Archivo de la Guerra Civil de Salamanca se conservan más de 80.000 fichas que corresponden a otras tantas personas que fueron represaliadas –cárcel, exilio, pérdida del trabajo…– por ese motivo. Lo tremendo es que, cuando Franco se sublevó, no había en España más allá de 6.000 masones.

Los orígenes de la fracmasoneria en España se remontan al Siglo XVIII, y tras la dictadura, en el año 1979, vuelve a reanudar su trabajo en país; pero, ¿qué es la masonería?.

Es mucha la tinta impresa sobre esta organización, libros, artículos, incluso documentales, algunos con mayor acierto y otros con cierta intención de injuriar, los que se han dedicado a explicar en que consiste ser masón, unos con mayor acierto y otros inventando o manipulando la información a su antojo, posiblemente porque no les gusta la existencia de libre pensadores.

Ya, en este medio nuestro polifacético e inagotable articulista Rafael López Villar  escribió sobre este tema en tres artículos: Hablemos de Masonería (parte 1ª, parte 2ª y parte 3ª)”, con una gran claridad y precisión, pero, sobre todo con una información objetiva, a cuya lectura les remito.

 

“Es mucha la tinta impresa sobre esta organización, libros, artículos, incluso documentales, algunos con mayor acierto y otros con cierta intención de injuriar, los que se han dedicado a explicar en que consiste ser masón”

Acudiendo a la página web de una de las logias instaladas en Madrid, R.·.L.·.S.·. Fraternidad Universal nº 5, se indica que «La Francmasonería o Masonería es una de las más antiguas fraternidades iniciáticas que tiene como fundamento la creencia en un Ser Supremo, expresado bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo; acogiendo en su seno sólo a hombres libres, mayores de edad, respetables e independientes, solo dependientes de su conciencia y dedicados a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad, preocupados en su perfeccionamiento moral así como el de la Humanidad entera.

La Masonería exige a todos sus miembros el respeto a las opiniones y creencias ajenas y evita toda discusión política o religiosa a fin de de constituir un centro permanente de unión fraternal, donde reina una comprensión tolerante y una fructífera armonía entre los hombres

Siguen añadiendo, que: «Los masones nos reconocemos entre nosotros como hermanos y consideramos nuestra asociación, libremente consentida a título individual, como una alianza de hombres libres que desean progresar y desarrollarse interiormente.

Los masones tenemos unos principios, que creemos justos y razonables, y capaces de imprimir una dirección favorable a nuestro desarrollo individual, así como a nuestro comportamiento social.»

¿Qué daño, pues, puede provocar la masonería a la sociedad?. Ninguno, sino todo lo contrario, por su carácter humanista, aunque, quizá por su carácter reservado que no secreto, siga generando desconfianza, aunque ésta se deba fundamentalmente a la ignorancia o desconocimiento de quienes se empeñan en demonizarla, haciendo referencia incluso a ritos satánicos o intentando relacionarla con otras sociedades u organizaciones más antiguas como los Illuminati o los Templarios, lo cual no deja de ser otra de las muchas falacias sobre esta organización, como su influencia en gobiernos con actividades conspiratorias, quizá atribuida por  políticos y personajes insignes que han sido masones como Abraham Lincoln, Lafayette, Bolívar, Wellington, Garibaldi, Bakunin, Churchill, MacArthur, Marshall, Eduardo VIl, Victoria Kent, Clara Campoamor, Teresa Claramunt, Rosario de Acuña, etc., además de otros muchos en el mundo de la cultura, como Mozart, Haydn, Berlioz, Cherubini, Liszt, Sibelius, Louis Armstrong, Duke Ellington, Beethoven, entre otros; o del mundo de la ciencia, como Franklin, Fermi, Fleming, Ramón y Cajal, Lindberg, Montgolfier, entre otros en distintas ramas del saber; incluso algunos premios Nobel de la Paz y también de la ciencia, el arte, etc.

En España también son muchos los nombres que se pueden citar de personajes de renombre que han pertenecido a la Masonería, como Antonio Alcalá Galiano, Agustín Argüelles, Manuel Azaña, Vicente Blasco Ibañez, Tomás Bretón, Juan de la Cierva, José Espronceda, Práxedes Mateo Sagasta, Claudio Moyano, Antonio Machado, Isaac Peral, entre otros muchos.

Las obras de tan grandes personajes ha sido la influencia social que se atribuye a la Masonería, o por su impronta en grandes obras como en la Constitución de los EEUU, Declaración Universal de los Derechos Humanos, y en España en la Constitución de la 2ª República. ¿Dónde está la conspiración?.

Pero, son muchos los miembros de la masonería, aproximadamente unos seis millones en todo el mundo y, alrededor de unos cuatro mil en España, hombre y mujeres que son ciudadanos normales, de distintas profesiones, taxistas, agricultores, empleados de comercio, médicos, abogados, jueces, amas de casa, etc; que entre ellos se reconocen como hermanos o hermanas independientemente de su trabajo, creencias e ideologías, fruto de su unión fraternal, donde lo único que les importa no son las clases o posición social, sino el  mejorar como personas y con ello el mundo que les rodea, con ritos y estudios cuyo significado es crecer interiormente.

“A nivel mundial son muchas las obras sociales que la masonería lleva a cabo, siendo la caridad y la solidaridad con los problemas sociales los que impregnan también su trabajo y dedicación”

 

A nivel mundial son muchas las obras sociales que la masonería lleva a cabo, siendo la caridad y la solidaridad con los problemas sociales los que impregnan también su trabajo y dedicación, desde la concesión de becas a quienes no pueden sufragarse su formación, aportaciones a asociaciones de carácter humanista o asistencial, a familias necesitadas o que contribuyan a paliar la discriminación social

Son simples pinceladas sobre esta organización que, quizá sirva para que algunos cambien su opinión sobre lo que únicamente habían oído hablar, sin saber en esencia que es la masonería, o por referencias manipuladas. Como pueden ver un camino más para crecer interiormente como personas y como seres sociales, como muchos otros, intentando únicamente ser un modesto reflejo de ese Arquitecto Superior del Universo, sin poner cara a ninguna deidad, cada uno la que quiera dentro de su universo y sus creencias, incluso sin cara, porque el Universo no la tiene.

https://losojosdehipatia.com.es/cultura/historia/franquismo-v-la-represion/
https://www.abc.es/espana/abci-masoneria-gana-afiliados-espana-201703130930_noticia.html
https://www.masoneriamurcia.org/index.php/preguntas/masones-famosos
https://www.libertaddigital.com/opinion/ideas/fue-de-inspiracion-masonica-la-constitucion-de-la-segunda-republica-1276222125.html
http://www.tiempodehoy.com/espana/los-diez-masones-mas-influyentes-de-espana/
http://fu5.es/masoneria/que-es-la-masoneria/

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Director-Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Tierra de nadie

 

Era bastante emocionante ver, como los gorriones del parque, se peleaban por unas miguitas de pan duro.

Siempre me sentaba en el mismo banco, uno bastante viejo, con la madera ya de color gris debido al paso del tiempo y a la falta de una buena mano de barniz que nunca llegó.

Pasaba allí las horas muertas; invierno, verano…era lo mismo. El banco y yo formábamos el Club de los Inmóviles; todo giraba y se retorcía a nuestro alrededor; la vida y su muerte, los perros pequeños, niños chicos con la boca llena de tierra, madres ejerciendo de sargento… y esos gorriones pendencieros, gladiadores de pan duro.

En realidad formábamos un buen equipo: él anclaba la no vida al suelo, evitando que mi cerebro de ansiolíticos saltara por los aires; y yo, sentándome sobre sus dos metros de pino muerto, creaba un universo que sólo los dos podíamos percibir, gorriones incluídos, por supuesto.

Carlos Muñoz

. Madrid, 4 de agosto de 1968. Madrileño de 4ª generación. Compagina su labor literaria, con la escultura y la pintura. Deportista y amante de la naturaleza, aprovecha cualquier excusa para huir de su Madrid  e ir a cualquier sitio “con un poco de verde”.

Prisioneros de un referéndum.

 

Hay quienes afirman que “votar es democracia” y por tanto a los que criticamos cualquier petición de un referéndum nos consideran antidemocráticos, fachas. Tal argumento maniqueo ha trufado todo el discurso del nacionalismo catalán, vasco, escocés, español o británico. La realidad es que la democracia siempre es algo más que votar, mucho más. Pero votar es imprescindible para la democracia.

El problema es que se puede votar aquello para lo que tienes competencia para votar. Veamos. Se afirma, por parte del nacional-catalanismo, que Cataluña tiene derecho a decidir si quiere ser un estado independiente. Es como si los españoles menos los catalanes pudieran votar si expulsan a Cataluña de España. La noticia paródicad e esto la hicieron los de Charnego Newsy todavía hoy llegan comentarios ácidos sobre la misma. Digamos que no se puede marginar a los extremeños  de una decisión que les afecta (su expulsión de España), como no se puede marginar a los españoles no catalanes de la decisión de segregar una parte de España. En ambos casos es una segregación, de la pobreza ¿no?

Referéndums catalanes.

En Cataluña desde la transición ha habido cuatro referéndums circunscritos a la autonomía. Dos legales y dos ilegales.

De los legales el primero se realizó en 1979 para aprobar el Estatuto, en el participo casi un 60% del censo –digamos que tampoco es que generara grandes entusiasmos, imagínense que se hubiera exigido, como determinaba la constitución de la segunda República, los dos tercios del censo para su aprobación–. El segundo referéndum se convoco en 2006 para aprobar la reforma del Estatuto; la participación no llego al 49% del censo. Parece que el tema no le interesaba a algo más de la mitad de la población.

De los dos referéndums ilegales no hay datos oficiales en la web de la Generalitat ¡hasta quien los convocaba los considera ilegales!. El primero, el famoso 9N de 2014, la participación, no certificada, fue de poco más del 36%. Los resultados del segundo, el referéndum del 1 de octubre de 2017 son más que discutibles y aunque Wikipedia hable del 43% como dato no verificado, es evidente que tales datos son falseados (se podría hablar de la movilización de hasta 400.000 personas pero incluso ese dato puede estar inflado)

Otros referéndums catalanes.

Los catalanes hemos participado en cuatro referéndums más que afectaban a todos los españoles, todos legales. En el primero el de la reforma política de 1976 participó el 74% del censo catalán, superando el 93% de síes. El siguiente, el de la Constitución, en 1978 tuvo una participación de casi el 70%, mayor en 8 décimas que en el conjunto de España y un 90,5% de síes, superando en dos puntos y medio la media nacional.

El tercer referéndum fue en 1986 sobre la permanencia de España en la OTAN. La participación a nivel nacional supero el 59% del censo –los síes fueron casi el 57% de los votantes–.  En Cataluña la participación fue de casi un 63% y gano el nocon casi un 54%

Y el cuarto sobre la Constitución Europea que supero algo el 42% de participación y casi un 82% de votos emitidos favorables. En Cataluña la participación bajo al 41% y los votos afirmativos al 64%

¿Para que sirve un referéndum?

Esa pregunta deberíamos hacernos antes de lanzarnos a pedirlo como posesos ya que en ocasiones sus resultados no son tan determinantes como para que la decisión de su resultado sea la más democrática. A tenor de los resultados de las 8 convocatorias se puede decir que hay dos en que claramente se pudo ver el interés de los catalanes en participar: El de la reforma política y el de la constitución con participaciones superiores o iguales al 70%. Podríamos aceptar cierta legitimidad al referéndum para el Estatuto de 1979 con el 60% de participación y, eso, si no nos ponemos muy republicanos. Pero el resto podemos decir que sirvieron de bien poco, al menos para discernir la voluntad de los catalanes/españoles. Eso si sirvieron para las políticas partidistas de quienes los convocaron.

“Esa pregunta deberíamos hacernos antes de lanzarnos a pedirlo como posesos ya que en ocasiones sus resultados no son tan determinantes como para que la decisiónE de su resultado sea la más democrática.”

Sobre los referéndums propiamente catalanes se puede afirmar que el de reforma del estatuto (2006) no resolvió el problema que nos creo el señor Maragall dada su bajísima participación. De los dos ilegales solo podemos extraer que han sido una herramienta de división social y que restañar las heridas requiere de mucho tiempo y voluntad.

El uso del referéndum como herramienta de toma de decisiones políticas debe realizarse tras un sosegado debate social y con la participación de todos los implicados, todos. Es decir no se pueden hacer referéndums en Cataluña o Extremadura que afecten a la vida de todos los españoles y además debemos definir previamente que porcentajes de participación son exigibles y que porcentajes sobre el censo debe alcanzar la opción elegida mayoritariamente. Es decir lo de la mitad más uno para según qué, no sirve, ni siquiera del censo.

“El uso del referéndum como herramienta de toma de decisiones políticas debe realizarse tras un sosegado debate social y con la participación de todos los implicados, todos.”


El brexit.

En realidad el titulo de este artículo lo inspira el problema que se ha generado en Reino Unido con el resultado del referéndum para salir de la UE.

Es posible que un nuevo referéndum arrojase resultados diametralmente opuestos al primero. Hoy los británicos son más conscientes de lo que implica separarse de la UE. Con una participación del 72%, casi el 52% se mostraron en 2016 a favor de dejar la Unión Europea y el 48% de permanecer en ella. Imagínense que un pequeño incremento o decremento en la participación junto a un mayor conocimiento podría suponer y cambio en una decisión política de enorme calado, no solo para los británicos, para todos los europeos. A tener en cuenta que ese 52% favorables a la salida representan tan solo al 37,5% de la población británica. ¿Cómo se puede tomar una decisión de esa envergadura sin, al menos, la mitad del censo?

Pero están prisioneros de un referéndum donde las mentiras, como luego reconocieron, forzaron una decisión que está lastrando toda la política europea, es decir no solo les afecta a los británicos.

El CatExit.

Ciertamente los porcentajes 48/52 (secesionismo/no secesionismo) electorales, invertidos por birlibirloque del sistema electoral en 53/47 parlamentarios, son muy parecidos al del Brexit y nos plantean grandes problemas de difícil solución en España y no parece que un referéndum vaya a resolverlo. Sobre todo si no se tiene en cuenta a todos los españoles y no se establecen unas reglas del juego limpias… Cosas harto improbables.

Democratizar la vida política y fortalecer el Estado. Es más un deseo que una posibilidad. Rescatar la ética e imponer un sistema de democracia real donde el voto de nadie valga más que el de cualquiera. Y donde todas las opciones políticas tengan la misma presencia en los medios de comunicación y se limiten los gastos electorales de las grandes maquinarias partidistas engrasadas con dinero de la corrupción.

Es un deseo. ¡No es fácil!

 

 

 

 

Miembro del Grupo Promotor del partido IZQUIERDA EN POSITIVOy de la Junta Directiva de la asociación Alternativa Ciudadana Progresista.

Autor del ensayo EL VALOR REAL DEL VOTO. Editorial El Viejo Topo. 2016

NO ESPERES MÁS… SUSCRIPCIÓN GRATUITA INDEFINIDA

Sólo tienes que dejarnos tu correo electrónico, únete a los más de 30.000 suscriptores

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Un libro que no te puedes perder

Jairo Junciel desgrana las peripecias de Aníbal Rosanegra para evocar un tiempo cuajado de intrigas, reyertas y aventuras, en un orbe en el que resuenan los nombres de Quevedo, Hernán Cortés o Calderón de la Barca. Rigurosamente documentada e inspirada por la obra de grandes autores del género como Alejandro Dumas, Rafael Sabatini o nuestro Arturo Pérez-Reverte 
Más AQUÍ »

 

Dos Rombos.

 

 

 

No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente, dijo Virginia Woolf. Julia rompe las arquitectónicas barreras del prejuicio, y nos ofrece una visión sin tabúes sobre sí misma, el amor, la sensualidad y la vida.

Compendio de Relatos y poemas eróticos ilustrados con 48 fotografías en Blanco y negro y color.

Autora: Julia Cortes Palma

Lo puedes adquirir aquí

TE ACONSEJAMOS ESTE LIBRO SI TE PREOCUPA SU SALUD

Se puede encontrar en: El Corte Inglés, FNAC, AGAPEA, Casa del Libro, Librerías Picasso, Carrefour y on-line en amazon.es

8256 Remedios Naturales
Por José Enrique Centén Martín

ESTADÍSTICAS DEL SITIO

408.778 Visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

GRATIS DURANTE SEIS MESES

Después 50 € un año (sin compromiso)

(promoción válida hasta el 7 de enero de 2019)

mándanos tu anuncio a contacto@plazabierta.com

                                                                      

Calidad al mejor precio
frente iglesia Sancti Spíritus
SALAMANCA

 

Ofertas especiales curso 2018-2019
Llámame +34 620174039

Restaurante El Rubio. c/ Caseríos del Sur.Piedrahíta, Ávila. España. Teléf: +34 920 36 02 10  haz clic aquí

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes