Archivos de categoría para: Nacional

El caos de España ante la fuerza de la sinrazón

N
o hay nada peor, al menos en este país, o tal vez tenga que decir todo lo contrario, que prohibir algo para que todo el mundo tienda a saltarse la prohibición, lo cual no deja de estar, en cierto modo, bien máxime en la piel de un ácrata como el que escribe estas líneas, entre otras cosas, porque la libertad del individuo es uno de los valores supremos que deben regir su vida.

 

Ahora bien, si quienes incumplen la prohibición no tiene otro fundamento que el empeño de oponerse al sentir mayoritario basado en una aparente legalidad, sólo aparente, el resultado que puede obtener es un auténtico caos, porque para ser libre y, por lo tanto, pretender el autogobierno, hay que tener, entre otras cosas la suficiente información y formación como para tender a un juicio justo y a una conducta respetable, incluso por lo que no piensan igual.

Por otra parte, resulta patético que quien demanda libertad suele ser el que menos respeta esta libertad, queriendo imponer su criterio por encima de todo y de todos, incluso utilizando armas no legítimas como son el insulto, la descalificación gratuita y la violencia, a veces física, y muchas veces verbal, como supremos jueces, pero sobre todo como verdugos de ideologías opuestas, pero no por ello válidas, siempre que se mueven en el contexto del respeto a la libertad de pensamiento que, no es otra cosa que el pensar, comunicar y difundir libremente nuestras ideas y opiniones de palabra o por escrito en cualquier medio y, sobre todo, sin atentar contra el derecho al honor y a la dignidad de la persona, así como a su propia imagen e intimidad personal.

Resulta obvio, y también legítimo, que el individuo defina su propia personalidad en la forma que estime oportuno, como una autodeterminación de los valores y principios que rigen su vida, repito, “valores y principios”, de la misma manera que la de los grupos sociales y políticos en los que se integra, como una decisión consensuada de los habitantes de un territorio o unidad territorial sobre su futuro estatuto político; pero ello dentro de un orden y con el respeto al que se ha aludido anteriormente, sino queremos desembocar en un estado de confusión y desorden; siendo por ello necesario  movernos en algunas de las siguientes líneas de actuación que, aunque contradictorias, tienden al mismo fin. La primera consistente en el desenvolvimiento dentro de un orden superior ya establecido con respeto a las normas que rigen la toma de decisiones que hacen posible una convivencia pacífica; y la segunda, estableciendo un orden diferente resultado del consenso con ese otro orden con el que se pretende romper, porque si no hay acuerdo de voluntades la confrontación es inevitable y la fractura social será tan grande como sean los cimientos que se tratan de remover.

Sentadas las anteriores bases, analizando la independencia pretendida de Cataluña no deja de ser un despropósito de consecuencias que, ni los que la pretenden como los que se oponen a ella, han calibrado; originando una falla en el terreno político y social, incluso judicial, de tales proporciones que cualquiera que sean los pilares en la que una y otra posición se sustente están abocados a un colapso donde resultaría imposible la construcción de un sistema diferente, así como el mantenimiento del existente y opuesto, en tanto en cuanto también es fruto de la autodeterminación aunque esta sea histórica, fruto de guerras, conquistas, fueros y acuerdos entre territorios separados e incluso enfrentados en guerras de  épocas pasadas, algunas no muy lejanas.

 

“la independencia pretendida de Cataluña no deja de ser un despropósito de consecuencias que, ni los que la pretenden como los que se oponen a ella, han calibrado;”

Así pues, la solución solamente puede ser una, el acuerdo de voluntades tanto por parte de los independentistas como del gobierno del que se pretenden sustraer, sin imponer por parte de unos y sin oponerse por parte de los otros, porque tanto una como la otra al estar basadas en la fuerza hacen que pierdan la razón, para dejar paso a actitudes violentas que, inevitablemente, a medida que vayan caminando van a generar más violencia, soterrando la razón a profundidades de las que cada vez va a resultas más difícil desenterrar.

Dicho de otra manera, el gobierno estatal, debería ser consciente de que el estado de las autonomías tal y como se concibió en una Constitución del 78, que hoy resulta obsoleta, está abocado al fracaso por moverse en el terreno de las medias tintas, de autogobiernos que no lo son y de competencias controladas que hacen imposible dicho autogobierno sin entrar no sólo en la confrontación entre el Estado y las Comunidades Autónomas, sino también de éstas entre si, al basarse en un nivel competencial y de financiación que a lo largo de los cuarenta años que llevamos de “pseudo democracia” hemos comprobado que no se han basado en un principio de solidaridad de reparto de los fondos de compensación territorial.

No sirve de nada judicializar lo que debe resolverse en el terreno de la política, y mucho menos pretender hacer valer un Estado de Derecho utilizando las porras y armas de las fuerzas y cuerpos de seguridad del país, deteniendo a diestro y siniestro a quienes pretenden una consulta legitima acerca de la autodeterminación, ni tampoco la fuerza de la calle y la provocación basada en adoctrinamientos políticos que, ni siquiera, aportan una información suficiente para que los ciudadanos, en este caso de Cataluña, puedan votar libremente, porque la libertad como se ha dejado claro anteriormente no consiste en hacer lo que uno quiere y menos por la fuerza y el insulto. Pero, esto es España y así somos los españoles, incluso los de Cataluña aunque no se sientan como tales, pues como dijo el hijo de un carpintero hace dos mil años: “por sus hechos los conoceréis”… y todos pagaremos las consecuencias.

 

 

 

 

 

 

 

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Afectadas por Forum Filatélico y Afinsa en huelga de hambre

Aunque el protagonismo del referéndum catalán el próximo 1 de octubre esta haciendo sombra a muchas de las noticias que están acaeciendo en nuestro país, la vida continúa siendo por ello que queremos sacar a la luz uno de los casos más sangrantes en la economía de más de un cuarto de millón de españoles que confiaron sus ahorros a las Entidades Forum Filatélico y Adfinsa y de la lucha de algunos de sus afectados que han decidido iniciar una huelga de hambre en demanda de justicia.

Después de más de once años ayer se inició el juicio contra los presuntos responsables del Forum Filatélico, para  los cuales la Fiscalía Anticorrupción solicita  27 años de cárcel por delitos de estafa, insolvencia punible y falseamiento de cuentas, en concreto contra Francisco Briones, como principal responsable, y contra los consejeros Miguel Ángel Hijón, Agustín Fernández, Francisco José López Guilarte y Juan Maciá. Permaneciendo fugado el empresario Carlos Llorca Rodríguez, también imputado en los casos Ballena Blanca y Malaya, quien se encargaba de desviar los fondos procedentes de los ahorros a paraísos fiscales.

Aunque el caso salió a la luz en el año 2006,  la citada entidad llevaba captando inversores en sellos de correos a través de sus comerciales repartidos por todo el territorio nacional desde los años ochenta con promesas de intereses muy superiores a las que ofrecía la banca, dentro de una estructura piramidal de la que también entró a formar parte Afinsa con un modelo de empresarial similar, con el fin de reforzar las rentas de los nuevos inversores que alcanzaron un total de 459.000 a los que ahora se adeudan más 6.000 millones de euros; resultando afectados más de 270.000 personas.

Forum Filatélico acumulaba 121,2 millones de euros cuyo valor iba encareciéndose de manera artificial a medida que se iban comprando empresas instrumentales que pasaban a formar parte de aquella, además de una maquinación empresarial consistente en una valoración sobrevalorada de los sellos superior a 5.247 millones, aunque su valor después de una valoración pericial independiente resultó ser once veces inferior, motivo por el cual las aseguradoras de Forum suspendieron sus pólizas en el año 2005. La OCU denunció que el valor de sellos no alcanzaba 16% de inversión.

Aunque en el año 2008, Mariano Rajoy señaló que: “Los poderes públicos tienen la obligación de atender a los afectados“, sin embargo el ministro De Guindos sigue negando la responsabilidad del Estado, motivo por el cual dichos afectados siguen demandando hoy justicia, habiendo iniciado  hace unos días tres de ellos, mujeres, una huelga de hambre en las proximidades del museo Reina Sofía de Madrid, pidiendo ser recibidos por el Gobierno y oídos por los Comisión de Investigación del caso.

Magazine Plazabierta.com ha contactado con ellas para que nos cuenten de primera mano cuáles son sus expectativas y demandas dentro del juicio recientemente iniciado, su estado de salud y hasta qué punto existe una implicación de los poderes públicos, haciendo de portavoz, Peña, quien nos responde a las siguientes preguntas:

¿Cuántas personas estáis de huelga de hambre y qué demandáis a la justicia y a los poderes públicos?

Somos tres mujeres las que hemos decidido iniciar esta huelga de hambre, Conchi, Carmén y yo para que se haga justicia con los afectados en sus ahorros, de lo que no ha sido una estafa, sino un EXPOLIO POLÍTICO FINANCIERO.

 

“no ha sido una estafa, sino un EXPOLIO POLÍTICO FINANCIERO.”

¿Cuáles han sido desde el punto de vista humano, las consecuencias de este expolio, según nos dices?

Muchas personas han perdido todos los ahorros de una vida, desgracia que ha ocasionado en muchos de ellos enfermedades, depresiones, muertes y hasta suicidios, al privárseles de aquellos por la intervención ilegal de las empresas Forum-Afinsa por parte del Gobierno de Zapatero.

¿Al parecer en esta huelga de hambre, una de vosotras padece una cardiopatía?

Así es, una de nosotras que, por salvar su intimidad no diré su nombre, padece problemas cardiacos.

¿Cuánto tiempo lleváis en huelga de hambre y como os encontráis?

Llevamos ocho días y, aunque nos sentimos muy débiles seguiremos luchando para que se nos resarza de las consecuencias de este expolio, debido a la intervención política de los Jueces de la Audiencia Nacional, Grande Marlaska, Garzón y Ruz.

¿Qué quieres decir por “intervención de los Jueces de la Audiencia Nacional”?

Fue enviada una carta por parte de la Inspectora de Hacienda, María Teresa Yábar Sterling,  prima del Ministro Moratinos y mujer de un encargado en arte del Banco de Santander, con esto te digo todo, denunciando ante la Fiscalía la actividad de las compañías FORUM FILATÉLICO y AFINSA, en el que “destapa” una presunta estafa filatélica, motivo por el que  los Jueces de la Audiencia Nacional dieron la orden de intervenirlas por creer que estaban haciendo de Financieras.

Después de once años, el pasado 22 de junio del año en curso, la administración concursal ha mandado un escrito al Juez de los Mercantil dónde reconocen que las empresas FORUM y AFINSA eran Mercantiles.

Por tanto NO hay ESTAFA ninguna.

¿Quieres añadir algo más que no te hayamos preguntado?

Quiero hacer referencia a un documento de un magistrado de lo Contencioso  Administrativo de la Audiencia Nacional, que resume  muy bien lo ocurrido, dando una pista de quién es el culpable de nuestra ruina. OJO , esto lo dice un magistrado, no un prevaricador, saquen ustedes sus conclusiones: “La lesión patrimonial que han sufrido los clientes de Forum y Afinsa se debe directamente a la intervención judicial de la otra Audiencia Nacional y a la situación de insolvencia que esa circunstancia provocó. Lo que sin duda habría sucedido con cualquier empresa, incluso del Ibex, si su plana mayor es detenida a lo Starsky y Hutch, y sus locales cerrados al público ¿O alguien cree lo contrario?”. NAVARRO SANCHIS Magistrado de la Audiencia Nacional, que se esta refiriendo a los jueces de lo Penal de la Audiencia Nacional

 Nos despedimos de Peña, sin que ésta pueda disimular su fatiga, deseando el éxito de la medida que han emprendido  a riesgo de poner en peligro su salud, así como a todos los afectados; pidiendo a nuestros lectores de la capital de España se desplacen al lugar en apoyo a estas tres valientes mujeres.

En el juicio recientemente iniciado, el  expresidente de Fórum Filatélico durante su declaración,  ha respondido a las preguntas del fiscal Juan Pavia, ante quien ha asegurado que Fórum Filatélico se dedicaba exclusivamente «a comprar y vender sellos», negando  la presunta estafa a 270.000 personas.

Durante el desarrollo del juicio, que se prevé que se extienda hasta las próximas Navidades, pasarán por el banquillo 28 acusados más.

El próximo martes, 26 de septiembre,  desvelaremos todos los pormenores de este caso tan sangrante para las personas que confiaron en unas inversiones a Fórum Filatélico y Afinsa dentro  del programa de radio Serendipiti guiado por María José Marín Berenguer a las 9,30 horas en el 106.4 de la FM, en el que también estaremos presentes algunos de los redactores de MAGAZINE PLAZABIERTA.COM, entrevistando a algunos de los afectados.

 

NOTA IMPORTANTE. La personas que se ha declarado en huelga han creado un grupo de WhatsApp para todos los afectados por el Forum Filatélico y Afinsa  en el móvil 626414947. No dudes en llamar porque la unión hace la fuerza.

ANUNCIO PROGRAMA RADIO

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Una España  dividida, corrupta y pobre

Después de cuarenta años intentando hacer de España un país moderno, democrático y autosuficiente, los españoles nos encontramos con todo lo contrario, tal vez porque las bases instauradas en aquel 1978 en que se aprobó la Constitución no fueron las acertadas, tal vez porque quienes han sido nuestros representantes, elegidos democráticamente en las urnas no hayan sido lo suficientemente dignos para el cargo, o tal vez porque los ciudadanos de Norte a Sur, de Este a Oeste, no hemos sido ni somos lo suficientemente democráticos como para aceptar las reglas del juego y estar a la altura de lo que se exige para una convivencia pacífica y de compromiso de unidad dentro de la pluralidad y multiculturalismo que forman los diferentes territorios que integran el país. Eso, sin olvidar, la continua contienda que en el intento democrático de la Segunda República dio paso a una guerra civil con sustento en un patriotismo de imposición y no de decisión.

Así es España, un país que, a pesar de un Texto Constitucional que proclama la unidad y la solidaridad entre todos los territorios o Comunidades Autónomas, sigue dividido e incapaz de ponerse de acuerdo, posiblemente por establecer en su origen un marco competencial diferente para las denominadas Comunidades históricas y el resto; con una mayor transferencia de competencias a las primeras, lo que posiblemente las haya llevado a considerarse diferentes, que lo son, sobre todo en cuanto a la pervivencia de sus derechos forales y/o de identidad territorial; y por ello la consecuencia del deseo de algunas de ser más fuertes e independientes que el resto.

Cierto es, que el camino de imposición de algunos de los territorios históricos basado en el concepto de autodeterminación, no ha sido el mismo, pues mientras en el País Vasco la violencia fue el camino seguido por los desalmados terroristas de la izquierda abertzale, secundado por parte de la sociedad civil, fruto de un nacionalismo radical; sin embargo, aunque en la contienda abierta por el pueblo catalán no ha existido una violencia tan extrema y mortal, se sigue el mismo criterio de imposición, lo que también se traduce en el mismo secesionismo a la fuerza y sin respetar las reglas básicas de convivencia que todos nos hemos impuesto, no ya con la promulgación de la Constitución Española, no aceptada por algunos y por otros considerada como obsoleta, pero sí mediante normas menores que amparadas en aquella, todos absolutamente todos, hemos discutido, votado y aceptado a través de nuestros representantes en el parlamento español, donde los nacionalistas no sólo han tenido representación, sino que además, han dado su apoyo para conseguir mayorías parlamentarias a gobiernos estatales elegidos en las urnas utilizando la contraprestación como pago a sus favores, obteniendo prebendas inalcanzables para otros, sobre todo en el tema de la financiación y en el ámbito competencial al que se ha hecho mención anteriormente.

En definitiva, el chantaje siempre ha sido el arma utilizada por los nacionalistas, y lo que para ellos un día fue normal y entraba dentro del juego democrático, también por ellos utilizado por conveniencia, hoy día no lo es. Dicho de otra manera, lo que en un tiempo les sirvió hoy no les sirve, amparándose en un Derecho Internacional que no sustenta de ninguna manera su pretensión de independencia, manipulando, por no decir engañando, a un pueblo sediento de cambios en un país donde la insatisfacción democrática ha sido el denominador común, sobre todo en el momento actual donde la crisis, no sólo económica ha dado al traste con el estado de bienestar, sino también la crisis de valores que nuestros representantes políticos han potenciado con una corrupción galopante permitida no sólo por los dos partidos políticos que se han sucedido en el gobierno estatal y  en los autonómicos, sino por los propios ciudadanos que, inexplicablemente vuelven a votarlos fruto de una desidia o apatía social, donde la resignación en vez de la indignación y la lucha por nuestros derechos, es el máximo exponente de la falta de formación democrática que hace que no nos impliquemos en los asuntos que a todos nos conciernen.

“En definitiva, el chantaje siempre ha sido el arma utilizada por los nacionalistas, y lo que para ellos un día fue normal y entraba dentro del juego democrático, también por ellos utilizado por conveniencia, hoy día no lo es.”

La vacuna democrática del 78 parece haber perdido su eficacia ante  un virus que a medida que ha pasado el tiempo se ha hecho inmune, y todo porque ni los gobernantes ni el pueblo han sabido y siguen sin saber estar a la altura de los valores y principios que rigen la convivencia plural en nuestro país, convirtiéndose y convirtiéndonos en demócratas de pacotilla incapaces de sentarnos a la misma mesa y hablar de nuestro futuro, de nuestras necesidades y diferencias. Pero esto es España, y así somos los españoles, lo mismo da donde hayamos nacido, vivido o estemos haciendo nuestra vida.

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Un cuento de príncipes, princesas y demás familia

 

Según la edición estadounidense Vanity Fair, la reina de España es la mejor vestida de las reinas del mundo con diseñadores de cabecera como Felipe Varela, Carolina Herrera o Hugo Boss,  mezclados con Zara y  Mango, quizá para no resultar tan suntuosa ante los maltratados españoles que todavía tardarán en recuperarse de la mala gestión de la economía .

 

Nadie niega tal mérito pues, cierto es, que Letizia –me niego a llamarla Dª Letizia por eso que pretende ser “sencilla” o del “pueblo”, además de su ideología republicana de origen cambiada por la corona  de diamantes- que, aún a pesar de su extrema delgadez, tiene gusto para vestirse, aunque el mérito no es sólo suyo sino también de su asesora de imagen y estilista Eva Fernández, leonesa de 44 años y casada con un oficial de la Marina, quien optó por estudiar Publicidad en la Universidad San Pablo CEU de Madrid, para después reorientar su carrera en la moda ingresando en la Escuela de Diseño IADE, y obligada a abandonar sus perfiles en las redes sociales , donde antes de 2015 era muy activa, para ejercer tal cargo.

Si a lo anterior unimos los retoques estéticos de la reina consorte, podríamos restar puntos a dicho mérito, en el sentido de que poderoso señor es Don Dinero, aunque, en mi opinión han restado  frescura a su rostro de soltera, para convertirse en una “top model real”, papel que parece llenarle mucho más que el institucional adquirido desde el momento que decidió entrar en la familia real por su matrimonio con el entonces príncipe Felipe, al que también me niego atribuirle un tratamiento diferente que al resto de los ciudadanos por la misma razón que a su mujer, al querer ejercer y acercar su papel de rey a un pueblo, a pesar de que éste cada día es más consciente de la irrelevancia de la institución que representa y de los dispendios sufragados por todos los que contribuimos a mantener los gastos públicos.

Sea como fuere, para muchos la monarquía no deja de ser un lujo innecesario, justificado por algunos en el hecho de que los reyes son la mejor representación de nuestro pais así como de esa letra del abecedario “Ñ” que se identifica con la “Marca España”; aunque, lo cierto es, que ser jefe del estado por herencia no responde a la naturaleza intrínseca de la democracia dentro de la cual la elección de nuestros representantes es la máxima expresión.

En todo caso, lo que resulta innegable es que el mejor papel que desempeñan hoy día las monarquías de Europa es el del papel couché de la industria gráfica llenando páginas de las denominadas revistas del corazón, y también prensa amarilla, y en el caso de Letizia de las especializadas en moda, que son las que más llenan muchos de los hogares españoles, al tener entre nosotras,  las féminas, sus mejores clientes, aunque en mi caso no,  y, por lo tanto las que más las acercan a ese pueblo que pretenden satisfacer, aunque yo, más bien, diría engañar, con un universo de príncipes y princesas propias de los cuentos de nuestra infancia que, en caso de la reina consorte, les transporta al de la ceniZienta, donde una chica normal termina casándose con el príncipe azul, aunque tenga la misma sangre que el resto de los mortales, pero no los mismos privilegios.

“resulta innegable es que el mejor papel que desempeñan hoy día las monarquías de Europa es el del papel couché de la industria gráfica llenando páginas de las denominadas revistas del corazón, y también prensa amarilla “

Aún así, parece ser que esta reina que en su día fue una preciada, o al menos, enchufada y ensalzada periodista, no digo yo que no lo fuese por méritos propios, aunque tal vez influyese su apasionante idilio con el entonces príncipe de Asturias para dejarla en el punto álgido de su profesión con el fin de dar la imagen de una mujer preparada para una monarquía moderna;  hoy día rehúye de los que en su día fueron compañeros, tratando de separar su vida privada de la que le corresponde por el cargo que ostenta.

Me estoy refiriendo al hecho que todos hemos presenciado hace unos días  a través de las noticias en los “telediarios” de la “vuelta al cole” de la princesa Leonor y la infanta Sofía, las cuales fueron ocultadas a las cámaras de los periodistas gráficos que cubrían tal evento; como si pudiese separarse en el caso de tan “dignas personas”, la vida privada de la vida pública; máxime cuando estamos ante personas públicas, cuyo alto nivel de vida financiamos todos, lo que exige abrir las ventanas del palacio para que sus “súbditos” sigan soñando o fantaseando con los cuentos a los que me he referido antes, o al menos estar informados de los pasos que siguen quienes algún día, salvo que la democracia y la soberanía popular lo remedie , tomarán la representación de la corona española.

Habrá que recodar a tan “protectora madre” de la intimidad de sus hijas, que el cargo lleva implícito el hecho de que su vida privada vaya unida a la pública, no sólo porque su sueldo que, como he dicho, lo pagamos todos, sino también porque todos debemos estar informados de lo que hacen y no hacen, y no sólo para presumir ante sus antiguos compañeros de profesión de su cargo, sus últimos modelitos y sus arreglos faciales, los cuales la han convertido en una persona hierática, incluso inexpresiva,  cuando esboza su forzada sonrisa en sus acercamientos cada vez más distantes a esa parte de la sociedad que todavía la vitorea en las calles en sus visitas institucionales.

Cuentos y más cuentos, sobre todo el cuento de vivir como reyes cuando la mayoría de los ciudadanos viven con muchas penurias que confrontan con un lujo que, aún siendo como algunos justifican  de un coste inferior a otras casas reales del mundo, sin embargo no deja de ser lujos y dispendios innecesarios para una corona que en boca de su máxima representación, el rey, quiere estar al servicio del pueblo llano. No estaría mal que empezasen a dar ejemplo

Vanity Fair: La reina de España es la mejor vestida de las reinas del mundo

 

Olga Sánchez Rodrigo
Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

El derecho a decidir, discutir por discutir

El derecho a decidir. Es el tema de moda en toda conversación que se precie de un mínimo de profundidad. Eso sí, prohibido salirse de los tópicos, de los lugares comunes, de las frases hechas que publicaciones y partidos han puesto en juego para que sus partidarios las usen, no vayan a pensar por sí mismos que ya es en sí grave.

El problema es que, como en todo en esta vida, cada uno arrima el ascua a su sardina y no tiene la más mínima intención de que se ase la sardina ajena, con perdón de las sardinas, de los veganos y de los animalistas en general, porque hoy en día hablar sin pedir perdón es un ejercicio de riesgo. Pero esto es harina de otro costal, con perdón de los cereales harinados y de los sufridos costales proletarios.

¿Existe el derecho a decidir? Por supuesto, los seres humanos nos pasamos la vida decidiendo, tomando decisiones que afectan de forma definitiva a nuestro presente y a nuestro futuro. Pero como todo derecho devenga obligaciones. Y la primera, la inalienable primera obligación, es que como todo derecho individual linda con el mismo derecho de los demás

¿Y quién tiene más derecho a decidir?. O, planteado más coloquialmente, ¿quién decide primero? Pues justo eso es lo que regulan las leyes, los estatutos, las reglas que toda comunidad se da cuando vive en común y a las que se obligan todos aquellos que deciden hacerlo, sean asociaciones, comunidades de vecinos, clubes deportivos o naciones.

Como es lógico, y por mucho que yo tenga derecho a decidirlo, si decido saquear la cuenta que comparto con mis vecinos estos, casi con absoluta certeza, se cabrearán y me denunciarán ante la justicia, que es el órgano garante de que se cumplan las normas convivenciales. Ya ante el juez yo puedo alegar el derecho individual, pero seguramente el señor magistrado me explicará que hay derechos de mayor rango en ese tema concreto y me envíe a pasar una temporada de retiro en un local habilitado para tal fin.

¿Cómo puedo evitar, entonces, tener que respetar reglas que no me gustan? No es fácil. No, al menos en el mundo actual. Antiguamente existía la posibilidad de exiliarse a una isla desierta y que tardasen años en enterarse los marinos ingleses, los piratas, o los indígenas cercanos, pero ya no hay islas desiertas habitables que estén al margen de alguna soberanía que nos imponga sus leyes.

Existe una segunda posibilidad, improbable, que es conseguir cambiar las reglas para que me reconozcan el derecho que pretendo. En el caso de lo de la cuenta corriente yo me olvidaría, pero a lo mejor logro que me permitan pintar mi puerta de morado cuando la de todos los demás es blanca… aunque también lo dudo.

Entonces lo de Cataluña… ¿Y a mí que me importa lo de Cataluña? ¿He mencionado yo en algún momento a Cataluña? No. Yo solo estoy hablando del derecho a decidir, de ese irrenunciable y básico derecho que está sometido al derecho a decidir de la colectividad en la que esté inscrito. Porque someter el derecho a decidir de una colectividad al capricho de una parte es, no, una anarquía, no, porque en una anarquía esto no sería ni planteable, es una absoluta estupidez.

Pero ya que me han preguntado por Cataluña, porque me lo han preguntado, ¿no?, me parece un disparate. Me parece un disparate que haya personas que usan la ley y las prebendas obtenidas por medio de ella para negarla. Me parece un disparate que para justificarse se pervierta la historia. Me parece un disparate que en nombre de la democracia se conculque la democracia. Me parece un disparate, en realidad, todo lo que rodea al tema, como disparatados me parecen los personajes.

“Me parece un disparate que haya personas que usan la ley y las prebendas obtenidas por medio de ella para negarla. Me parece un disparate que para justificarse se pervierta la historia. Me parece un disparate que en nombre de la democracia se conculque la democracia. Me parece un disparate, en realidad, todo lo que rodea al tema, como disparatados me parecen los personajes.”

Que si quieren irse, por mí, adiós. Pero por el camino correcto. Porque lo que ahora estoy viendo no es más que una estupidez, de tal calibre, que hasta me produce vergüenza ajena.

Me recuerda el tema catalán a aquellos vendedores de artículos infantiles que agazapados en las puertas del Retiro esperaban un descuido de los padres para poner en manos de los niños un globo, un juguete o una bolsa de caramelos que inmediatamente intentaban cobrar con el argumento de que el niño ya lo había cogido. El niño, por supuesto, lloraba y rabiaba si le quitaban lo que ya consideraba suyo y, a veces, el padre acababa pagando lo que no valía el objeto por no aguantar la perra del pobre infante utilizado por el sinvergüenza disfrazado de vendedor de chuches.

Y, volviendo al tema inicial, acabo de decidir, y tengo derecho a ello, que esto ya me aburre. Y como decía un ocurrente profesor de dibujo que tuve en cuarto de bachillerato: “Pues no se-a-burra, hombre, no se-a-burra”

Rafael López Villar
Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Encuesta sobre el proceso soberanista de Cataluña

(más…)

Las reglas del juego en el proceso soberanista de Cataluña

 Aunque el alumbramiento de la democracia en nuestro país fue fruto de una fecundación in vitro, con una Constitución elaborada en un laboratorio por una comisión de expertos integrada por siete personas, en la siguiente proporción: 3 del partido de Unión de Centro Democrático, 1 del PSOE, 1 del PCE, 1 de Alianza Popular y 1 de Minoría Catalana (CDC, UDC, PSC-R, EDC y ERC),

elaborando un texto que por su inmovilismo hace que al día de hoy muchos nos planteemos su necesaria reforma adaptándola a los nuevos tiempos, sobre todo en la garantía de Derechos y Libertades  -que no deja de ser una mera declaración de intenciones-, una jefatura del estado fruto de la forma política elegida para el Estado Español, cual es la monarquía parlamentaria, cuyo  sin lo fue otro que el de dar salida a la Ley de Sucesión de la época del dictador; y que, aún ratificada por el pueblo en referéndum es cada día más cuestionada por su escasa utilidad, pero sobre todo por la vida de dispendio no sólo del rey y de la reina consorte, sino de los miembros de la Casa Real. Pero, sobre todo la parte más cuestionada del texto constitucional es la organización territorial del Estado, con un continuo conflicto entre el gobierno estatal y determinadas Comunidades Autónomas, denominadas históricas, como el País Vasco y Cataluña.

Lo que en su momento fue considerada una formula avanzada de organización del territorio español, en Comunidades Autónoma, mediante una  distribución de la riqueza basada en la creación de un fondo de compensación interterritorial que corrigiese las desigualdades entre las Comunidades más ricas o con más posibilidad de producción y las más pobres, basada en el principio de solidaridad; sin embargo el paso del tiempo nos ha demostrado que el querer andar de puntillas en la distribución de competencias, pero sobre todo en el reparto del dinero, no ha traído buenas consecuencias, sobre todo para las Comunidades históricas citadas, que por su renta per cápita superior al resto, excepto Navarra y Madrid, piden mayor participación en el reparto de la tarta, así como el reconocimiento de unos derechos históricos, que pasan por la propia autodeterminación, mediante la separación del Estado español.

 

Así pues, ante esta situación, en el momento actual centrada en Cataluña después de haber quedado en estandby el País Vasco, tras  el cese en la lucha armada de ETA, como eufemísticamente se ha denominado al terrorismo de esta organización; y debido a que en todo juego debe haber unas reglas que respetar, hace que nos planteemos si la pretensión de una parte de la población catalana arengada por los partidos independentistas es viable o simplemente se trata, como en su momento hizo la izquierda abertzale, buscar la rentabilidad política, con ínfulas de quien se considera salvador de su patria.

Sea como sea, sea cual fueren las intenciones, resulta claro que con la Constitución Española en la mano no es posible y, salvo que se quiera originar un conflicto, cuyas más predecibles consecuencias son las previstas en el artículo 155 de la constitución según el cual: 

  1. “Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.
  2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.”

 

Ello, sin considerar la comisión de ciertos delitos como el de rebelión y el de sedición en caso de convocatoria de la celebración del referéndum el 1 de octubre, por alzarse pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales. Salvo, claro está, cambiemos dichas reglas del juego, mediante una reforma de la Constitución, porque, aunque no admitamos su eficacia es la única regla de que disponemos y que, por lo tanto estamos obligados a cumplir sino queremos que el sistema salte por los aires y deseamos vivir en armonía.

Estamos pues ante un proceso independentista que no deja de ser una entelequia, que lo y único que está fomentando es la confrontación entre pueblos, salvo que quienes representan tantos los intereses estatales como los de Cataluña se sienten a hablar buscando fórmulas para satisfacer a todos, como podría ser la creación de un estado federal.

“estamos pues ante un proceso independentista que no deja de ser una entelequia, que lo y único que está fomentando es la confrontación entre pueblos,”

Por supuesto que el referéndum es la mejor fórmula democrática para que los ciudadanos se pronuncien sobre un tema de especial importancia para el Estado, sin embargo, no deja de ser un procedimiento jurídico regulado también constitucionalmente, concretamente en el artículo 92 de la Constitución, del siguiente tenor literal

 

“Artículo 92. Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndumconsultivo de todos los ciudadanos. El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados.”

 

Dicho de otra manera, o jugamos todos o rompemos la balanza, o lo que es lo mismo o se respetan las reglas del juego o el caos será el estado predominante entre fuerzas antagónicas que hoy por hoy se auto culpan o se auto excluyen; aunque si con ello se trata simplemente de llevar a cabo una consulta sin efectos jurídicos, adelante, porque aunque muchos crean los contrario, la mayoría de los catalanes quieren seguir siendo españoles, y si el resultado fuere a favor de la separación de España, sería un impulso determinante para iniciar el dialogo entre las partes implicadas.

 

Olga Sánchez Rodrigo
Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Esquizofrenia permisiva en los atentados de Barcelona.

Es cierto que el terrorismo como guerra declarada sin ver al enemigo es muy difícil de atajar, máxime cuando éste utiliza medios tan simples como atropellar con una furgoneta a todo aquel que se encuentra en ese fatídico momento en el lugar que los desalmados terroristas han elegido para sembrar el terror y la destrucción, la muerte masiva de inocentes civiles, procurando objetivos políticos o ideológicos.

El terrorismo está encaminado a la destrucción misma de los derechos humanos, la democracia y el imperio de la ley. Ataca los valores en que se basan en la Carta de las Naciones Unidas y otros instrumentos internacionales, como son el respeto de los derechos humanos, el imperio de la ley, las normas que rigen los conflictos armados y la protección de los civiles, la tolerancia entre pueblos y naciones, y la solución pacifica de los conflictos. Por esta razón, los poderes públicos deben velar para garantizar la libertad y la integridad de los ciudadanos, tomando las medidas precisas dentro de la legalidad vigente; pero también, siendo coherentes en su forma de actuar como garantes de la seguridad y del orden público.

Nos estamos refiriendo al hecho que, no sólo es suficiente con aplicar la legalidad vigente para terminar con el terrorismo, sino que también las autoridades deben abstenerse de realizar actuaciones que potencien y amparen tales actos considerados de lesa humanidad, como es el hecho de la venta de armas a quienes están detrás de los mismos.

Según InfoLibre en su edición de ayer, España multiplicó por 30 la venta de armas a Arabia Saudí en los últimos cuatro años, ingresando 1.361,42 millones de Euros. Además, en enero de este año, veinticuatro empresas del Ibex, dos asociaciones empresariales y representantes del Consejo de Seguridad Nuclear acompañaron al rey Felipe VI a este país, con la intención de cerrar la operación de venta de cinco corbetas.

“no sólo es suficiente con aplicar la legalidad vigente para terminar con el terrorismo, sino que también las autoridades deben abstenerse de realizar actos que potencien y amparen tales actos considerados de lesa humanidad”

Las millonarias sumas de dinero inyectadas por la monarquía de Arabia Saudí en la captación, adoctrinamiento y puesta en marcha de grupos yihadistas en Europa estarían  detrás de la oleada de atentados que se han llevado a cabo en los últimos años en países pertenecientes a la U.E., según afirma el escritor, Daniel Estulin. Pero, además, en su opinión, el continuo flujo de dinero saudí “permitió el surgimiento de miles de mezquitas wahabíes, madrasas y otras instituciones religiosas en Europa Occidental“, donde los procesos migratorios y las tasas de desempleo crónicamente elevadas han dado lugar a “grandes grupos de jóvenes musulmanes alienados y ociosos que se han convertido en la mano de obra perfecta para los nuevos grupos yihadistas“.

También hay que hacer mención al hecho de que  las autoridades españolas, aparte de esta actitud esquizofrénica de poner una vela a Dios y otra al diablo, a diferencia de otros países europeos, no controlan a los imanes que dirigen la oración en las mezquitas situadas en nuestro territorio nacional, de manera que cualquier musulmán radicalizado, aunque con apariencia de “hombre bueno” podría estar haciendo proselitismo yihadista, como ha ocurrido en los últimos atentados perpetrados en Barcelona y Cambrils, con 15 víctimas mortales y más de 120 heridos, continuando hospitalizados al menos 46; número que podría haberse multiplicado sino llega a ser por la explosión casual de un chalet en Alcanar donde los terroristas preparaban explosivos para un atentado a gran escala, posiblemente contra la Sagrada Familia, monumento más emblemático de la ciudad condal visitado por miles de turistas nacionales como internacionales diariamente, lo que les llevó a la comisión de dichos “atentados low cost”, siguiendo el mismo modus operandi que los perpetrados en otros países vecinos. A lo que hay que añadir la omisión de la Alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de no colocar bolardos o jardineras de hormigón de grandes dimensiones en las zonas peatonales más concurridas según recomendación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en las pasadas fiestas navideñas, bajo el argumento falaz de que ello interrumpiría el tráfico rodado para la carga y descarga en establecimientos de la zona. Parece ser que esta señora tan progresista desconozca la existencia de bolardos retráctiles y otros mecanismos automatizados.

Todo esto hace que nos planteemos si la manifestación de mañana sábado, 26 de agosto, en Barcelona no deja de ser, por parte de las autoridades convocantes y asistentes al mismo un acto de hipocresía, sino fuera por la sana intención y solidaridad de los miles de ciudadanos que todavía con el dolor en nuestros corazones por las vidas sesgadas y daños causados a quienes han sobrevivido, asistiremos a la misma.

 

 

Olga Sánchez Rodrigo
Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Unidad, pero también responsabilidad frente al terrorismo

Fuente: ABC

Ya pasaron los dos días oficiales de luto por los atentados de Barcelona y Cambrils, aunque con dos días no es suficiente para que la mayoría de los ciudadanos de este país podamos sacar la pena que llevamos en el interior por tales atrocidades cometidas por unos niñatos fanáticos cuyos cerebros fueron “lavados” por un imán de Ripoll, un pequeño pueblo de la provincia de Gerona, de apenas diez mil habitantes, Abdelbaki Es Satty, conocido como “el curilla”, encargado de su adoctrinamiento para perpetrar un atentado a gran escala, posiblemente en la Sagrada Familia de Barcelona, si no hubiera sido por la explosión del chalet donde estaban fabricando los explosivos en la localidad de Alcanar.

Resulta necesario volver a la normalidad y dejar lo sucedido en el recuerdo, “un mal recuerdo”, dijo la vicepresidenta del gobierno en su visita a Barcelona al día siguiente de lo sucedido; como si fuésemos máquinas que pudiésemos programa nuestro cerebro. Pero, no nos cabe otra, después de haber quitado el luto de la banderas, insignias oficiales y en los medios de comunicación, incluidos los perfiles de las redes sociales, webs y en un sin fin de manifestaciones y altares improvisados, en memoria de las víctimas y sus familias, que tendrán que vivir con el pesar de a quien se le arrebata una o varias vidas,;así como de los accidentados, todos ellos con secuelas para toda su vida, sino físicas sí psíquicas que, posiblemente, les robe el sueño durante el resto de sus noches, así como la paz necesaria para poder llevar adelante la ya de por sí, vida estrenaste, de quienes vivimos en un mundo cada vez más deshumanizado y lleno de radicalismos y confrontaciones, donde los valores y la fraternidad con nuestros semejantes brilla por su ausencia.

Pero, sin duda, ha llegado el momento de que nos preguntemos el “porqué” de estos atentados, así como, si quienes están encargados de velar por nuestra seguridad han hecho lo necesario para que tales hechos se hubiesen podido evitar o al menos minimizar sus efectos.

Estos dos días que han pasado hemos oído en los medios de comunicación, como los responsables políticos, entre ellos, los encargados de la cartera de interior tanto a nivel estatal como en la respectiva Consejería dentro de la Generalitat, en cierto modo han justificado la imposibilidad de evitar lo que ha sucedido, en primer lugar haciendo referencia al hecho de que el riesgo cero no existe, y en segundo lugar porque los autores de tales actos actúan con la cobardía de quien ha declarado la guerra a occidente pero sin dar la cara.

“Pero, sin duda, ha llegado el momento de que nos preguntemos el “porqué” de estos atentados, así como, si quienes están encargados de velar por nuestra seguridad han hecho lo necesario para que tales hechos se hubiesen podido evitar o al menos minimizar sus efectos.”

 

Pero, también en este breve espacio de tiempo que ha transcurrido desde que se han perpetraron los atroces actos se han ido descubriendo una serie de datos que evidencian que los responsables de nuestro seguridad han cometido ciertos errores que, si no pueden elevarse a la categoría de negligentes, sí podrían tacharse de cierta irresponsabilidad o al menos relajación en su cometido, que no es otro que minimizar al máximo los daños que, ante un posible atentando, pueden ocasionarse:

1.- El miércoles 16 de Agosto se produce una explosión enorme en un chalet de Alcanar que se escuchó a varios kilómetros a la redonda. Los Mossos declararon esa explosión como “accidentental” por “acumulación de gas”. Al parecer, la Guardia Civil de San Carlos de la Rapita acudió inmediatamente, pero los Mossos no les dejaron ni entrar.

2.- En la casa de Alcanar aparecieron más de cien bombonas de butano y varias de acetileno. Los testimonios del vecindario daban cuenta de que la casa estaba “okupada” por un gran número de árabes. Los Mossos no consideraron otra hipótesis que la del accidente y no comunicaron ni a la Guardia Civil ni a la Policia Nacional este incidente ni les dejaron investigar. Uno de los ocupantes de la casa resultó herido y fue trasladado al hospital. Nadie le interrogó ni mucho menos le detuvo en ese momento. Ya después del atentado de Barcelona descubrieron en la casa restos de triperóxido de triacetona (TATP), el explosivo usado por las células yihadistas y cuya fórmula de fabricación difunden en sus páginas web. Ese dato hubiera puesto inmediatamente a los ocupantes de la casa en relación con un atentado.

3.- Una furgoneta irrumpe en Las Ramblas a gran velocidad. Ello es posible porque no existían barreras en la zona peatonal pese a que la Policia Nacional recomendó instalarlos antes de Navidad. Los Mossos y la alcaldesa de  Barcelona, Ada Colau, se negaron a la instalación de bolardos, maceteros u otros obstáculos, bajo la justificación de que no pueden poner barreras en todas las calles de Barcelona, cuando todos sabemos que los atentados de esta naturaleza se están cometiendo en todo Europa en las calles de más concurrencia de peatones.

4.- En la “operación jaula” una agente de los Mossos resulta arrollada por un coche. El compañero abre fuego contra el vehículo que aparece abandonado en la localidad de Sant Just. Se informa de que el conductor ha sido abatido por los disparos del agente y que ha muerto por impacto de bala. Luego se descubre que el difunto estaba sentado en el asiento del copiloto y que murió por apuñalamiento de arma blanca. El vehículo no tenía ni un solo impacto de los diez tiros disparados. Pasadas diez horas se dan cuenta de que el difunto no tenía nada que ver con el atentado y que el conductor está huido.

5.- Se descubre que todo empezó en una mezquita de Ripoll, en la que actuaba como imam un marroquí ex presidiario de la cárcel de Tarragona, Abdelbaqui Es Satti, del que se sabía que había teñido relación con los terroristas del 11-S. Ripoll es un pueblo de 10.000 habitantes en el que, por lo visto, las autoridades de Interior de Cataluña no sabían qué clase de tipo andaba dirigiendo una mezquita.

Como puede verse, la seguridad no ha funcionado como tenía que funcionar, ni los servicios de inteligencia sobre todo cuando el nivel de alerta ante un atentando estaba en la categoría 4 en una escala del 1 al 5.

Es evidente, claro está, que la policía de “a pie” ha sido la que ha dado la cara y la que se ha jugado “el tipo” en estos trágicos sucesos, cuya labor, por lo tanto debe ser ensalzada, pero no así la de sus responsables o la de los servicios de inteligencia; sin olvidarnos de el afán de las autoridades catalanas y responsables de los Mossos de excluir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de la investigación de este atentado; tratándo de presentarse ante el mundo como un estado independiente; y fingir una eficacia muy lejos de la realmente demostrada. En definitiva han querido hacer política con 14 muertos y 100 heridos

Desde luego, que debe haber unión ante el fanatismo yihadista, contra estos hijos del diablo y del terror que dicen ser hijos de Alá, que sacrilegio; y cuya finalidad no es otra que desestabilizar el mundo, quizá para que los padres de la guerra y quienes fabrican sus armas sigan viviendo de este negocio en el cual participan muchos de los países occidentales.

 

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Los vergonzosos cuarenta años de democracia en España.

 

 

A la muerte del dictador Francisco Franco, sus acólitos hablaron de cuarenta años de paz en este país. Que paradoja, porque desde aquel momento se empezó a fraguar una  nueva etapa que concluyó con las primeras elecciones democráticas el 15 de junio de 1977,

dando por culminado uno de los periodos de la historia en blanco y negro, donde la paz sólo era una ficción para aquellos que les daba por pensar libremente y manifestarse ideológicamente en contra de las directrices gubernamentales, sometidos a tortura muchos de ellos en los sótanos de la Dirección General de Seguridad situada en la Puerta del Sol de la Villa de Madrid, a manos de la Brigada Político Social; iniciándose un nuevo periodo que ha cumplido también cuarenta años bajo la forma política de una monarquía parlamentaria, convulsa desde su origen a través de una transición sangrienta y, posteriormente, en reivindicaciones nada pacíficas de la secesión de determinados territorios históricos para los que la organización territorial del Estado en Comunidades Autónomas no ha sido suficiente para la autogestión de sus intereses, sobre todo cuando se trata de la distribución de los recursos económicos del Estado, convirtiéndose en un contencioso que se ha cronificado ante la falta de respuesta o solución de los diferentes gobiernos durante este perido.

El Duelo a garratazos. Goya.

Parece que, cuando Goya pintó el retrato que lleva por título “El Duelo a garratazos”, quiso reflejar un enfrentamiento fratricida aludiendo a las guerras civiles  españolas, aunque se puede extender a la violencia innata del ser humano que tanto criticaba la Ilustración; por lo tanto, también válida para evidenciar en nuestros días la continúa confrontación política de falsas o al menos manipuladas ideologías, que lejos de representar los intereses de los ciudadanos sólo sirven para mantenerse en el candelero a quienes han hecho de la política su modus vivendi desde aquel 15 de junio hasta el momento actual, pasando por una jefatura del Estado que solamente habla al pueblo en la noche de cada veinticuatro de diciembre, perpetuándose en el cargo de forma vitalicia a pesar de su inutilidad y de sus muchos excesos consecuencia del uso y abuso de su cargo y de sus privilegios, pero sobre todo, por su origen en la voluntad de aquel dictador que nombró sucesor al actual rey emérito, al que se le ha querido coronar de forma victoriosa por su papel decisivo en el cambio de un régimen autoritario a otro democrático, pero al que no se le permite cuestionar su figura a pesar de sus excesos y los de su familia.

Es cierto que la Constitución Española fue ratificada en referéndum por los propios ciudadanos, y que dicha Constitución contempla y regula su figura, aunque no debemos olvidar la falta de madurez política en aquel momento de una ciudadanía que, en su mayor parte, no estaba preparada para abordar el reto político que suponía la instauración de un sistema democrático. Y que, hoy día, lejos del aspecto colorista que le pretenden dar ciertos políticos que han rentabilizado personalmente su cargo en esos dos partidos que hasta hoy se han ido sucediendo en el poder, ha adquirido un aspecto grisáceo, casi negro, mediante la manipulación de una de las principales leyes que sustentan cualquier régimen democrático como es la ley electoral que, debido a su carácter de Ley Organica, hace que se precisé una mayoría absoluta para su modificación, motivo por el que no han dudado en aunar sus fuerzas para mantenerse en el candelero de la política, así como para vender la soberanía nacional a los intereses de una Europa rica neoliberal.

 

“no debemos olvidar la falta de madurez política en aquel momento de una ciudadanía que, en su mayor parte, no estaba preparada para abordar el reto político que suponía la instauración de un sistema democrático.”

Reyes presidiendo acto de celebración 40 años de democracia en el Congreso de los Diputados

Este es el resultado de cuarenta años de democracia en España que han celebrado el pasado miércoles los políticos que han parasitado las instituciones en todo este tiempo, escondiendo a un rey emérito decadente, y dando protagonismo a su heredero, cuyo único color destacable en dicho acto ha sido el rojo pasión (o socialista) del vestido de la reina consorte imitando a Kate Middleton, de Carolina Herrera valorado entres 800 y 1000 euros, con zapatos de Prada de 520 euros y un recogido historiado que dejaba a la vista los espléndidos pendientes y pulsera de diamantes y rubíes, cuyo valor se desconoce;  evidenciando de esta manera su gusto por la moda cara que financiamos todos los españoles, de la que habitualmente hace ostentación estrenando en cada acto público un nuevo atuendo, como si se tratarse de un pase de modelos, en este caso de una republicana arrepentida metida a reina “fashion victim”, con aspecto, altivo, desdeñoso y fruncido.

Un acto que, además, ha sido vergonzoso por la condecoración al exministro Rodolfo Martín Villa como uno de los diputados constituyentes de las Cortes, sobre el cual hace solo un par de años, el Gobierno de Mariano Rajoy denegó su extradición a Argentina, a sus 82 años, así como el de otras siete personas -entre ellas, el suegro del exministro Ruiz Gallardón-, reclamados por la jueza María Servini por crímenes cometidos, supuestamente, durante la dictadura franquista.

Rodolfo Martín Villa

Para los que no se acuerden, Martín Villa fue ministro de Relaciones Sindicales entre 1975 y 1976 y de Interior los tres años siguientes. Fue precisamente en 1976 cuando tuvo lugar la llamada represión de Vitoria, una carga policial contra una asamblea de trabajadores en la que murieron cinco personas, motivo por el que dicha jueza pidió su extradición aunque él ha argumentado que no tenía “mando sobre la Polícia”  por corresponder dicha competencia al  entonces, Manuel Fraga, ministro de Gobernación; aunque no dudo en condecorar un año después, en 1977, a Antonio González Pacheco, conocido como eBilly el Niño, con la medalla de plata al Mérito Policial. Un torturador antiguo miembro de la policía franquista e inspector del Cuerpo Superior de Policía durante la Transición.

Esta es la paradoja, cuarenta años de dictadura seguido de otros cuarenta de una falsa democracia o una democracia adaptativa a los intereses de quienes tienen el poder en su mano, donde los ciudadanos son cada más más amordazados y privados de sus derechos, incluso algunos represaliados, por pensar y manifestarse en contra de lo que han convertido este País,  así como sus instituciones: en una cueva de caciques y de ladrones.

 

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Cuando los sinvergüenzas son premiados

 

 

 

Montoro recibe el apoyo y espaldarazo del presidente, Rajoy.

No es la primera vez que nos ocupamos de Cristobal Montoro y de su gestión económica como ministro de hacienda, ese mismo al que no le ha dolido en prenda amenazar a quien no cumpla con sus obligaciones fiscales, incluso poniendo en el candelero a determinados colectivos y personas,

excediéndose de sus funciones y haciendo gala de un humor sarcástico que en su persona resulta inapropiado, no sólo porque  no hace ni puñetera gracia,  sino también porque  viniendo del ministro de la cartera más odiada por los ciudadanos  lo que hace es sembrar la desconfianza ante una actitud tan prepotente, burlesca y hasta descarada.

Sin embargo, el gobierno de Mariano Rajoy ha incumplido todos y cada uno de los objetivos iniciales de déficit comprometidos con Bruselas, siguiendo la misma estrategia de siempre, que no es otra que esperar a aprobar las cuentas para empezar a negociar la revisión al alza de dichos compromisos.

Pero los excesos de Montoro no sólo se refieren a cuestiones formales, sus abusos de poder van más allá siendo muestra de ello la reciente Sentencia del Tribunal Constitucional declarando la inconstitucionalidad de la amnistía fiscal llevada a cabo en 2012 por el Gobierno del PP, además de una gestión que ha arrojado un gasto de 363.000 millones, que siguen creciendo; gestión de la que ha sacado pecho en el debate de los presupuestos generales del Estado para el presente ejercicio, bajo el argumento que “siempre que ha habido déficit excesivo ha habido poco empleo“, por lo que aseveró que cumplir los objetivos de déficit no sólo es una “obligación” con las autoridades europeas, sino que “conviene” al país

No obstante, aunque la amnistía fiscal pretendía la reducción del déficit del gobierno, sin embargo, el Constitucional considera que no hay excusa válida, porque cualquiera que sean los fines del legislador estamos ante una abdicación de las funciones del Estado, y lo que es peor un error gubernamental que, de alguna forma legitima “como una opción válida la conducta de quienes, de forma insolidaria, incumplieron su deber de tributar de acuerdo con su capacidad económica, colocándolos finalmente en una situación más favorable que la de aquellos que cumplieron voluntariamente y en plazo su obligación”. En definitiva como el propio Tribunal declara, se trata de “medidas que se aprovechan del fraude fiscal en plena crisis”, sin que se haya respetado los principios establecidos en orden a conseguir un sistema tributario justo”. Pero, lo peor de todo es que, como hemos indicado, no ha servido, ni siquiera para lo que pretendían.

Estamos, pues, ante actuaciones del gobierno que no solamente suponen un vapuleo de los propios ciudadanos, sobre todo de los abajo, como siempre, de los que soportan la mayor carga del sistema fiscal; sino también de la Norma Marco del Estado, de la propia Constitución de la que ellos mismos presumen de ser los máximos garantes como “buenos” patriotas.

Yo pago, tú pagas, y ellos se dedican a aumentar el gasto político, aunque no es el único gobierno que lo ha hecho, ya que el propio artífice de la transición, Adolfo Suárez, también aprobó una amnistía fiscal, y otras dos se aprobaron bajo gobiernos del PSOE, siendo sus protagonistas  el ministro de Economía y Hacienda Miguel Boyer en 1984, y otra en 1991, con Carlos Solchaga al frente del departamento. En los tres casos el instrumento jurídico fue una ley, y  en los dos últimos casos se trataba de blanquear el capital comprando pagarés o deuda pública.

Sin embargo, la aprobada durante el ministerio de Montoro denota su inutilidad, no sólo porque el déficit público en España alcanza casi el 100% del PIB, sino porque se ha aprobado mediante un Decreto-Ley, técnica legislativa que  el propio ordenamiento jurídico reserva para determinados casos, en virtud de razones de urgencia —que impiden, por ejemplo, obtener la autorización para un decreto legislativo o la dictación de una ley propiamente como tal—, aunque requieren de convalidación por parte del poder legislativo, habitualmente en un plazo breve, requisito que no  les preocupaba lo más mínimo debido a su mayoría absoluta en el Congreso en el momento en que la amnistía fue aprobada; circunstancia que también ha puesto de manifiesto el Tribunal Constitucional en su reciente Sentencia.

Estamos, por tanto, ante uno de los muchos abusos de poder que tanto los gobiernos del Partido Popular como del PSOE, ante circunstancias adversas que ellos mismos han propiciado como consecuencia de sus nefastas gestiones al frente del Ejecutivo, que todos pagamos, algunos puntualmente, cuando nos corresponde, y otros después de evadir capitales, pagando por ello mucho menos que lo que pagamos los demás al aplicarles un tipo de gravamen mucho menor al aplicado durante el periodo recaudatorio.

Montoro debe dimitir sin duda, no sólo porque lo piden los técnicos de la Agencia Tributaria, sino, sobre todo, porque una persona que jura cumplir y hacer cumplir la Constitución en su nombramiento, su incumplimiento debería llevar aparejado una dimisión obligatoria, no por ética o decoro político, ya que ha demostrado carecer de tales actitudes al cobrar 1823 euros por dietas y manutención, que cobran los diputados que viven fuera de Madrid, cuando él tiene 3 pisos en Madrid; además de haber sido asesor de una empresa líder en energías renovables llamada Abengoa a la que posteriormente se le otorgó subvenciones por más de 7000 millones de Euros al año, lo que provocó la crítica del entonces ministro de industria durante un consejo de ministros por favorecer descaradamente a su antigua empresa, el mismo ministro que tuvo que dimitir al aparecer junto a su hermano como Administrador de una sociedad en paraísos fiscales.

“Montoro debe dimitir sin duda, porque una persona que jura cumplir y hacer cumplir la Constitución en su nombramiento, su incumplimiento debería llevar aparejado una dimisión obligatoria, no por ética o decoro político, ya que ha demostrado carecer de tales actitudes”

La dimisión de Montoro debe ser obligatoria por su manifiesto incumplimiento de la Ley, pero también la de los entonces integrantes del consejo de ministros que aprobaron la amnistía fiscal y que repiten en la actual legislatura y, por ende, del propio presidente del gobierno, porque no haciéndolo pierden toda su legitimidad,  máxime cuando se trata de la propia Constitución Española, la misma que ellos celebran en cada aniversario el 6 de diciembre, como una pantomima de las muchas que están acostumbrados a protagonizar para demostrar ante la opinión pública el buen funcionamiento de un sistema que, ni por asombro, esta funcionando correctamente, gracias a ellos y a los que les votan.

Estamos, sin duda, ante unos farsantes, ante unas personas indignas para el cargo que ostentan… pero esto es la España moderna, la España democrática, el país donde los sinvergüenzas son premiados y el resto obligados a sostener el sistema que los premia.   

 

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Ochenta años de vergüenza.

Trabajos retirada medallón

Por fin llegó el momento en que el dinosaurio que estaba en la plaza mayor de Salamanca ha desparecido, y no me refiero al elefante invertido de Barceló de grandes dimensiones instalado en ella y que cada hora arroja humo por esa parte del cuerpo donde la espalda pierda su digno nombre a modo de ventosidad, no…

Me estoy refiriendo a otro tipo de dinosaurio, más apestoso que el paquidermo artístico referido, por el poder que detentó con olor a sangre, y que mantuvo al país, a España, bajo la opresión,

Sí, ayer fue un día histórico, porque la sociedad civil ha vencido a los herederos del franquismo al haberse retirado después de 80 años la efigie del dictador Francisco Franco en uno de los medallones del ágora salmantina, no sin obstáculos por parte del Alcalde de la Ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, quien además ordenó cubrir con una lona la zona de trabajo, no para asegurar la integridad de los trabajadores de la empresa a la que se había contratado su retirada, ni tampoco de los viandantes, sino para evitar que quienes estábamos allí pudiéramos disfrutar de este momento. Cerró el telón porque no le gustaba la función,  y no es de extrañar de este edil del ala más radical del Partido Popular, como indigno heredero, para muchos, de otro alcalde de la ciudad durante el franquismo.

“ayer fue un día histórico, porque la sociedad civil ha vencido a los herederos del franquismo al haberse retirado después de 80 años la efigie del dictador Francisco Franco en uno de los medallones del ágora salmantina,”

 

 

trabajadores ocultando con una lona los trabajos

A las 5 de la madrugada comenzó la instalación de las primeras vallas de protección para llevar a cabo las obras, concluyendo a las 3 de la tarde, bajo la mirada de curiosos y de comprometidos con la causa, que no es otra que el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica, sorprendidos la mayoría por no poder ver los trabajos, ni siquiera el medallón retirado, que cuidadosamente se guardó en una caja para trasladarlo a las dependencias municipales situadas en el DA2 (Domus Artium 2002), edificio que dispone de un espacio con las condiciones adecuadas para el almacenaje de obras de estas características, donde quedará depositado como parte integrante de la historia de este país.

Ha vencido la justicia y la razón, hemos pasado parte de la pagina de una vergonzosa historia que esperemos jamás vuelva a repetirse; aunque la página no se ha leído del todo, pues todavía las víctimas están esperando un desagravio y la condena de algunos supervivientes del franquismo que junto al dictador hicieron la vida imposible a quienes defendían la libertad y la democracia, frente a un estado de policía permanente, donde quien abría la boca era maltratado y condenado a prisión. Eso sin contar los fusilados tras la victoria de los nacionales, por la misma razón.

Aguila preconstitucional edifico correos de Salamanca.

No sólo éste era el único resquicio del franquismo en la ciudad donde estuvo el cuartel general de Franco al inicio de la guerra civil, puesto que en una de sus principales avenidas, la Gran Vía, todavía se sigue conservando en el edificio de correos el águila de la bandera preconstitucional, y que esperemos siga los mismos pasos que la efigie del dictador. Edificio que fue tomado por los militares, al día siguiente a aquel 18 de julio de 1936 en que se produjo la sublevación militar en África, después de que una compañía de infantería leyera en la Plaza Mayor el bando declarando el estado de guerra, en el que se establecía, entre otras cosas, la disolución del Ayuntamiento, dirigido por el Frente Popular; a cuyo términose produjo un confuso altercado que dio como resultado que la tropa disparara indiscriminidamente contra la gente concentrada en la plaza, muriendo cuatro hombres y una niña .

Fuente. La Crónica de Salamanca

Quizá te interese leer:

La pleitesía del PP al dictador Francisco Franco

Ultraje del alcalde de Salamanca a las víctimas de franquismo

Viva la Republica

Exaltación del fascismo, una conducta permitida en España

 

 

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

La hora del cambio

Cuando a pesar de dar vueltas a las cosas, lo único que obtienes es un mareo de campeonato, eso si contar el hastío de quien valorando todas las opciones siempre llega a la misma conclusión;

salvo el desahogo que, cuando compartiendo las ideas, supone el denunciar a aquel de quien se espera un comportamiento diferente. Pero he ahí el quid de la cuestión, la confianza en que las cosas pueden ser diferentes, y quien te ha decepcionado una y otra vez puede cambiar.

Cuenta ingenuidad, un deseo de cambio que nunca se producirá, ni siquiera cuando a las ranas le salgan pelo, porque para que el mundo cambie algo grande tiene que pasar, así como el deseo colectivo de que ese cambio es necesario.

Tras grandes revoluciones han surgido cambios en el mundo, no cabe la menor duda, ahí tenemos la Revolución Francesa o la Revolución Industrial, entre otras, aunque ninguna de ellas fue repentina; décadas antes ya se estuvo formando el germen social y económico que dará paso a la gran revolución.

Resulta, pues, imprescindible el deseo colectivo para que el cambio se produzca, y la valentía de alguien que encienda la mecha que provoque un punto de inflexión en que la vuelta atrás no es una opción admisible. Sin embargo, en España, no existe ni lo uno ni lo otro, eso sí, indignación a raudales. Pero, sólo cuando la indignación se transforma en lucha es la única salida válida, sin quejas, sin perder el Norte; en vez de una indignación pusilánime.

Sobran quejas, sobran actitudes que lo único que buscan es la confrontación entre los mismos ciudadanos, aquellos que son las únicas víctimas de una gestión política de un partido que se acerca más a una organización criminal que continuamente nos está saqueando, no sólo nuestro dinero, sino también nuestros derechos.

“Resulta, pues, imprescindible el deseo colectivo para el cambio se produzca, y la valentía de alguien que encienda la mecha que provoque un punto de inflexión en que la vuelta atrás no es una opción admisible.”

Despierta Ya

Algunos dicen que el germen del cambio ya se ha inoculado dentro de nuestro país, consecuencia del revulsivo que supuso el 15M tras el saqueo de derechos por una crisis de la que solamente son responsables los bancos, fundamentalmente las Cajas de Ahorro, y quienes han obstentado el poder. Prueba fundamental de esta afirmación es el hecho de que la hegemonía de los partidos que siempre han gobernado ha desaparecido, con un resultado en las últimas elecciones generales que han dado lugar un parlamento multicolor, debido a la aparición en escena de nuevos partidos.

Ahora bien, el germen no es suficiente. Es necesario una madurez política y, sobre todo democrática, de la que España y sus ciudadanos mayoritariamente carecen, puesto que seguimos anclados a un pasado aún sin resolver, y a un presente donde muchos todavía temen ese cambio por la política del miedo que quienes gobiernan y han gobernado ponen en práctica para conservar sus privilegios, vigilando a los otros, cuando los que tienen que ser sometidos a un control férreo son ellos por la inmundicia que hay en sus filas.

Pero esto es España, ¿de qué nos sorprendemos…?. Habrá que esperar a que a las ranas de salgan pelo.

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Eterno Delfín

 

David Delfín

El pasado día 3 de junio nos dijo “hasta luego” una de las figuras más queridas y admiradas, pero a la vez más transgresoras, arriesgadas,necesarias y únicas de la moda española, David Delfín,

permitidme que repita y reafirme lo de necesario y único, pero es que en el mundo de la moda hacen falta más personas como el que trabajen desde dentro para no hacer de lo “fashion” una simple pieza de ropa o una mera colección que quedará olvidada con el paso de los años.

No “daba puntada sin hilo”, y conseguía dejar sin palabras a todo el mundo y no dejar indiferente a nadie.

Trabajó como nadie los bloques de color en Katharsis primavera-verano 2012/ , sin olvidar sus clasicos  blanco y negro (Inferno otoño-invierno 2015/216) o su blanco impoluto de su colección “Missing”(Otoño-Invierno 2013), dedicada a su perrita fallecida Alicia.

Apostaba como nadie con diversos materiales, algunos más tradicionales y otres más clasicos.

También nos mostraba una versión más íntima a través de diversos dibujos dedicados a sus seres más queridos (amigos, familiares, “fans”).

Como dijo Mario Vaquerizo “David  ha generado cosas bonitas” y que cierto es, incluso en estos momentos oscuros había esa belleza tan suya que, su amor, el fotógrafo Pablo Saez plasmó también para la revista “Vogue.

Muchos han sido los mensajes y homenajes a este genio, pero sin lugar a dudas destaco las pablabras de Sáez:

“Como dijo Mario Vaquerizo “David  ha generado cosas bonitas” y que cierto es,”

Vamos a suponer que digo verano, escribo la palabra “colibrí”, la meto en un sobre y la llevo colina abajo hasta el buzón. Cuando abras la carta te acordarás de aquellos días y lo mucho, muchísimo que te quiero.”

Y el video de Diego Postig dónde se reencuentra con Bimba :

 

 

Sin lugar a dudas ahora David estará junto a su/nuestra querídisima Bimba Bosé y juntos sereis dos genios eternos que jamás seréis olvidados por nosotros, ya que los genios y las personas asó jamás desaparecen del todo, solo se hacen invisibles.

Ladrones de cuello blanco

 

Mi tendencia hacia posiciones anarquistas no se debe sólo al hecho de que no me gusta que me mande nadie y, por lo tanto, como efecto acción-reacción, cuando los de arriba se sacan una ley de la manga para favorecer a los más fuertes y no a los más débiles de un sistema hecho a medida de ellos, como un guante a medida. Pero, también porque nunca he obtenido una respuesta a la pregunta ¿Quién controla al que controla?.

Vivimos en un país en el que el organigrama del poder hace aguas por todos los lados, empezando por una división de poderes que más que dar solución democrática a los problemas sociales y económicos del país,  lo que hace es complicar más las cosas mediante un ejecutivo cuyos tentáculos van más allá de las funciones que le atribuye la Constitución tales como es la dirección de la política interior y  exterior, la administración civil y militar, la defensa del Estado y la potestad reglamentaria de acuerdo con la constitución y las leyes; provocando interferencias con los otros dos poderes, legislativo y judicial, en el primero a través de las mayorías absolutas que revierte en el segundo en el nombramiento de miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Tribunal Constitucional y del Fiscal General del Estado.

Estamos ante un sin sentido, ante un comportamiento esquizofrénico de un poder que, lejos de cumplir con los postulados constitucionales, los maneja a su antojo. Esquizofrenia, porque lejos de la función de control que tienen tales órganos atribuida en cuanto al cumplimiento de las leyes, dirimiendo las controversias entre particulares o de estos en su relación con la Administración Pública, lo que han conseguido es poner en práctica el ejercicio arbitrario del poder.

Tal desastre no hace más que complicar la ya de por sí complicada situación de crisis o desastre en el funcionamiento de las instituciones, cada vez más cuestionadas, por tales actitudes que podríamos tildar de caciquiles, ya que lejos de mantener a raya la corrupción, coquetea con ella como  forma de satisfacer sus propias ansias de poder de forma lucrativa para sus bolsillos.

En definitiva, estamos ante estructuras de poder carcomidas por una corrupción incontenible gracias al ejercicio del poder de forma parcial y caciquil por gobiernos que se han ido sustituyendo en el poder, del Partido Popular y del Partido Socialista, aunque los primeros han demostrado llevarse la palma de oro con un ranking de condenados e investigados (imputados) que parece no tener fin, y que ahora ha salpicado al mismísimo fiscal anticorrupción,  al haberse destapado por Infolibre que es dueño desde el año 2012 del 25% de una empresa radicada en uno de los principales paraísos fiscales del mundo, Panamá.

“estamos ante estructuras de poder carcomidas por una corrupción incontenible gracias al ejercicio del poder de forma parcial y caciquil por gobiernos que se han ido sustituyendo en el poder, del Partido Popular y  del Partido Socialista”
 Moix y González

Moix y González

Hoy es España con diferencia el país con mayor grado de corrupción de la UE. La Marca España es esa, corrupción y más corrupción, con un partido que debido a la impunidad general durante mucho tiempo, ha cobijado y sigue cobijando bajo las alas del buitre, que no gaviota que les representa; golfos y sinvergüenzas que han construido tramas de funcionamiento donde el fango desprende un hedor insoportable, y que, si bien, mediante golpes de efecto ha dejado caer a algunos de sus representantes políticos como muestra del cumplimiento del código ético del partido, como Granados y González, a  otros los  ha protegido, poniendo por ellos las manos en el fuego hasta el propio Presidente del Gobierno, como es en el caso de Rita Barberá o Pedro Antonio Sánchez de Murcia.

Y no pasa nada… que va a pasar… si en realidad tenemos lo que algunos se merecen, porque si votan corrupción, toma corrupción, aunque lo peor de todo es que esto nos cuesta a los españoles más de 7.000 millones de euros, casi la suma de las dos partidas que los presupuestos generales del Estado dedican en el presente ejercicio  para educación y sanidad… Pero este es España.

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes